Mi primera vez con sexo seguro

¡Hola!

Ya lo sé… hoy no toca post, pero quiero compartir con todos y todas vosotras el concurso que he lanzado en Instagram. ¿A que ahora ya ves el lunes con mejores ojos?

Pásate por mi cuenta de Instagram y mira cómo puedes conseguir un ejemplar en papel de La primera vez que…2 y un pack de preservativos y lubricantes Confortex. Solo tienes que seguirme, seguir los pasos que os indico en la publicación (la misma foto que hay aquí abajo) y el próximo 1 de mayo conoceremos quién se lleva el regalo.

¿Sabéis de qué va mi capítulo en el libro?

 

 

 

Wacky Vibes, la revolución de los sextoys de madera | Wacky Vibes, the sextoys’ revolution

La madera es un material resistente, duradero, fácil de limpiar y al que se le puede dar forma con facilidad. ¿Te imaginas que tus juguetes sexuales estuvieran hechos de este material? Pues no tienes que imaginarlo, porque son una realidad. Hay personas que se dedican a pulir y convertir en sextoys piezas de madera con resultados espectaculares, una de ellas es Silvia Picari, creadora de Wacky Vibes.

En Wacky Vibes todos los productos son hechos a mano. Tras pasar por la mente de su creadora, las piezas van tomando forma hasta convertirse en bellos dildos, joyería BDSM, látigos, plugs, huevos… en Wacky Vibes no hay límites para la creatividad. No hay dos piezas iguales, ya que ella misma las hace e incluso pueden personalizarse para que la obra sea todavía más única.

Silvia Picari, arquitecta, diseñadora de madera y artesana, ha tenido el detalle de hacerme un hueco en su agenda y contestarme a una serie de preguntas. Como habréis podido comprobar, ella habla italiano y yo aún tengo esa asignatura pendiente, así que hemos recurrido al inglés. Por ello, el encuentro entre Wacky Vibes y Ars Eroticas ha sido en inglés.

Todo lo que hace desprende una esencia especial. El diseño es muy bonito y las formas invitan a ser tocadas. Estos juguetes son de esos que me encanta tener como decoración, observarlos, tocarlos y cogerlos para llevarlos… digamos a otros lugares.

Me parece realmente increíble y fascinante en qué puede llegar a convertirse un trozo de madera. En las manos correctas llegan a ser auténticas obras de arte para el placer. Pero, no voy a desvelar más, porque todos los secretos que esconden estos originales sextoys nos los va a desvelar ella misma.


Wood is a durable material, easy to clean and can be shaped easily. Could you imagine that your sex toys were made of this material? Because you do not have to imagine it, because they are a reality. There are people who are dedicated to polish and convert into sextoys pieces of wood with spectacular results, one of them is Silvia Picari, creator of Wacky Vibes.

In Wacky Vibes all products are handmade. After going through the mind of its creator, the pieces take shape until becoming beautiful dildos, BDSM jewelry, whips, plugs, eggs … in Wacky Vibes there are no limits to creativity. Not even any of the pieces is the same, as she herself does them and could even be customized to make the work even more unique.

Silvia Picari, architect, designer of wood and crafts, has gentlely take a moment in its busy day to answer several questions for ArsEroticas. As you can see, she speaks Italian and I still have to work on it, so we have turned to English. Therefore, the meeting between Wacky Vibes and Ars Eroticas has been in English. 

The design is absolutely beautiful and the shapes invite to be touched. These toys are the ones that I love to have as decoration, to observe them, to touch them and to take them… let’s say to other places. I find it really incredible and fascinating in what can become a piece of wood. In the right hands they become authentic works of art for pleasure. But, I will not reveal more, because all the secrets that hide these original sextoys will be revealed by herself.

  •  What made you start this project?   How did the idea come about?

This project is born from a series of experiences and gradually took shape while elaborating thoughts and personal reflections.

In part it has come out of my university study course, I am an architect and have always been passionate about product design.

I am rather intolerant of working in front of a computer and I am fascinated with handicrafts. For this reason I turned off the computer and learned woodworking. In handicrafts I found a dimension where I could fully express myself. Through my hands my ideas take form, and this gives me great satisfaction.

