Jugar en pareja o juegos de pareja, ¡tú decides!

La monotonía en la pareja es un factor que afecta a más de la mitad de las relaciones que han convivido juntos durante más de 4 años. Siendo un problema tan frecuente en las parejas de hoy en día, cada vez son más las que intentan buscar soluciones que les ayuden a romper con esta rutina de monotonía y aburrimiento. Muchas de ellas deciden incorporar juegos a sus relaciones sexuales pero, ¿qué alternativas tenemos y hasta qué punto son efectivas?

Todos hemos escuchado hablar de juegos sexuales que, si bien en ocasiones no nos hacen experimentar nada nuevo, sí que funcionan bien como complemento en esas relaciones que, tras varios años, comienzan a planteársenos como rutinarias.

Los ejemplos más evidentes podrían ser los típicos dados que nos proponen algo tan sencillo como cambiar de postura; o los dados sexuales, que nos presentan opciones de tocar, acariciar, masajear, chupar, etc. en distintas zonas del cuerpo; o incluso juegos que nos presentan un laberíntico recorrido por decenas de posturas (algunas casi imposibles) incluidas en el Kamasutra.

No obstante, hay juegos que van un poco más allá, y que nos ofrecen propuestas algo más complejas y elaboradas, permitiendo estrechar lazos con tu pareja, descubrir nuevos gustos y disfrutar mucho más del sexo en pareja.

Un claro ejemplo es Coupletition, un nuevo juego sexual para parejas que promete romper por completo con la rutina y el aburrimiento creando una experiencia basada en la competencia y la confianza con tu pareja. A continuación, vamos a explicar brevemente en que consiste y porque creemos que es una forma sencilla, barata y divertida de darle una vuelta a tus relaciones sexuales en pareja.

Coupletition consta de 15 pruebas en las que competirás con y contra tu pareja en la búsqueda de los Couplepoints. Iréis acumulando estos Couplepoints o puntos a lo largo de los distintos niveles y, finalmente, permitirán que uno de los dos se lleve un fantástico premio que vosotros mismos decidiréis. ¿Interesante verdad? Pues aún hay más.

Este juego diseñado en Barcelona ha pensado en todo, y para que no hagáis todas las pruebas de golpe, establece un periodo de descanso obligatorio que dilatará la experiencia hasta un mínimo de 15 intensos y divertidos días. Nada de jugar y volver a meter el juego en el cajón hasta la próxima vez que os acordéis (como sucede con la mayoría de las propuestas que encontramos en el mercado); en Coupletition disfrutaréis de un mínimo de 15 encuentros llenos de diversión donde jugaréis a todo tipo de pruebas: desde sexting, roleplays y bondage hasta planear y dirigir vuestra película porno perfecta.

La pre-venta de Coupletition está ya disponible en la plataforma Verkami, desde el 22 de octubre. Allí podréis obtener una unidad del juego a un precio muy reducido antes de que se ponga a la venta oficialmente, además de poder obtener kits especiales solo disponibles durante la pre-venta.

Estáis a un par de clics de darle un giro a vuestras relaciones sexuales, ¿a qué esperáis?

By Coupletition

Tu clítoris pide más y así es como puedes dárselo

Círculos hacia un lado, hacia otro, movimiento hacia arriba, abajo y vuelta a empezar. ¿Realmente es así como nos gusta tocar el clítoris? Esa parte tan sensible y placentera de nuestro cuerpo necesita un poco más de amor y atención, así que para y ¡vamos a aprender a tocarlo con un succionador de clítoris!

Hace unos días estuve hablando en mis redes y con otras profesionales sobre cómo nos masturbamos y, en concreto, cómo estimulamos el clítoris. El clítoris atrae toda la atención cuando hablamos de los genitales femeninos y, sobre todo, cuando preguntamos sobre la masturbación. Con 8000 terminaciones nerviosas y el propósito principal de darnos placer, ¡cómo no va a ser el rey de la cama! Entiendo que lo sintamos así, pero yo creo que a veces nos obsesionamos tanto con él que olvidamos que la excitación y el deseo reside en otra parte y recorre todo nuestro cuerpo.

El deseo

Ese arte que vive en nuestro cerebro hay que trabajarlo. Todas y cada una de nosotras tiene una forma diferente de desear. El deseo vive, pero como ya sabemos a lo que no se presta atención se va quedando ahí al fondo y lo vamos olvidando. Por ello, es importante que lo saquemos diariamente con pequeños gestos como una lectura que nos interese y nos haga excitarnos o simplemente dedicándonos un tiempo a pensar en él. En cómo lo percibimos y cómo nos repercute en el resto de facetas de nuestra vida.

