Aceite de CBD para el dolor menstrual

¿Puede el CBD ayudar con las molestias menstruales? Este es mi último descubrimiento en salud menstrual

Hace tiempo que llevo viendo en redes sociales el aceite de cannabis, realmente de CBD un principio activo del cannabis, para paliar las molestias menstruales. Al investigar sobre ello, he visto que va mucho más allá de eso. Estos productos de CBD sirven para casi todo. Relajan, ayudan a equilibrar, aminoran la ansiedad… son tales las virtudes que se dicen de ellos que ¡no podía quedarme sin saberlo! Por eso, he escrito un artículo en Nova Life donde os cuento qué son los aceites de CBD, qué propiedades tienen y por qué están siendo tan exitosos.

Desde hace no mucho coaching menstruales, ginecólogas y sexólogas han empezado a alabar los beneficios de algo que se llama CBD, que viene a ser un componente activo de la planta del cannabis y que promete llevarnos a un mundo sin dolores menstruales. ¿Drogas y menstruación? parece que sí, pero no como pensamos. No se trata de colocarnos para olvidar la guerra que parece estar librando nuestro útero, sino de aprovechar lo que la naturaleza nos ofrece. Aquí empieza el adiós al ibuprofeno y le damos la bienvenida al CBD, el nuevo aliado menstrual.

¿Qué es el CBD?

El CBD es un componente activo del cannabis. Seguro que al oír hablar de cannabis has pensado en marihuana y sí, pertenece a la familia, pero también el cáñamo. Ambas plantas son realmente complejas y tienen más de 100 componentes activos que son los cannabinoides. El más común es el THC, el que se usa como estupefaciente. A diferencia del THC el CBD no tiene efectos psicoactivos y de ahí que durante siglos se haya usado como medicina en muchas culturas.

¿Podría un lubricante causar problemas de reproducción?

Casi todo el mundo usamos lubricante en nuestras relaciones sexuales porque ayuda a tener una experiencia más cómoda. Sin embargo, la mayoría de las veces desconocemos qué componentes tienen esos lubricantes y esto puede ser la respuesta a posibles problemas de fertilidad.

Nada nos puede hacer pensar que un producto tan sencillo e inocente a veces puede no ser tan bueno como parece. Pero algunos geles lubricante contienen sustancias que con el uso repetido afecta a la movilidad de los espermatozoides e incluso dañar la flora natural. De ahí la importancia de comprobar qué tipo de producto estamos consumiendo y conocer sus componentes. No siempre es sencillo ya que en algunos casos, como el de los preservativos que vienen impregnados con lubricante es una tarea muy complicada saber de qué se compone ese lubricante. Nuestra salud sexual y reproductiva está en juego y por eso hemos hecho un artículo especial en Nova Life donde buscamos respuestas a todas estas dudas. ¿Debemos dejar de usar lubricante?


El uso del lubricante es algo muy habitual en nuestras relaciones sexuales. Ayuda a que aumente la lubricación natural, nos permite jugar y alargar el placer e incluso en algunos casos está recomendado médicamente para aliviar algún problema a la hora de mantener relaciones. Sin embargo, hay algo que no nos han dicho nunca: algunos lubricantes pueden estar afectando a nuestra esterilidad.

La ausencia de un ambiente húmedo en la vagina no es nada agradable para las mujeres. Por ello, es tan importante no centrarse simplemente en los genitales, sino atender a todo el cuerpo para que se vaya produciendo una buena lubricación. Esta sequedad tan molesta suele materializarse cuando el objetivo de las relaciones es el de quedarse embarazada y el sexo se convierte en un acto mecánico. Muchas parejas sufren durante este tiempo consecuencias físicas y psicológicas por la presión de concebir que no llega y se convierte en el fin último de cada encuentro erótico.

Muchas de esas parejas obtienen en los lubricantes una ayuda extra para hacer que sus relaciones fluyan mejor. Es más, hay lubricantes que prometen mejorar la movilidad de los espermatozoides y ayudar en la fecundación. Es indispensable mirar y valorar qué lubricante se compra ya que algunos contienen espermicida, lo cual sería ir en contra del objetivo que buscamos. Del mismo modo, hay que prestar atención a los componentes que tiene el lubricante para que no dañen el pH de la vagina. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el valor óptimo del pH para que el espermatozoide tenga una buena movilidad es de entre 0,7 y 8,5. Similar al de la mucosidad cervical de las mujeres, que se hace más ácida en el momento de la ovulación.. Cuando sentimos sequedad y usamos lubricante no nos fijamos en este dato. Para que un lubricante no afecte negativamente a nuestra fertilidad su pH no debe bajar del 7, si no se produciría la destrucción de espermatozoides.

A este respecto, Zoraida Granados Palma, psicóloga y sexóloga de gabinete psicológico ConPasión, recuerda la importancia de conocer qué tipo de productos estamos usando y apunta a que no solo los lubricantes afectan a la modificación del pH, sino que “Las etapas de estrés, una dieta e hidratación deficientes, el hábito de vestir tangas y ropa ajustada, de tejidos sintéticos, el abuso de productos de higiene íntima perfumados o las duchas vaginales también desequilibran el pH vaginal”. Aconseja siempre usar lubricantes de base acuosa “Porque son hipoalergénicos” y evitar los de base oleosa.“Los lubricantes de base en aceite como la vaselina, alteran el pH vaginal y posibilitan que los gérmenes queden adheridos a las mucosas por más tiempo. Son facilitadores de posibles infecciones”.

