¿Por qué no tengo orgasmos con la penetración?

¿Aún nos preocupamos las mujeres por no alcanzar el orgasmo durante el sexo con penetración? Sí. Sólo hay que echar un vistazo a las preguntas que nos lanzan desde las redes. Hay muchas mujeres preocupadas porque durante la penetración no consiguen tener un orgasmo y si se tocan para conseguirlo se sienten culpables.

Esa culpabilidad por el placer se nos ha inculcado desde siempre y repercute directamente a nuestra satisfacción personal. Sabemos que si nos tocamos el clítoris o una parte que nos guste mucho, disfrutamos más y conseguimos un orgasmo más potente, pero a veces nos cohibimos por no “fallar a nuestra pareja”. Esto sucede habitualmente en relaciones heterosexuales, pero en parejas lésbicas a veces también se da el caso cuando se utilizan juguetes.

La idea de fallar o hacer algo que le pueda molestar lo llevamos tan interiorizado que dejamos nuestro placer en un segundo plano anteponiendo el de la otra persona. ¿Y qué ocurre si seguimos haciendo esto? en una palabra insatisfacción. Y esa insatisfacción no se queda sólo en el terreno sexual sino que repercute al resto de áreas de nuestra vida. Por ello, ¡dejemos de anteponer otros deseos al nuestro! y si no tienes orgasmos con la penetración, ¡tócate!. Tócate sin remordimientos, sin vergüenza y con el egoísmo positivo más placentero que hay.

¿Por qué no llego al orgasmo con la penetración?

El mito del empotrador y otras ideas irreales y negativas de cómo debe ser el sexo y las relaciones están detrás de esta pregunta. Por eso, he hablado con Lara Herrero, sexóloga en Sexo Positivo y Dialogasex, para abrir la ventana, que entre aire y daros respuestas.

10 datos que no vas a creer sobre la vagina

¿Cuánto mide la vagina?, ¿qué tienen un común la vagina y el tiburón? o ¿es raro que se ensanche tanto? son algunas de las preguntas que os respondo en el último vídeo.

¿Sabías que el PH vaginal es como el de los vinos?

Sí, es muy similar. Además, nuestra lubricación, que no es lo mismo que excitación (te lo contamos en el vídeo con otras curiosidades insólitas de la vagina) contiene una sustancia que también está presente en el hígado de los tiburones y en otras especies. Se ha utilizado en cosmética y es especialmente hidratante.

Si quieres conocer otros datos insólitos sobre la vagina como éste dale al botón de abajo.

Trucos sexuales para penes grandes, pequeños y clítoris diversos

¿Se puede tener el clítoris demasiado arriba o demasiado abajo? No hay un “demasiado” pero sí que en cada cuerpo está colocado a una altura diferente y por eso a veces durante el coito no se estimula

Muchas mujeres se preguntan por qué durante la penetración no sienten placer en el clítoris porque no logran rozarlo con el cuerpo de sus parejas. La respuesta puede estar en la altura a la que cada una lo tenga. Si está más hacia abajo, será más posible que durante la penetración se roce casi sin querer. Sin embargo, no para todas es así, si está colocado más arriba necesitaremos buscar una postura donde roce más o tocarlo directamente.

El tipo de pene y el tamaño también causa una gran preocupación a la hora de complacer a las parejas. Y no sólo los penes, sino el tipo de vibrados o dildo que compremos. A veces las imagen nos engaña y compramos uno demasiado grande o pequño. Por eso en mi último artículo para Nova Life te propongo una serie de trucos y posturas para penes grandes, pequeños y por si te has equivocado al comprar un dildo. ¡Va con vídeo explicativo!

Tengo miedo al coito, ¿por qué me pasa esto?

Para muchas personas el sexo es la forma de comunicarse con su pareja de la manera más directa, pero hay ocasiones en que esto se convierte en una auténtica tortura porque en el momento de tener un encuentro sexual el miedo aparece y nos paraliza. Podemos desarrollar diferentes fobias sexuales, pero hay una que es la más común y que afecta en mayor medida a las mujeres por la educación sexual que recibimos, hablamos del miedo al coito.

Tener miedo al coito no quiere decir que no podamos disfrutar de las relaciones eróticas, ya que no afecta a todas las prácticas ni a todo lo que forma parte de nuestra sexualidad, pero sí que genera malestar emocional por no poder disfrutar plenamente de las relaciones sexuales.

¿Por qué tengo miedo al coito?

Formas diferentes de masturbación | Con Nomitang

Durante estos días de confinamiento, de distancia social y de un poco de miedo por los contagios por coronavirus, hemos hablado mucho de auto-conocimiento. De mirar hacia adentro, aprender a sentirnos y de aprovechar ese tiempo para dedicarnos más a nuestro cuerpo y mente.

Para muchas estas semanas han servido para acercarse a sus deseos. A esos a los que les dedicamos poco tiempo porque en el día a día no lo tenemos (o sacamos). Tenemos una lista tan larga de quehaceres siempre que parar es lo último en lo que pensamos. Ahora nos hemos visto un poco obligadas a parar, o al menos el tiempo se ha ralentizado un poco. Estoy segura de que, aunque el teletrabajo te haya absorbido, también esta situación te ha dado qué pensar.

