Sorteo Pack Ars Eroticas

sorteo-pack-ars

¡Súper SORTEO en nuestra página de Facebook!

¿Quieres conseguir el Pack Ars Eroticas?

  • Comenta en este post completando la frase
    “Para conseguir un orgasmo All you need is a/an + tu respuesta”

– Dale a “Me gusta” a la página de Facebook

El pack contiene una lámina (A3) y dos pegatinas de las Creaciones by Ars Eroticas.

No seas egoísta y compártelo donde quieras con el hashtag #creacionesbyArsEroticas

El sorteo comienza hoy día 19 y finaliza el 30 de septiembre. Me pondré en contacto el sábado 1 de octubre con la o el ganador mediante un mensaje personal en Facebook.

¡Mucha suerte!

sorteo-pack-ars

Comportamientos y comportamientos

Concentración frente al bar

El jueves pasado dos chicas fueron “invitadas a abandonar” (forma suave para decir que las echaron) el bar Baserri de Bilbao. El motivo fue que estaban mostrando su amor de una forma “demasiado efusiva”.

Las primeras noticias que tuve sobre este incidente me llegaron a través de las propias protagonistas, las cuales narraban en su muro de facebook cómo se sentaron en este bar para tomar algo ya que una de ellas debía tomar una medicación. La camarera del bar les informó que su jefa, dueña del local, le había indicado que las invitara a dejar el establecimiento. La camarera mostró su desacuerdo por la decisión, pero acataba órdenes. Fue entonces cuando las chicas publicaron lo ocurrido en las redes.

Al día siguiente los medios de comunicación se hicieron eco de la noticia y grupos LGTB anunciaron una concentración y besada frente al bar. Ante esta situación el bar colgó carteles para anunciar que durante una hora las cañas eran gratis para todas las parejas que fueran al local y se besaran sin importar su orientación sexual, y así hacer ver que no tienen nada en contra de las parejas del mismo sexo.

La dueña del establecimiento afirma que las chicas estaban “fuera de sí” y se comportaban de una manera “indecorosa”. Ella estaba de vacaciones y un cliente le llamó por teléfono para avisar de lo que estaba ocurriendo. Fue entonces cuando ella telefoneó a la camarera que estaba en ese momento atendiendo en el bar para darle instrucciones de lo que debía hacer. Además, ha añadido que no tiene nada en contra de las parejas del mismo sexo ya que su camarera “también es lesbiana”. Aquí tenéis el audio de sus declaraciones. Según afirma, todo está grabado así que cuando se produzca el juicio se verá cuán de indecorosa era la situación.

Ahora os voy a contar otra situación. Es algo que ya me ha pasado en varias ocasiones. No es nada fuera de lo común y seguro que a vosotras y vosotros también os ha ocurrido, lo habéis presenciado, observado e incluso puede  que protagonizado.

Estoy sentada en una terraza de un bar. La última vez fue el sábado por la tarde. En la mesa de al lado hay una pareja. Chico y chica. Están tomando un café, igual que yo. Ella se levanta pide un vaso de agua y se vuelve a sentar. Están en actitud cariñosa. Se besan, se acarician, se pasan la mano por la espalda… y él le toca las tetas. Los besos son más intensos, se están poniendo un poco tontos. El va avanzando con las manos y le mete de vez en cuando la mano por la parte de la axila agarrando el sujetador. La otra mano va por otros derroteros. Prefiere surcar las costuras de la falda e ir subiéndola. Tocando los muslos y metiéndola hasta donde ella le deja. Yo, observadora de la situación, pienso en dos cosas. Por un lado, pienso en las veces que he visto esta escena. Como decía nada fuera de lo normal. Hace una tarde maravillosa en una terraza bonita y una pareja se da un magreíllo. Vale. Pero dentro de esto hay otra situación en la que ya me he fijado en más de una ocasión. Él se siente como en el salón de su casa y le toca como si pudieran recostarse y seguir hasta “el final”. Y ella pone su mano sobre la de él para regular la intensidad de sus caricias, como quien sube y baja el volumen para no molestar a los vecinos. Cuando él sube la falda ella le pone el tope y dice para, hasta aquí. Entonces yo pienso ¿por qué ella le tiene que estar diciendo hasta dónde puede levantarle la ropa o tocarle? si a ella no le gusta que le suba más de ese punto la falda en público él debe saberlo ¿no?. Bueno, pues aún bajo este aviso los intentos no cesan. Paran y tras seguir con sus bebidas vuelven a besarse y recorrerse y de nuevo él acude a los puntos y se repite la situación.

