Succionadores de clítoris, ¿de revolución a necesidad?

Esto es una revolución y lo sabes. ¿O acaso no te ha picado la curiosidad por probar esos estimuladores de clítoris de los que tanto se habla últimamente? Con eso ya tenemos mucho ganado.

Puede que haya un gran trabajo comercial detrás y una buena inversión, eso no lo niego, pero de lo que no hay duda es que se habla más de masturbación que nunca. No de cualquier masturbación, sino del clítoris en particular y de tocarnos. Tocarnos sin pensar más allá que en el placer y la experimentación sexual. Este tipo de juguete erótico es muy estimulante y ha marcado un antes y un después en el placer femenino.

Podemos tener diversas opiniones sobre los succionadores de clítoris, pero lo que no podemos negar es que han hecho que se hable de forma natural en cualquier medio de la masturbación femenina. No hay periódico, radio o conversación familiar que se haya librado de sacar el tema y debatirlo. Es cierto que, a pesar de ser interesante y constructivo usar juguetes eróticos, a veces nos acostmbramos a las intensas vibraciones y nos olvidamos de que lo mejor es la combinación ente lo “tradicional” y lo novedoso.

El succionador de clítoris en pareja

Nos estamos encontrando con muchas parejas que se lanzan a los succionadores de clítoris como boya salvavidas del sexo rutinario. Sí, introducir en las relaciones este tipo de productos es beneficioso pero hay que tener cuidado con cómo lo hacemos. Seguro que con este ejemplo lo ves claro. Si empiezas a condimentar la comida con especias que alteran el sabor, al principio será diferente, te hará sentir el plato más sabroso y te atraerá más. Después, te acostumbrarás, te seguirá gustando pero el día que lo comas sin ese extra te costará acabarte el plato. Entiendes por dónde voy, ¿verdad?

Con las altas vibraciones ocurre lo mismo. Nos estamos acostumbrando a llegar al orgasmo a mil revoluciones y cuando compartimos el sexo con otra persona nos impacientamos porque en 5 minutos no hemos alcanzado el clímax. Las salas de espera de los consultorios se llenan de mujeres que ahora están preocupadas porque no son capaces de alcanzar el placer en un encuentro sin juguete. Lo primero de todo es que hay que olvidarse del reloj cuando hablamos de placer y deseos. Hay que darse tiempo y centrarnos en sentir. Buscar un momento tranquilo y un lugar es el primer paso. Asegurarnos de que nadie nos va a interrumpir y que vamos a estar centradas en nuestro cuerpo. No ir directamente a la zona genital es clave. Buscar otras zonas erógenas, escapar de lo conocido y buscar nuevas maneras de llegar a ese punto de no retorno es una idea que te animo a poner en práctica. Después, déjate llevar.

La solución para equilibrar el placer

La solución está en combinar. Usa estos juguetes realmente revolucionarios que hacen nuestra vida sexual mucho más atractiva y satisfactoria, pero sin olvidarnos de que otras opciones también siguen ahí y pueden ayudarnos a conocer mejor cómo funciona nuestro placer.

Investiga más allá del succionador de clítoris, hay otros muchos que también nos aportan un plus de excitación y que son menos fuertes, lo que hará que el placer llegue más lentamente.

¡Apunta esto! ¿Cómo funciona y debo usar el succionador de clítoris?

Realmente los llamamos succionadores, pero no succionan. No te creas que vas a ser absorbida por el aparato. Lo que realmente hacen es emitir unas ondas con aire y vibración en algunos casos que llegan hasta tu clítoris.

No lo uses solo en la vulva. También puedes estimular los pezones con ellos u otras zonas que para ti sean erógenas.

Si se te queda corto, ya existen los vibradores con succionador incluido para estimular interna y externamente a la vez.

No todas tenemos la misma anatomía y no cualquier juguete te va a ir bien, así que ¡tendrás que encontrar el tuyo! Hay muchos modelos, solo hay que mirar y experimentar hasta dar con el adecuado. Y si lo pruebas y no es para ti, a ora cosa mariposa.

