Con la objeción de conciencia hemos topado | El aborto en España

Para mí, esto era una bomba de relojería que estaba marcando la cuenta atrás para estallar y por fin lo ha hecho. Ahora la pregunta es, ¿cambiará algo de verdad en cuanto al aborto en España?

Hace algún tiempo me cuestioné cómo era la situación en nuestro país, cómo eran los procesos, qué opciones había y si viviéramos en la comunidad autónoma que viviéramos teníamos la libre decisión de abortar. Esa pequeña investigación me llevó a guardar una página en los marcadores de mi ordenador que llamé Aborto, así a secas y de forma muy genérica. Algo con tantos matices, tantas pieles, sentimientos y culpabilidades metido en una carpeta con una palabra que genera polémica con sólo escribirla. Ahí se agolpaban datos de las opciones que hay para abortar en España, por comunidades, por clínicas… El otro día, escuchando todo el revuelo generado alrededor de este tema, recordé el reportaje que Gonzo hizo la LaSexta con unas cuantas mujeres que habían vivido en su piel la negativa ante la práctica del aborto y que se habían sentido abandonadas, estafadas y repudiadas por el sistema de salud español. Y mi carpeta. Esa que dejé ahí porque, para que engañarnos, me daba respeto abrirla y sacar todo lo que guardé dentro. Como si tuviera temor a no saberlo manejar.

En cinco de las 17 comunidades autónomas de España —el equivalente a los estados— ningún hospital público ofrece abortos, según las estadísticas más recientes del gobierno. 

The New York Times

Desde 2010 en España se liberalizó la legislación sobre el aborto. Esto quiere decir que se eliminaba la restricción de que sólo salvo excepciones se practicaría. Desde 2010 las mujeres podemos decidir interrumpir un embarazo en las 14 primeras semanas sin restricciones. Si nos dejan claro. Porque esto es lo que ha hecho que todo esto estalle, que el derecho pueda ejercerse. Porque ante la objeción de conciencia hemos topado. La ley dice una cosa, pero los profesionales dicen otra, más bien dicen en su mayoría que se niegan y que tienen su derecho a hacerlo. Y esto es lo que ocurre, que a pesar de ser una conquista legal, en muy pocos sitios podemos hacerlo de forma libre en un hospital público. La mayoría de ellos nos alargan los procesos, nos hacen pasar situaciones inhumanas para acabar en un centro concertado en el que, si tenemos suerte, nos tratarán bien y cumplirá con las condiciones sanitarias. Esto último, según alguna experiencia que pudimos ver en el programa de LaSexta, no siempre es así.

Hasta 8 provincias españolas no han practicado abortos en 30 años

(Hecha un vistazo al mapa interactivo que han creado)

Newtral

Mientras escribo esto me acuerdo del anterior post que escribí sobre la «Ley del latido», del aborto en Texas, y cómo nos llevamos las manos a la cabeza por esa aberración, cuando lo que estamos haciendo aquí no es mucho mejor. Y pienso mucho en esas mujeres que han tenido que pasar por eso, que estos días están en esa vorágine administrativa para que les practiquen un aborto y que se sienten mal. Porque aunque sea una decisión libre, sea por la razón que sea, la culpabilidad que la sociedad nos hace sentir es grande.

Os voy a hacer un spoiler y os pido perdón de antemano. En HBO ha comenzado el remake de la película Secretos de un Matrimonio de Ingmar Berman pero en formato serie y en el primer capítulo descubrimos que ella está embarazada pero que en realidad no quiere tenerlo. La última parte de ese capítulo va precisamente de eso, de ese duelo matrimonial y personal de decir no a la maternidad y de cómo, aunque es algo que has decidido libremente y tienes tus razones, te hace sentirte triste, dolida, las dudas te comen y la presión social se te clava en el alma para siempre.

Algunas personas creen que las mujeres abortamos por gusto. Como si nos apeteciera hacerlo de vez en cuando. Las mujeres abortamos porque queremos (y en muchos casos tenemos que hacerlo), porque es nuestra decisión y debemos tener ese derecho cubierto, no solo por la ley sino por profesionales respetuosos. Las razones por las que lo hacemos no le incumbe a nadie, bastante tenemos con el castigo social que recibimos las mujeres por tomar decisiones libre sobre nuestra vidas y cuerpos.

Dónde abortar en España sin problemas

Fui a sacar mi carpeta, esa que guardé tanto, pero resulta que todo lo que había dentro había expirado. Vaya, ¡qué sorpresa! parece que no sólo se ataca con la objeción de conciencia. Como no me iba a quedar así después de todo esto, aquí te dejo un link donde puedes ver dónde abortar en España. Además, está la opción de ver las clínicas por Comunidades Autónomas. Se informa de los procedimientos para que lo puedas leer en casa tranquilamente, hablan de la legislación y puedes optar por un asesoramiento personal.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.