Método Kivin para tener mejores orgasmos orales

El método Kivin promete que lleguemos al orgasmo durante el sexo oral en 3 minutos y te lo enseño en vídeo paso a paso

El sexo oral para las mujeres es algo muy íntimo y que en ocasiones solo compartimos con personas de confianza. A causa de la educación sexual que recibimos, las mujeres rechazamos en más ocasiones que los hombres esta práctica. La razón es que tenemos aún muchos tabúes entorno a nuestros genitales y nos da vergüenza que alguien se meta ahí abajo de buenas a primeras. Afortunadamente, esto está cambiando y el sexo oral es nuestra próxima conquista.

El auto conocimiento es la clave para darnos cuenta de que es natural tener vello, es natural que tengamos un sabor y olor propio en cada una de nosotras y es natural y lícito que pidamos sexo oral. Otra de las razones por las que nos cohibimos con esta técnica es que, por lo general, no sentimos una satisfacción rápida, sino que nuestra pareja pasa un buen rato lamiendo y chupando y a nosotras nos cuesta concentrarnos y dejarnos llevar. Sentimos presión por tardar demasiado en alcanzar el orgasmo y, para ser sinceras, tanto lametón no siempre es satisfactorio. Por eso, el método Kivin para el sexo oral es perfecto. Es una técnica que nos da las claves para tener un sexo oral satisfactorio y que puede conseguir que no se eternice nuestro amante y que a nosotras nos guste y no se nos vaya la cabeza a otra cosa.

Qué es el método Kivin

El método Kivin es una técnica para realizar sexo oral sobre la vulva y que se centra en eso, la vulva y más concretamente el clítoris. Cómo ya sabemos, el clítoris con sus más de 8000 terminaciones nerviosas está ahí para que lo disfrutemos, para que lo toquemos, para que lo amemos y recibamos placer. También sabemos que cuando nos estamos estimulando o teniendo un encuentro con otra persona y lo tocamos, el orgasmo llega con mayor facilidad. Esto podemos aplicarlo al sexo oral, pero muchas veces el clítoris se mueve y la lengua de nuestra pareja no es tan habilidosa como para tocar en el punto exacto. Por eso, el método Kivin nos da el truco infalible para estimular el clítoris y la vulva durante el sexo oral y que el orgasmo no tarde más de tres minutos en llegar

Cómo hacer el Métod0 Kivin, la mejor técnica de sexo oral

Sexo de reconciliación, ¿lo soluciona todo?

¿Quién no se ha imaginado alguna vez en un momento de fogosidad sexual después de una discusión de pareja? Y ¿a quién la realidad no le ha dado un bofetón al no acabar tan peliculeramente su discusión de pareja?

La realidad nos ha enseñado más de una vez que el sexo no siempre es como en las películas, pero cuando oímos hablar del sexo de reconciliación sí creemos que es más común de lo que parece. Si nuestro caso es que no es así, que discutimos en bucle y no termina en sexo apasionado, creemos que las que fallamos somos nosotras. Aunque nos cueste creerlo, el sexo tras una discusión pocas veces es como nos quieren hacer creer y delata muchas deficiencias comunicativas dentro de las parejas.

He hablado sobre este tema con una experta en terapia de pareja, Susana Ivorra. Ivorra yo hemos hablado largo y tendido de cómo vemos en consulta que muchas veces la frustración por no tener ese encuentro tras la discusión aumenta. Y es que una vez más, por un lado está la realidad de cada pareja y por otro el imaginario social entorno al sexo y las relaciones.

Para aclarar si el sexo de reconciliación es bueno o malo, si funciona y si no y en el caso de que sí, ¿Cómo es un buen sexo de reconciliación? hemos escrito un nuevo artículo en NovaLife donde analizamos qué quiere decir que mi pareja quiera tener sexo después de discutir y qué significa que siempre acabemos en la cama tras una discusión. Sin olvidarnos de por qué no tenemos sexo algunas parejas después de una discusión de pareja.

Tienes un corazón gigante

Este San Valentín nos lo merecemos más que nunca. Ya sabéis que yo no soy muy de marketing en este tipo de fechas, pero este año con todo lo que hemos vivido y estamos viviendo nos hemos ganado darnos una alegría (o 14).

