ON/OFF

Vacaciones 2016

Este año esta siendo un año muy satisfactorio para mí. El próximo otoño Ars Eroticas cumplirá 4 años y en los últimos meses el blog ha rejuvenecido, ha revivido y está más activo y productivo que nunca. Y en gran medida se lo debo a todas las personas que me rodean, personas con las que estoy día a día físicamente y con las que estoy de una forma más virtual a través de las redes sociales. Les agradezco infinitamente su paciencia, su confianza en mí y sobre todo sus ánimos y sus palabras de motivación.

Escribir en un blog es divertido, es apasionante y es algo muy personal que se acaba convirtiendo en una obsesión, sana espero. Pero también hay mucho detrás. Hay muchas horas de trabajo, muchas ideas que le roban el tiempo al sueño y muchas esperanzas e ilusiones que apuestan a una sola carta. Han sido unos meses en los que me he sentido muy afortunada por conocer a personas muy especiales y que me han influido muy positivamente y cuyo trabajo es una fuente constante de inspiración. Les agradezco cada “me gusta”, cada Tweet y retweet, cada comentario en este blog y cada vez que comparten mis post porque, aunque parezca una tontería, cada pequeño gesto como esos son una inyección de energía que renueva e impulsa a seguir creyendo en esta pequeña aventura.

Tras todos estos meses en los que voy vertiendo toda mi fuerza necesito un pequeño descanso. Prometo que no va a ser muy largo, tan solo unos días en los que aprovecharé a crear nuevo contenido, que espero os parezca interesante, y seguir construyendo las novedades que ya os anunciaba ayer como la nueva sección Creaciones. A la vuelta os pondré al día de cómo conseguirlas y os premiaré por la espera.

*Pero no os creáis que os libráis tan fácilmente de Ars Eroticas porque seguiré publicando cosillas a través de Fecebook, Twitter e Instagram. Así que sígueme y entérate de todo.

See you soon

A propósito de la desnudez

Playa nudista

Hoy es el día del Orgasmo femenino y del Spanking, ¡vamos un día redondo! Tanta celebración me ha hecho pensar en el día de ayer, mi primer día en una playa nudista. Sé que puede parecer un poco raro que no haya ido todavía a una playa nudista, yo que soy una amante de la desnudez y de probarlo todo. Pero entre una cosa y otra, todavía no había ido y ayer como quien no quiere la cosa decidí pasar de la playa normal en la que estaba a una pequeña calita que queda al lado y donde está permitido el nudismo. El cambio fue impresionante. Y no solo porque hubiera gente desnuda, sino porque nada más llegar y aposentar mi toalla sobre la arena el silencio me cautivó. Se respiraba tanta calma y paz que me daba miedo hasta mover la bolsa para sacar el libro por si molestaba a alguien.

Tumbada y totalmente relajada no podía evitar acariciarme la piel caliente por el sol y entonces empecé a pensar en todo lo que significa la desnudez. Para mi es un estado natural, perfecto. Pero no es así para todo el mundo, ya que el cuerpo sin adornos no siempre nos gusta y a veces nos incomoda. Y me llevó a cuestionarme cuánto odiamos nuestros cuerpos por esas “imperfecciones” que le asumimos. Porque los cuerpos no son imperfectos en sí, son nuestras mentes las que los ven imperfectos. Entonces miré a mi alrededor e hice una observación. Todos los cuerpos me parecían perfectos. Todos tenían partes caídas, estrías, lorzas, vellos bellos y mucha naturalidad. Y de donde venía los bikinis de último modelo eran más protagonistas que los cuerpos que los portaban, los cuerpos musculados, los vientres planos y los pechos bien colocados se paseaban contundentes de un lado a otro. No es que en la nudista no hubiera cuerpos esculturales, sí los había, ni que en la otra playa hubiera cuerpos no normativos, que también los había, pero la sensación que a mi me trasmitía es que en la playa donde no se puede unx desnudar y mostrar al mundo tal y como es hay mucho más secretismo y cuidado con el cuerpo. Yo, poco normativa para los estándares sociales, en la playa normal me siento más incómoda por todos los pelos que no me he quitado o por la barriga que asoma por la braga del bikini. Sin embargo, al ir a la otra y liberarme de la braga (si llevo bañador solo llevo la braga) me sentí mucho más libre y reconciliada con mi propio cuerpo. La desnudez es maravillosa y es una práctica que aconsejo que vayamos introduciendo en nuestras vidas. Ahora, no es lo mismo estar desnudx en casa, que exponerse por completo a una playa. Pero me parece un buen ejercicio de auto-conocimiento y amor propio ir mostrándonos desnudxs en lugares de “seguridad” personal (por ejemplo en casa) hasta ir habituándonos y haciéndonos ver que así no estamos tan mal.