El deseo puede activarse de muchas maneras y podemos dirigirlo hacia donde nos apetezca. Una vez en modo On, os animo a que vayáis re-descubriendo vuestras zonas favoritas. Nos hablan mucho de las zonas erógenas, pero cada una de nosotras tenemos las nuestras propias y hay que descubrirlas. Cuando las identifiquemos y disfrutemos, podremos alargar los momentos de placer hasta ahí. Sí, ¡ya llegamos al clítoris!.

El clítoris y su Je ne sais quoi

El clítoris, como ya he dicho, tiene muchísimas terminaciones nerviosas que se extienden y llegan incluso a la cara interna de los muslos. Está recubierto por un capuchón y es una parte eréctil. Sí, al ser estimulado se llena de sangre y aumenta en tamaño y volumen. Es realmente sensible y por ello hay que tener cuidado con cómo lo tocamos.

No lo acaricies bruscamente de una forma directa. Toca los labios externos e internos de la vulva. Reconócete y tócate sutilmente, como si te dieras un masaje. Haz tus propios caminos. Después puedes ir acercándote poco a poco y céntrarte en el. ¿Ya sabes cómo te gusta? Ahí está la clave, en saber cómo te gusta. Prueba con diferente formas de excitarlo con tus manos para aprender cuál es la forma ideal para ti.

Sona Cruise, el succionador más potente
Su potencia es alta y tiene 8 patrones diferentes de estimulación.

¿Necesitas ayuda?

Hay muchas mujeres que me dicen que masturbarse con la mano no les parece suficiente y que los vibradores que han probado son demasiado débiles. ¡Tengo la solución!

Os lo voy a decir claro y conciso SONA CRUISE de LELO. Sona Cruise es un succionador de clítoris. ¿Qué quiere decir esto? Que es un juguete diseñado y pensado exclusivamente para estimular el clítoris de una forma muy especial.

No te confundas, no vibra, succiona. A través de su membrana ondulante hace que este punto tan placentero reciba sus ondas y su ardor vaya aumentando.

Es un juguete sencillo compuesto por tres botones que sirven para accionarlo, incrementar la potencia, disminuirla y cambiar de combinación de pulsaciones. Tiene 8 modos diferentes y cada uno de ellos es una sorpresa.

Succionador para clítoris de LELO
El succionador de clítoris Sona Cruise es perfecto para mujeres que buscan una experiencia diferente.

Es elegante, discreto, no hace mucho ruido y puedes llevarlo a casi cualquier parte porque no ocupa casi e incluye una bolsa de transporte satinada muy apropiada.

Mi experiencia

WOW. Con eso os lo resumo todo. Es un estimulador de clítoris potentísimo. Y no exagero, de verdad. Es apto para genitales a los que realmente les gustan las emociones fuertes.

Es cierto que podemos bajar la potencia y entre la mayor de todas y la menor hay bastante diferencia, pero aún así y por el diseño que tiene, tu clítoris tiene que querer potencia.

Lo que más me ha gustado es el diseño. Es elegante, sencillo y se puede manejar con una sola mano. Soy una amante de las cosas bonitas y esta lo es. No me digáis que no puede quedar bellísimo sobre la cómoda. Por otra parte, admiro su sencillez de uso. A veces parece que en vez de juguetería erótica tenemos naves espaciales. Cumple con su funcionalidad y es apto para todo el mundo. Y no puedo dejar de pararme a repasar todo lo que envuelve a este succionador. Desde el pack de presentación hasta las prestaciones que tiene. Incluye cable para re-cargarlo, el manual de instrucciones lo podemos encontrar en la web y con nuestro código personal que se incluye en el paquete podemos registrarlo en la página de LELO para activar la garantía y ser miembros de este prestigioso club.

La experiencia con Sona Cruise
Mi experiencia con este succionador de clítoris.

¿Quieres unirte al Sona Cruise Club de LELO? Aquí mismo puedes hacerlo y comenzar a darle a tu clítoris una nueva satisfacción.

