Sexo, penetración y copa menstrual ¿se puede todo?

¿Se puede tener sexo con penetración llevando la copa menstrual? Me hago esta pregunta desde que tantas mujeres usamos la copa y por fin tengo la respuesta.

Sí, se puede. He de reconocer que yo estaba obsesionada por cómo funcionaba Ziggy Cup, la copa de Intimina creada para que las relaciones con penetración fueran más cómodas, pero he descubierto gracias a la experiencia de mis seguidoras que es posible con cualquier copa. Digo cualquier copa, pero obviamente dependerá de si nos sentimos cómodas con la que llevamos, si se adapta bien…

Para mi la natrualidad en el sexo es imprescindible. Por eso, si tenemos la regla y nos apetece tener sexo, ¿por qué no? Pero aquí viene un problema que nos han infundado ¡vamos a mancharlo todo!. No es del todo cierto, ya que cuando estamos teniendo sexo el cuerpo es muy sabio y no expulsa flujo menstrual, pero claro, puede que manchemos porque las paredes de la vagina están manchadas. No pasa absolutamente nada. Podemos colocar una toalla, una sábana que no nos importa ensuciar o una plastificada y listo. Sin embargo, para algunas esto no es suficiente y necesitan más. Para eso se creó la copa menstrual con la que se pueden tener relaciones sexuales con penetración.

Pero, ¿se puede hace con cualquier copa?

Sí. Y estoy asombrada por ello. Yo creía que no pero mis seguidoras me dijeron que era una práctica muy habitual y que se podía hacer sin problema. Y efectivamente, así es. Claro, depende de cómo te sientas tú y que copa utilices. Pero me pareció llamativo que la copa se queda a un lado y no es para nada molesta. Esto según mi experiencia y la de las mujeres que han compartido la suya en mis redes y el grupo de whatsapp. Cada una tenemos unas vivencias y sensibilidad diferente, por eso para saber si te va bien o no sólo hay una forma de saberlo: probando.

Cómo tener sexo con la copa menstrual

Para que quede más claro y puedas ver cómo es Ziggy Cup y cómo se hace con otras copas, te dejo mi último vídeo de YouTube donde hablo de ello.

Orgasmo a la vez causa discusiones en pareja

Cómo usar juguetes para avivar la pasión en pareja

Los años, el estrés, las horas interminables de trabajo, las preocupaciones… se van comiendo poco a poco y silenciosamente el deseo y la pasión de la que disfrutábamos los primeros años de relación. ¿Ha desaparecido? en la mayoría de los casos no es que se haya esfumado por la ventana, sino que está escondida debajo de muchas cosas que hay que ir retirando para volver a sacarla.

La semana pasada en mi perfil de Instagram hice un directo con Silvia de Ochoa, una compañera sexóloga, hablando justo de esto, de cómo podemos reinventarnos en pareja para volver a disfrutar del sexo pasional, como el de antes. Y es que eso de “como el de antes” nos gusta mucho. Nos gusta recordar los encuentros salvajes, a cualquier hora y casi en cualquier lugar porque el deseo hacía que nos comiéramos vivas sin pensar en nada más. Por eso, hoy os cuento que las claves para volver a sentir deseo por nuestra pareja y por nosotras mismas son sencillas y están al alcance de cualquiera.

¿Puede un juguete erótico devolver la pasión en pareja?

Introducir nuevos juegos, juguetes y productos erótico hace que volvamos a sentir espectación porque ese “algo nuevo” nos crea una alerta mental. Hace que despertemos, que se nos alteren los sentidos ante la novedad y sí, pueden ayudarnos a tener nuevas experiencias en la cama a solas o con nuestra pareja.

Pero hay que saber por dónde empezar y cómo elegir un juguete erótico para usar en pareja. Antes de lanzarnos a comprar, debemos hablarlo, consultarlo y preguntarnos qué es lo que queremos hacer con él. Es decir, qué función va a tener dentro de la pareja. Si queremos que sea algo para jugar a la vez o por el contrario que sirva sólo para estimularnos o estimular a nuestra pareja.

Tenemos que ponernos de acuerdo en qué tipo de juguete estamos buscando y qué límites nos ponemos al usarlo. Por eso, es mejor empezar por algo sencillo, que nos aporte diversión y estimule la curiosidad. Incluso la cosmética erótica puede ayudarnos en esto. Utilizar un aceite de masaje, un lubricante, crear un ambiente diferente con velas o accesorios eróticos puede ser el primer paso.