Puede que este post y mis reflexiones de hoy sean una tontería, pero lo que quiero expresar es que el estado natural de los cuerpos nos hace sentirnos más a gusto con nosotrxs mismxs. Que mostrarnos así, tal y como somos, es una buena herramienta de empoderamiento y es que en este blog creemos en el empoderamiento a través de nuestros cuerpxs. De nuestros cuerpos tal y como sean. Lo importante es sentirse a gusto desnudxs, vestidxs o como nos apetezca. Porque si somos capaces de estar bien con nuestros cuerpos, seremos capaces de disfrutar de él. Y una manera de disfrutar de él es mediante el sexo.  Hoy es el día internacional del orgasmo femenino y el orgasmo viene desde el cerebro. Si nos sentimos libres dentro de nosotras y sentimos propios los cuerpxs y los deseos, el orgasmo siempre nos acompañará. Los placeres son para disfrutarlos y no debemos dejar que nada nos lo impida. Hay que librarse de todas las normas, las impuestas y las auto-impuestas, y dejar que el disfrute nos alcance e invada. Este veranos nos hemos puesto una meta, reconciliarnos, disfrutarnos y dejarnos ser. ¿Te apuntas?

Ah y como también es el día del Spanking, pues una cosa más para hoy. Ya os contaré más sobre esta técnica en otro momento, primero tengo que probarlas…

Playa

Los Juegos olímpicos de Río y la prostitución

Preservativos en los JJOO

La verdad no sé de qué me sorprendo. Me enteré tarde porque estoy en un período en el que la información la recibo un pelín tarde, por decisión propia, por intentar tomar distancia con todo lo que no me gusta del mundo en el que nos encontramos y por esta razón hay veces que me entero de cosas algún día más tarde. Tampoco es que viva en otra galaxia, porque al final no puedo evitar estar ahí para empaparme bien de lo que pasa, pero esta pequeña distancia me permite tomarme las cosas de otra manera. Por salud más que nada. Bueno pues viendo un programa escucho que en los Juegos Olímpicos de Río el COI junto al Ministerio de Salud van a distribuir alrededor de 450.000 condones, 100.000 preservativos femeninos y 175.000 botes de lubricante a los y las atletas, personal técnico y otros miembros de las delegaciones. Según el diario El País “es el triple del contingente ofrecido en Londres en 2012, el mayor hasta ahora, y resulta en una media de más de 42 preservativos por atleta para los 17 días de la competición. Los condones, sin embargo, estarán a disposición de todos los ocupantes de la Villa Olímpica, unas 17.000 personas entre técnicos, entrenadores, directivos y atletas”. Me pareció un tanto extravagante. Una parte de mi pensó, bien que les inciten a protegerse y a utilizar métodos pero por otro lado… automáticamente pensé en lo que hacía meses venía leyendo e investigando. El aumento de la prostitución (en gran número infantil y procedente de trata) que se iba a producir en la capital brasileña a causa de estos juegos olímpicos y otro tema muy preocupante, el aumento constante del número de violaciones que se producen en el país. El hecho de que junto a las olimpiadas se venda un turismo sexual descarado y descarnado me parece realmente preocupante. Antes se ocultaba. Sabemos que allá donde se produce un evento de estas magnitudes la prostitución y los abusos se suceden incluso más a menudo que de normal, pero que ahora se utilice como reclamo turístico ya es algo que me aterra. Y sino echad un vistazo a los medios de comunicación.

