Wildrabbit by Nomitang y #LOVEdelbueno

Febrero es el mes del amor y mi lema este año es que nos tenemos que dar más #LOVEdelbueno. De ese que nos enriquece y que nos hace crecer. ¿Sabes por dónde empezar? ¡Por ti misma! el amor propio es ese que se nos queda al fondo a la derecha y que muchas veces sustituimos por el amor hacia otras personas olvidándonos de nosotras mismas.

#LOVEdelbueno se puede dar de muchas maneras. Amor bueno y sano es guardarnos unos minutos al día para hacer lo que más nos guste, permitirnos relajarnos o incluso sacrificar tiempo que dedicamos al trabajo u otras actividades y cedérnoslo. Muchas veces, a mi me ocurre constantemente, cuando hacemos esto sentimos que estamos perdiendo el tiempo. Hay que cambiar el chip, esto no es perder el tiempo es invertirlo.

Aprovechando que estamos en el mes de dar amor por excelencia, aunque yo no creo en las fechas sino en los buenos propósitos, os traigo una review muy especial con sorpresa al final.

Hoy os enseño a Wildrabbit 🐰 uno de los juguetes estrella de Nomitang. Es un vibrador original que se adapta con facilidad a cualquier forma que tengamos. Aunque la mayoría de los vibradores tienen cierta flexibilidad, no permiten doblarse casi por completo para poder llegar a donde nos apetezca o adaptarse a las formas que tengamos.

Wildrabbit tiene 3 motores distribuidos por su cuerpo, por lo que el sistema vibratorio es muy completo y todo su cuerpo va a reproducir esa vibración. Es decir, que en cualquier postura vamos a notar tanto por dentro como por fuera cómo vibra. Tiene 10 modos diferentes de vibrar y es waterproof.

Flexible, ergonómico y muy placentero.

¿Qué tiene de diferente?

Esto es lo que más me gusta de este sextoy. el I-TOUCH CONTROL. Tal cual como suena, Wildrabbit tiene una parte en el mango para que podamos incrementar o disminuir la potencia de la vibración con tan solo pasar el dedo. Al resbalar la yema del dedo por esta zona podemos subir el ritmo o bajarlo y así adaptarlo a lo que deseemos. ¡¿Cómo te quedas?!

Otra de las cosas que me encanta es el diseño. Ya sabéis que para mí es muy importante el diseño que tenga el producto y cómo se nos presenta. Es una parte más de la experiencia y cada detalle cuenta. Wildrabbit es elegante desde la caja. Está fabricado en silicona médica y los botones y el punto de carga están completamente integrados. Por cierto, es recargable.

¿Juegas?

Este sextoy es un todo terreno. Vale para jugar a solas y en compañía. No hay postura ni práctica que se le resista y me atrevo a decir, que es prácticamente del gusto de todas.

Para que veáis cómo es en directo os dejo aquí el vídeo que he hecho para el canal de Youtube.

¡Sorteo!

¿Os creíais que os iba a dejar con las ganas? ¡No! No puedo presumir de juguete y luego dejaros así. En Instagram estamos de sorteo con Nomitang y sorteamos dos Wildrabbit, negro o rosa, para que tú también te puedas dar LOVEdelbueno.

Pásate por mi perfil, sígueme y prueba suerte. Además es el primer sorteo europeo que hacemos, así que no importa si no vives en España.

Wildrabbit by Nomitang giveaway

Porno Home made 📽️ 4 escenas de XConfessions en tu casa 🏡

¿Porno? ¿has oído porno? sí, si relájate que vamos a hablar, bueno más bien ver porno. Pero no unas súper producciones, sino tu porno. “¿Cómo? pero si yo no hago porno”, ya, todavía…

Uno de los grandes problemas que encontramos cuando buscamos y vemos porno es que todo nos parece prefabricado. Las escenas, los cuerpos, las sexualidades, los deseos parecen hechos y producidos en serie y si miramos a nuestro alrededor no es así. Cada persona es diferente en cuanto a deseos, fantasías y sexualidades, por eso es tan importante mostrar en el cine para adultos que la sexualidades son diversas. Y, la verdad, no está muy extendido la idea del home made porno, vamos que si no encuentras lo que te gusta te lo hagas tú mismx.