Sexo y vejez, sí es posible| Etapas en la sexualidad III

Viejas y sexuales. Es una pareja no muy bien vista. Que una mujer mayor tenga libido, deseos y se de placeres nos chirría un poco. ¿Por qué? porque a las mujeres se nos ha educado como seres receptores hasta para el placer y por eso creemos que cuando una mujer ya es mayor, pierde todo el interés por los asuntos sexuales. Pero tengo la necesidad de tiraros esta idea a la basura, lo siento me veo en la obligación de decir que las mujeres mayores también tienen sexo.

Sí, las personas mayores follan. “La Sexualidad, la sensualidad y el erotismo NO desaparecen cuando envejecemos, lo que si varían son las condiciones físicas, médicas, emocionales o de relación que pueden incidir, influenciar o dificultar que nuestras relaciones afectivo-sexuales necesiten adaptaciones y por tanto, creatividad y mucha comunicación de pareja” es la respuesta de Zoraida Granados Palma, psicóloga, sexóloga y especialista en Intervención en Crisis, Duelo y Muerte, Atención integral a personas con enfermedad avanzada y sus familias, además de estar a cargo del gabinete CoNpasión. Y es mi aliada hoy para reivindicar que las personas mayores y las que se encuentran en su última fase de la vida también tienen deseos sexuales.

Si la vida sexual en la juventud fue placentera y satisfactoria condicionará su Sexualidad y la de su pareja en la llamada tercera edad, adultez tardía y/o vejez y tratará de mantenerla, en caso contrario, las personas que tuvieron un pasado disfuncional, por norma general, no buscarán alternativas ni ayuda, al considerar que no pueden darse mejoras”. “No todo finaliza cuando te jubilas, fallece tu pareja, o tus hijos abandonan el hogar familiar y se independizan. Así como no deben seguir las normas sociales inculcadas ni los estereotipos asociados a su edad”.

Como podemos comprobar a nuestro alrededor hay muchas maneras de llegar a la vejez y Granados incide en esto. No es lo mismo haber sido una persona activa y que se ha preocupado por el auto-cuidado y la vida íntima que una que, por muchos motivos se ha conformado. “Si estaba activo podemos favorecer la información, incitar en las novedades, mejoras, incluso que conozcan nuevas posturas o juguetes sexuales. En cambio, si la persona o personas no han disfrutado de una relación satisfactoria para uno de su miembros o para ambos, lo primero es conocer los motivos por lo que se encuentran en esa situación, si han realizado intentos, han sido exitosos o no, las dificultades, así como las facilidades para ciertos aspectos”.

¿juguetes sexuales en la vejez? ¡Por qué no!

Para las personas mayores llegar a este momento de sus vidas puede suponer romper con todo lo que han hecho hasta ahora. Ahora pueden dedicarse a lo que les gusta, permitirse sentir y buscar diferentes maneras de sentir placer sin prisas y ajustándose a sus verdaderas necesidades.

Uno de los problemas con los que nos encontramos en esta etapa es con la soledad. Muchas personas llegan a esta fase solas o empiezan a sufrir pérdidas importantes. Por ello, se han visto en la necesidad de vivir con familiares, pero ¿qué hay de su intimidad ahora? “Uno de los aspectos que las personas mayores peor gestionan al igual que sus familiares es cuando no pueden permanecer en su querida casa, sus cosas, su tiempo, su orden, sus manías y sus recuerdos”. “Las diferencias intergeneracionales se notan y surgen las desavenencias y los conflictos”. “Como cuando te encuentras en el Hospital, la intimidad es relativa, escasa e incluso inexistente. Se debe trabajar para concienciar tanto a los profesionales de la salud y de los cuidados, como a los familiares a promover la autonomía de la persona, respetar la intimidad y su dignidad. Por ello, deben disponer de un espacio, donde puedan tener sus enseres personales, fotos, recuerdos, se debe llamar a la puerta antes de entrar, preguntar antes de realizar cualquier intervención, cura, cuidado o aseo personal”.

