El punto P se toca así 👉👆👈

EVA 🐛 y los clítoris contentos | Orgasmos en el clítoris

Tiene alas y no es un pájaro. Serpentea y no es una serpiente. Zumba y no es una mosca. ¿Qué es?

¡EVA!

Eva es uno de los estimuladores más compactos, versátiles y bonitos que hay. Y lo digo muy segura, por eso he tardado tanto en escribir este post, porque la he testado a conciencia para conocerla bien y poder presentárosla. Eva es muy entrañable, parece inofensiva por su aspecto pequeño y delicado, pero es un juguete de lo más sofisticado (a pesar de su sencillísimo uso).

¿Qué o quién es Eva?

Os presento a Eva II, una de las últimas novedades de Dame Products, un proyecto que enamora nada más conocerlo. Dos mujeres al frente de una empresa que piensa en el PLACER Femenino. Sí, así con mayúsculas, porque tienen pocos productos pero muy bien pensados y diseñado para personas con vulva.

Eva es un vibrador fabricado en silicona pensado para parejas. En principio para parejas heterosexuales, para que este bichito estimule la vulva, concretamente el clítoris mientras se está jugando e incluso durante la penetración. Pero ya sabéis que aquí a todo le damos la vuelta así que la hemos probado en relaciones sexuales entre dos personas con vulvas.

Su cuerpecito es muy sencillo, una parte principal donde va el mecanismo y las dos alas. ¿Para qué son las alas? para que se quede encajada entre los labios de la vulva. Eva viene, se prepara, pliega sus alas se acurruca entre los labios y se expande para no moverse de ahí ni con los ritmos de vibración más altos ni si te apetece ponerte a hacer piruetas.

Una vez en su posición en su cabeza tiene una parte que podemos presionar para que empiece a trabajar, que a veces se acomoda y se hace la vaga. Le damos una vez y empieza la fiesta. Tiene tres ritmos, de menor a mayor intensidad. Es un juguete manos libres, ya que una vez puesta no hace falta tocarla más. Ella solita se encarga de todo y tú, solo tienes que disfrutar.

Simplemente con presionar se enciende y se apaga.

Eva y las mujeres

Como os decía Eva está pensada para disfrutarla en soledad o en parejas, no indica que sea exclusivamente para heterosexuales (en el caso de las parejas), pero por su forma y modo todo indica que sí. Pero en ArsEroticas le hemos dado la vuelta y la hemos puesto a prueba. Y ha pasado la prueba.

En primer lugar por el juego que ofrece. Al ser un juguete tan discreto y llamativo hace que se genere un juego muy rápidamente. Es como si recibiéramos una visita, una invitada a jugar. Una se la coloca y la pone en marcha mientras los juegos van surgiendo. La excitación va aumentando y ahí está participando disimuladamente. Se puede tocar un poco para cambiar el ritmo o para rozarla más intensamente contra el clítoris.

En pareja

Con ella, y al ser tan cómoda, se pueden combinar otros juguetes como un dildo si nos apetece una penetración u otro tipo de juguete. Eso sí, yo os recomiendo algo liviano o sin vibración para no distraer demasiado a los sentidos. Pero si queréis divertiros de verdad con ella, probad a ponérosla mientras estáis en casa (o fuera para las atrevidas). Por ejemplo, esa mañana que vais a pasar haciendo tareas y ordenando, póntela o que se la ponga ella y que el ritmo le acompañe. Es muy divertido.

En solitario

Si te apetece tener un momento para ti y además cambiar la manera de cómo te sueles masturbar prueba a ponerte a Eva y activarla. ¡Fuera manos del pubis y vulva! déjate sentir y si usas las manos que sea para que recorran otras partes del cuerpo, pero esa está prohibido. Mueve la cadera y balancea porque este movimiento hace que la excitación suba y así ayudamos a que Eva cumpla con su función. Poco a poco irás sintiendo el placer y no necesitarás más que sentir-te.

Eva me ha encantado

Si te ha gustado aquí puedes conseguir una igual a la mía

http://www.dameproducts.com?rfsn=1533834.82847

Sexo para Dummies | Lo IMPRESCINDIBLE

¡No tires tu flujo menstrual! ⛔️ Todo esto puedes hacer con él

Cada vez que me quito la copa menstrual automáticamente la vuelco y veo como cae mi sangre menstrual. Es una acto automático que seguro que muchas personas menstruantes hacen. Ahora me siento tonta por hacerlo.

Desde que comencé a usarla, como os he contado muchas veces, me gusta (bueno voy a admitir que me encanta y me fascina) ver y tocar el flujo que se queda en la copa, observar cómo es mi endometrio, la textura, el color… es una forma más de conocerme, de conocernos. Pero después de ese encuentro fugaz la tiro. Tirarla es un acto reflejo, es como si “eso” no sirviera para nada, ha salido, lo he recogido para no manchar y se va WC abajo. Pues la sangre menstrual, además de indicarnos cómo estamos y ayudarnos a conocernos un poco más, también se le pueden dar otros muchos usos.