Como a veces es difícil llevar nuestras fantasías a la realidad o ponernos a grabar algo, se me ha ocurrido que por qué no coger el ejemplo de XConfessions de Erika Lust y “robarle” algunas ideas. Lust cada vez utiliza más juguetes y complementos eróticos en sus películas y muchos de ellos ya forman parte de nuestro vestuario erótico, por ello no es difícil ponerlo en práctica.

📽 4 escenas

🏠 El lugar que más te gusta

💭 Mis ideas, las de Erika Lust y tu imaginación

Te lo explico en detalle…

De todo lo que ha pasado por mi cama me quedo con esto

Ho ho ho

La compulsividad, el ritmo cardíaco acelerado y el come cocos de qué compro ya están aquí. Bueno, tranquilidad, intentaremos superarlo y sino, moriremos en el intento. Ya sé que es una época muy estresante para algunas personas, pero qué queráis que os diga, yo estoy un poco acelerada y me meto enseguida en el papel. Pensando el otro día en qué decir en este post, en la planificación del fin y principio de año, me di cuenta de cuántos han pasado por mi cama. Aclaro: cuántos juguetes han pasado por mi cama (y otros sitios, pero vamos a dejarlo ahí). Y no lo puedo negar, una tiene sus favoritos.

Esa cosita que hace que sean especiales o que te han tocado el punto exacto en el momento preciso les ha puesto en el top de mis preferencias sexuales. Y por eso me he dicho, ¡voy a hacer un ranking, mi ranking, de los mejores juguetes del 2017! He abierto los cajones de mi cómoda y aquí os traigo mi selección.

Vibra que te vibra

Voy a ser un poco clásica y voy a empezar diciendo cuáles ha sido para mi los mejores vibradores de este año.

El puesto 1 lo tengo muy claro. Me ha conquistado, se ha adaptado y dado todo por conseguir los mejores orgasmos. Para mí uno de los mejores vibradores que he usado es el Crecendo de MysteryVibe. Es muy moldeable, adopta posturas increíbles y los modos de vibración están muy bien pensados. Es sin duda mi favorito para usar sola y en compañía, y la impresión de que es un buen juguete no es sólo mía…

Crescendo de MysteryVibe

En segundo lugar es para el Impulsor de FunFactory porque es una revolución. Supera el límite de un simple vibrador añadiendo el movimiento de penetración. Es cierto que es bastante grueso y tiene un tacto peculiar, pero da una experiencia diferente. Llevo un tiempo diciendo que hay mucha novedad en cuanto a diseño de juguetes, pero no a funcionalidad. Cambian su forma física, pero en el fondo todos hacen y vibran de la misma manera. La gama de impulsores lo ha roto abriendo una nueva forma de utilizar los vibradores.

Have fun, have sex

Sin duda este año ha sido el año de los juguetes personalizables. Esos que se pueden moldear para ajustarlos a la anatomía y ponerles la forma que más nos satisfaga. Dodil es otro de ellos. En cuanto pueda os enseño cómo funciona y cómo se adapta al cuerpo. Pero os dejo la pista de que tiene puntos para convertirse en favorito.

En el punto exacto

No sin mi estimulador de clítoris. Así son mis encuentros eróticos ahora. Siempre, siempre, siempre hay uno a mano. El primero que probé y que me fascinó es Better Than Chocolate 2 de Nomi Tang y es mi número 1 del ranking de estimuladores de clítoris. Me tiene enamorada. Para mí es el único que de verdad tiene la posibilidad de poner una vibración muy baja. Esto es algo muy importante, sobre todo cuando es un juguete especialmente diseñado para el clítoris. Lo he hablado con más mujeres y todas coincidimos en que los vibradores y estimuladores tienen demasiada potencia y saturan. Necesitamos que los grados de vibración sean más amplios porque, sobre todo al principio, el cuerpo nos pide algo suavecito. Éste ha conseguido eso, o al menos para mí. Pero lo que más me fascina es su forma. Se adapta perfectamente a la vulva, encaja como si fuera una pieza de puzzle.