Cómo elegir un lubricante apto para concebir

¿Sabes qué es el orgasto?

Si te preguntaran qué sientes antes de alcanzar el orgasmo, ¿qué dirías? Esas sensaciones que te recorren, que sientes en tu cuerpo justo antes de llegar al clímax es lo que se llama Orgasto.

El orgasmo es para muchas personas el fin último de las relaciones eróticas. Sin embargo, sin el orgasto sería imposible culminar el tan ansiado placer. Por ello, hoy hablamos de orgasto.

¿Qué es el orgasto?

Es muy probable que nunca hayas escuchado esta palabra y si te soy sincera yo tampoco la conocía hasta no hace mucho. Me hizo falta experimentar y prestar más atención a qué sucede en nuestros cuerpos para poder hablar de ello y escribir de la forma más sencilla posible qué es el orgasto.

En mi último artículo en NovaLife he abordado este tema y he contado con la colaboración de una gran profesional.

Ligar en tiempos de Feminismos

Ligar se ha convertido en un suplicio para muchas y en un juego sin límite de tiempo para otras. Así es como ligamos con miedo y detrás de las pantallas

Estamos en tiempos de feminismos. El mensaje nos ha calado y lo llevamos allá donde vamos y por supuesto que a la hora de ligar no se nos olvida que no haremos nada que no nos apetezca hacer. Hasta aquí todo perfecto, pero ahora vamos a ver la otra cara. Estamos un poco cansadas de oír eso de que ahora “ni se puede ligar”, “no te puedes acercar a una chica” y otras perlas como estas que os aseguramos que no son verdad.

Lo que sí es verdad es que la manera de ligar ha cambiado, y menos mal, y hay que actualizarse un poco para triunfar delante de esa persona que tanto nos gusta.

Con todos los cambios que estamos viviendo los últimos años entendemos que hay muchos y muchas que se sienten perdidos. Ha comenzado a aparecer un temor que está corriendo como la pólvora. Tras el #MeToo y las crecientes noticias sobre denuncias por acoso en lugares de trabajo a muchos se les ha atragantado un poco esto de ligar y es que tenemos por un lado este temor creciente y por el otro el síndrome de Tinderella, uno de esos que han aparecido en el siglo XXI y que describe el placer de alargar el flirteo hasta límites insospechados refugiándose en el anonimato de las aplicaciones para ligar. Nos preguntamos, ¿no son la cara de la misma moneda? El miedo al enfrentamiento cara a cara ya sea disfrazado de placer por ligar sin tiempo límite o directamente no salir de casa prefiriendo la manta, como está haciendo la generación Z, encontrando así otra forma de retrasar ese estresante momento vital.

Beatriz Cerezo y Nuria Arrebola de Espai Indàgora, espacio de psicología, afirman que “Es algo que sucede tanto en jóvenes, como adultos, como personas de más de 50… el tema de los afectos es algo que atraviesa a todas las identidades. El reconocimiento, la aceptación, la necesidad de cariño por parte de las personas es algo que nos determina como seres sociales. En el acto de ligar se pone en juego el resultado de aceptación o rechazo, si lo hago bien me aceptan, si lo hago mal me rechazarán, lo que implica una simbolización de mi persona como de ser insuficiente, no válido. Eso produce muchísimo miedo, hay mucho en riesgo con cada acto y pasito que damos en el ligar”.

Lee el artículo completo

Conciliar o simplemente sobrevivir

Corres por la mañana para dejar a los niños en el colegio. Luego corres para llegar al trabajo. Corres para comer algo y aprovechar al máximo el tiempo. Corres para recogerlos, llevarlos a sus clases extra escolares y corres para llegar a casa a una hora medianamente decente y poderte permitir cinco minutos de sofá.

Y entre toda esa vorágine de carreras, que bien podrías haber hecho una maratón, haces recados y compatibilizas los tiempos con tu pareja para que la tarea sea un poco más repartida. ¿Y la conciliación? ¿qué era eso que nos prometieron?.

Dice la leyenda que conciliar es el arte de combinar la vida familiar y profesional siendo sus tiempos más o menos equitativos. La RAE dice que es un nombre femenino y vaya si lo es. Las bajas por paternidad han aumentado y siguen haciéndolo, pero en la vida real conciliar sigue siendo un asunto de mujeres.

¿Te has planteado cómo distribuyes tu tiempo? Solo tienes que ponerlo sobre papel. En esos escasos minutos en los que te sientas a disfrutar de un café coge un folio y, tomando el 100% como tiempo total productivo del día, distribúyelo en tantos por ciento según el tiempo que dedicas a cada cosa. Ahí verás en qué dedicas más el tiempo. No te deprimas, casi todas estamos igual.

Diana Oliver, periodista freelance, creadora del blog Marujismo y co-fundadora de Tacatá comunicación, afirma que “La conciliación, tal y como está planteada, no existe; porque, entre otras cosas, es imposible hacer dos cosas al mismo tiempo”.

Elecciones y selecciones

Estar dedicándole tiempo a tu familia o a tus hobbies con el móvil en la mano mientras contestas mensajes de trabajo o revisas el correo, lo has hecho y lo sabes. Ese tiempo que ibas a dedicar enteramente a algo que no era trabajo se fue contagiando del virus del correo entrante y pitido del teléfono. ¿De qué sirve dedicar ese tiempo a otras actividades si no es un tiempo de calidad? Ahí es donde debemos poner el foco, en la calidad del tiempo que dedicamos a cada cosa.

Aquí te lo sigo contando