I chose to make sex toys, first and foremost, because I like the thought of marketing a product that serves to people’s happiness. Also, I find the topic quite interesting because it provides many opportunities to reflect the nature of human relationships and ways of loving. For me, my toys are primarily a way to share personal reflections on these issues, a pretext to talk about love and empathy. They are an invitation to reflect these issues while playing, and together in play, find a way to build a happy society.

  • Why did you choose the name Wacky Vibes?

I was looking for a name that could be understood on an international level, for this I chose English. I wanted a name almost onomatopoeic, amusing to hear, a bit comical and playful, that expresses, phonetically, the light-heartedness in which we should live our sexuality. Moreover, “Wacky” really means  “crazy, bizzare, eccentric…” a bit like this project and my choice to change direction in life and invent a rather unusual job for myself. “Vibes” like the metaphoric vibrations that wood transmits as a living material. Vibes also in the sense of mood, positive energy that I hope my objects will transmit to those who use them.

  • Why are you inclined to use wood as the main material for your creations?

I chose wood because it is special. It is eco-friendly and recyclable and my products are made by hand, therefore in a sustainable way. Because wood is alive and warm as a material. Because it is aesthetically beautiful and the turning enhances the beauty of the grain. The veins and shades of color are always different, making each piece unique. Even if produced in series, two wooden toys will never be identical to one another.

It is special because it doesn’t vibrate with a noisy electric motor, but with the hand’s natural tension, that passes through the wood’s fibers.

  • What is the production process from the moment you think of the design to the finished object?

The design is the expression of the concept innate to Wacky Vibes: these Sex toys are fun toys because sex is not a shameful act, but a light-hearted game of love.

From an ergonomic point of view, research has been done on actual products available in the market and their relative characteristics: ergonomics, dimention, material.

It takes me about 3 hours to complete each dildo. I begin by working a piece of solid wood.  I use certified woods, originating from Europe where there is greater control over the sustainable management of forests and the entire production chain. A substantial part of the working process is dedicated to the turning, wherein the wood takes shape. Then, the moulded piece is carefully sanded with different grits of sand-paper so that it is completely smooth and then polished with the residual sawdust. The last stage is the painting. The finishing and painting materials I use are all-natural water-based and are the same that are generally used for children’s toys. They are hypoallergenic, certified and compliant with the European Directive on the Safety of Toys, and in particular they respect the EN 71 normative of 2013 on the toxicity of substances present in the materials used.

BDSM jewels
BDSM Jewerly
  •  What inspires you?

The first source of inspiration and the reason for which I decided to change my life and invent Wacky Vibes, is the idea that life is short and we should be passing the time we have doing the things that make us happy to be in peace with ourselves, therefore transmitting positivity to others.

I am convinced that a gesture of love is the consequence of another gesture of love, just like a hateful act is the consequence of another hateful act. Easier said than done, this is the key to live in peace with ourselves and with others.

I am inspired by playing and joking around because it makes me feel light and free to live creatively. This stimulates me to invent and model my life as I want it.

  •  What are people’s reactions to your design?

Usually, the initial reaction is surprise. The majority of people don’t expect a wooden dildo that looks like a sculpture or a toy (many don’t even expect toys made of wood). Some people don’t understand immediately that they are erotic toys. In general, the sculptural form and the colours have people perceive these toys as beautiful objects for the eye, aside from their use.

  •  Do these toys need any particular care?

Not any more than that needed for any other toy. Each piece comes finished with multiple layers of gloss finish that make it water-proof, easily washable and sanitized. They can be used with water-based or silicone lubricants. After use, it is sufficient enough to wash well with warm water, neutral soap and then dry. If looked after with care, a wooden dildo may last for years and when it has finally arrived at the end of its life cycle, it may be recycled.

  •  What is your objective in creating sex toys that differ from those usually sold?

To offer, democratically, another choice. A different product, unique and personal/personalized. An alternative, a world away from the tedious perfection of series productions. To tease the curiousity in discovering the sensation of a different material and encourage playing in a way that a wooden dildo calls far, slower, more participatory and aware, more natural.

