Destacado

El género importa

Personas. Todas somos personas. ¿Por qué usar géneros si podemos eliminarlos y ser simplemente seres humanos? Queda muy bonito decirlo así, pero en la realidad todas las personas no somos iguales y de ahí la importancia de destacar las desigualdades con las que nacemos.

Yo solía pensar que el género, esa construcción social que nos marca desde antes de nacer, debía ir modificándose y suprimiéndose hasta desaparecer para así llevarse consigo las diferencias entre mujeres y hombres. Las diferencias que la sociedad dice que tenemos y que según las cuales recibimos un trato diferente en todos los aspectos de la vida. Estas diferencias no son positivas para ningún género, y mucho menos para el femenino. De ahí que la palabra igualdad se haya instaurado en todo, a veces más por moda que por verdadera convicción. Estar está, pero ¿de verdad es positivo eliminar los géneros?

El otro día leí este artículo en Tribuna Feminista que me hizó reflexionar y me recordó a una discusión que tuve conmigo misma hace poco. Estoy leyendo Historia y análisis político del Lesbianismo. La liberación de una generación de Beatriz Gimeno, un libro imprescindible para entender la construcción e importancia del lesbianismo político y por ende la de ser mujer. En él se habla de Feminismos y de otras teorías que han ido surgiendo como es el caso de la Queer. Soy una apasionada de Paul B. Preciado. Devoro sus libros y me fascina su manera de romper con todo y de deconstruir el sistema sexo/género. Pero, con las dos partes en mi cabeza y una reflexión profunda, he llegado a la conclusión de que marcar el género es imprescindible como acción política.

Eliminar el género, sobre todo el femenino, significaría borrar la importancia de todas las desigualdades con las que vivimos cada día. No creo posible situarnos en la misma línea porque no hemos tenido las mismas oportunidades, no se nos reconoce de igual manera, no podemos subir al mismo escalón cuando a una parte se le exigen subir antes 40 y a la otra 20. No es posible porque lo que necesitamos es equidad, que no es lo mismo que igualdad.

Hace unos días se anunció la medida que ha tomado una Universidad holandesa de contratar sólo a mujeres. En un principio puede parecer condescendiente contratar sólo a mujeres y va contra la opinión de realizar candidaturas sin género y foto para evitar prejuicios, pero si no se realizan medidas así, nunca se va a conseguir llegar a un punto equitativo. No queremos que se nos elija por el género, sino por nuestros méritos, esfuerzo y habilidades, pero, esto en nuestro mundo todavía no es posible. Por ello, ser mujer es sinónimo de seguir luchando por defender un género que debe reconocerse.

El género es importante a la hora de tomar medidas políticas y judiciales. Sin género no podríamos contabilizar los asesinatos a mujeres por ser precisamente eso mujeres. El patriarcado afecta a cualquier género, sí, pero ya sabemos quiénes son las principales afectadas. Si dijéramos que han matado a una persona no estaríamos visibilizando el asesinato machista ni la violencia de género que es lo que es y no una muerte más. Sin género no tendríamos en cuenta que la trayectoria vital no es la misma en todos los casos y que hay etapas, como puede ser la maternidad, que no repercute de igual manera. Podemos y debemos trabajar por ser más equitativos e igualitaros, por impulsar la coeducación, la conciliación, el reparto equitativo de trabajo reproductivo y asumpción de tareas, pero debemos ser realistas. Aún no lo hemos conseguido y queda mucho por hacer. Así que, aunque nos encantaría ser personas abiertas andando por la calle sin poner una etiqueta sobre cada una de nosotras, esto no es posible porque yo soy una mujer que comparte su vida con otra mujer. Porque si vivo así es porque he decidio políticamente que voy a ponerle la zancadilla al patriarcado y quiero que se me reconozca como tal.

Sangrado Intermenstrual | ¿Por qué nos pasa esto?

¿Debe preocuparme esas manchas de sangre en medio del ciclo? Eso es lo que se denomina Spotting o sangrado intermenstrual y éstas son algunas de las causas que lo provocan.

A veces durante nuestros ciclos menstruales se producen pérdidas, es lo que llamamos spotting, sangrado intermenstrual o sangrado de ovulación. Básicamente este sangrado es, como su propio nombre indica, un sangrado que se produce en un momento intermedio del ciclo. Suele aparecer en una fecha cercana a la ovulación, la cantidad de sangrado es escasa y proviene del útero.

“El sangrado intermenstral se produce a raíz de las variaciones hormonales de estrógeno y progesterona, que ocurren en la fase ovulatoria del ciclo menstrual, de ahí que este sangrado suela aparecer en este momento del ciclo”, nos explica Fernanda Romo Ayala, pedagoga y terapeuta menstrual, creadora de Había una vez una Mujer y próximamente, Menstruapedia, proyectos dedicados a la salud y educación menstrual.

Romo aclara que “Una vez ocurrida la ovulación los niveles de progesterona comienzan a subir. Esta hormona es fundamental para mantener firmes las paredes del endometrio que previamente ya se ha ido engrosando desde la fase folicular (es decir, desde la menstruación, hasta antes de la ovulación). Cuando los niveles de progesterona no son óptimos, el endometrio se desprende provocando este sangrado”. Se considera un signo tardío de ovulación porque sucede después de haber ocurrido ésta. Puede tardar de 1 a 2 días en salir esa sangre, por lo que nos percataremos de lo que ha ocurrido después de todo el proceso.

¡Sigue leyendo el artículo!

El cunnilingus perfecto

¿Somos nosotras más proclives a dar placer oral que los hombres? Parece ser que sí y la razón es que parece que las parejas no saben muy bien cómo sumergirse entre nuestras piernas y hacerlo de manera satisfactoria. Esto ya no va a ser una excusa porque ahora  les vamos contar cómo se hace.

