Cómo usar juguetes para avivar la pasión en pareja

Los años, el estrés, las horas interminables de trabajo, las preocupaciones… se van comiendo poco a poco y silenciosamente el deseo y la pasión de la que disfrutábamos los primeros años de relación. ¿Ha desaparecido? en la mayoría de los casos no es que se haya esfumado por la ventana, sino que está escondida debajo de muchas cosas que hay que ir retirando para volver a sacarla.

La semana pasada en mi perfil de Instagram hice un directo con Silvia de Ochoa, una compañera sexóloga, hablando justo de esto, de cómo podemos reinventarnos en pareja para volver a disfrutar del sexo pasional, como el de antes. Y es que eso de “como el de antes” nos gusta mucho. Nos gusta recordar los encuentros salvajes, a cualquier hora y casi en cualquier lugar porque el deseo hacía que nos comiéramos vivas sin pensar en nada más. Por eso, hoy os cuento que las claves para volver a sentir deseo por nuestra pareja y por nosotras mismas son sencillas y están al alcance de cualquiera.

¿Puede un juguete erótico devolver la pasión en pareja?

Introducir nuevos juegos, juguetes y productos erótico hace que volvamos a sentir espectación porque ese “algo nuevo” nos crea una alerta mental. Hace que despertemos, que se nos alteren los sentidos ante la novedad y sí, pueden ayudarnos a tener nuevas experiencias en la cama a solas o con nuestra pareja.

Pero hay que saber por dónde empezar y cómo elegir un juguete erótico para usar en pareja. Antes de lanzarnos a comprar, debemos hablarlo, consultarlo y preguntarnos qué es lo que queremos hacer con él. Es decir, qué función va a tener dentro de la pareja. Si queremos que sea algo para jugar a la vez o por el contrario que sirva sólo para estimularnos o estimular a nuestra pareja.

Tenemos que ponernos de acuerdo en qué tipo de juguete estamos buscando y qué límites nos ponemos al usarlo. Por eso, es mejor empezar por algo sencillo, que nos aporte diversión y estimule la curiosidad. Incluso la cosmética erótica puede ayudarnos en esto. Utilizar un aceite de masaje, un lubricante, crear un ambiente diferente con velas o accesorios eróticos puede ser el primer paso.

Después, si nos apetece, podemos hacer una visita a una tienda erótica donde ver, tocar y buscar un accesorio diferente o un juguete. Dependiendo de nuestras prácticas y gustos sexuales elegiremos de entre la gran variedad de juguetes que hay en las tiendas especializadas.

¿Cómo influye el uso de juguetes en la pareja?

Está comprobado que usar juguetes eróticos en pareja repercute de manera positiva. Incentiva la imaginación ya que tenemos algo nuevo que debemos aprender a utilizar y con el que se nos presentan nuevas formas de tener encuentros con nuestra pareja alejándonos de lo que tradicionalmente venimos haciendo.

Genera expectación sobre el próximo encuentro haciendo que el deseo aumente y la libido se dispare. Estamos ansiosas y ansiosos porque llegue el próximo momento íntimo con nuestra pareja y claro, eso hace que cuando llegue el momento todo sea mucho más explosivo. Usar un juguete sexual para parejas pone en alerta los sentidos. Sentir las vibraciones o estar a expensas de lo que nuestra pareja nos haga con él hace que estemos más pendientes de cada sensación y si sumamos sensaciones con los sentidos bien abiertos toda la experiencia sexual será más potente.

Las claves para revivir la pasión

Los juguetes eróticos son una muy buena manera de mejorar nuestra vida sexual, a solas y en pareja. Nos ayudan a conocernos mejor, a saber qué nos gusta y qué no e incluso a superar algún problema sexual. Pero, no todo lo cura la compra de un juguete. Antes de dar el paso se necesita una buena comunicación con nosotras mismas y en pareja. Hablar de los sentimientos, de qué esperamos de nuestra vida sexual, cómo queremos que sea y cómo no. Qué límites nos ponemos y cómo los gestionamos en pareja.

Además, recordar nuestra vida erótica en pareja es un buen ejercicio para volver a conectar. Atrevernos a volver a hacer algunas de las prácticas que tanto nos gustaba. Jugar sin tiempo y sin preocupaciones. Buscar juegos diferentes para recordar esos momentos es una idea que desde la consulta proponemos mucho. Apunta estas ideas para reconectar en pareja:

  • Haz una lista de momentos eróticos que os gustara recordar y recuperar. Prográmalos en el calendario y lanzaros a hacerlos.
  • Programas el sexo no es malo. Nos hace crear toda una experiencia alrededor del día que vamos a disfrutar y así no solo vivir el día sino todo lo que le rodea
  • Crea un oasis. Ya sea la habitación, salón o donde puedas. No importa si es grande o pequeño. Es vuestro rincón donde hablar y experimentar todo lo que os apetezca.
  • Usa objetos que tengas en casa como juguete y aprovecha los momentos cotidianos. ¿Estás cocinando? aprovecha el momento para usar la cuchara de madera como instrumento para dar algún azote a tu pareja o simplemente bailad y divertíos mientras vivís un momento íntimo y relajante.
  • No todo acaba en coito o penetración. Ya sea con juguetes o sin ellos, la penetración no es lo más importante. Prueba a sacarla de tus relaciones y disfrutar de unos encuentros sin ella.
  • Los orgasmos nos unen a las personas con las que los compartimos, pero si nos obsesionan no servirá de nada. La clave está en centrarte en sentir. Hay veces que el orgasmo no aparece y no pasa nada. Si hemos disfrutado del momento y ha sido placentero es igual de valorable.

Un juguete para ti y tu pareja | Multifun 2

Si te ha gustado este juguete tanto como a Sacia Sex Shop mi review, podéis conseguirlo con un 20% de descuento.