Mayo es el mes de la masturbación y aún estamos confinadas. Tenemos la oportunidad de combinar los tiempos que podemos disfrutar del aire libre con los que nos quedan después de las jornadas laborales. En este mes celebramos el auto-conocimiento y esto supone mucho más que tocarnos directamente.

¿Por qué se celebra el mes de la masturbación?

En 1995 en San Francisco se realizó una celebración contra el SIDA por Naciones Unidas y en ella se hizo un discurso a favor de los beneficios de la masturbación. La doctora Joycelyn Elders fue la responsable de este discurso en el que dijo:

“Creo que es algo propio de la sexualidad humana, algo que debería ser enseñado”

Joycelyn Elders 1995

Elders defendía que la masturbación debía estar presente en la educación sexual de los centros educativos y esto no gustó nada a la comunidad médica, así que fue despedida. Tras lo acontecido Good Vibrations, empresa de productos eróticos feminista, tomó partido y convocó mayo como el mes de la masturbación.

Tras el éxito, el Centro para el Sexo y la Cultura, convirtió la fecha en oficial y fue extendida mundialmente.

¿Qué beneficios tiene masturbarse?

Elders sabía muy bien lo que decía y tenía toda la razón. La masturbación tiene múltiples beneficios para la salud. Nos ayuda a conocer nuestro cuerpo, aprendemos qué es lo que nos gusta y lo que no. Nos alivia la ansiedad, el estrés y nos relaja. Además, aprendemos a sentirnos y esto es una gran ventaja para cuando tenemos encuentros con otras personas.

Durante el ciclo menstrual sentimos molestias que se agudizan en los días de flujo y masturbarnos hace que el cuerpo destensione y las molestias se calmen.

La masturbación ayuda a tener un buen sistema inmunológico y nos ayuda a generar resistencia a las infecciones.

Al liberar hormonas nos sentimos más felices, relajadas y nos ayuda a dormir.

Otras maneras de masturbación

Cuando hablamos de masturbación automáticamente pensamos en genitales, pero masturbarse es mucho más que estimular los genitales. Es aprender a darse amor propio y no sólo debemos centrarnos en la zona pélvica, sino que la mejor manera de masturbarse es prestando atención a todo el cuerpo.

Olvídate de lo que ya sabes de tu cuerpo y tu placer y dedícate tiempo de calidad a disfrutar de toda tu piel. Para ello puedes darte o que te den un masaje, una ducha con final feliz o jugar con complementos eróticos como geles de masaje. Si quieres profundizar un poco más, usa un juguete erótico completo como Power Wand de Nomitang que nos ayuda a jugar con todo el cuerpo.

Hace un tiempo os mostré cómo se usan las varas de masaje Power Wand de Nomitang. Son muy fáciles de usar con su sistema soft touch, simplemente con deslizar el dedo podemos activarlo, desactivarlo y cambiar de modo. Su cabezal se adapta a cualquier parte del cuerpo y esto es lo que más nos gusta, que podemos masturbarnos de una manera diferente.

Power Wand de Nomitang es una vara vibradora para masajear todo el cuerpo
Power wand de Nomitang

Masturba todo el cuerpo

Empieza de la cabeza a los pies. Y no sólo con Power Wand de Nomitang, sino leyendo, viendo o teniendo una conversación que te estimule. La estimulación intelectual es un gran afrodisíaco para sentirnos sexys y tener ganas de sexo. Escoge un libro que te guste, que te provoque o escoge una película con contenido erótico. El contenido depende de lo que a ti te guste. Puede excitarte la escena de amasar un pan o de sexo explícito, eso depende sólo de ti.

Masajea con la vara de masaje todo tu cuerpo. Dedícate más tiempo a aquellas partes que que te dan más placer. Altérnalo con el masaje manual con un lubricante que tenga un olor que te agrade y te haga sentir bien. También puedes llevarlo a la bañera o ducha y tener una experiencia de relax total.

El clítoris es la clave

Si te apetece tener una estimulación directa, puedes, después de alcanzar el grado de excitación que te apetece, ir al centro de tu placer. El clítoris es el órgano por excelencia del placer y si sabemos estimularlo bien podemos obtener una gran satisfacción.

No vayas directamente, primero acaricia los muslos, las piernas y ve acercándote por la pelvis poco a poco. Toca los labios externos, vete abriéndolos hasta llegar a los internos y ayúdate del masajeador Power Wand para que la vibración sea más completa y extensa, no sólo en un punto. Acércate y aléjate para alargar el placer. Después mueve el juguete alrededor de tu vulva en círculos y hacia arriba y abajo hasta que llegues al orgasmo (si es que quieres alcanzarlo).

Recuerda que el orgasmo no siempre es el fin y juguetes como éste nos ayudan a disfrutar de una experiencia más completa y en el que podemos sentir mucho más allá que un orgasmo.