No me malentendáis y penséis que me he escandalizado ante la escena. No soy precisamente una persona a la que le de reparo o no le gusten las muestras de deseo (véase este blog como prueba), pero cuando veo estas situaciones pienso, cambiemos a los personajes y observemos el entorno. Un chico y una chica en una terraza o en un banco dándose el lote, como comúnmente se dice. A nadie le llama la atención. Si va pasando un poco a mayores y se ponen tontorrones… a nadie le llama la atención. Es más, es lo más natural del mundo y genera algunas risitas cómplices que lo refrendan. Pero cuando es una pareja del mismo sexo, la experiencia me dice que las miradas no son iguales. Te besas, ya no digo apasionadamente, unos besos, unas caricias y automáticamente ves que alguien te mira. Ya las miradas te dan igual. Pero supongamos que dos chicas se ponen a demostrarse su amor como esta pareja de la cafetería. ¿Qué pasa? pues que a no ser que estés en un entorno de confianza, las reacciones no son las mismas si quienes lo hacen son una pareja gay, lésbica o una heterosexual. Es sutil. No se suelen levantar y gritar o como ha ocurrido en este caso echarte de una bar, pero sí que las reacciones cambian. Son gestos, son miradas, son actos que pasan desapercibidos porque si no agudizas mucho la mirada no siempre te das cuenta. Porque si no te pones como observadora u observador no te fijas en estos pequeños detalles que marcan las diferencias.

A lo que voy es que la cuestión no es si las actitudes son demasiado cariñosas o no, la cuestión es que se sigue sin ver de la misma manera las muestras de deseo, amor, pasión o como queramos llamarlo, de una pareja heterosexual a la de una pareja homosexual. El filtro que se impone no es el mismo y enseguida saltan las alertas.

Está claro que no se debe generalizar, pero os invito a que cuando estéis en una situación similar cambiéis la forma de ver lo que tenéis delante. Cambiad a los actores y actrices. Observar las reacciones del entorno y las vuestras propias porque a veces nosotras y nosotros mismos reaccionamos o nos asalta un pensamiento que no queremos tener, pero del que solo nos podemos librar si hacemos esta autocrítica y deconstrucción.

*Después de este suceso comparto la información proporcionada por el grupo FeministAlde sobre otra agresión LGTBfoba en Bilbao. 

"Anoche 24 de septiembre, horas después de la protesta por echar a una pareja de mujeres de un bar por muestras de cariño, se ha producido otra agresión LGTBfoba en la calle iturribide de Bilbao: Un hombre ha agredido a una pareja de mujeres que estaba besándose. Ha sido perseguido por compañeras de las chicas, tras lo cual le ha partido el labio con una botella de cristal a una chica"
Concentración frente al bar

 

La cajita de Ars Eroticas

 

Como ya sabréis Ars Eroticas tiene el honor de tener una cajita con productos muy muy especiales y estimulantes en La Sonrisa de Marilyn.

Aunque ya os conté por qué cada producto forma parte de este maravilloso kit, ahora os la presento y os muestro todos sus artículos.

Mira qué vídeo tenemos en nuestro canal de YouTube

¡No te olvides de suscribirte y de seguirnos por las redes!