  •  Do you think the world of erotic toys has changed in the last years?

I would say so, the motive being that along with sexual culture, the target audience has changed.

For these women, sex toys are useful instruments and important for an active sex life, conscious and rewarding. They are beautiful objects to see, expressing an idea of sexuality that is happy and lively.

Consequently the products are changing, becoming more beautiful and of higher quality. More welcoming shops are emerging, conceived not only as places to buy sex toys at random, but places dedicated to the discovery of pleasure at 360 °, where you are guided in choosing a toy that suits best, and to learn more about one’s own sexuality.

  • Do you think we need a new approach?

In my opinion I am convinced that we do, and not only for a matter of commerce. I believe that sex toys have a high educational potential and that this is the fundamental concept on which to build a new approach.

I believe that who produces and sells sex toys is not only a retailer, but above all a consultant, who has the task of guiding people in discovering their sexuality.

Presenting products using this logic, one can transmit a series of positive messages:

For example, in front of the various and numerous typologies of products, we discover that our tastes and sexual inclinations are infinite and we learn to accept and embrace diversity as an added value.

We become familiar with the anatomy of pleasure (the unknown), therefore gaining a conscious approach towards orgasm, far away from the stereotypes and the social conventions and truer to our personal way of experiencing pleasure.

We learn the importance of taking care of our sex life because it is good for our physical and spiritual health, helping us become more serene and happy, therefore more compatible with others.

I think that sex toys can become an opportunity to educate people and thus create a sexual culture made up of respect and mutual understanding, in which violence and discrimination have no reason to exist.

  • Can your products be personalized? Do you receive many requests for personalized toys?

I would say a good 30% of the products I sell are personalized. In general the colours I use and the dimensions I propose are appreciated as they are. Fortunately, tastes in regards to sexuality are infinitely varied and there is always someone who wants their dildo with their favourite colour or of a different size.

I am very happy to make personalized toys because it means making contact with the client, listening to their needs and maybe even recommending on a model or dimention. I usually try out some colours and send the photos, that way the client can see in real time how their toy is coming along, and in a sense, participate in its realization.

Eco-friendly sextoys
HandMade sextoys
  •  Where can we find your products in Spain?

At the moment unfortunately, there are no physical shops that carry my products. I’ve only recently started looking at retailers in Europe and am starting to select those that interest me most, even in Spain. Seeing as I’m on the look-out for retailers, I would like to turn the question around to you: in what shops in Spain would you like to see my products?

I would tell you Silvia that your products would fit perfectly in stores like Amantis and OhLilith, because their line is very similar to yours and they offer eco-friendly products that stimulate a positive sexuality.

What shops would you recommend to Silvia to extend Wacky Vibes and to stay a little closer?

Although we do not yet have a physical site to find them, we can buy them in your SHOP ONLINE, so you can have a look. You can follow it also in the social networks like Instagram, where it gives us much envy with its fresh products,

Yo te diría Silvia que tus productos encajarían perfectamente en tiendas como Amantis y en OhLilith, porque su línea es muy similar a la tuya y ofrecen productos eco-friendly y que estimulan una sexualidad positiva.

¿Qué tiendas le recomendaríais a Silvia para extender Wacky Vibes y que nos quede un poco más cerca?

Aunque aún no tengamos un sitio físico donde encontrarlos, sí que podemos adquirirlos en su shop online, así que podéis echarle un vistazo.

Podéis seguirla también en las redes sociales como Instagram, donde nos da mucha envidia con sus productos recién hechos.

La realidad de la prostitución con muñecas

Tener relaciones sexuales con muñecas es algo que existe desde hace mucho tiempo. Pero ahora hemos dado un paso más allá, la prostitución con muñecas de silicona. 

Estas muñecas tiene un aspecto muy similar al real, están hechas en una silicona que simula a la perfección el tacto de nuestras pieles. Tocarlas, besarlas, e incluso penetrarlas es prácticamente igual que cuando se lo hacemos a una persona. Su aspecto puede personalizarse hasta adquirir el físico que más le guste a su futuro propietario. El objetivo es conseguir a esa amante perfecta.