No digo 14 al azar y es que entre todas las sorpresas que os voy a dar este mes en las redes de ArsEroticas, la primera de ellas es esta súper idea de EasyToys. Una caja en forma de corazón gigante con 14 sorpresas para abrir en esta cuenta atrás hasta San Valentín.

Os lo dejo en este vídeo para que podáis verlo mejor

Cómo usar juguetes para avivar la pasión en pareja

Los años, el estrés, las horas interminables de trabajo, las preocupaciones… se van comiendo poco a poco y silenciosamente el deseo y la pasión de la que disfrutábamos los primeros años de relación. ¿Ha desaparecido? en la mayoría de los casos no es que se haya esfumado por la ventana, sino que está escondida debajo de muchas cosas que hay que ir retirando para volver a sacarla.

La semana pasada en mi perfil de Instagram hice un directo con Silvia de Ochoa, una compañera sexóloga, hablando justo de esto, de cómo podemos reinventarnos en pareja para volver a disfrutar del sexo pasional, como el de antes. Y es que eso de “como el de antes” nos gusta mucho. Nos gusta recordar los encuentros salvajes, a cualquier hora y casi en cualquier lugar porque el deseo hacía que nos comiéramos vivas sin pensar en nada más. Por eso, hoy os cuento que las claves para volver a sentir deseo por nuestra pareja y por nosotras mismas son sencillas y están al alcance de cualquiera.

¿Puede un juguete erótico devolver la pasión en pareja?

Introducir nuevos juegos, juguetes y productos erótico hace que volvamos a sentir espectación porque ese “algo nuevo” nos crea una alerta mental. Hace que despertemos, que se nos alteren los sentidos ante la novedad y sí, pueden ayudarnos a tener nuevas experiencias en la cama a solas o con nuestra pareja.

Pero hay que saber por dónde empezar y cómo elegir un juguete erótico para usar en pareja. Antes de lanzarnos a comprar, debemos hablarlo, consultarlo y preguntarnos qué es lo que queremos hacer con él. Es decir, qué función va a tener dentro de la pareja. Si queremos que sea algo para jugar a la vez o por el contrario que sirva sólo para estimularnos o estimular a nuestra pareja.

Tenemos que ponernos de acuerdo en qué tipo de juguete estamos buscando y qué límites nos ponemos al usarlo. Por eso, es mejor empezar por algo sencillo, que nos aporte diversión y estimule la curiosidad. Incluso la cosmética erótica puede ayudarnos en esto. Utilizar un aceite de masaje, un lubricante, crear un ambiente diferente con velas o accesorios eróticos puede ser el primer paso.

Después, si nos apetece, podemos hacer una visita a una tienda erótica donde ver, tocar y buscar un accesorio diferente o un juguete. Dependiendo de nuestras prácticas y gustos sexuales elegiremos de entre la gran variedad de juguetes que hay en las tiendas especializadas.

¿Cómo influye el uso de juguetes en la pareja?

Está comprobado que usar juguetes eróticos en pareja repercute de manera positiva. Incentiva la imaginación ya que tenemos algo nuevo que debemos aprender a utilizar y con el que se nos presentan nuevas formas de tener encuentros con nuestra pareja alejándonos de lo que tradicionalmente venimos haciendo.

Genera expectación sobre el próximo encuentro haciendo que el deseo aumente y la libido se dispare. Estamos ansiosas y ansiosos porque llegue el próximo momento íntimo con nuestra pareja y claro, eso hace que cuando llegue el momento todo sea mucho más explosivo. Usar un juguete sexual para parejas pone en alerta los sentidos. Sentir las vibraciones o estar a expensas de lo que nuestra pareja nos haga con él hace que estemos más pendientes de cada sensación y si sumamos sensaciones con los sentidos bien abiertos toda la experiencia sexual será más potente.

Las claves para revivir la pasión

Los juguetes eróticos son una muy buena manera de mejorar nuestra vida sexual, a solas y en pareja. Nos ayudan a conocernos mejor, a saber qué nos gusta y qué no e incluso a superar algún problema sexual. Pero, no todo lo cura la compra de un juguete. Antes de dar el paso se necesita una buena comunicación con nosotras mismas y en pareja. Hablar de los sentimientos, de qué esperamos de nuestra vida sexual, cómo queremos que sea y cómo no. Qué límites nos ponemos y cómo los gestionamos en pareja.