El amor y la sexualidad en la tercera edad

Uno de los motivos de consulta más frecuente es cuando tras enviudar, divorciarse, el marido o la mujer, desean, por propia voluntad ir a una Residencia de Mayores, para no ser una carga para sus hijos, cuidadores y/o allegados, porque desean disfrutar de la compañía y las actividades que allí se ofrecen, evitar la soledad y relacionarse con personas de su generación o similares, y sus hijos son informados por el Centro o por el propio familiar que tiene pareja. Algunos familiares, entre ellos los hijos no lo conciben, incluso se lo prohíben, le impiden seguir con la relación por si la otra persona le engaña o pretende beneficios secundarios, y la típica frase: ¿qué vas a hacer ahora a tu edad?, ¿ya no te acuerdas de papá o mamá?. Los hijos deben comprender, que gracias a la relación que tuvieron sus progenitores, ellos son lo que son, por lo que no deben molestarse, ni ofenderse, ni escandalizarse”

El amor en las residencias de ancianos

El amor surge en las residencias habitualmente como comenta Zoraida Granados pero ¿qué sucede entonces? “Se les informa a los hijos, porque el Centro, considera que son ellos los que pueden o no dar permiso al personal del Centro e incluso a sus padres, en el caso hipotético de poner a ambas partes de la pareja en una misma habitación. Por lo que sí, y sólo sí, la nueva pareja, sus familiares y el Centro dan su conformidad se permite. Y en el caso, de que alguna de las partes se niegue, no se permite la convivencia ni el espacio donde compartir y hacer crecer una relación de pareja. Éstas son las Residencias más “modernas”, por llamarlo de algún modo. Pero, en la inmensa mayoría, si la pareja no está legalmente casada, no les permiten compartir habitación e incluso coincidir en las actividades”.

En esta etapa los estereotipos tampoco deben condicionar

Siguiendo nuestra línea temporal de vida vamos a llegar a un punto en el que ésta se vaya apagando. ¿Sigue habiendo sexualidad? “Sin lugar a dudas, una de las mejores maneras de finalizar la vida con amor, comprensión, dulzura y conexión”. Pero, “las personas al final de la vida, no desean tener relaciones sexuales completas, como entiende el resto de las personas, como es únicamente mediante la penetración. lo que demandan es tocarse, sentirse, fuera de los meros roces cuando les dan de comer, les limpian o asean, cambios de ropa y/o posturales.

Esto es lo que necesitan, desean y demandan, y si los profesionales de la salud, podemos facilitar eso, una misma cama, cuerpos en contacto, intimidad, tiempo…las personas se serenan, reconectan con su pareja e incluso pueden despedirse en sus brazos; un lugar conocido, cómodo, tierno y seguro”.

Zoraida Granados Palma

 

“Si estás vivo, puedes sentir y por tanto, disfrutar y sentir placer, con o sin compañía”

Orgasmos de cérvix y energía sexual, ¿cómo conseguirlo? | Con invitado de honor Sergio Fosela y su Terapia Sexitiva

¿Cuántos tipos de orgasmos somos capaces de tener? Si recordáis hubo un tiempo en el que estábamos obsesionadas y obsesionados por los tipos de orgasmos. Que si el orgasmo de clítoris, el orgasmo vaginal, el orgasmo a través de los pechos… y hoy os digo ¿habéis tenido alguna vez un orgasmo cervical?

El orgasmo cervical es el que se produce en el Cérvix y, según los y las expertas y personas que lo han vivido, es uno de los orgasmos más potentes que podemos llegar a sentir. Yo si os soy sincera no sabía que este tipo de orgasmo existía. Fue cuando oí la experiencia de una compañera que narraba cómo le latía el útero en según que orgasmos cuando me puse a investigar. Por la descripción deduje que lo que ella sentía era un orgasmo cervical, pero ¿cómo se alcanza un orgasmo de cérvix?

Me he propuesto aprender y ponerlo en práctica, pero no lo voy a hacer sola, hoy tengo ayuda. Sergio Fosela, sexólogo, coach sexual y de pareja y un auténtico experto en energía sexual se ha prestado a echarme una mano con este tema. Fosela es el creador de Terapia Sexitiva, un libro de esos que todo el mundo debería tener en su mesilla para preguntarse cosas de vez en cuando y aprender que no todo en la sexualidad es algo físico, sino que va mucho más allá. Tengo que confesar que no sé mucho de esto, así que vamos a empezar primero organizando nuestras energías y ya luego hablamos de orgasmos.

¿La energía sexual existe?

