Erotismos sostenibles | Hi Hollow

Enamoradita estoy de HiHollow. Sí, así de pronto no sabes de qué te estoy hablando, pero ahora cuando te cuente cada detalle de esta bonita historia lo vas a entender.

Esta semana ya puede acabarse porque ha sido una semana ilusionante y motivadora que me ha hecho volver a creer en que, a veces, algunos sueños se cumplen y que hay personas mágicas que se cruzan en tu camino y te lo hacen más llevadero.

Todas las que me seguís por las redes sociales ya sabéis de lo que os estoy hablando, del boom que hizo explotar mi corazón y sentir más que nunca todo vuestro apoyo.

El lunes os presenté dos piezas que he diseñado gracias a HiHollow, una empresa de Hollows (así llaman ellos a las piezas) que ha dado forma y creado esos dos bocetos que yo plasmé en un trozo de papel.

Hi Hollow se puso en contacto conmigo con la intención de unirnos en un pequeño proyecto, mostrar que los complementos eróticos y los juguetes deben mantenernos cerca de nuestras raíces, de la naturaleza, de donde venimos. Estamos rodeadas de elementos que nos ayudan a darnos placer de muchas formas, pero la mayoría no tienen una esencia propia, un carácter y, aunque estemos hablando de lo más natural e intrínseco a nostras mismas, la sexualidad, muchas veces se ve eclipsada por elementos muy alejados de esa naturaleza. Y por eso, desde hace tiempo, tengo un propósito, devolvernos a esas raíces uniéndolas con una conciencia de vida ecologista y respetuosa con el medio ambiente y con nuestros cuerpos.

¿Qué hemos hecho?

Eso estaba en mi cabeza y Enrique de Hi Hollow apareció y me dio esta oportunidad. Diseñar dos piezas que él moldearía y haría realidad para que todo el mundo pudiera ver que esto existe y que es elegante, bonito y respetuoso. Y aquí está el resultado.

Los hollows van en una caja de madera hecha a mano y en fundas de terciopelo y satén.

Quise hacer dos juguetes diferentes, que formen parte de nuestra filosofía y que puedan sumergirse en nuestras habitaciones, salones y por qué no cocinas. Colocarlos sobre un mueble es un placer estético y de ahí solo hay que empezar a darle rienda suelta a nuestra imaginación.

Soy amante de los objetos con carácter y esencia, no me gusta lo seriado y la producción en masa y ArsEroticas intenta siempre mostrar a esas pequeñas empresas que están haciendo cosas maravillosas.

Cada hollow tiene una personalidad diferente

Hi Hollow

Y aquí es donde entra en el juego Hi Hollow, una pequeña empresa familiar de Castellón en la que está al frente Enrique Prades, y que un día decidió proponerse un nuevo reto. “La idea de hacer Hollows de madera surgió de manera imprevista, un día torneando salió una forma parecida a un dildo, empecé a darle vueltas a ver como lo podíamos hacer y si realmente era factible” afirma.

Como todo, empezó con pruebas que le han llevado a crear piezas espectaculares y naturales.

No hay dos Hollows iguales y ahí es donde reside parte de su encanto. Son únicos porque como están hechos a mano, aunque partan de la misma idea, nunca van a ser 100% exactos.

En Hi Hollow se pueden encontrar piezas sin y con mecanismo. Éstas últimas llevan incorporado un motor que los convierte en vibradores con diferentes velocidades y una batería de litio recargable a través de un puerto USB. Pueden usarse como juguetes eróticos, masajeadores, para juegos externos o internos… las posibilidades son todas las que se te ocurran.

Madera y naturaleza en estado puro | La importancia de los materiales

Muchas veces hemos hablado sobre la importancia de los materiales. Fijarnos en la composición, en cómo están fabricados y todos sus componentes es imprescindible.

El uso de otros materiales, sobre todo los naturales, a veces causa desconfianza por eso Enrique aclara que “todas las maderas provienen de talas de bosques certificados o de restos de poda como el olivo. Estamos muy comprometidos con el medio ambiente, ya que cada año realizamos alguna plantación de árboles”.

Imaginaos un bloque de madera, un boceto y ¿después? La magia de sus manos. Una vez dada forma a la pieza la pule y la deja intacta lista para aplicarle un barniz. “Después de informarnos sobre los acabados que se le podían poner al producto nos decidimos por el que creemos que es el mejor: un barniz antibacteriano a base de iones de plata. Está libre de disolventes, siliconas, plásticos… y está certificado con la normativa EN 71-3. Es totalmente incoloro, todos los colores y veteados en la madera, son totalmente naturales”.