He probado muchos succionadores de clítoris y ésta es mi opinión.

Abecedario sexual o cómo redescubrir el cuerpo

Últimamente me encuentro algo muy común en consulta y es que hemos dejado de sorprendernos a nosotras mismas.

La genitalidad y en concreto el clítoris lo ha acaparado todo últimamente en los últimos años, pero ¿qué pasa con el resto del cuerpo? Somos tan capaces de recibir placer de otras partes de nuestra anatomía que de la zona genital, tan sólo hay que darnos tiempo y experimentar mucho.

¿Cómo conseguir otro tipo de orgasmos?

Nuestro cuerpo es un mapa en el que podemos dibujar el camino erótico que nos apetezca. Por eso, y con ayuda de LELO hemos hecho un vídeo en el canal de YouTube sobre el abecedario erótico.

Gigi 2 de LELO

Ligar en tiempos de Feminismos

Ligar se ha convertido en un suplicio para muchas y en un juego sin límite de tiempo para otras. Así es como ligamos con miedo y detrás de las pantallas

Estamos en tiempos de feminismos. El mensaje nos ha calado y lo llevamos allá donde vamos y por supuesto que a la hora de ligar no se nos olvida que no haremos nada que no nos apetezca hacer. Hasta aquí todo perfecto, pero ahora vamos a ver la otra cara. Estamos un poco cansadas de oír eso de que ahora “ni se puede ligar”, “no te puedes acercar a una chica” y otras perlas como estas que os aseguramos que no son verdad.

Lo que sí es verdad es que la manera de ligar ha cambiado, y menos mal, y hay que actualizarse un poco para triunfar delante de esa persona que tanto nos gusta.

Con todos los cambios que estamos viviendo los últimos años entendemos que hay muchos y muchas que se sienten perdidos. Ha comenzado a aparecer un temor que está corriendo como la pólvora. Tras el #MeToo y las crecientes noticias sobre denuncias por acoso en lugares de trabajo a muchos se les ha atragantado un poco esto de ligar y es que tenemos por un lado este temor creciente y por el otro el síndrome de Tinderella, uno de esos que han aparecido en el siglo XXI y que describe el placer de alargar el flirteo hasta límites insospechados refugiándose en el anonimato de las aplicaciones para ligar. Nos preguntamos, ¿no son la cara de la misma moneda? El miedo al enfrentamiento cara a cara ya sea disfrazado de placer por ligar sin tiempo límite o directamente no salir de casa prefiriendo la manta, como está haciendo la generación Z, encontrando así otra forma de retrasar ese estresante momento vital.

Beatriz Cerezo y Nuria Arrebola de Espai Indàgora, espacio de psicología, afirman que “Es algo que sucede tanto en jóvenes, como adultos, como personas de más de 50… el tema de los afectos es algo que atraviesa a todas las identidades. El reconocimiento, la aceptación, la necesidad de cariño por parte de las personas es algo que nos determina como seres sociales. En el acto de ligar se pone en juego el resultado de aceptación o rechazo, si lo hago bien me aceptan, si lo hago mal me rechazarán, lo que implica una simbolización de mi persona como de ser insuficiente, no válido. Eso produce muchísimo miedo, hay mucho en riesgo con cada acto y pasito que damos en el ligar”.

Lee el artículo completo

Virus del Papiloma Humano, ¿tienes claro cómo se contagia?

El Virus del papiloma no es una enfermedad ni es el resultado de ser una irresponsable sexual. Ocho de cada diez personas sexualmente activas lo van a contraer y esto es lo que debes saber de él.

Vergüenza, miedo, rechazo… son algunos de los sentimientos que nos afloran cuando nos enteramos de que podemos haber contraído el Virus del Papiloma Humano. Esta Infección de Transmisión Sexual (ITS) es una de las más comunes, pero ¿sabemos cómo se trata y cómo podemos evitar contraerla? En la teoría sí, pero la verdad es que, aunque se habla mucho de ella, la información que nos llega es muy escasa.