En los meses previos al inicio de los juegos ya se comenzaron a realizar movimientos de mujeres que se trasladaban a la ciudad para ir haciéndose un hueco. Las historias que encontramos por Internet tienen algo en común, la mayoría de “empresarios” y trabajadoras no tienen mucha experiencia previa en el negocio. Tan solo han apostado por la prostitución para aprovechar el empujón que los juegos prometen dar al país y hacer una pequeña fortuna que les permita volver a sus vidas normales. Son ingenieras, azafatas, enfermeras, fisioterapeutas… y por un tiempo prostitutas. Llegados a este punto las discusiones giran en torno a lo de siempre, las que no han llegado a esto por una situación de trata, se dice que “lo hacen porque quieren”, “lo han elegido ellas”, “nadie les obliga a trabajar con su cuerpo” y yo me pregunto y animo a replantearnos y cuestionarnos ¿realmente nadie les obliga? Puede que nadie les haya puesto una pistola y obligado a bajarse las bragas, puede que nadie les halla chantajeado o amenazado, puede que no, pero puede que su situación personal, que la sociedad machista y consumidora de cuerpos femeninos sí les haya “obligado” a aprovechar el momento y hacer un esfuerzo mirando hacia adelante y asumiendo un capítulo más en sus historias personales. Además, me gustaría saber la situación de la prostitución masculina, porque en todas las noticias se habla de cómo ellas tienen que preparase para recibir a los que lleguen al país, pero no he leído ninguna de si va a haber aumento también de la masculina. Estamos asumiendo la realidad de que la prostitución es un negocio de consumo masculino en el que las mujeres son el producto. Pero cuando se discute y se habla sobre ello siempre hay alguien que justifica esta situación poniendo a las mujeres como regidoras de ésta y a los hombres como “víctimas” pasivas. Como simples consumidores de un artículo, como a quien le apetece un helado y va a comprarlo. Pero qué papel tienen las mujeres aquí, me parece que la pregunta se contesta ella sola. Los hombres consumen y ellas sirven. Y las mujeres que acudan al evento o hacer turismo ¿consumirán?.

Pero, realmente por qué se ha hecho tanto hincapié en el uso de métodos anticonceptivos. ¿Por proteger a las chicas y chicos? no. Porque sobre esta historia hay otra, la del Zika. Ahí está el quid de la cuestión. Una de las formas de propagarse es vía sexual y nos preocupa mucho muchísimo que los turistas, atletas y demás personas que acudirán y estarán presentes en los juegos nos traigan el virus. Claro que es una cosa muy importante y que es necesaria esta concienciación, pero tampoco hay que olvidar que es igual de necesaria la concienciación de la manipulación de los cuerpos como instrumentos de placer, de asegurarse del consentimiento y de que el respeto siempre tiene que viajar con nosotrxs, seas atleta, turista o quien seas.

Enjoy your Pussy | Disfruta tu coño

ArsEroticas, Sexitienda e íntimochic

¡Madre mía dónde me he metido! Es lo primero que pensé al leer el mensaje que Sexitienda me había dejado.

Todo comenzó un día enredando en Instagram y curioseando los productos de esta shop online. Uno de ellos me llamó especialmente la atención Tinte para vello corporal, especialmente formulado para el vello púbico del hombre y la mujer, de Íntimochic. Al momento pensé: ¡yo esto tengo que probarlo! Se mostraba ante mí toda una gama de colores para teñirse el vello corporal, pero especialmente para darle un toque diferente y atrevido al de ahí abajo. Me pareció una idea loca, sí, pero muy muy atractiva. Así que cuando recibí la excitante oferta de probarlo, no lo dude y dije sí.

He de admitir que un rato más tarde empecé a pensar en muchas cosas. Si realmente es bueno utilizar tintes para una zona tan delicada y sensible. Si vale para todo tipo de vello, porque el mío es muy grueso y oscuro, entonces no sabía si el color que había elegido me cogería bien… y luego reparé en cómo iba a quedar este nuevo look en mi cama y no hablo precisamente de estética. Pero como esto de probar cosas nuevas me encanta, me lancé sin dudarlo a experimentar una vez más con mi cuerpx.