Además, recordar nuestra vida erótica en pareja es un buen ejercicio para volver a conectar. Atrevernos a volver a hacer algunas de las prácticas que tanto nos gustaba. Jugar sin tiempo y sin preocupaciones. Buscar juegos diferentes para recordar esos momentos es una idea que desde la consulta proponemos mucho. Apunta estas ideas para reconectar en pareja:

  • Haz una lista de momentos eróticos que os gustara recordar y recuperar. Prográmalos en el calendario y lanzaros a hacerlos.
  • Programas el sexo no es malo. Nos hace crear toda una experiencia alrededor del día que vamos a disfrutar y así no solo vivir el día sino todo lo que le rodea
  • Crea un oasis. Ya sea la habitación, salón o donde puedas. No importa si es grande o pequeño. Es vuestro rincón donde hablar y experimentar todo lo que os apetezca.
  • Usa objetos que tengas en casa como juguete y aprovecha los momentos cotidianos. ¿Estás cocinando? aprovecha el momento para usar la cuchara de madera como instrumento para dar algún azote a tu pareja o simplemente bailad y divertíos mientras vivís un momento íntimo y relajante.
  • No todo acaba en coito o penetración. Ya sea con juguetes o sin ellos, la penetración no es lo más importante. Prueba a sacarla de tus relaciones y disfrutar de unos encuentros sin ella.
  • Los orgasmos nos unen a las personas con las que los compartimos, pero si nos obsesionan no servirá de nada. La clave está en centrarte en sentir. Hay veces que el orgasmo no aparece y no pasa nada. Si hemos disfrutado del momento y ha sido placentero es igual de valorable.

Cómo aumentar el deseo

¿Has notado que tu deseo ha cambiado? ¿ ha disminuido o incluso lo crees desaparecido? El deseo es fluctuante y depende de muchos factores que nos influyen en nuestra vida. Es normal que pasemos por periodos en lo que aumenta o disminuye, pero cuando ocurre esto último creemos que es el fin.

El estrés, el ritmo de vida, los medicamentos e incluso la alimentación que llevamos influyen en el deseo sexual. Ahora mismo nos encontramos en una situación diferente, rara y para muchas personas ha supuesto una alteración de su cotideanidad que ha repercutido en su vida erótica. El deseo parece que se ha ido de paseo y nosotras nos hemos quedado en casa.

Cómo recuperar el deseo

El deseo no desaparece. En cualquier etapa de nuestra vida tenemos deseo. Sin embargo, tenemos la idea de que el deseo es eso que nos ocurre cuando somos jóvenes, acabamos de descubrir nuevas prácticas sexuales o estamos al inicio de una relación y todo nos excita muchísimo. Lógicamente, cuando han pasado los años, el cuerpo se ha transformado y nosotras hemos cambiado con él, el deseo ha sufrido modificaciones.

No se ha ido a ninguna parte, sigue viviendo en ti, pero hay que reconocer que ahora las circunstancias han cambiado. ¿Qué debemos hacer? adaptarnos y hacernos dueñas de nuestro deseo y placer. Dejarlo aparcado no significa que no podamos recuperar el deseo sexual, sino que hay que saber cómo estimularnos para que vuelva.

Formas de aumentar el deseo sexual

Estimúlate en todos los sentidos. Tener una vida sexual activa es una de la maneras de aumentar el deseo sexual. Es como el azúcar, cuanto más comemos más queremos. No sólo importa el cuerpo, la mente es esencial para excitarnos y tener una mente erótica activa. Leer, ver películas, series o hacer actividades que nos exciten puede ser una buena forma.

No te actives sólo cuando vayas a tener un encuentro con otra persona. Cuida de tu erotismo para ti sola. Recuérdate lo positivo que es desearte, desear y sentirte deseada. Para ello, déjate notas que te lo recuerden, haz actividades que te hagan sentir sexy, que te atraigan. Permítete momentos de desconexión e intimidad.

¿Cómo mejorar y aumentar el deseo sexual?

Os dejo un vídeo de mi canal de YouTube donde os propongo alguna idea extra para aumentar el deseo sexual

Si quieres mejorar tus relaciones consúltanos, en ArsEroticas estamos para ayudarte.