¿Cómo conseguir un juguete sexual barato?

Visita su web y busca este juguetito. Si te gusta y quieres probarlo como yo al pagar introduce el código #ARSSATISFYER20 y automáticamente te saldrá mucho más barato.

 

¿Los juguetes para parejas sirven para todos los tipos de pareja?

Últimamente estoy un poco parejil hablando de relaciones y juguetes para parejas, hoy, lo siento, me repito. Pero prometo que voy a parar, que pronto cambiamos el rumbo de nuevo. Hacía mucho que no hacía una review, así que he decidido contaros mi experiencia con uno de esos juguetes tan famosos que parecen la panacea a las penetraciones poco satisfactorias. A ya sabes de qué voy a hablar ehhh.

Seguro que nada más leerlo has pensado en uno muy conocido que abrió una nueva puerta a los sextoys exclusivos, en principio, para parejas. Sí, venga que lo digo We Vibe. No he tenido la oportunidad de probar ese sino otro que es, vamos a decirlo así, uno de sus primos cercanos. Gracias a un sorteo que hizo la sexóloga María Esclapez junto a su libro Inteligencia Sexual conseguí este juguetito al que he puesto a prueba y con el que pretendía comprobar si éste tipo de juguetes también sirven para parejas del mismo sexo.

Partner Plus forma parte de esos juguetes pensado para darle un extra a los encuentros eróticos entre parejas. Es un juguete muy flexible, presume de contorsionista del Circo del Sol, que se adapta bastante bien a la vulva e inicio de la vagina. Tiene forma de C o U, como queráis verlo y su funcionamiento es realmente sencillo. Tan solo tiene un botón en el que presionando unos segundo se enciende. Cada vez que lo apretamos podemos cambiar e ir probando sus 10 programas, 3 velocidades diferentes y 7 ritmos de vibración. Es recargable y sumergible. Como curiosidad está relleno de gel, de ahí que su tacto sea tan blando suave y se adapte con facilidad.

No os voy a negar que lo quería probar para comprobar esa idea que se me había metido entre ceja y ceja. ¿Los juguetes para parejas sirven también para las parejas homosexuales? En este caso el juguete está pensado y diseñado para relaciones heterosexuales y más concretamente para estimular a los dos durante el coito.

¿Cómo se coloca?

Por su forma ya se puede ver cómo va ir colocado. La parte más gruesa la dejamos sobre el clítoris y la más fina se introduce. No es demasiado largo, así que no va muy adentro. Al ser esta parte última más fina, nos permite ser penetradas a la vez que utilizamos el juguete. La misión: Estimular el clítoris sin necesidad de usar las manos y que ambos sientan la vibración. Cuando usamos estimuladores o masajeadores de clítoris también lo podemos hacer mientras nos penetran, pero el pene no recibe directamente el movimiento del juguete. Ahora sí.

Una vez colocado solo hay que ir cambiando y probando sus ritmos y vibraciones. Yo os aconsejo que uséis el juguete primero para encenderos un poco, rozaros, usarlo como un masajeador por donde os apetezca y dejarlo luego a un lado. Cuando ya la cosa se ponga seria de verdad, lo colocáis y os dejáis ir con él. Como estimula muy directamente el clítoris y el pene nota también directamente la vibración es difícil hacer que el encuentro sea largo. Pero oye que si os apetece uno rápido y con un orgasmo intenso, pues nada, aquí tenéis la varita mágica.

Otras opciones

Como todos, o casi todos, los juguetes sexuales podemos utilizarlos a solas. Se puede usar como estimulador de clítoris, aunque la verdad para eso ya hay otros, yo lo uso más cuando quiero centrarme en la penetración con un dildo o vibrador y no quiero tener la otra mano pendiente del clítoris. Se coloca de la misma forma que cuando lo usamos con nuestra pareja y podemos complementarlo con otros juguetes. Eso sí, elige uno que tenga una forma recta y ergonómica, no los que están pensado para el punto G porque al ser curvos rozan con el juguete y hacen más presión en el interior. Aquí cada una valora cómo le resulta más cómodo.

Mi reto era ver si dos mujeres podían disfrutar de él a la vez. Pues he encontrado varias alternativas. Una de ellas es ponerlo y que la otra se coloque sobre ella como en la posición de la amazona, así ambas pueden notar la vibración. En la teoría podía parecer una buen idea, pero la verdad es que no encaja muy bien con una vulva sobre otra y la que no lleva el juguete no siente tanto la vibración. Otra idea es hacer lo mismo que se hace en un encuentro erótico heterosexual, pero penetrando con un dildo o un vibrador. Puede hacerse con un arnés o strapon o directamente penetrar a la que lleva el Partner puesto. El placer está en ver a la otra disfrutar y en el caso de llevar el arnés sentir un poco la repercusión de esas vibraciones, porque no se notan mucho. Como última opción y para equilibrar un poco la excitación de las dos podemos usar un dildo doble, así ambas sienten el movimiento de los cuerpos y una de ellas añade el plus de este juguete. También está la solución de tener dos y que la otra lo lleve puesto al mismo tiempo. Pero claro es el doble de gasto y si todo hay que tenerlo por duplicado… pues podéis ir encargando un armario de ancho especial.

De todos modos, ninguna de todas las alternativas me ha convencido mucho. No me siento satisfecha con mi lucha de darle la vuelta a este juguete para que cualquier pareja pueda disfrutarlo. 

En el caso de ser una pareja compuesta por dos hombres, no puedo daros mi opinión ni he podido comprobar si funciona por razones obvias. Pero si alguien lo ha hecho y quiere compartirlo ¡adelante!

Una review de As Eroticas
Una review de As Eroticas