“¡Sexo positivo, por favor!” Un encuentro íntimo y sincero con la escritora Mimmi Kass

encuentro-con-mimmi-kass-3

Deslizó sus dedos bajo las bragas de encaje de color rosado y buscó su sexo. Con la otra mano, desplazó las copas del sujetador y expuso sus pezones. Cerró los ojos, abandonándose a la sensación de acariciarse mientras recurría a su imaginario erótico habitual, pero un rostro nuevo se atravesó en sus pensamientos”

Radiografía del deseo

Esto es solo una pequeña parte de una de las novelas eróticas más comentadas del momento. Inés y Erik protagonizan una historia sensual y atractiva, que nos engancha desde la primera línea. La responsable de todo esto es Mimmi Kass, una escritora que se ha revelado como una de las “rescatadoras” del erotismo más puro y que nos invita a emprender un viaje a través de los sentidos. Sus palabras nos trasladan a un mundo de sensaciones, de intimidad, de nuevas experiencias, de mucha sensualidad y por qué no decirlo de buen sexo. Sin adornos, sin excentricidades, sexo en estado puro que nos provoca correr por sus páginas para saciar la ansiedad de un orgasmo que nos penetra por cada poro de nuestras pieles y que nos hace sucumbir a un estado de placer absoluto.

Pero, ¿qué hay detrás de Radiografía del deseo, nombre de la primera novela de la saga En cuerpo y alma de Mimmi Kass? Hay experiencias personales, vivencias, ganas de explorar, de reivindicar una sexualidad sana y de defender el derecho a disfrutar de nuestras sexualidades sin apellidos ni etiquetas. Por ello, Mimmi Kass se ha puesto manos a la obra para trasladar todo esto a una novela con la que demuestra que los gustos sexuales son tantos como personas hay en el planeta. Pero no todo queda aquí, porque la protagonista de nuestro encuentro tiene una trayectoria muy interesante. Sus relatos para Volonté, el blog de la marca de juguetería erótica LELO, son unos de los más destacados y además, su página web reúne muchos secretos e historias con las que nos va desvelando poco a poco, además de ponernos la miel en los labios, sus relatos y pequeños avances de las diferentes partes de la que será una de las grandes sagas de novela erótica.

No podía quedarme con las ganas. Quiero saber más, quiero conocer qué inspira a Mimmi, qué le mueve, qué supone para ella tirarse de lleno sobre una página en blanco y llenarla de palabras que no dejen indiferente a ninguna de sus lectoras y lectores. Por eso hoy tenemos un Encuentro con… Mimmi Kass, a la cual le vamos a hacer la radiografía más personal a través de sus deseos más íntimos.

  • Tengo entendido que eres una lectora y escritora voraz y la afición por la escritura nació en ti a una edad temprana, pero ¿por qué te inclinaste por el erotismo y no por otro género?

Es una faceta de la vida que me fascina. Por una parte, de lo que lees te nutres y yo soy una asidua lectora de erótica porque defiendo que tiene muchos beneficios. Pero, además, la escritura es un medio de expresión, y yo he buscado siempre expresar sensualidad y erotismo a través de todos los medios posibles. Me desenvuelvo con comodidad en ese marco y por eso lo utilizo. Cuando he probado con otros géneros, se me escapa la creatividad a desarrollar ese punto en concreto de los personajes: ¿por qué sienten atracción? ¿qué es lo que les excita? ¿cómo lo manifiestan? No puedo evitarlo, y cuando he escrito con un freno para trabajar otros géneros, se nota, y mis lectoras cero así me lo han hecho saber. Doy rienda suelta a la creatividad y escribo. ¡Otra cosa es que luego sirva para algo!

  • ¿Qué te aporta personalmente escribir literatura erótica?