Hace poco en las redes sociales tenía un día de esos de inspiración y con bajo apetito sexual, esas épocas por las que pasamos todxs, y automáticamente en esos momentos pensamos que igual nuestra pareja ya no nos atrae tanto y caemos en el típico “hay que reinventarse”. Pero yo pensé, no es que haya ningún problema es que la vida va cambiando y nuestros deseos y apetencias sexuales con ella. La sexualidad no desaparece ni se destruye, sino que se transforma. Sergio Fosela en cambio opina que el deseo se puede quedar “dormido”. “No creo que pueda transformarse pues no veo la forma en que el deseo pueda cambiar de estado o vibración, como la energía (sexual). Pero sí es cierto que no se destruye ni desaparece. Tan sólo se aletarga. Con la energía sexual sucede un poco lo mismo -aunque ésta sí puede llegar a transformarse, sobre todo en las “transferencias” de las que se oye hablar últimamente mucho – ya que, para mí, deseo, excitación y energía sexual son “primas-hermanas” e influyen directa e indirectamente las unas a las otras”.

Los bloqueos sexuales que a veces sentimos pueden provenir de muy diferentes vías y éste es el objetivo de las terapias Sexitivas que realiza Sergio, trabajar el empoderamiento sexual desde lo vivencial, para romper esos bloqueos y permitir reconocer, fluir y desarrollar la energía sexual. Pero ¿cómo podemos trabajar nuestras energías sexuales? “Hay distintas vías para trabajar la energía sexual. Pero para mí la forma más práctica y fundamental es poniendo conciencia a nuestra sexualidad, es decir, todo lo que hago y me hacen es para mí, sintiéndolo y poniendo toda mi atención en mi placer, sin presión, sin expectativas, sin egos y sin “cumplir”. Pero lo difícil es hacerlo cuando existen bloqueos, miedos, creencias limitantes, culpas y vergüenzas que nos impiden disfrutar de la sexualidad con plenitud. De este modo es imposible cultivar la energía sexual ya que permanecería inhibida” aclara Sergio.

La energía sexual

Estar yo sola con mi energía me parece relativamente fácil porque mi placer sólo lo gestiono yo, pero cuando lo compartimos con otra persona, ¿qué pasa con esas energías? ¿cambian?. “¿Por qué debería cambiar o ser distinta? Nuestra energía puede ser mayor o menor según nuestras circunstancias, y no se transforma porque haya alguien o no en nuestras vidas (¡menuda locura sería!)” responde.  “Lo que si puede ocurrir es que nuestra energía sexual al estar en pareja sí cambie nuestro estado de ánimo, deseo, excitación, etc y parecer que tenemos más energía sexual con pareja que sin ella. La energía sexual alimenta nuestras emociones principalmente, y evidentemente si estoy con alguien por quien siento atracción sexual, va a potenciar esa sensación y excitación, cosa que a solas no suele ocurrir. Pero ojo, igualmente puede potenciar una emoción derivada de una mala experiencia sexual y hacernos afrontar la siguiente con miedos o dolor, algo que tampoco es frecuente que ocurra a solas. Así que, no es diferente, pero si es distinto su funcionamiento”.

¿Es diferente un orgasmo clitoriano a uno cervical?

Desde que me puse a investigar este tema he visto que el Orgasmo cervical está de moda, pero ¿en que se diferencia un orgasmo cervical de uno estimulando el clítoris? Físicamente Sergio aclara que ” en las contracciones que suceden al darse el orgasmo. En el clítoris principalmente se contraen el músculo pubococcígeo (sobre todo el periné) y la entrada de la vagina; en el cérvix se contraen el útero y la vagina. Estos espasmos van a hacer que el orgasmo se sienta diferente. Otra diferencia es a nivel cerebral; ambos estímulos orgásmicos provocan el orgasmo en el córtex, pero en distintas áreas (adyacentes, eso sí), lo que hace que se sientan ligeramente distintos. Y después está la forma en que se produce el orgasmo; con el clítoris el impulso nervioso viaja hasta el sacro para subir por la médula hasta el cerebro y con el cuello del útero el impulso nervioso viaja directamente al cerebro a través del nervio vago.

Aparte de lo más puramente físico, ¿sensorialmente es diferente?  ” A nivel sensorial el estímulo orgásmico cervical puede provocar una “sensación orgásmica continua” como yo lo llamo, o sea, es como un orgasmo que nunca para. No hay período refractario. Sólo para  parar el estímulo y vuelve a activarse al reiniciarse el estímulo, aunque hayan pasado un par de minutos”.

“Después está la parte subjetiva que me parece interesante tener en cuenta. Los testimonios de mis pacientes, lo describen como un orgasmo expansivo, brutal, con sensación de “morirse” (puede que sea este el estímulo que provoca lo que conocemos como la petite mort) y que les permiten encadenar orgasmos sin dificultad. Lo describen también como mucho más placentero y satisfactorio”.