Las muñecas hinchables ya son pasado frente a éstas nuevas. Las han superado en calidad y en características, vamos a decir, técnicas. El “único” problema que tienen es su precio. Adquirir una muñeca cuesta alrededor de 6000€. Pecata minuta. Pero ya hay solución también para esto, alquilarlas por un tiempo limitado como media hora, una hora, dos… lo que se necesite. El precio del encuentro tampoco es precisamente barato, pero parece que ésto no es un impedimento para los consumidores de la Doll prostitution.

En Barcelona se ha abierto el primer prostíbulo de muñecas y se llama LumiDolls, que ofrece 4 tipos de muñecas.

  • Katy

    “Katy es una LumiDoll de 170cm de altura y grandes pechos que se hace muy realista al tacto. Sus labios son un fuerte atributo junto a su penetrante mirada.

    Tiene todo lo necesario para cumplir tus fantasías, con un realismo difícilmente igualable al de cualquier otra LumiDoll.

    No dudes en ofrecernos todo tipo de detalles para hacer realidad tu fantasía con Katy, desde la ambientación del lugar a la vestimenta con la que te gustaría recibirla.

    Atractiva, sensual y sexy. Sin duda, será la mejor compañera. Tú pones los límites”

  • Niky

    “Niky, un cuerpo escultural. Sin duda, una diosa hecha muñeca.

    Esta LumiDoll ofrece una experiencia totalmente realista y es capaz de cumplir con cualquiera de tus fantasías, tú pondrás los límites y ella se dejará llevar.

    No dudes en ofrecernos todo tipo de detalles para hacer realidad tu fantasía con Niky, desde la ambientación del lugar a la vestimenta con la que te gustaría recibirla. Nosotros nos encargaremos de hacerlo posible”

  • Lily

    “Nuestra LumiDoll Lily viene de Asia, con unas facciones más que realistas que, en ocasiones, dificilmente la diferencian de una mujer real.

    Delgada, suave, con cintura de avispa y pecho totalmente natural al tacto, será una compañera ideal para tus momentos más íntimos.

    Lily te complacerá gratamente en todo aquello que desees y demandes. Su rostro angelical y su inocente mirada te cautivarán.

    Es, probablemente, la LumiDoll de aspecto más dulce que podemos ofrecerte”

  • Aki

    “Para todos nuestros amantes del Anime japonés, tenemos en LumiDolls a Aki.

    ¿Alguna vez has imaginado momentos de intimidad con alguno de esos personajes de anime que más te gustan? Con Aki será posible y quedarás más que satisfecho.

    Esta LumiDoll de aspecto y tacto realista será capaz de complacerte mejor de lo que esperas. Su pecho voluptuoso, muy natural al tacto, y su suave torso harán de vuestra intimidad una experiencia única.

    La ambientación de la habitación con Aki puede ser distinta a la de las demás LumiDolls… ¡Déjate sorprender!”

    La tarifa

    El servicio de 30 minutos cuesta 80€, el de 1 hora 100€. Se puede consultar sobre desplazamientos a domicilio, otros lugares, si se desea la noche entera… Solo hay que pedir y se concederá, bajo previo pago.

Como ellos dicen, para hacer realidad tus fantasías, hay que reservar cita. Así que ponen a disposición un número de teléfono y una dirección de e-mail para que reserves cuándo quieres tener el encuentro y si quieres algo más personalizado.

Si se tiene una fantasía en concreto también hacen que se cumpla. Ellos proponen estos tres supuestos, pero seguro que si se desea otra cosa, algo se podrá hacer…

Si prefieres tener a tu propia muñeca en casa, sólo para ti, LumiDolls te ofrece la posibilidad de comprarla. En la pestaña Store de su web nos dirige a la tienda online. Aunque había leído que podían costar sobre los 6000€, aquí las encontramos desde 1750€ hasta 2.495€. Hay más tipos de las que están en alquiler y cada una tiene su ficha en la que se indica qué medidas tiene y qué orificios. Además, se puede seleccionar según altura, desde 156 hasta 168cm.