Después, si nos apetece, podemos hacer una visita a una tienda erótica donde ver, tocar y buscar un accesorio diferente o un juguete. Dependiendo de nuestras prácticas y gustos sexuales elegiremos de entre la gran variedad de juguetes que hay en las tiendas especializadas.

¿Cómo influye el uso de juguetes en la pareja?

Está comprobado que usar juguetes eróticos en pareja repercute de manera positiva. Incentiva la imaginación ya que tenemos algo nuevo que debemos aprender a utilizar y con el que se nos presentan nuevas formas de tener encuentros con nuestra pareja alejándonos de lo que tradicionalmente venimos haciendo.

Genera expectación sobre el próximo encuentro haciendo que el deseo aumente y la libido se dispare. Estamos ansiosas y ansiosos porque llegue el próximo momento íntimo con nuestra pareja y claro, eso hace que cuando llegue el momento todo sea mucho más explosivo. Usar un juguete sexual para parejas pone en alerta los sentidos. Sentir las vibraciones o estar a expensas de lo que nuestra pareja nos haga con él hace que estemos más pendientes de cada sensación y si sumamos sensaciones con los sentidos bien abiertos toda la experiencia sexual será más potente.

Las claves para revivir la pasión

Los juguetes eróticos son una muy buena manera de mejorar nuestra vida sexual, a solas y en pareja. Nos ayudan a conocernos mejor, a saber qué nos gusta y qué no e incluso a superar algún problema sexual. Pero, no todo lo cura la compra de un juguete. Antes de dar el paso se necesita una buena comunicación con nosotras mismas y en pareja. Hablar de los sentimientos, de qué esperamos de nuestra vida sexual, cómo queremos que sea y cómo no. Qué límites nos ponemos y cómo los gestionamos en pareja.

Además, recordar nuestra vida erótica en pareja es un buen ejercicio para volver a conectar. Atrevernos a volver a hacer algunas de las prácticas que tanto nos gustaba. Jugar sin tiempo y sin preocupaciones. Buscar juegos diferentes para recordar esos momentos es una idea que desde la consulta proponemos mucho. Apunta estas ideas para reconectar en pareja:

  • Haz una lista de momentos eróticos que os gustara recordar y recuperar. Prográmalos en el calendario y lanzaros a hacerlos.
  • Programas el sexo no es malo. Nos hace crear toda una experiencia alrededor del día que vamos a disfrutar y así no solo vivir el día sino todo lo que le rodea
  • Crea un oasis. Ya sea la habitación, salón o donde puedas. No importa si es grande o pequeño. Es vuestro rincón donde hablar y experimentar todo lo que os apetezca.
  • Usa objetos que tengas en casa como juguete y aprovecha los momentos cotidianos. ¿Estás cocinando? aprovecha el momento para usar la cuchara de madera como instrumento para dar algún azote a tu pareja o simplemente bailad y divertíos mientras vivís un momento íntimo y relajante.
  • No todo acaba en coito o penetración. Ya sea con juguetes o sin ellos, la penetración no es lo más importante. Prueba a sacarla de tus relaciones y disfrutar de unos encuentros sin ella.
  • Los orgasmos nos unen a las personas con las que los compartimos, pero si nos obsesionan no servirá de nada. La clave está en centrarte en sentir. Hay veces que el orgasmo no aparece y no pasa nada. Si hemos disfrutado del momento y ha sido placentero es igual de valorable.

El orgasmo simultáneo no es bueno para tu relación

¡Queremos tener un orgasmo a la vez! es uno de los objetivos principales de muchas parejas y también causante de discusiones y problemas sexuales.

El orgasmo nos obsesiona, eso lo sabemos, pero más aún cuando estamos en pareja y creemos que tenerlo a la vez, sincronizarnos y alcanzar el clímax al mismo momento va a hacer que estemos más conectadas a nuestra pareja.

El orgasmo tiene muchos beneficios para la salud, pero que sea el único objetivo cuando tenemos un encuentro con otra personas no es uno de ellos. No crea ansiedad, no prestamos atención al resto de sensaciones y el encuentro sexual acaba siendo insatisfactorio.

Si has notado que últimamente en tus relaciones te centras demasiado en ello, te dejo el último artículo que he publicado en Nova Life en el que hablo con una compañera sexóloga sobre ¿qué pasa cuando tenemos orgasmos a la vez?. Y sobre todo, charlamos de cómo evitar la ansiedad cuando tenemos sexo y aprender a disfrutar de todas las sensaciones.