Antes de que penséis que estoy loca y que por qué no lo he incluido, aquí está el súper succionador de clítoris Satisfyer en el puesto 2. Tiene loca a toda la comunidad de sexblogger y yo me preguntaba por qué hasta que lo probé. Y sí, tengo que admitirlo que estimula el clítoris de una forma muy diferente. En vez de ser un vibrador tal cual, ejerce unas ondas sobre la piel que hace que no sepas muy bien que está pasando ahí abajo. Y creo que ahí radica su éxito, en la diferencia. En provocar una sensación diferente y difícil de describir.

Satisfyer Next Generation

Por partida doble

Un poco manida la expresión, ya lo sé, pero es lo que me sugiere el 2x de Adrien Lastic, tiene el puesto 1 y único de esta sección (de momento. Estoy en el laboratorio probando más). Un doble vibrador con dos cabezas unidas por un cable fino y flexible. Es una sensación excitante compartirlo con otra persona y sentirte unida. Tiene mando a distancia lo que le da puntos extra para tener las manos y el resto del cuerpo más libre. Es bastante cómodo, tiene un tacto agradable, fácil de usar y sirve para varias prácticas sexuales.

2X Adrien Lastic

Ha sido difícil elegir solo dos para cada categoría porque todos tienen algo que les hace diferentes. Me dejo mucho por el camino pero en los rankings hay que ser estricta y sacar solo lo más llamativo. No quiero cerrar el post sin recomendaros que probéis Neo de LoveSecrets porque aunque parezca un vibrador más, el control por voz es una pasada. Lea de Feelztoys es al uso un conejito más, pero la verdad que tiene algo en su curvatura que cuando lo utilizas no es igual que cualquier otro vibrador Rabbit. Además de la curvatura el tamaño cambia según las zonas y no sé que es exactamente pero al uso es muy diferente. Otro de sus puntos positivos es el tacto, es increíble. Cada vez que lo saco y se lo enseño a alguien alucina con la textura que tiene. De verdad que engancha, es hasta desestresante acariciarlo.

 

 

 

 

Taller sobre pornografía

Para mi es un sueño cumplido y quiero compartirlo contigo. El porno es mucho más que lo que nos han enseñado y hecho creer. Hay muchas maneras de verlo, sentirlo y, por qué no, llevarlo a nuestras vidas sexuales. El próximo 28 de octubre a las 19:30 en Amantis de Alcalá, en Madrid, te propongo una cita para debatir y aprender sobre qué es el porno y cómo podemos aplicarlo a nuestras sexualidades.
¿Vienes? ¡os espero!

El Blog de amantis.net

Ya, ya sabemos que el porno es ficción, pero lo que no todo el mundo sabe es que no todas las películas pornográficas son iguales.

Porque cuando salimos del mainstream, es decir, de la corriente general, encontramos un porno que sí que puede adaptarse a nuestras vidas. Sobre todo aquél en la que la mujer deja de ser un mero objeto, y se vuelve igual de protagonista.

¿Estás buscando un porno que de verdad te excite y no te muestre siempre lo mismo? ¿Alguna vez has fracasado intentando imitar a una porn star? ¿Crees que la pornografía puede ser distinta?

Ver la entrada original 68 palabras más

A mí ya me ha tocado, ¿y a ti?

Tengo que confesar que me cuesta pensar en ello. No concibo que una mujer no haya sentido nunca un orgasmo. Que ni siquiera sepa qué es, cómo se siente, qué es lo que viene después de la excitación. Pero sí, existe y es más frecuente de lo que creemos.

