Cuando el feminismo nos confunde | Glosario feminista

Algunos los tenemos claros, otros no sabemos pronunciarlos pero tenemos bien aprendido lo que son y otros quizá desconozcamos el vocablo exacto pero cada una lo nombramos a nuestra manera y al final todas nos entendemos. El ritmo de creación de términos para designar acciones contra las mujeres va a veces tan rápido que nos perdemos, por eso hoy tengo el objetivo de aclararme con los más básicos e ir practicando en su uso, aunque eso ya es otra historia.

Lo positivo del Feminismo es que no es sólo uno, son muchos. ¿Deberíamos hablar de Feminismo o de Feminismos? Esta es la primera piedra que debemos sortear en este camino de vocablos complejos. Pero en este primer término lo zanjo rápido. Para mí lo más correcto es decir Feminismos y con una s final bien grande. ¿Por qué? Porque hemos alcanzando tanta extensión que el Feminismo ha logrado mutar, transformarse y reproducirse para calar en muchos sectores y así adaptarse a las necesidades de todas las personas.

No es solo una ing más

Manspreading, Manslamming, Bropropriating, Manterrupting… y todas las ings que le siguen se nos acumulan en el tintero de anglicismos que debemos aprender para identificar muy bien qué es lo que sucede exactamente cuando estamos al otro lado de estas acciones.

Sigue leyendo aquí el post.

Las claves para practicar el Free Bleeding

El Free Bleeding o sangrado libre consiste en no usar ningún tipo de producto de higiene femenina íntima que recoja el sangrado menstrual. Esta técnica es mucho más que no usar compresas, tampones o copa menstrual, unirse al free bleeding es una revolución sobre la conciencia personal del cuerpo de las mujeres.

Aunque parezca que el free bleeding es una moda actual, este movimiento surgió en los años 70 como respuesta al síndrome de shock tóxico, un trastorno que algunas mujeres sufren como consecuencia de los químicos que los productos de higiene íntima llevan. En 2014 este tema volvió a coger fuerza como consecuencia de una serie de bromas para desprestigiar e insultar en la red a las mujeres feministas. Como resultado muchas mujeres volvieron a hablar de ello y a ponerlo en práctica. Fue Kiran Gandhi, que corrió la maratón de Londres sin nada que retuviera su flujo menstrual, quien dio el pistoletazo de salida para que muchas más se interesaran sobre el tema y se dejaran fluir menstrualmente.

¿Cómo practicar el free bleeding?

Sigue leyendo…