Hace unas semanas ha sido el día del cunnilingus y la verdad es que si hay una joya en esta práctica sexual es el clítoris. Que el clítoris es una zona clave para el placer no es nada nuevo y, siendo sinceras, tampoco es ningún misterio. Nos han dicho muchas veces que como nuestros genitales no están tan visibles es más complicada la excitación. A los hechos nos remitimos que esto no es cierto. Simplemente hay que tener ganas de aprender a excitarnos y de hacerlo bien. Por eso desde ya os decimos que en el sexo oral no todo es clítoris.

Si hablamos del sexo oral en particular, a veces parece que nuestro amante está en una carrera de rallys de lenguas. A lametazos, sin contemplaciones, sin prestar atención a las zonas. Frote para arriba, frote para abajo y asoma los ojos por el pubis con esa mirada que dice “con esto ya vale, ¿no?”. Pues no. Así no se hace un buen cunnilingus.

Sigue leyendo el artículo

 

Qué es un plan de parto y cómo se hace

Últimamente mis redes sociales se han llenado de mujeres embarazadas. Yo ya le he cambiado el nombre a Instagram por el de Preñagram y hay un tema que me ha llamado la atención y sobre el que me he lanzado a investigar. ¿Cómo se hace un plan de parto?

Me he dado cuenta recientemente de la importancia de este tema. Ahora lo oímos habitualmente, pero yo no lo había escuchado y tenía curiosidad por saber qué es un plan de parto y sobre todo, cómo se hace. Me he puesto las pilas y en mi último artículo para Nova Life os cuento de la mano de la asociación El Parto es Nuestro cómo podemos prepararnos para ese momento 👇 .

Has asistido a todas las clases pre-parto, a clases de yoga para embarazadas, conoces todas las técnicas para llevarlo lo mejor posible e incluso estás en un grupo de WhatssApp en el que os contáis al minuto los cambios que vais sintiendo. El parto es, sin duda, no el desenlace, sino el comienzo de una nueva vida. Lo que te transformará para siempre y por ello debe ser un momento en el que te sientas tú misma, estés cómoda y seas tú la que controle la situación.

Hasta no hace mucho concebíamos el parto como un tránsito. Un momento en el que nos trataban como a un instrumento para traer a la vida a esa nueva personita olvidándonos de nuestro papel crucial. Asociaciones y grupos de mujeres han alzado la voz contra esto poniendo en relieve que nosotras somos las que debemos dirigirlo y sentirnos libres de pedir lo que necesitemos y deseemos en cada momento con la ayuda de los y las profesionales.

Una buena herramienta para tener un mayor dominio sobre nuestros partos es hacer un plan de parto. Desde El Parto es Nuestro, una asociación sin ánimo de lucro formada por usuarias y profesionales que pretende mejorar las condiciones de atención a madres e hijos durante el embarazo, parto y posparto en España, nos aclara que “El Plan de Parto y Nacimiento es una manifestación de voluntad escrita. Es nuestro consentimiento informado. Es un documento con el que ejercemos nuestro derecho a decidir libremente, a consentir o no sobre las intervenciones médicas que se le propongan”.

Sigue leyendo el artículo

El orgasmo más largo y profundo de todos

Es el Santo Grial de los placeres. Dicen de él que es el orgasmo más potente, profundo y largo que una mujer puede alcanzar. Hay unos momentos del ciclo en el que es más fácil lograrlo, pero lo que es más importante, ¿por qué nadie nos había dicho antes que éste era el verdadero punto de placer?

El orgasmo cervical, de cérvix o también conocido como cervico-uterino, “Es el orgasmo que se obtiene por la estimulación directa del cérvix (cuello del útero) e indirectamente del útero” afirma Sergio Fosela, sexólogo y creador de la Terapia Sexitiva. Fosela lleva años estudiando la energía sexual y el empoderamiento sexual a través de lo vivencial y parte de su trabajo es ayudar a mujeres a ser conscientes de esa energía y poder que sus cuerpos encierran.

No vamos a negar que incluso en esto de los orgasmos hay modas y desde hace un tiempo parece que el orgasmo cervical es el nuevo must en la cama. Hablan de él como una experiencia increíble, indescriptible, que hace que todo el cuerpo se estremezca y tiemble de placer. Conocemos el orgasmo por estimulación clitoriana, el vaginal y ahora nos ponemos como reto conseguir saber lo que se siente con el orgasmo cervical. Sin embargo, y aunque parezca que es muy placentero, Fosela admite que “no es uno de los más placenteros, sino que es la estimulación orgásmica más placentera, ya que ese orgasmo puede convertirse en “infinito” al no tener fase de resolución. El único límite es la capacidad física de la mujer a resistirlo”.

A lo que Sergio Fosela se refiere es a ese momento refractario en el que, tras un orgasmo, sentimos espasmos y el clítoris está tan sensible que necesita un tiempo para volver a ser tocado. Esto no sólo les ocurre a los hombres y por supuesto ese tiempo entre estimulación y estimulación varía dependiendo de cada persona.

Así se alcanza el orgasmo de cérvix

gual que hay momentos en nuestros ciclos en los que estamos más proclives a hacer algunas cosas, en el terreno sexual sucede lo mismo. Según se encuentre nuestro cuerpo y la fase en la que nos encontremos, nos apetecen unas prácticas más que otras. Y no sólo eso, sino que, teniendo en cuenta este factor, también estaremos más propensas a tener un tipo u otro de orgasmo.

Sigue leyendo el post en NovaLife 😉