Si todavía quedan dudas sobre qué es una SexDoll, nos explican que “Son muñecas totalmente realistas, tanto en el movimiento de sus articulaciones como en el tacto, que te permitirán cumplir tus fantasías sin ningún límite”

Con ellas se puede mantener sexo vía vaginal, anal y oral. Para penetrarlas es necesario usar lubricante, ellos mismos lo proporcionan.

Supongo que os habrá surgido una duda, a mi al menos en cuanto empecé a investigar este tema es una de las cosas que quería saber, ¿qué hay de la higiene? Pues cada LumiDoll se desinfecta antes y después de su uso. Y otra cosa que me pregunto es, ¿cómo es el lugar que ofrecen para tener sexo? según dice la empresa, “cuidamos hasta el más mínimo detalle. En cada habitación encontraréis una gran televisión de plasma donde podréis reproducir una serie de películas que vosotros mismos podréis escoger en vuestra intimidad, que os ayudarán a entrar en situación”

Otra cosa que se personaliza es cómo quieres encontrar a la muñeca cuando entres en la habitación. “Tú puedes decirnos cómo prefieres encontrarla, qué tipo de ropa quieres que lleve, en qué situación… No dudes en darnos todos los detalles de tu fantasía para poder satisfacer tus deseos correctamente”

Su lema es:

La imaginación es su único limite, libérese con Lumidolls

Como habéis podido comprobar, durante este post he hablado en masculino, cosa que no suelo hacer ya que no me gusta la binarización de géneros y prefiero que la persona que esté detrás de la pantalla lea con el género, o sin el género, que quiera. ¿Por qué en esta ocasión lo he hecho? pues porque, aunque haya alguna excepción, el público al que este tipo de empresas se dirigen es el masculino. Están pensadas y creadas para un público masculino consumidor de prostitución al que se le ofrece otra alternativa. En vez de tener un encuentro con una persona, lo puede tener con una muñeca que está para servirle sin rechistar. En el post que os puse el documental de Tecno Sex de Documentos TV, cuando el reportero va a una casa donde hay varias SexDolls el hombre que le recibe le dice: “no te llevan la contraria, no hablan ni rechistan”. Creo que resume bastante bien el objetivo. ¿Para eso se hacen estas muñecas? ¿para poder hacer con ellas lo que se quiera sin tener que escuchar otra opinión? ¿para manipular un cuerpo sin tener que respetarlo?

Hay muchas opiniones diferentes con respecto a este tema, pero en mi opinión va mucho más allá que el simple hecho de complacer sexualmente a los hombres que las poseen o el de satisfacer determinadas fantasías. En el medio Crónica Global, hablando de éste tema, una profesional del sexo dice que “Es una estrategia más del patriarcado que nos presenta como objeto sin derecho ni alma. Un privilegio de las clases pudientes y lamenta que las muñecas hinchables de este burdel se conviertan en un reclamo sexual que relegue a las trabajadoras reales a un objeto y las sitúe “no como un sujeto político que exigirá derechos laborales y constitucionales”. Janet prostituta del Raval de Barcelona con más de 30 años de experiencia en el sector.

Esto no es nuevo, ya que en Europa y en Estados Unidos este negocio está asentado y en Japón existe desde hace mucho antes.

Que esto se esté convirtiendo en algo habitual y en un negocio rentable, ¿es motivo para siga existiendo?. ¿No debemos hacer una crítica y reflexión más allá de la pura satisfacción sexual?

 

Las descripciones de las muñecas son las que aparecen en la página de la empresa, así como todas las imágenes utilizadas. Pertenecen a LumiDolls.