Satisfacción por la obra creada, una manera de realizarme, una vía de escape a lo que vivo cada día en mi trabajo, disfrute al ver que lo que escribo tiene una repercusión real en las personas que me leen… ¡me aporta tantas cosas que necesitaría un libro entero para contártelo! Varias psicólogas y sexólogas están recomendando mis escritos, sean los relatos del blog, sea mi novela, para que sus pacientes se inspiren o se abra debate en la pareja. ¿Cómo no va aportar eso a título personal? Es maravilloso.

  • Pero, la escritura no es tu única ocupación, ya que tienes una profesión exigente y escribir a veces es un complemento de nuestras vidas. Sin embargo, ya has escrito tu primera novela Radiografía del deseo ¿cuándo llegó a convertirse la escritura en mucho más que un hobby?

Por puro empuje popular. Me río al pensar en ello, pero así fue. Mi marido ha sido el primero en animarme, después las amigas, la familia… y el darme cuenta de que podía ofrecer algo diferente, desde una perspectiva distinta, alejada de los estereotipos de la novela romántica y erótica que se comercializa hoy en día.

La lectura y la escritura fueron siempre para mí una faceta más de mi personalidad, no sé si exactamente un hobby; sacar mis escritos a la luz fue, quizá, una evolución natural que expresa también un crecimiento personal que relaciono con la pérdida de las últimas inhibiciones gracias a la maternidad.

  • Los relatos eróticos son una parte muy importante de tu trabajo, podemos disfrutar de ellos en tu página web y en colaboración con LELO, una de las marcas de productos eróticos más importante y prestigiosa ¿cómo fue el paso de escribir relatos a componer una novela?

No hago una separación temporal entre ambos tipos de narrativa, he escrito siempre en ambos formatos. De hecho, las novelas de esta serie llevan gestándose desde hace años, y el blog tiene menos de dos años, aunque algunos de los relatos sean bastante antiguos. Tengo material, de una y otra cosa, ¡para montar una editorial yo sola! El tema es que ahora estoy adquiriendo técnica, teoría de la escritura, y todos esos escritos deben ser revisados. No es lo mismo escribir para mí, que, por ejemplo, para el blog de LELO® que tiene un editor durísimo y exigente, con una línea muy concreta. Escribir relatos es un gran ejercicio narrativo, y para mí, no existe una cosa sin la otra. Son complementarios.

  • En Ars Eroticas creemos que el erotismo es algo muy personal y que en cada uno de nosotros y nosotras significa y supone algo diferente, ¿qué supone para ti el erotismo?

Estoy de acuerdo en que hay tantos erotismos como personas existen, sí. Para mí, es una cualidad, un rasgo inherente al ser, entendido ser como existir. Que lo define y tiñe su expresión y la manera de comunicarse y percibir el mundo. Se relaciona con el sexo, pero trasciende al sexo y al encuentro sexual. Impregna todo lo que haces, sientes y piensas: desde tus hábitos, tu manera de vestir, de relacionarte con los demás. El erotismo es ser y sentir.

En la corriente más creativa, para mí es también expresión de lo sensual. Que incita o busca satisfacer un aspecto concreto, quizá el núcleo más hedonista. Está en los movimientos, en las miradas, en lo voluntario y en lo inconsciente. Y, por supuesto, es un medio de percibir y expresar maravilloso. Tan sencillo como eso, y tan complicado a la vez.

  • Mimmi, a pesar de que ahora haya aumentado su popularidad, las novelas eróticas no siempre han estado entre los libros más vendidos o mejor valorados. A excepción de grandes autores y autoras, ha sido un género considerado de segundas y relegado simplemente para estimularnos sexualmente. ¿Por qué crees que sucede esto?