El camino rubí dice que “tirar la sangre es un gesto de ignorancia. Nuestra sangre menstrual no es un desecho y por tanto, no puede ser tratado como tal. Nuestra sangre menstrual contiene células madre regeneradoras. Nuestra sangre menstrual, antes de que la ciencia corroborase lo que nuestras cazadoras- recolectoras sabían, muchas mujeres la utilizaban para las tratar las heridas y los traumatismos, para fertilizar la tierra (danzaban las jovencitas con largas faldas- sin bragas- entre los campos. De ahí el origen de estas faldas con vuelo y los bailes en círculo de nuestras danzas populares), para tratamientos de belleza y un sin fin de usos regenerativos y nutritivos. Como veis tirarla al cubo de la basura o por la taza de WC es una pérdida de recursos”.

¿Qué podemos hacer con la sangre menstrual?

Arte. Así como lo oyes, arte menstrual. Es lo que Jen Lewis hace con su flujo menstrual. Creadora de Beauty in Blood Lewis hace increíbles obras de arte con su menstruación. Ha conseguido poner en valor la belleza de la regla. Crea obras suntuosas y casi hipnóticas con tan solo el flujo que recoge de ella misma.

En su web podemos ver las obras que ha creado divididas por meses con las menstruaciones correspondientes a cada ciclo vivido. Y explica así cómo lo hace: “Empiezo a verter, rociar y gotear la materia ensangrentada en un inodoro limpio y otro recipiente transparente. Algunos derrames imitan un vertedero de la “vida real”, es decir, rápido e involuntario, en el cuenco, mientras que otros se ejecutan con mayor atención prestando especial atención a la altura y la técnica de vertido con la intención específica de hacer diseños “bellos” o “interesantes”. La composición es crucial para la imagen final y se compone de vertidos en partes iguales y movimiento casual del material en el agua”.

“Las sesiones de disparo pueden durar entre 60 segundos y 30 minutos, dependiendo del volumen de fluido menstrual recogido y la consistencia. Las muestras que tienen más coágulos y tejido tienden a moverse muy lentamente a través del agua con muchas vueltas y torsiones a medida que la materia se disuelve y se libera en su viaje al fondo del recipiente” y así registra cada uno de sus ciclos. 

Usos para el flujo menstrual en casa

Para las que no tenemos tanta técnica ni nos damos tanto arte, nunca mejor dicho, hay otras muchas cosas que podemos hacer con nuestros flujos menstruales en casa.

Regar las plantas

Seguro que lo has oído alguna vez, regar las plantas. Pues es cierto, ahora que conocemos las propiedades que tiene la sangre menstrual no nos parece tan extraño que este uso sea válido.

Es tan sencillo como coger el flujo de la copa y diluirlo en medio litro de agua. Aquí presta atención a la cantidad de regla que tienes, si es mucho (como la copa llena) usa un litro entero, sino con medio es suficiente.

Mascarilla para la piel

Mascarilla facial. Sí, también se puede usar como mascarilla para la cara con el fin de limpiar impurezas y suavizar la piel. Mezcla la sangre recogida con un poco de arcilla y agua. La arcilla la elijes tú, yo tengo arcilla blanca ecológica, pero puede servir la verde o si tienes alguna en casa. Lo mezclas todo, haces una pasta y la pones sobre la cara. Déjala que se seque, como se suele hacer y la retiras con agua.

Mascarilla de arcilla y flujo menstrual

Reavivar el brillo del pelo

Es otro de los usos que he visto que se le dan, éste todavía no lo he probado. Utilizar la sangre menstrual diluida en agua y aplicarla en el pelo tras el lavado aporta brillo y volumen. Se hace de manera muy similar a los anteriores usos, diluimos la sangre en agua y ese agua nos lo ponemos en el pelo después del lavado habitual. Frotamos, lo dejamos unos minutos y aclaramos, como si nos pusiéramos una mascarilla capilar.

Muchas personas estarán pensando ¡pero qué asco! y es que, en mi opinión, esto conlleva un proceso. Un proceso en el que empezamos viendo que todo lo que nos han contado no son más que tabúes sociales y que seguimos adueñándonos de nuestros cuerpos para conocerlos mejor. Una vez que damos el paso a sentirnos y vivirnos, entonces ya creceremos con los procesos que suceden dentro de nosotras. Una buena manera es el uso de la copa y si nos queremos lanzar a estrechar lazos con el flujo, genial. Pero cada persona tiene que ir haciendo este camino a su medida, paso a paso. Igual hoy no te atreves a ponerte tu sangre menstrual en la cara, pero seguro que te crea curiosidad mirarla más de cerca y ver cómo es.

Os dejo este vídeo de Beauty in Blood para que veáis lo que esta mujer es capaz de hacer con su flujo. ¡Aviso que es hipnótico!

Copa Menstrual 🍷 | Cómo ponérsela y quitársela sin dramas

Nos encanta la copa menstrual porque es un invento maravilloso que, a las personas menstruantes, nos ha facilitado mucho la vida, pero a veces nos cuesta colocarla y quitarla bien.

Nos surgen muchas dudas sobre cómo ponerla, cómo lavarla y cuidarla, por eso os comparto mis trucos y os cuento cómo la uso yo.