Cada pieza tiene el carácter de la madera de la que está hecha

Hi Hollow cuenta con “un equipo de diseño que se encarga de dibujar nuevos diseños y formas que puedan hacer disfrutar a la gente. Están pensados para gozar, pero a la vez que los podamos mostrar sin pudor, que pasen totalmente desapercibidos”. “También disponemos de la opción de hacer diseños a medida”, como ha sido mi caso.

Colaborar con ellos ha sido una experiencia y un placer, ya que he podido ver cómo han ido creciendo y avanzando las ideas y cómo un dibujo, una ilusión, se ha hecho realidad.

Aunque partan de un mismo diseño siempre tendrán algo que les diferencia

¿Y ahora?

Ahora solo me queda agradecer a Hi Hollow su confianza en mí y en hacer realidad esta ilusión que me lleva acompañando muchos años.

Si te ha gustado mi experiencia y mis diseños, puedes encargar la pieza que tú quieras y comenzará una nueva experiencia para ti.

Hay varias formas de unirte a nuestro reto:

  • Encargar uno (o los dos) de los diseños ArsEroticas y recibir la pieza en tu casa. Recuerda que nunca va a ser igual, cada uno tendrá una impronta distinta, ¡es lo que tiene lo artesanal!.
  • Puedes adquirir las dildos, vibradores y plugs que ya están diseñados en su página web.
  • Puedes ponerte en contacto con ellos y diseñar tu propia pieza.

Estamos ilusionados y la acogida ha sido espectacular, así que esperamos que os guste este nuevo camino que hemos emprendido y que os animéis a tener uno de nuestros diseños en vuestra casa.

El placer vuelve a ser natural

EVA 🐛 y los clítoris contentos | Orgasmos en el clítoris

Tiene alas y no es un pájaro. Serpentea y no es una serpiente. Zumba y no es una mosca. ¿Qué es?

¡EVA!

Eva es uno de los estimuladores más compactos, versátiles y bonitos que hay. Y lo digo muy segura, por eso he tardado tanto en escribir este post, porque la he testado a conciencia para conocerla bien y poder presentárosla. Eva es muy entrañable, parece inofensiva por su aspecto pequeño y delicado, pero es un juguete de lo más sofisticado (a pesar de su sencillísimo uso).

¿Qué o quién es Eva?

Os presento a Eva II, una de las últimas novedades de Dame Products, un proyecto que enamora nada más conocerlo. Dos mujeres al frente de una empresa que piensa en el PLACER Femenino. Sí, así con mayúsculas, porque tienen pocos productos pero muy bien pensados y diseñado para personas con vulva.

Eva es un vibrador fabricado en silicona pensado para parejas. En principio para parejas heterosexuales, para que este bichito estimule la vulva, concretamente el clítoris mientras se está jugando e incluso durante la penetración. Pero ya sabéis que aquí a todo le damos la vuelta así que la hemos probado en relaciones sexuales entre dos personas con vulvas.

Su cuerpecito es muy sencillo, una parte principal donde va el mecanismo y las dos alas. ¿Para qué son las alas? para que se quede encajada entre los labios de la vulva. Eva viene, se prepara, pliega sus alas se acurruca entre los labios y se expande para no moverse de ahí ni con los ritmos de vibración más altos ni si te apetece ponerte a hacer piruetas.

Una vez en su posición en su cabeza tiene una parte que podemos presionar para que empiece a trabajar, que a veces se acomoda y se hace la vaga. Le damos una vez y empieza la fiesta. Tiene tres ritmos, de menor a mayor intensidad. Es un juguete manos libres, ya que una vez puesta no hace falta tocarla más. Ella solita se encarga de todo y tú, solo tienes que disfrutar.

Simplemente con presionar se enciende y se apaga.

Eva y las mujeres

Como os decía Eva está pensada para disfrutarla en soledad o en parejas, no indica que sea exclusivamente para heterosexuales (en el caso de las parejas), pero por su forma y modo todo indica que sí. Pero en ArsEroticas le hemos dado la vuelta y la hemos puesto a prueba. Y ha pasado la prueba.

En primer lugar por el juego que ofrece. Al ser un juguete tan discreto y llamativo hace que se genere un juego muy rápidamente. Es como si recibiéramos una visita, una invitada a jugar. Una se la coloca y la pone en marcha mientras los juegos van surgiendo. La excitación va aumentando y ahí está participando disimuladamente. Se puede tocar un poco para cambiar el ritmo o para rozarla más intensamente contra el clítoris.

