5 maneras de masturbarte como si fuera la primera vez

¿Te acuerdas de cómo te sentiste la primera vez que te tocaste? Mayo es el mes de la masturbación y lo celebramos con ideas que nos hagan recordar esas primeras experiencias.

“La masturbación es algo normal y propio de la sexualidad humana. Debería ser enseñado a nuestros jóvenes “ dijo Joycelyn Elders en 1994 durante la conferencia de las Naciones Unidas sobre el sida. Fue tan polémica su declaración que por eso hoy celebramos en mayo el mes de la masturbación, en honor a las sabias palabras de Elders.

Hoy en día nos parecería un acierto hablar así en un foro como el de aquella conferencia, pero Elders, a cambio de impulsar la normalidad con la que hablamos hoy del sexo, perdió su trabajo y el apoyo de la Casa Blanca, ya que al señor Clinton no le parecieron muy acertadas sus palabras.

A los que sí les parecieron muy bien fue a la compañía Good Vibrations de San Francisco que fueron los que impulsaron en 1995 que mayo fuera el mes de la masturbación coincidiendo con la fecha en la que Elders pronunció sus polémicas y famosas palabras.

La masturbación ya es menos tabú que antes. Ya hemos asumido que todas y todos nos auto erotizamos y que tiene múltiples beneficios. Con un solo clic podemos saber qué beneficios tiene la masturbación, como relajarnos, conectar con nosotras mismas, saber lo que nos gusta y lo que no, nos ayuda a conciliar el sueño… y otros beneficios que no son tan físicos y que generan un bienestar que ayuda a otras facetas de la vida.

Nos ha costado llegar hasta aquí y la masturbación femenina está dejando de ser tabú en parte gracias al boom de juguetes eróticos y la acción de sexólogas que hemos dicho que basta ya de tanto tabú sobre el placer femenino. Está genial todo esto, pero tenemos que reconocer que por el camino hemos perdido algo.

Por el camino hemos perdido un poco la esencia de la masturbación y es que ha sido absorbida por la vida, lo cotidianidad y las prisas y en esto también han ayudado los juguetes eróticos. Nos han dado lo que pedíamos, una placer rápido y con prisas.

Por eso, este mes reivindicamos el placer de deleitarnos sin juguetes, con paciencia, con tiempo y recordando cómo lo hacíamos antes, cuando descubrimos lo que era el placer.

Cómo masturbarse a lo vintage

Cómo hacer (bien) un masaje genital

Esto no se trata de tocar y ya está, sino de cómo tocar. Desde donde partimos, hacia dónde vamos, qué puntos son importantes y qué hacer para que un masaje genital sea satisfactorio.

Los lubricantes veganos existen

He probado un lubricante vegano y sostenible para crear un modelo de masaje genital que podáis poner en práctica. El tenido el placer de probarlo gracias a Lovesexing y entre ellos y ArsEroticas hemos creado un video donde os explico cómo masajear una vulva con lubricante y que acabe con final feliz.

Así se hace un masaje en la vulva

Lubricantes ecológicos, sostenible, natural y respetuoso

No te olvides que el Natural lub es de Biolove y lo puedes encontrar en Lovesexing junto con otros del estilo y que si lo necesitas pueden aconsejarte sobre productos veganos para la intimidad.

Virginidad, ¿mito o realidad?

La virginidad es una imposición social que seguimos arrastrando, como muchas otras cuestiones sexuales que nos hacen no disfrutar plenamente de nuestros cuerpos. En el podcast Un ramillete de preguntas resolvemos algunas

Esta es la semana de los podcast. Mira que aún no me he arrancado a hacer uno propio. Pero, como me gusta mucho el mundo podcast, me he animado a colaborar con Un ramillete de preguntas, un podcast que nos habla de muchas cosas y que hoy se centra en la sexualidad.

Dennis me ha entrevistado en Un ramillete de preguntas y hemos hablado de todo, desde qué es la sexualidad, hasta por qué tenemos tabúes sexuales y de dónde vienen. Ha sido complicado responder a algunas cosas, pero entre las dos damos las claves para tener una sexualidad más plena, sana y satisfactoria.

Os dejo el link a la primera parte del capítulo y espero que lo disfrutéis y os guste.

¿Por qué fantaseo con una violación?

El 90 % de las mujeres dicen haberse excitado o fantaseado con situaciones sexualmente violentas, pero las mujeres siempre llevamos sobre nosotras el estereotipo de que no nos gusta ni atrae la violencia, ¿por qué entonces sucede esto?

Que a una mujer le excite una escena violenta está mal visto. Que una mujer consienta juegos sexualmente agresivos está mal visto. Que una mujer quiera ejercer o recibir prácticas sexuales que impliquen violencia física está mal visto. Que las mujeres también caminemos por un terreno socialmente masculino, el de la violencia, está sancionado. Y no sólo nos sancionan los hombres, nos sancionamos las unas a las otras y nosotras mismas.

Mientras todo esto está requetemal visto, hay muchas mujeres que en sus dormitorios fantasean con escenas donde toman un rol pasivo y se dejan violentar (consentidamente). Es una fantasía recurrente, muy presente en el imaginario erótico de las mujeres, pero que nos pesa porque es denigrante y por supuesto, solo es una fantasía. Pero en nuestra mente las fantasías cuando no son normativas pesan y mucho y nos hacen sentir mal. Tan mal que oír a una mujer decir que fantasea con una escena violenta es más difícil que ver a un unicornio. Por eso hoy hablamos de fantasías, violaciones no reales, de BDSM y de por qué las mujeres fantaseamos con ello, pero los hombres no.

Sexo de reconciliación, ¿lo soluciona todo?

¿Quién no se ha imaginado alguna vez en un momento de fogosidad sexual después de una discusión de pareja? Y ¿a quién la realidad no le ha dado un bofetón al no acabar tan peliculeramente su discusión de pareja?

La realidad nos ha enseñado más de una vez que el sexo no siempre es como en las películas, pero cuando oímos hablar del sexo de reconciliación sí creemos que es más común de lo que parece. Si nuestro caso es que no es así, que discutimos en bucle y no termina en sexo apasionado, creemos que las que fallamos somos nosotras. Aunque nos cueste creerlo, el sexo tras una discusión pocas veces es como nos quieren hacer creer y delata muchas deficiencias comunicativas dentro de las parejas.

He hablado sobre este tema con una experta en terapia de pareja, Susana Ivorra. Ivorra yo hemos hablado largo y tendido de cómo vemos en consulta que muchas veces la frustración por no tener ese encuentro tras la discusión aumenta. Y es que una vez más, por un lado está la realidad de cada pareja y por otro el imaginario social entorno al sexo y las relaciones.

Para aclarar si el sexo de reconciliación es bueno o malo, si funciona y si no y en el caso de que sí, ¿Cómo es un buen sexo de reconciliación? hemos escrito un nuevo artículo en NovaLife donde analizamos qué quiere decir que mi pareja quiera tener sexo después de discutir y qué significa que siempre acabemos en la cama tras una discusión. Sin olvidarnos de por qué no tenemos sexo algunas parejas después de una discusión de pareja.