Cuando comencé este libro estaba un poco indecisa sobre qué pensar. Por una parte no sabía si tomármelo de una forma satírica, como un libro crítico concebido desde la ironía o si en realidad el relato era así, tal cual.

La autora de Ahora me toca a míSELMA LØNNING AARØdispara a bocajarro la historia de una mujer que no conoce el orgasmo, no sabe qué es eso de lo que tanto se habla en libros y revistas y que parece que le llega a todo el mundo menos a ella. No quiero desvelaros nada importante, pero para que os hagáis una idea de cómo es. Imaginaos que vuestra vida ha ido transcurriendo poco a poco. Trabajo, pareja, hijxs, casas, familia… todo tal y como “debe” ser, pero un día aparece en tu mente una duda. Hay algo que circula alrededor, que todo lo impregna, de lo que todo el mundo habla y de lo que no terminas de enterarte. Te empeñas con todas tus fuerzas para poder sentirte dentro de ese círculo social y por mucho que lo intentas cada vez lo ves más lejos y lo único que consigues como premio es frustración. ¿Y qué viene después de ese sentimiento? eso forma parte de cada unx de nosotrxs.

Julie, la protagonista de Ahora me toca a mí, es una auténtica estrella. Cada día finge como parte de su rutina. Finge en la cocina, en el salón, en la cama. Finge mientras cena, mientras desayuna, mientras va al supermercado. Fingir se ha convertido para ella en algo tan normal y natural que ya no sabe que finge. Su nombre ya es sinónimo del verbo fingir.

Ahora me toca a mí, es una novela de lectura fácil y liviana, os garantizo que si la empezáis no vais a poder parar y os durará más o menos como un orgasmo en vuestras manos. Narrada en primera persona, la protagonista de la historia nos abre las puertas de su casa, de su mente y de su vagina para que nos asomemos e indaguemos sobre lo que forma parte de su día a día. Éste personaje tiende a confundirse con la propia autora ya que comparten profesión, es un juego acertado para atraer más a lxs lectorxs (está clasificada como ficción). Es una forma de desenmascararse pero dejando en el aire la duda de si es pura ficción o tiene algo de biográfico.

Esta novela es un relato mordaz sobre la educación sexual de las mujeres, las opresiones sociales que castigan nuestra sexualidad y lo que nosotras mismas esperamos de nuestros propios cuerpos. Creo que ya es un tema del que hemos hablado mucho, la (no)educación sexual que recibimos. El embarazo no deseado y el miedo es lo único que nos enseñan. De esta manera nuestras sexualidades están ligadas al terror ante todo lo que nos han dicho que es “malo”. Después llegan las revistas que nos disciplinan para el placer, pero no el propio, sino el ajeno. Lo importante que es mantener el suelo pélvico bien educado para que en la penetración el pene sienta la entrada más tersa, en vez de decirnos lo beneficioso que es para nosotras mismas mantenerlo ejercitado. Nos recuerdan que si no sabemos hacer bien sexo oral vamos a perder muchos puntos y que si vamos de listillas pidiendo cumplir nuestros deseos perderemos nuestro honor de chicas buenas. A veces se pone de moda ser atrevida y sexy y si no entras en ese juego también pierdes puntos. En conclusión, hagas lo que hagas nunca vas a conseguir ser ese perfil de mujer y en ese transcurso en el que intentas mejorar y dar la talla te pierdes a ti misma. Un día te paras a mirarte, y te preguntas qué ha pasado, qué han significado todos los encuentros sexuales y todas las parejas ante las que gemías y felicitabas por el buen rato que acababas de pasar, en ese momento te conviertes en Julie.