 

Prostituyendo palabras | Mi primera vez en el Prostíbulo Poético

Prostíbulo Poético es una asociación sin ánimo de lucro que conquista a través de las palabras susurradas al oído. En otras ocasiones ya os he hablado de esta iniciativa. Hace tiempo que la conocí, en parte gracias a la película de Erika Lust, Cabaret Desire, y porque llegó hasta mí gracias a la magia de Internet que todo lo conecta. En cuanto lo vi, esta particular forma de narrar historias, me conquistó. Pero había un problema, que se realiza en Barcelona, así que me quedaba un poco lejos. La semana pasada tuve la oportunidad de ir a la ciudad Condal para asistir al primer SexTech Talk organizado por la aplicación de móvil para parejas Desire, así que miré a ver si había algo programado que coincidiera con mi estancia allí y tuve la suerte de que uno de los días se celebraba Flechazos II, una cita en Guzzo Club, donde se podría disfrutar de una cena, productos de Bijoux Indiscrets y del espectáculo de Prostíbulo Poético.

El encuentro era en el citado club situado en el Born. Nada más entrar en el local vi que los productos de Bijoux Indiscrets hacían de comité de bienvenida. Parece que me pagan los de Bijoux, porque últimamente allá donde voy los menciono, pero no, para nada, es simplemente que me encantan y que casualmente también formaban parte de esa noche. Tengo que confesar que me salté la cena y fui directamente a las copas. Pedimos una mesa para dos. Nos situamos al fondo del bar en un rinconcito un poco escondido desde el cual veíamos todo lo que iba pasando. Al acercarnos pasamos por la mesa de la Madame y el roll up que anunciaba lo que estaba preparado para esa velada.

Vemos pasar a los putos y putas que forma parte del elenco del Prostíbulo. Se pasean por el club vestidos la mayoría de ellxs de negro, con encajes, satén, adornados con plumas, cintas y como complemento especial los productos de MAZE. Los chicos y las chicas comentan el ambiente, prueban las velas de masaje que han dejado sobre las mesas y miran sus pequeñas libretas en las que llevan escritos todos sus poemas.

Una de las chicas se fija en nuestra mesa y se acerca para preguntarnos si lo estamos pasando bien y si conocemos cómo funciona el Prostíbulo. Le dejamos que nos cuente. “Normalmente el espectáculo se desarrolla de forma diferente. Los putos y putas van pasando por un escenario recitando algunos de sus poemas, el público tiene la oportunidad de ver cómo lo hacen todxs ellxs. Pero esta noche no va a ser así”. Es una velada diferente, por lo que si deseamos elegir a uno o una de ellas habrá que hacerlo a ciegas, sin saber qué sale de su boca antes. Nos cuenta que Madame Taxi es la que se encarga de recaudar el dinero del Prostíbulo, por ello hay que hablar con ella para concertar una cita en privado con la persona que queramos que nos susurre. Para darnos una pista de cómo se hace, nos pide permiso para hacernos una demostración. Ella es escocesa y escribe sus poemas en inglés y en castellano. Tiene un acento muy bonito que hace que sus palabras tengan una atracción especial. Se coloca entre los sillones y gira su cuerpo para susurrar al oído su poema. Primero lo hace traducido y luego en versión original en inglés. La demostración ha sido una buena forma de engancharnos. Nos deja de nuevo a solas con las palabras resonando aún en el oído. Vemos como algunos de los asistentes se empieza a animar y caminan atadxs a sus putxs. Se meten en rincones ocultos y tras un tiempo salen sonrientes.

Tras ver las caras de satisfacción de los clientes me levanto para ir a ver a la Madame. Espera a sus clientes recostada sobre un sillón. Junto a sus piernas tiene una mesita sobre la que hay una caja y unos dados. Le pregunto cómo puedo contratar a uno de sus pupilos. Me cuenta que no hay precio para las palabras. No saben cuál es el precio correcto para el encuentro entre dos personas. Por ello, dejan que el azar marque la cantidad que se paga por un vis á vis. Acepto las condiciones. Me deja los dados sobre la mano y yo los dejo caer a la mesa. El número resultante de la suma de los dos dados es lo que debo abonar por los servicios. A cambio ella me entrega una ficha. Esa ficha es lo que debo entregar a cambio de sus palabras.