En pareja

Con ella, y al ser tan cómoda, se pueden combinar otros juguetes como un dildo si nos apetece una penetración u otro tipo de juguete. Eso sí, yo os recomiendo algo liviano o sin vibración para no distraer demasiado a los sentidos. Pero si queréis divertiros de verdad con ella, probad a ponérosla mientras estáis en casa (o fuera para las atrevidas). Por ejemplo, esa mañana que vais a pasar haciendo tareas y ordenando, póntela o que se la ponga ella y que el ritmo le acompañe. Es muy divertido.

En solitario

Si te apetece tener un momento para ti y además cambiar la manera de cómo te sueles masturbar prueba a ponerte a Eva y activarla. ¡Fuera manos del pubis y vulva! déjate sentir y si usas las manos que sea para que recorran otras partes del cuerpo, pero esa está prohibido. Mueve la cadera y balancea porque este movimiento hace que la excitación suba y así ayudamos a que Eva cumpla con su función. Poco a poco irás sintiendo el placer y no necesitarás más que sentir-te.

Eva me ha encantado

Si te ha gustado aquí puedes conseguir una igual a la mía

http://www.dameproducts.com?rfsn=1533834.82847

Masturbación 2.0 y los huevos masturbadores 🥚

Flip flap, flip flap, flip flap ahhhh
Si la masturbación te sigue sonando así es que no conoces que hay muchas más maneras de masturbarse.
Aquí os dejo mi último vídeo en el que os enseño qué es un huevo masturbador para penes y cómo podemos utilizarlo (también en vulvas).

Sexo anal en 3 pasos | Las claves para empezar 💦

¡Sí! por fin os cuento mi experiencia con el sexo anal. No estoy muy de acuerdo cuando se habla de sexo anal con esos imperativos que se construyen alrededor como por ejemplo que es imprescindible hacerse determinadas limpiezas. Por eso, hoy en mi nuevo vídeo os cuento qué tres pasos son fundamentales para disfrutar del sexo anal de forma real y natural.

Sigue estos 3 pasos para disfrutar de tu cuerpo y déjate de parafernalias:

👌 Quiérete, estimula tu cuerpo y disfruta de su diversidad.

💩 La naturalidad es la clave del disfrute.

👂 Nunca olvides la comunicación si tienes encuentros con otras personas.

 

Ocean Storm mini de Adrien Lastic, el huevo todopoderoso

Pequeño, compacto, versátil y muy potente. Si me dijeran que escogiera 4 palabras para describir al huevo vibrador con control remoto Ocean Storm mini de Adrien Lastic, éstos serían los adjetivos que utilizaría.

Como su propio nombre indica, es un huevo pequeño, bastante compacto, no ocupa mucho, puede llevarse en el bolso o en la maleta sin que estemos preocupadxs porque se estropee, ya que podemos meterlo en cualquier parte. El huevo viene acompañado de un mando a distancia, pero no hay ninguna conexión física visible entre ellos, la magia del control remoto hace que podamos usarlo hasta una cierta distancia. El mando sí que lleva una pila de botón, que se incluye en el pack, el huevo se conecta a través de un cable USB para cargarlo. Es perfecto porque se reduce mucho el uso de pilas.

¿Qué contiene la caja?

La caja incluye al actor principal, el huevo Ocean Storm mini. El mando a distancia, que es muy pequeño. Una bolsita blanca de satén donde podemos guardar a nuestro juguetito y llevarlo con más comodidad y seguridad. El cable USB para conectar el huevo. Una pila para el mando. Un folleto con las instrucciones en diferentes idiomas y una tarjeta donde nos indica que tiene dos años de garantía.

Pack Ocean Storm de Adrien Lastic
Pack Ocean Storm de Adrien Lastic

¿Qué nos ofrece de nuevo el Ocean Storm mini?

Lo primero que os diría es que me ha sorprendido muchísimo la potencia que tiene. Luego hay que destacar que es muy atractivo físicamente y que está hecho con materiales de muy buena calidad.

Tiene 10 modos diferentes de vibración.

Está fabricado en Abs 100% libre de phalatos.

Es muy suave al tacto y el cuerpo tiene relieves que van haciendo aros a su alrededor, lo que hace que sea muy fácil introducirlo si queremos usarlo internamente.

Es silencioso y no levanta sospechas.

Se puede utilizar tanto para la estimulación externa como interna.