¡¿Cómo consigo tener un orgasmo de cérvix?!

No sé vosotras pero visto las sensaciones que produce no me importaría probar a tener un orgasmo de este tipo.  Sergio Fosela ha hecho una minucioso estudio en el que detalla la técnica para conseguir orgasmos de cérvix. De momento no está disponible, pero muy pronto podremos verlo en su web.

Se realiza a través de un masaje del cérvix y de la vagina y cualquier mujer con útero podría alcanzarlo. “Lo que sí hay que tener en cuenta, es que, aunque la hipótesis es que cualquier mujer puede tenerlo, se deben cumplir unas premisas. Y es que esa mujer no tenga dificultades que le impidan disfrutar de su placer y obtener orgasmos tanto a solas como en pareja (con el estímulo que sea). Si sufre anorgasmia, o no se masturba y no siempre logra llegar al orgasmo en pareja o tiene sentimientos de culpa por sentir placer, por poner un ejemplo, sería imposible alcanzar el orgasmo a través de este tipo de estímulo orgásmico ya que no lo hace con ningún otro” añade Fosela.

El cérvix también es una parte importante de nuestras vidas sexuales

¿Por qué en el cérvix se pueden obtener orgasmos?

A mi me sigue llamando mucho la atención que esta zona sea tan placentera y Sergio lo resume así: A pesar de lo que se venía creyendo hasta ahora, de que la vagina sólo tiene sensibilidad en el primer tercio (con la justificación de que, si no, los partos serían insoportables del todo, algo que no me cuadra en absoluto si has visto un parto en directo) resulta que sí está totalmente inervada. Así que, si hay receptores sensoriales, puede haber orgasmo. Yo de todos modos tengo mi propia teoría aprendida hace mucho tiempo en mi camino por la energía sexual: Si al producirse un orgasmo por estímulo del cérvix el útero y la vagina se contraen, cuando masajeamos y estimulamos ambas zonas, lo que estamos provocando son pequeñas contracciones (simulamos una contracción orgásmica) y el cerebro si piensa que está teniendo un orgasmo, al final nos lo da. Y ¿por qué no lo he sentido nunca si me he estimulado la vagina muchas veces a solas y con mi pareja? Pues porque seguramente tu útero está espástico (rígido y tenso). Por eso es necesario realizar la técnica que propongo en mi trabajo, para que poco a poco vaya descontracturando la vagina, eliminando tensión uterina y dejando el útero flexible y móvil. Al cabo de pocas sesiones, el masaje se transforma en una masturbación maravillosa que lleva al orgasmo cervical”.

Dónde tocarse exactamente

Creo que necesito un mapa de mi cuerpo para encontrar ese camino, “No tiene mucha dificultad. Lo difícil a veces es tener la paciencia para explorar, estimular, sentir y abandonarse a las sensaciones sin aburrirse o agobiarse. Muchas veces como no se siente nada en los primeros minutos, se abandona y se va a lo que se conoce. Así que imagina pedir estar una hora durante varios días sin sentir nada”.

“Para localizar el punto que provoca ese orgasmo con exactitud, es justo por encima del cuello del útero, en el fondo del saco vaginal anterior. En pareja no hay dificultad para llegar a ese punto, pero a solas, es necesario poner un pie encima de un taburete alto antes de introducirte el dedo (tendrías una pierna en cuclillas y otra estirada y de pie)”.

No puedo dejar escapar a Sergio sin hacerle ESA pregunta que tanta polémica suscita, ¿de verdad hay diferentes tipos de orgasmos o en realidad son diferentes formas de estimular que llevan al mismo fin?

“El orgasmo se sabe a ciencia cierta que se produce en el cerebro. Lo que existen son estímulos orgásmicos que viajan al cerebro y desencadenan ese estado máximo de placer. Si se acarician las zonas erógenas (zonas con una sensibilidad especial al tacto) y estamos en un estado de relajación y clave erótica, estos estímulos orgásmicos se harán muy fuertes provocando el orgasmo. Pero las caricias pueden darse en zonas no consideradas erógenas y provocar un orgasmo e incluso sin llegar a haber contacto puede haber orgasmo (como ocurre en los sueños húmedos).