El Virus del Papiloma Humano (VPH) es una de las ITS más comunes. La doctora Gema García Gálvez, ginecóloga responsable de la Unidad de Suelo Pélvico del Hospital Quirón Salud de Madrid y sexóloga médica, nos confirma este dato y aclara que “Se trata de un virus ADN con mucha afinidad por los epitelios, infecta piel y mucosas tras el estrecho contacto en las prácticas sexuales. Se considera la infección de transmisión sexual más frecuente”.

Se genera en las células epiteliales y se transmite por contacto directo de la piel o las mucosas. Hay que dejar claro que no es una enfermedad, sino una contaminación asintomática que en la mayoría de los casos desaparece sin necesidad de tratamiento.

¿Cómo sé que tengo VPH?

“La mayoría de las personas a las que se les detecta no manifiestan ningún signo o síntoma, salvo cuando aparecen verrugas genitales. La infección subclínica, muy frecuente, se diagnostica mediante citología o colposcopia en el caso de la mujer”, apunta la doctora.

Es una infección muy común. Los datos dicen sigue leyendo

Jugar en pareja o juegos de pareja, ¡tú decides!

La monotonía en la pareja es un factor que afecta a más de la mitad de las relaciones que han convivido juntos durante más de 4 años. Siendo un problema tan frecuente en las parejas de hoy en día, cada vez son más las que intentan buscar soluciones que les ayuden a romper con esta rutina de monotonía y aburrimiento. Muchas de ellas deciden incorporar juegos a sus relaciones sexuales pero, ¿qué alternativas tenemos y hasta qué punto son efectivas?

Todos hemos escuchado hablar de juegos sexuales que, si bien en ocasiones no nos hacen experimentar nada nuevo, sí que funcionan bien como complemento en esas relaciones que, tras varios años, comienzan a planteársenos como rutinarias.

Los ejemplos más evidentes podrían ser los típicos dados que nos proponen algo tan sencillo como cambiar de postura; o los dados sexuales, que nos presentan opciones de tocar, acariciar, masajear, chupar, etc. en distintas zonas del cuerpo; o incluso juegos que nos presentan un laberíntico recorrido por decenas de posturas (algunas casi imposibles) incluidas en el Kamasutra.

No obstante, hay juegos que van un poco más allá, y que nos ofrecen propuestas algo más complejas y elaboradas, permitiendo estrechar lazos con tu pareja, descubrir nuevos gustos y disfrutar mucho más del sexo en pareja.

Un claro ejemplo es Coupletition, un nuevo juego sexual para parejas que promete romper por completo con la rutina y el aburrimiento creando una experiencia basada en la competencia y la confianza con tu pareja. A continuación, vamos a explicar brevemente en que consiste y porque creemos que es una forma sencilla, barata y divertida de darle una vuelta a tus relaciones sexuales en pareja.

Coupletition consta de 15 pruebas en las que competirás con y contra tu pareja en la búsqueda de los Couplepoints. Iréis acumulando estos Couplepoints o puntos a lo largo de los distintos niveles y, finalmente, permitirán que uno de los dos se lleve un fantástico premio que vosotros mismos decidiréis. ¿Interesante verdad? Pues aún hay más.

Este juego diseñado en Barcelona ha pensado en todo, y para que no hagáis todas las pruebas de golpe, establece un periodo de descanso obligatorio que dilatará la experiencia hasta un mínimo de 15 intensos y divertidos días. Nada de jugar y volver a meter el juego en el cajón hasta la próxima vez que os acordéis (como sucede con la mayoría de las propuestas que encontramos en el mercado); en Coupletition disfrutaréis de un mínimo de 15 encuentros llenos de diversión donde jugaréis a todo tipo de pruebas: desde sexting, roleplays y bondage hasta planear y dirigir vuestra película porno perfecta.

La pre-venta de Coupletition está ya disponible en la plataforma Verkami, desde el 22 de octubre. Allí podréis obtener una unidad del juego a un precio muy reducido antes de que se ponga a la venta oficialmente, además de poder obtener kits especiales solo disponibles durante la pre-venta.

Estáis a un par de clics de darle un giro a vuestras relaciones sexuales, ¿a qué esperáis?

By Coupletition