El problema está en que el género está muriendo de su propio éxito: cualquiera cree que puede hacerlo y existe un boom de libros de muy escasa calidad que han saturado el mercado, y de paso, a los lectores. Pero dice Almudena Grandes que lo que tenemos que hacer es bailar sobre su tumba. ¡Perfecto! Yo digo: vamos a reinventarnos. Salir del cliché en el que parece que está sumida la erótica: hombres multimillonarios, todopoderosos, inusualmente jóvenes y perfectos, mujeres que no les hacen contrapeso porque desempeñan papeles siempre por debajo en la escala jerárquica, con escasa o nula experiencia sexual, y cuyo disfrute siempre está supeditado al del macho. Esto me cabrea especialmente, el placer siempre centrado en el hombre. Esos coitos mete y saca que duran páginas y páginas, sin dar cabida a un erotismo menos genital. Ese lenguaje, que de soez o melifluo te saca por completo de la escena. El morbo mal entendido del «que no se enteren mis padres»… podría seguir y no parar.

¡Sexo positivo, por favor! Y que, por encima de todo, no se sustente una sexualidad no convencional en traumas psicológicos. No. Mis protagonistas no practican BDSM porque eran maltratados por sus padres, lo practican porque es su opción personal y lo hacen en un marco sensato, seguro y CONSENSUADO. ¡Y no me alargo más, porque no acabaría nunca! Escribí un post en el blog hace ya un año, y tiene miles de lecturas. Espero haber sembrado una semilla de crítica constructiva a la hora de enfrentarse a ciertos títulos, y trabajo para que mis novelas puedan ofrecer algo distinto.

  • Como bien dices, el boom del sexo en palabras ha llegado a nuestras mesillas de la mano de libros no muy recomendables ya que promocionan un erotismo basado en experiencias no demasiado reales con las que los y las lectoras, por lo general, no se identifican. ¿Qué crees que le falta a la literatura erótica de hoy en día?

A la literatura erótica le falta piel. Le falta sentimiento, emoción, sensaciones… le falta realidad y aterrizar el erotismo a una vivencia que al lector le gustaría experimentar en primera persona. Le falta deshacerse de elitismos que sustentan que el buen sexo solo puede darse entre jóvenes, guapos, ricos, exitosos y perfectos. Cultivar las fantasías es genial, claro que sí, pero… ¡fíjate! Nos quejamos de la mala pornografía, y la literatura erótica cae muchas veces en lo mismo que le criticamos, y con mucha dureza, al porno.

  • ¿Cómo ves el género del erotismo dentro del mundo literario? ¿Ha cambiado en los últimos años?

El género goza de buena salud desde un punto de vista comercial. Los libros se venden, pese a la saturación del mercado (ahora mismo, Amazon ofrece más de cinco mil títulos en español), a la muchas veces mala calidad de las ediciones por ausencia de una buena corrección ortotipográfica y de estilo, y a los problemas de la temática de fondo que comentábamos antes. En mi opinión, estas son las razones por las que, pese a los números, sigue siendo considerado un género de segunda. Una anécdota al respecto: hay varios títulos de erótica que compiten en el Concurso Indie de Amazon este año, y las quinielas empiezan a salir. Varios blogs han publicado sus predicciones, y ¡oh, sorpresa! ¿ningún título de erótica entre sus finalistas? No hablo de Radiografía del deseo, que aunque participa, se ha mantenido en puestos modestos del top 100, pero hay otros títulos que llevan semanas en el top 20 y ninguno de esos blogs apuesta por ellas para estar al menos entre las finalistas. No confían en que el género pueda tener un sitio en primera fila. Sigue considerándose un género de segunda.

  • Y como lectora ¿qué te gusta leer en la literatura erótica? ¿Nos pones algún ejemplo?

Me gusta que la lectura sea estimulante y me genere sensaciones tanto en el cuerpo como en la mente, que tenga calidad, que me haga cerrar el libro tanto porque ardo en ganas de follarme a mi vikingo, como porque quiero debatir un aspecto concreto. Que permita una lectura en voz alta en pareja, y que proporcione momentos maravillosos en soledad. ¡Qué menos! El erotismo tiene poder para hacer esto y mucho más, pero siento que actualmente está infrautilizado.