El mando tiene un tamaño muy pequeño, por lo que podemos llevarlo en cualquier parte. ¡Puede usarse hasta con 10 metros de distancia!

Las medidas son 8cm de largo y 3.2cm de contorno.

Es resistente a las salpicaduras de agua. Puede usarse en el agua pero no es recomendable sumergirlo durante mucho tiempo.

¿Cómo lo uso?

Lo primero de todo no hagáis como yo. En cuanto me llegó, con toda mi ilusión e impaciencia, que es bastante, abrí la caja donde venía, tiré todo y saqué el tesoro. ¡Ajá! ya lo tenía en mis manos. Abro la caja, lo saco… y empiezo a darle vueltas. Miro la forma que tiene, los relieves, compruebo si pesa mucho, lo toco y retoco… y veo que en la caja un pelín escondida va la pila y el mando. Quiero ver ya cómo vibra, así que empiezo a toquitear el mando. ¡No! Así no va. Lo primerísimo es poner a cargar el huevo. Sacamos el cable USB, abrimos la parte superior del huevo donde lleva el cable y ahí hay un agujerito, la clavija Jack. Pues lo metemos bien y a conectar el USB. No lleva enchufe, yo lo puse directamente al ordenador. Una luz roja se enciende cuando se está cargando y una vez completada la carga ésta se apaga. Debe cargarse 90 minutos para usarlo durante 40 aproximadamente.

Aquí viene la advertencia. Yo quería usarlo ya, sin estudiarme el manual. Mal, muy mal. Hay que leerlo, que tampoco es muy largo y no nos va a llevar mucho tiempo. Aunque no es complicado de usar, tiene sus peculiaridades, de ahí la importancia de leer. Lo primero que hay que hacer para empezar a usarlo es apretar el botón que tiene el huevo en el interior, junto a la clavija de carga, durante unos segundos. 1 vibración indica que ya está conectado. Ahora cogemos el mando a distancia, le ponemos la pila y presionamos el botón pequeño y pulsamos sucesivamente el grande (Donde está la A) para ir cambiando el modo de vibración.

Como veis no es difícil, pero… hay que tener un pelín de paciencia. Dejarlo cargar el tiempo indicado y no olvidarse de apretar el botón interior para que haya conectividad entre las dos partes.

Para desactivarlo cuando ya lo queramos dejar de usar, de nuevo abrimos el Ocean Storm mini y pulsamos el botón. Cuando notemos que vibra 2 veces, ya está desactivado. Luego, se presiona el botón pequeño del mando. Y fin. Todo apagado.

Así al principio parece un poco rollo tanto botón para activar y desactivar, pero luego cuando lo hayas usado un par de veces ya no se te olvida. O sí… Por eso cuando queramos usarlo hay que acordarse de:

  1. ¿Lo he cargado bien? no sea que se pare en el momento menos indicado…. ya sabes de que te hablo
  2. ¿Tiene el mando la pila puesta?
  3. ¿He accionado el botón interior que hace que se conecten?
  4. Comprueba que el huevo obedece al mando

Y luego estoy yo. Mi primer contacto fue torpe, muy torpe. Como os contaba saqué todo y yo muy lista quería usarlo ya. Pero no, la paciencia es la madre de la ciencia y hay que seguir los pasos indicados y leer las instrucciones. Bueno pues tuve que parar y leer bien todo. Vale. Sigo. Voy a ponerle la pila al mando. ¡Pero qué diablos! No había manera de deslizar la tapita para ajustarle la pila. Lo intenté e intenté y nada. Así que lo dejé cargando para cuando vinieran los refuerzos. Al menos el huevo estaría cargado. Llegan los refuerzos y hacemos un nuevo intento. ¡Cómo puede ser que un mando tan pequeño me esté poniendo tan a prueba!. ¡Ay por fin! Con un poco de fuerza bruta y enfado lo abro y le pongo la pila. Lo acciono y GUAUUUU ¡pero cómo vibra! Así, al principio me parece que silencioso no es tanto, y que para ser mini tiene una potencia enorme. Bueno, ya sé como funciona.

Mi experiencia

Tras ese inicio con altibajos llegó el día en el que decido usarlo como juego de pareja (cuidado incluye anécdota). Una de las cosas que más me gusta de este tipo de juguetes es que vale para cualquier ocasión. Puede usarse individual o colectivamente. Puedes compartirlo o no. Sirve para tooodas las personas, ya que es un tamaño muy bueno para estimular cualquier zona y si se quiere usar internamente puede asomarse al orificio que te apetezca.