El libro

El libro es muy fácil de leer, sencillo y ágil. El diseño de la portada atrae y el título también. Nos hace pensar en una aventura de búsqueda en la que vamos a descubrir muchas cosas, y en eso acierta. Pero esta novela no se queda en el simple relato, sino que nos hace parar y pensar en nuestra propia vida, sobre todo en la sexual, ¿seré yo como ella? Tal vez no finja orgasmos, no tenga la técnica tan depurada, pero ¿esta vida que llevo es la que realmente quiero? ¿me siento satisfecha en todas las facetas de mi vida?

Sí, es un libro sobre una vagina, pero que invoca a las vaginas de las lectoras a que se pregunten a sí mismas sobre ellas mismas. Es un diario en voz alta, un documento desclasificado, público para que la crítica caiga sobre él.

Sus páginas pasan volando y la lectura es amena. Es un libro perfecto para el verano porque es fácil de transportar, también puedes conseguirlo en ebook, y de una lectura nada pesada. Dividido en capítulos cortos va enganchando hasta llevarnos al gran momento culmen de cerrar su última página ante la que nos quedamos… las reacciones son varias, así que os dejo que lo descubráis.

Este libro es una mezcla de cosas, en parte su vida personal, su infancia, su adolescencia y cómo es ella ahora mismo y por otra parte su faceta más profesional y la sociedad que la rodea. Julie y su marido contratan a una Au pair para liberarla a ella de tareas domésticas y de cuidados, así puede dedicarse a buscar eso que le falta y tener más tiempo libre. Esto no sé muy bien como tomármelo. Por una parte a veces siento que habla de algo muy real pero desde la crítica con un tono irónico que parece muy serio, exigir a una persona que se relegue a tus deseos y sentirte tú misma con un status mayor al suyo. Esta parte no me ha gustado mucho, porque como digo, no sé si es desde una visión crítica poniéndolo en la mirada de una acomodada mujer que se cree con el derecho de sentirse más y mejor que otra, o es tal cual se narra. Por otra parte, el comportamiento del marido, machista, comodón y acomodado que hace el “esfuerzo” de convencer a Julie de que no pasa nada por tener ayuda en casa, así ella puede estar más libre e incluso si le apetece trabajar un poco. Lo que sea mientras él no tenga que hacer nada. Quiero pensar, y desde ahí me sitúo, que todo lo que cuenta en relación a los asuntos domésticos y sociales, se hace desde la crítica jugando con la naturalidad con la que lo cuenta la protagonista. Pero tengo que reconocer que me enfadé un poco con estas líneas por cómo trata a la chica au pair, que no es más que el reflejo de sus propios miedos que hacen que sea cruel y mezquina. Pero no veo que ante eso la protagonista haga mucha autocrítica.

Otra de las cosas que trata es el uso de juguetes eróticos. Recurre a un vibrador típico y conocido para alcanzar su objetivo, pero desde la mentalidad de meterse algo mecánico y antinatural. Una vez más, creo que juega con la visión de la protagonista y consigue que a veces le cojamos un poco de manía, más aún cuando cree que la panacea de todo es tener un acercamiento sexual con alguien de tu mismo sexo que va a comprenderte y guiarte por el sendero del placer, pero si la mente está cerrada, las piernas no se abren. Y mucho menos los sentidos.

Ahora puede tocarte a ti

Como resumen, el libro toca muchos temas, el sexual es tan solo el hilo conductor que nos va llevando de uno a otro casi sin darnos cuenta hasta precipitarnos al final. Hay cosas que no me han gustado mucho pero creo que es un logro para la autora porque lo que hace es mostrar a una mujer que nos muestra tan abiertamente una forma de pensar que si no estás de acuerdo consigue que la odies un poquito. Pero como ya he dicho, es una lectura muy llevadera que nos hace reír y odiar a partes iguales. Me he reído mucho con él.

 

Ficha técnica:
ISBN 9788415070818
240 páginas
Tapa dura, 14,5×21 cm
Traducido por Ana Flecha Marco
Precio:  17€

*Gracias a Lince Ediciones por enviarme el libro y ofrecerme una nueva manera de disfrutar de la lectura.