En los días previos a probar y teñir mi pubis hice una pequeña investigación del producto. Dentro de los tintes para el vello corporal hay diferentes tonalidades. Por un lado están los colores digamos tradicionales, rubio y castaño, cuya misión es restablecer el color original del vello o realizar un cambio de color menos drástico. Estos colores son convenientes para las personas que no quieren que se vean las canas, que también aparecen en otras zonas del cuerpo además de en la cabeza. Y por otra parte está la línea fantasía en la que encontramos colores más atrevidos como el Fucsia y el Violeta. Vale que al principio dije, pero dónde me he metido… pero una vez que ya estaba dentro no lo dude. Yo a la fantasía. Entre el Violeta y el Fucsia ganó el fucsia. El tinte está indicado para todo el mundo y para todo el vello corporal, no es sólo para el pubis.

El paquete en el que viene el producto tiene un diseño sencillo y elegante. Una caja oscura donde se detalla el color y el nombre del producto. Dentro contiene una bandeja mezcladora, una espátula para mezclar los líquidos, un tubo de crema de color de 15ml, un tubo de crema decolorante de 15ml, un frasco de crema activadora de 30ml, un par de guantes y las instrucciones de uso.

Al ser un color diferente, en este caso, el vello que vayamos a teñir debe ser decolorado antes. En la bandeja se mezcla una línea de 2,5 a 3cm de crema decolorante con dos del mismo tamaño de la activadora (proporción 1+2). Lo mezclamos con la espátula y lo aplicamos en el vello seco y limpio de abajo a arriba. En las instrucciones recomiendan recortar el vello, en mi caso, no hacía mucho que me había depilado, así que no lo recorté más. No es que sea muy aficionada a la depilación, al contrario, cada vez me depilo menos. Pero casualidad unos días antes me había dado por el recorte púbico. Una vez aplicada la mezcla hay que esperar alrededor de 20/40 minutos, si el vello es muy oscuro recomiendan hasta 35/45 minutos. He de decir que algo que me sorprendió mucho fue su olor. Los tintes y los decolorantes no suelen tener un olor muy atractivo, la verdad, sin embargo el olor de éste me recordó a cacahuetes. Sí, para nada tiene un olor desagradable. Transcurrido el tiempo mi vello púbico estaba rubio rubio. Punto positivo para el tinte, porque como he dicho al principio mi vello es muy oscuro y difícil de teñir. Tras esperar el tiempo adecuado se retira con agua tibia y se seca la zona suavemente con una toalla. Bien, ahora ya podré verlo todo de color de rosa.

Llegó la hora del tinte. Éste no hay que mezclarlo con nada. Tan solo vertemos una línea de 2,5/3cm en la bandeja y nos ayudamos con la espátula para repartilo. Utilizando la misma técnica se hace muy sencillo. Desde abajo hasta arriba, cubriendo bien todo. Tiempo de espera 20/30 minutos aproximadamente. Si queremos que el color sea más intenso lo dejamos 10 minutos más.

Con el tinte dado me iba mirando cada poco tiempo a ver qué tal andaba por ahí abajo. Todo se veía muy rosa. Me daba un poco de miedo que me quedaran restos de color en la piel, porque inevitablemente al moverme me fui manchando un poco, pero no, cuando me aclaré con agua y retiré todos los restos de tinte comprobé que tan solo coge en el pelo. No fue demasiado incómodo, simplemente mientras lo tenía dado aproveché a hacer tareas en las que no fuera a manchar nada. Si manchas algo sin querer mientras esperas, no te preocupes porque con un poco de agua se va.