A cambio de tus palabras

Vuelvo a mi sitio. Con la moneda de cambio entre las manos observo mis opciones. Bueno, siendo realista, y aunque dudé un poco, ya sabía cuál era la opción que más me atraía. Fui en su busca pero no lo vi. Volví a mi sitio. Estaba nerviosa, era la primera vez que acudía a uno de los encuentros del Prostíbulo y, aunque más o menos conocía la mecánica, no podía evitar estar un poco inquieta. De nuevo salgo en su busca y lo veo en el pasillo. Busco su mirada y le digo que tengo una ficha que quiero entregarle a cambio de sus servicios. “Perfecto”, me dice. Vamos a los aseos del club. Para entrar hay una cortina de tiras de plástico anchas negras. Dentro tres huecos donde están los WC. Comprueba las puertas y vemos que el del medio está libre. Entramos y cierra la puerta con pestillo. La puerta y el techo del cubículo son espejos, por lo que nuestra imagen se refleja por todas partes.

Me pregunta si es mi primera vez, si soy virgen. Yo afirmo. Me explica que es un encuentro íntimo entre los dos, me tranquiliza y me dice que no me ponga nerviosa, que me relaje y disfrute. Antes de comenzar me cuenta su historia, de dónde viene y por qué está aquí. El es Nunca más, un esclavo que había recorrido el mundo pasando de amo a amo. Un día llegó a Barcelona donde conoció a Madame Taxi, ella le invitó a formar parte de su Prostíbulo y le dijo que nunca más volvería a ser esclavo de nadie. Ahora, solo es esclavo de sus palabras.

Me coloca contra una de las paredes. Me dice que cierre los ojos. Saca de su bolsillo una libreta pequeña donde lleva apuntados todos sus versos. Apoya una de sus manos a un lado de mi cabeza y se acerca a mi oído izquierdo. Empieza a recitar. Cuando acerca su cara a la mía noto un suave olor a tabaco. Y entonces pienso en por qué la primera vez que le busqué no estaba. Sigue narrando, susurrando, va dando intensidad a sus palabras. Según lo que va aconteciendo en las líneas va modulando su tono. Se acerca más a mi oído cuando las palabras se vuelven más tórridas. Tiene el pelo largo, uno poco de barba y bigote. Me roza en la mejilla. Cuando intensifica la pronunciación me da la sensación de que se mete por mi oreja. En la parte media y final del poema el deseo lo concentra todo, él se mueve al ritmo que versa, se deja caer un poco sobre mí elevando el movimiento al ritmo de las palabras. Y cuando las palabras acaban, tras un leve silencio se va alejando.

Abro los ojos. En ese momento te sientes un poco descolocada, al estar tan concentrada en el poema e inmersa en la acción parece que cuesta volver a donde estabas. Me pregunta si me ha gustado y me da las gracias. Salgo del baño satisfecha y contenta. Vuelvo a mi sitio para seguir con mi copa.

Prostíbulo Poético rondaba en mi cabeza hace mucho tiempo, pero tenía un poco de miedo a que me decepcionase. Pero no ha sido así. El ambiente y las personas que lo forman me han gustado. Si estáis en Barcelona o en una escapada os coincide que hagan alguna de sus performances os aconsejo que vayáis porque es una experiencia diferente, otra forma de disfrutar de las palabras y eso de encerrarte en un lugar con una persona desconocida que se introduzca en ti a través del oído es una sensación que merece la pena tener.

Recordad que no tienen un lugar fijo, tendréis que ir persiguiendo la pista de su inspiración.

 

 

Sex Tech Talk | Tecno Sex

Hoy la aplicación de móvil para parejas Desire ha preparado un encuentro muy especial, un Sex Tech Talk en el que Sylvia de Bejar, sexóloga y escritora, Aram Navarro, responsable comercial de Adrien Lastic, Laila Pilgren, fundadora de Sex Academy y yo hablaremos sobre sexo, sexualidad, juguetes, parejas y tecnología. Esta tarde en el MOB de Barcelona os esperamos a las 19:00h.

Y para ir abriendo apetito os dejo este documental sobre sexo y juguetes súper tecnológicos que cambiarán nuestras relaciones sexuales.

Si quieres vernos, compartir con nosotros tu trabajo y tu opinión, inscríbete en la web del evento y ven esta tarde a la carrer Bailén nº11 de Barcelona.