¿Os acordáis de todos los pasos que había que seguir para conectarlo y que funcione bien? pues yo no. Con la emoción y esas cosas que suceden… se me olvidaron los pasos pre uso del huevo. Sabía que estaba cargado, de eso sí me acordaba, pero no del botón interior, el mando… (el mando al menos tenía pila). Empezamos bien. En el momento en el que no se ve reacción del huevo me acuerdo de todo lo que hay que hacer, así que cojo el huevo me pongo modo déjame a mi, que yo sé cómo ponerlo y ahora ya sí que está listo.

Vibra muchísimo. Optamos primero por usarlo como masajeador y estimulador de zonas. Y luego ya… va al meollo de la cuestión. Vibra muy fuerte para mi gusto. Tengo que admitir que a veces la vibración intensa y directa me molesta un poco y es tan rápida que uyyy y casi ni me he enterado. Por eso, lo que hicimos con el Ocean Storm mini es usarlo rodeando las zonas y tocando justo en los punto de vez en cuando. Así se alarga mucho más el placer y se disfruta.

Me gustan sus formas, me gusta como se mueve, me gusta como anda por mi cuerpo y me gusta como me acompaña hasta el final.

Se acabó la función. ¿Y ahora? vamos a ver una peli, y relajarnos (todavía más). Y nuestro compañero de juegos se queda sobre una cajonera junto a la cama. La batalla fue muy dura y los restos están esparcidos. En ese preciso momento no nos apetece ponernos a re-colocar así que nos apoyamos sobre los cojines y le damos al play.

Ya va la anécdota… En el momento álgido de la película cuando el misterio lo envuelve todo, en la oscuridad de la habitación y bajo el sonido de la respiración del protagonista de la película bibibibi se pone algo en la cajonera a vibrar con un sonido que ese momento parecía cualquier cosa y moviéndose por la superficie tirándolo todo, yo intentaba parar la película que no quería hacerme caso, mientras buscábamos el interruptor de la lámpara. El susto fue mayúsculo. Después de chillar y asustarnos estuvimos riéndonos como 15 minutos. Pero, ¿qué pasó? pues tras unas serias indagaciones, parece que tras la batalla el mando se quedó escondido bajo mi cojín y como no habíamos hecho el proceso de desactivación (otra vez lo olvidé) al moverme un poquito debí de darle al botón lo que puso en marcha al Ocean Storm mini.

Moraleja: cuando acabes con él desactívalo. Desactiva el mando. Lávalo. Guárdalo y déjalo cargando para la próxima vez. Y sino, acuérdate de cargarlo, porque cuando lo vayas a usar te encontrarás con una desagradable sorpresa.

Lección aprendida.

Y ya para acabar os cuento qué es lo que me gusta del mini huevo vibrador Ocean Storm de Adrien Lastic y qué no.

Me gusta su diseño y forma. Yo tengo el rosa y me hace mucha gracia porque parece que tiene como brillantina, eso me encanta, I LOVE THE GLITTER. Es muy suave, resbala bien y es compatible con lubricantes al agua.

El control remoto es perfecto (incluso cuando no quieres).

Es mi primer juguete de Adrien Lastic, siempre he leído buenas críticas de sus productos, pero con éste he comprobado que lo que hacen, lo hacen bien y con una buena calidad.

También me gusta que se puede llevar a cualquier parte, incluye bolsa y es muy cómodo. No ocupa nada y el mando mucho menos.

Lo que no me convence del todo es que vibra mucho al principio, pero bueno por sacarle algo, porque por lo general está muy bien. Sí que hace un poco de ruido. Con uso interior no se nota casi, pero externo si se oye un poco la vibración.

En el agua sumergido aún no lo he probado. Aunque como os decía no se recomienda sumergirlo demasiado tiempo. Así que cuando te apetezca usarlo en el agua, puedes cambiar la esponja por el huevo en la ducha, que también es un buen juego.

Los huevos vibradores y en concreto éste me parecen una buena opción para animar nuestra vida sexual. Tanto solxs como acompañadxs. E incluso para primeras experiencias con juguetes es un buen recurso ya que es pequeño, manejable, discreto y muy atractivo.

El mío es de huevovibrador.es, una tienda online especializada en huevos vibradores que ofrece una gran variedad, consejos e ideas de cómo utilizarlos y una atención al cliente impecable. Además, hay mucha variedad de precios, así que se adapta a cualquier bolsillo.