Qué me ha gustado del tinte de vello corporal de Íntimochic de Sexitienda

Lo primero que es una nueva forma de sorprendernos y sorprender. De cambiar el estilo y probar cosas nuevas. Cuando hablamos de probar nuevas experiencias parece que solo nos referimos a juguetes, posturas o cosas así y no. Podemos hacer y ponernos nuevos retos en nuestros cuerpxs que nos hagan sentirnos diferentes y divertirnos. Es algo que podemos guardarnos para nosotrxs mismxs o compartirlo. Compartirlo es muy muy divertido, ver la cara de otra persona cuando ¡tachán! te ve el coño rosa (o el color que más te guste) no tiene precio. Otra de las cosas que me ha gustado es que es muy fácil de aplicar, no se mancha nada y en el caso de hacerlo se limpia con facilidad. Todo viene muy bien preparado y explicado, no surgen muchas dudas.

La crema decolorante no huele mal y no es muy molesta. Ya he utilizado este tipo de cremas con anterioridad para otros vellos corporales y siempre pica bastante al principio. Ésta pica un pelín a los pocos segundos de aplicarla por completo, pero prácticamente nada y se pasa enseguida. Además, es bastante potente porque es capaz de decolorar vello muy oscuro, como en mi caso. Tampoco he notado irritación en la piel.

El tinte también es bastante potente porque enseguida el vello se convierte en el color deseado. Tampoco tiene un mal olor. Sí que creo que para la próxima me lo dejaré un poco más de tiempo para que el color sea más intenso. Me ha gustado como queda, pero para la siguiente me gustaría más fucsia.

Y ya que me he puesto, he decidido teñirme las axilas también dentro de un tiempo. Me ha gustado el resultado. Me parece divertido e incluso sexy. El contenido del pack da para más de un uso, así que a dejar crecer bellamente nuestros vellos y por qué no a teñirlos de colores. Además, si quieres darle un toque más especial aún, con la lencería también queda muy bien.

Trucos y consejos:

  • Si quieres acelerar el proceso tanto en la decoloración como en el teñido, puedes aplicar calor en la zona con un secador.
  • Para evitar mancharte la piel, date antes un poco de crema por toda la zona. Yo me di una crema corporal normal. De todos modos al aclarar se va todo el tiente de la piel y no deja ninguna mancha.
  • Si quieres intensificar el color déjalo un poco más, ¡pero no te pases!
  • El contenido es suficiente para zonas más grandes o para usarlo más de una vez.
  • En mi opinión queda más vistoso en una zona de vello abundante, así que desmelénate.
  • Ya que estás tan espectacular atrévete a ir a una playa donde te lo vean bien, ayuda a subir el ánimo y el ego.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

*Los colores “clásicos”, rubio o moreno, sí son permanentes. Los de fantasía, fucsia o violeta, son semipermanentes, se eliminan con los lavados. 

*En mi caso no he sufrido irritación ni ninguna molestia o respuesta de la piel, pero es mi experiencia, no quiere decir que valga para todos los casos. Siempre es recomendable asegurarse haciendo una prueba en una pequeña zona, tal y como recomienda el fabricante. 

*Lee las instrucciones antes de utilizarlo, están muy bien explicadas y pueden ayudarte a conseguir un buen resultado.

 

Masturbación femenina

Comparto con vosotrxs este post del blog Chicas Malas en el que podemos encontrar el podcast de Sangre Fucsia que me ha gustado mucho sobre Masturbación femenina.
¡Espero que lo disfrutéis!

Chicas Malas

Post 689 - Masturbación femenina

Para la mirada patriarcal, todo son pepinos o calabacines. Pero nuestros cuerpos y nuestras mentes son, por suerte, mucho más amplias y originales. Ya sabes, ¡a nosotras nos cabe de todo! Almohadas; duchas o chorros de piscina; por supuesto, vibradores; deditos; manazas; el borde del colchón; la vibración de la centrifugadora; la vibración del bus al ralentí; la esquina roma de la mesa del comedor; la bicicleta; la contracción de unos muslos cruzados estratégicamente; incluso sólo la mente…

Cualquier instrumento sirve para tan noble empresa como es la estimulación del clítoris. Todas las sociedades que conocemos señalan lo mismo como principal amenaza de la masturbación femenina: que las mujeres pasen de las relaciones heterosexuales por encontrar el autoplacer mucho más satisfactorio. Y tienen razón.

En este podcast del fanzine Sangre Fucsiapodrás conocer mucho más sobre la masturbación femenina.

Ver la entrada original