El orgasmo no es sólo el final de un encuentro, puede ser el principio de una gran experiencia, aparecer por el medio o simplemente no darse. Pero lo importante es el disfrute, todo el juego que lo rodea y cómo nos sentimos y conectamos con nosotras mismas y con la otra persona si es un encuentro compartido.

¿Qué es mejor la copa menstrual, las bragas menstruales o las compresas de tela?

Le estamos diciendo adiós a los plásticos, a los productos no sostenibles y recibiendo nuevas formas de vivir más respetuosas. Estamos viviendo una auténtica revolución y este gran cambio nos está llegando hasta lo más íntimo de nuestro ser: la menstruación.

Las copas menstruales, las bragas que recogen el flujo y las compresas y salvaslips de tela cada vez están más presentes en nuestras reglas. Hay tantas opciones naturales que nos hemos preguntado, ¿cuál es la mejor opción la copa, las bragas menstruales o las compresas de tela?

Como casi todo en esta vida no hay una respuesta que nos valga para todas. Depende de a lo que estemos acostumbradas, cuánto flujo menstrual tengamos y cuáles sean nuestras preferencias. Hemos oído experiencias de todo tipo, visto miles de vídeos para aprender a usar la copa menstrual e incluso cómo hacer nuestras propias compresas de tela. Hay veces que miramos con recelo tanta habilidad doblando copas o cosiendo y admiradas estamos de lo sencillo que es ponerse una braga menstrual y no preocuparse más. Como a veces es un poco complicado saber qué es mejor usar la copa, las bragas menstruales o una compresa de tela vamos a ver qué pros y contras tienen cada una de ellas para intentar elegir bien a la primera.

¿Cómo sé si la copa menstrual es para mí?

En los últimos años la copa menstrual se ha hecho tan popular que ya poca gente no ha oído hablar de ella o tocado con disimulo en alguna tienda. Es cierto que al principio genera muchas dudas, ¿se me caerá? ¿tendré escapes y lo mancharé todo? ¿es realmente cómoda? ¿sabré quitármela y ponérmela?.

Aunque al principio no lo parezca, es mucho más sencillo de lo que parece. La copa se adapta perfectamente a nuestra vagina y no suele haber filtraciones salvo que la coloquemos mal o excedamos el tiempo de uso. Lo que sí es un poco más complicado es saber cómo elegir la copa menstrual perfecta para ti.

Lo que debes saber sobre la copa menstrual

Es muy importante que te conozcas, que sepas cómo son tus ciclos y tu flujo menstrual. Hay diferentes formas, tamaños y texturas. Lo más seguro es que no aciertes a la primera y debas probar más de una. Elige la forma, textura y rigidez que más cómoda te haga sentir. Para eso tócalas antes y manipúlalas para que te hagas una idea de cómo son.

Colocarla es sencillo y mucho más si estamos lubricadas. Como los primeros días de regla solemos tener menos lubricación natural, puedes usar un lubricante de base acuosa para introducirla mejor.

¿Cómo elegir la talla de la copa menstrual? Aquí debes tener en cuenta si has tenido partos vaginales o no. No te orientes por la cantidad de flujo. Es el tamaño de la vagina lo que realmente cuenta. Así que, dependiendo de la marca, verás una serie de tallas y ahí encontrarás cuál es la mejor para ti.

Limpiarlas es tan sencillo como pasarlas por agua cada vez que la retiras. Cuando acabes de usarla en cada ciclo y antes de volverla a usar, puedes hervirla para higienizarla.

¿Qué es mejor la copa menstrual o las bragas menstruales?

¿Ha cambiado nuestra sexualidad con Internet?

Esta semana me invitaron a Carne de Bit, un podcast en el que hablan sobre el mundo digital. Sobre mundo digital y sexualidad podemos hablar largo y tendido, por eso, a lo largo de la entrevista que Emilio Sáez Soro, el creador de este podcast, me hizo, hablamos de cómo Internet ha cambiado la forma de relacionarnos, de conocer gente, los nuevos códigos para ligar, de cómo las parejas han cambiado y de muchas cosas más.

Fue interesante ver cómo el mundo digital se ha metido en nuestra cama y nos ha ido cambiando poco a poco. O tal vez somos nosotras las que hemos convertido lo digital en algo íntimo. Os dejo aquí el podcast. ¡Que lo disfrutéis!