Así que son diferentes formas de estimular, pero para mí, aunque todas lleven al orgasmo, generan distintas sensaciones y por eso me parece bien etiquetarlos como si fueran diferentes, ya que cada persona los siente diferentes, los consiguen de forma diferente y para cada una, uno es más fácil que otro. Y así conseguimos distinguirlos mejor al pensar en ellos o sentirlos”.

Sergio Fosela creador de Terapia Sexitiva

EVA 🐛 y los clítoris contentos | Orgasmos en el clítoris

Tiene alas y no es un pájaro. Serpentea y no es una serpiente. Zumba y no es una mosca. ¿Qué es?

¡EVA!

Eva es uno de los estimuladores más compactos, versátiles y bonitos que hay. Y lo digo muy segura, por eso he tardado tanto en escribir este post, porque la he testado a conciencia para conocerla bien y poder presentárosla. Eva es muy entrañable, parece inofensiva por su aspecto pequeño y delicado, pero es un juguete de lo más sofisticado (a pesar de su sencillísimo uso).

¿Qué o quién es Eva?

Os presento a Eva II, una de las últimas novedades de Dame Products, un proyecto que enamora nada más conocerlo. Dos mujeres al frente de una empresa que piensa en el PLACER Femenino. Sí, así con mayúsculas, porque tienen pocos productos pero muy bien pensados y diseñado para personas con vulva.

Eva es un vibrador fabricado en silicona pensado para parejas. En principio para parejas heterosexuales, para que este bichito estimule la vulva, concretamente el clítoris mientras se está jugando e incluso durante la penetración. Pero ya sabéis que aquí a todo le damos la vuelta así que la hemos probado en relaciones sexuales entre dos personas con vulvas.

Su cuerpecito es muy sencillo, una parte principal donde va el mecanismo y las dos alas. ¿Para qué son las alas? para que se quede encajada entre los labios de la vulva. Eva viene, se prepara, pliega sus alas se acurruca entre los labios y se expande para no moverse de ahí ni con los ritmos de vibración más altos ni si te apetece ponerte a hacer piruetas.

Una vez en su posición en su cabeza tiene una parte que podemos presionar para que empiece a trabajar, que a veces se acomoda y se hace la vaga. Le damos una vez y empieza la fiesta. Tiene tres ritmos, de menor a mayor intensidad. Es un juguete manos libres, ya que una vez puesta no hace falta tocarla más. Ella solita se encarga de todo y tú, solo tienes que disfrutar.

Simplemente con presionar se enciende y se apaga.

Eva y las mujeres

Como os decía Eva está pensada para disfrutarla en soledad o en parejas, no indica que sea exclusivamente para heterosexuales (en el caso de las parejas), pero por su forma y modo todo indica que sí. Pero en ArsEroticas le hemos dado la vuelta y la hemos puesto a prueba. Y ha pasado la prueba.

En primer lugar por el juego que ofrece. Al ser un juguete tan discreto y llamativo hace que se genere un juego muy rápidamente. Es como si recibiéramos una visita, una invitada a jugar. Una se la coloca y la pone en marcha mientras los juegos van surgiendo. La excitación va aumentando y ahí está participando disimuladamente. Se puede tocar un poco para cambiar el ritmo o para rozarla más intensamente contra el clítoris.

En pareja

Con ella, y al ser tan cómoda, se pueden combinar otros juguetes como un dildo si nos apetece una penetración u otro tipo de juguete. Eso sí, yo os recomiendo algo liviano o sin vibración para no distraer demasiado a los sentidos. Pero si queréis divertiros de verdad con ella, probad a ponérosla mientras estáis en casa (o fuera para las atrevidas). Por ejemplo, esa mañana que vais a pasar haciendo tareas y ordenando, póntela o que se la ponga ella y que el ritmo le acompañe. Es muy divertido.

En solitario

Si te apetece tener un momento para ti y además cambiar la manera de cómo te sueles masturbar prueba a ponerte a Eva y activarla. ¡Fuera manos del pubis y vulva! déjate sentir y si usas las manos que sea para que recorran otras partes del cuerpo, pero esa está prohibido. Mueve la cadera y balancea porque este movimiento hace que la excitación suba y así ayudamos a que Eva cumpla con su función. Poco a poco irás sintiendo el placer y no necesitarás más que sentir-te.

Eva me ha encantado

Si te ha gustado aquí puedes conseguir una igual a la mía

http://www.dameproducts.com?rfsn=1533834.82847