Si me pides un título de erótica estimulante, mi autora fetiche es Valérie Tasso. Diario de una ninfómana es un libro que te saca los calores y los colores, pero que también te hace pensar. También disfruto mucho de los títulos de Shayla Black. Si hablamos de clásicos, ¡es más difícil!, pero El trópico de Cáncer de Henry Miller y las Cartas eróticas de Joyce pueden ser un buen ejemplo. Me cuesta elegir porque mis preferencias cambian según mi humor y el momento en que las leo o releo.

  • Mimmi Kass es el pseudónimo que utilizas para escribir y para publicar en tu página web y a través de las redes sociales. Es una manera común entre los y las escritoras de separar la vida personal, familiar y profesional con la otra profesión. ¿Qué supone para ti tener un pseudónimo? ¿Separas la vida de Mimmi Kass con la de Javiera?

Tener un seudónimo es, ante todo, práctico. Como cualquier médico, tengo varias publicaciones científicas con mi nombre y resultaría cuanto menos llamativo verlas al lado de mis relatos de temática BDSM, o mis consejos sobre el bondage. Mimmi Kass tiene la misma vida que Javiera, pero son dos facetas distintas. Es más, disfruto más de dichas facetas sin que haya más puntos tangenciales que los obvios o los inevitables, pese a que ya no es nuevo para nadie que somos la misma persona. ¡Es lo que tiene salir a plana completa en el periódico más leído de tu ciudad! Por otro lado, y esto lo he contado en alguna otra ocasión, me hace mucha ilusión utilizar este seudónimo porque viene del nombre de mi abuela paterna, una mujer maravillosa y escritora en las sombras que influyó mucho en mí para ser la mujer que soy ahora. Es una especie de homenaje, y no lo cambiaría ni lo dejaría de lado por nada del mundo.

  • Radiografía del Deseo es tu primera novela. En tu página nos has puesto los dientes largos con algunas partes y ya está a la venta en Amazon. ¿Cómo están siendo los primeros pasos de la novela? ¿cuál es la impresión de los y las lectoras?

A parte de la satisfacción de ver tu criatura por fin al alcance de los lectores, «soltarla», la acogida ha sido maravillosa. Se mantiene, después de tres meses a la venta, en el top 20 de ficción erótica de Amazon, y dentro del top 100 del Concurso Indie 2016 en el que participa. Quien la lee se engancha, disfruta, sufre y goza con la historia de los protagonistas. Una de las cosas que más ilusión me ha hecho es que las lectoras (y lectores, que poco a poco se han ido atreviendo) me cuenten las noches de insomnio que han sufrido, devorándose la novela, de más de quinientas páginas, en un solo día o en un par de días. Que expresen sus impresiones en Amazon, en el blog, en mensajes privados… exigiendo una continuación, pidiéndote explicaciones, ¡o incluso con amenazas de enviarte un sicario! para una autora novel como yo, ¿qué más se puede pedir?

Otra cosa que me hace ilusión es la resonancia que ha adquirido Radiografía del deseo entre las sexólogas, encontrando recursos en ella para la terapia de pareja. Para mí es delicioso saberlo. Pero no me engaño, esto es una carrera de fondo, y aunque los primeros pasos han sido geniales, no significa nada. Hay que mantenerse, seguir escribiendo, y pelear por lo que creo. Que una buena erótica es posible.

  • Y yendo un poco más allá, ¿cómo ha sido el proceso creativo de Radiografía del deseo?

Largo, correoso, a veces tedioso, adornado con alguna que otra decepción, revestido de un aprendizaje brutal para mí, gracias a mi correctora Silvia Barbeito, pero también estimulante, desafiante, satisfactorio y un verdadero camino de realización. He aprendido muchísimo con esta novela, y el trabajo —por no decir la sangre, el sudor y las lágrimas, que las ha habido —ha ayudado a avanzar con mayor celeridad otros proyectos. Me ha hecho crecer como escritora.

  • ¿De dónde te proviene la inspiración? ¿Hay algún secreto que nos puedas confesar?

De vivencias cotidianas, de un hábito de escritura bastante disciplinado y de una imaginación desbordante que a veces me juega malas pasadas. Nunca aclaro si lo que escribo es realidad o fantasía, pero te voy a contar una anécdota.

Cuando mi marido leyó el primer capítulo, me dijo: «¡Esto me suena!», y así era, porque la escena en que los protagonistas se conocen está basada en algo que nos pasó de verdad.

SPOILER ALERT! Un día íbamos caminando por una calle muy concurrida de Santiago de Chile, y se desplomó a pocos metros de nosotros un hombre. El instinto y la formación te empuja a actuar, y me lancé a atenderlo, tal y como relato en la novela. Uno de los pasajes más insólitos de Radiografía del deseo está, ¡en serio lo digo!, basado en un hecho 100% real.

¿Un secreto a confesar? Algo en lo que creo firmemente y que defiendo a ultranza en general, pero también a la hora de escribir: «es mejor vivirlo a que te lo cuenten». No es lo mismo recorrer las calles de una ciudad sacándote ampollas en los pies, que hacerlo a través de Google Maps. Y esto es trasladable a todo lo que tu mente esté pensando ahora mismo.

  • ¿Alguna sorpresa o avance que nos puedas desvelar de cuáles serán los próximos pasos de Mimmi Kass?

Antes de fin de año saldrá Diagnóstico del placer, segunda novela de la serie En cuerpo y alma, y que sigue a Radiografía del deseo. Por esas fechas desvelaré el título de otro proyecto, y la editorial con la que publico, que aunque me muero de ganas de soltarlo debo esperar. Saldrá en el primer trimestre de 2017. El año que viene saldrá también la tercera novela de la serie. Seguiré trabajando con LELO© tanto en relatos como en artículos, y eres de las primeras en saber que me embarco en el Máster de Sexología del IUNIVES (Instituto Universitario de Sexología, de la Universidad Camilo José Cela) para seguir completando mi formación. ¡Me espera un año apasionante!

¡No sé si ha saciado mis ganas de saber o si ha sembrado las de querer saber todavía más! Esperaremos su segunda novela, pero antes, si no has leído aún Radiografía del deseo, tras ver el Booktrailer que te dejo a continuación, no te vas a poder resistir. Si eres una o uno de sus lectores, anímate a comentarnos qué ha provocado en ti la lectura de esta apasionante historia.

Mimmi Kass
Mimmi Kass en una de las presentaciones de su novela
Síguele la pista también en Facebook, Twitter e Instagram.

Creaciones: de Ars Eroticas a tu casa

Creaciones


Láminas

Paredes orgásmicas
Paredes orgásmicas

 

Lámina “All you need is an Orgasm”

Medida: A3

Papel fotográfico con acabado en brillo.

Precio: 3€ (envío peninsular incluido)


Lo importante de hacer una buena dieta
Lo importante de hacer una buena dieta
Lámina "Healthy Diet"

Medida: A3

Papel fotográfico con acabado en brillo.

Precio: 3€ (envío peninsular incluido)
El sexo nos alegra la vida
El sexo nos alegra la vida

Lámina “Sex is Life”

Medida: A3

Papel fotográfico con acabado en brillo.

Precio: 3€ (envío peninsular incluido)

A partir de aquí...
A partir de aquí…

Lámina “Only naked accepted”

 

Medida: A3 en apaisado (horizontal)

 

Papel fotográfico con acabado en brillo.

 

Precio: 3€ (envío peninsular incluido)

 

 

Pack de dos pegatinas

Pack de 2 pegatinas

Medida:38mm de diámetro

Precio: 1,50€ (envío peninsular incluido)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.