Entrenamiento de Suelo pélvico con Elvie Trainer

Tener los pies en el suelo es importante, tanto como hacerlo sobre un suelo firme que nos sostenga ¿verdad?. Con este símil un poco tonto hoy os quiero contar mi experiencia con el entrenamiento del suelo pélvico.

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que se encuentran en la base de la pelvis. Están dentro de lo que solemos llamar core, que son los músculos que forman las paredes de nuestro tronco: el abdomen, el diafragma, los oblicuos, la musculatura lumbar y el suelo pélvico. El suelo pélvico sostiene el aparato digestivo, urinario y el reproductor.

Como seguro que ya sabes es importante mantener un suelo pélvico fortalecido para evitar tener pérdidas de orina, que es el síntoma más conocido, pero tener un suelo pélvico débil también puede repercutir a nuestra satisfacción sexual e incluso incrementar el dolor lumbar. Como avisadas estamos, hace tiempo que me he propuesto tener una rutina para ejercitarla.

Empecé haciendo los ejercicios de Kegel cuando paraba en los semáforos. Sí, como me cuesta sacar tiempo y cuando lo hago la verdad no pienso en mi suelo pélvico precisamente… pues me propuse aprovechar esos ratos muertos para hacer ejercicio. Eso y la práctica de un buen profesor de pilates era lo que hacía hasta ahora. Con suerte algún día a la semana, mientras cocino o trabajo, también hago los mismos ejercicios.

Suelo pélvico
Así es el suelo pélvico

¿En qué consiste Kegel?

Los ejercicios de Kegel son ejercicios que se utilizan para activar la musculatura del suelo pélvico. El gesto que hacemos con el suelo pélvico es el mismo que cuando queremos contener la orina. Para fortalecerlo debemos realizar tres veces al día 10 contracciones de 5 segundos sin dejar de respirar, descansando 5 segundos entre contracción y contracción. Lo más importante es escucharnos y sentirnos cómo estamos con los ejercicios. Si nos fatigamos mucho o nos cuesta hacerlo podemos alargar el tiempo de descanso.

Otra de las cosas que he aprendido es a estar atenta al gran uso que le damos a esta parte. Cuando cogemos peso o hacemos ejercicio “tiramos” de esa parte sin darnos cuenta, de ahí la necesidad de ser conscientes de ello todo el tiempo.

Pero ¿hacemos bien los ejercicios?

Esta es una de mis grandes dudas a la hora de ejercitar el suelo pélvico. Tenemos mucha información pero pocas veces consultamos a una profesional para que nos ayude y nos corrija y esto debería ser lo correcto. Acompañar los ejercicios con una fisioterapeuta experta en suelo pélvico para que nos guíe y acompañe.

¿Te imaginas tener a tu disposición una entrenadora de suelo pélvico en cualquier momento? ¿y que ademas te diga desde dentro de tu cuerpo si lo estás haciendo bien y qué tipos de ejercicios debes hacer? ¡Yo lo he probado!

Se llama Elvie Trainer y es una entrenadora personal que nos dice en qué punto estamos y, según lo que sea más conveniente para nosotras, nos propone una serie de ejercicios.

Elvie el entrenador de suelo pélvico
Elvie el entrenador de suelo pélvico

Elvie es un aparato que introducimos en la vagina. Se queda perfectamente adaptado sea cual sea nuestra forma anatómica. Debemos descargar la app en el móvil y desde ahí lo controlamos. Elvie se activa con nuestros movimiento y registra el estado del suelo pélvico.

La aplicación tiene una interfaz atractiva y muy intuitiva. Ya sabéis que soy una friki del diseño y este entrenador me tiene enamorada. Me encanta el color, el diseño y la imagen en general. Como os digo la aplicación del móvil sigue la misma línea que el entrenador. Nos convertimos en una bolita que se mueve por la pantalla y que representa nuestro suelo pélvico. En mi perfil de Instagram podéis ver un vídeo en el que muestro cómo funciona y cómo lo utilizo.

Elvie trainer
Así es la app de Elvie Trainer

Mi experiencia

Mi gran duda a la hora de ejercitar el suelo pélvico es si lo estoy haciendo bien, si contraigo lo suficiente o no y gracias a Elvie soy más consciente. Tras llevar un tiempo practicando con Elvie Trainer me he dado cuenta de que no lo hacía del todo bien, ya que yo no sujetaba tanto como la aplicación me recomienda.

Elvie recomienda hacerlo 3 veces a la semana. Es una forma más sencilla de practicar los ejercicios de Kegel y como se hace de una manera más visual gracias a la aplicación la sensación de hacerlo bien aumenta.

Después de llevar unos meses de entrenamiento sí que he notado que mi suelo pélvico está más fuerte y que soy más consciente de él. Antes, alguna vez, al estornudar o correr sentía alguna pérdida, y ahora ya han desaparecido.

Elvie trainer viene en una cápsula en la que lo podemos guardar y a la vez cargar a través de un cable USB. El pack incluye además una funda de silicona por si necesitamos que sea más grueso. Es waterproof y se limpia con facilidad simplemente con agua y jabón neutro. Es fácil de llevar si queremos llevárnoslo de vacaciones y resulta muy cómodo.

Si te gusta y tú también quieres probarlo, puedes conseguirlo con un 20% de descuento con el código ARSEROTICA20 😉

 

 

 

Bolas chinas, ¿juego o ejercicio?

Cuanto más controles los músculos vaginales, más elevado será el placer durante las relaciones sexuales. Serás más capaz de controlar estos músculos y de sentir y mejorar tu propio placer si puedes controlar lo que ocurre durante el sexo

Dra. Lisa Masterson, ginecóloga y obstetra.

¡Ay Kegel cuanto nos has hecho pensar! Hasta no hace mucho la salud del suelo pélvico no era una de mis prioridades en cuanto a sexualidad la verdad. Sí que tener en forma la musculatura vaginal era una de mis curiosidades, y por ello comencé a interesarme por los ejercicios de Kegel y a poner en practicar algún que otro truquillo para no perder las formas ahí abajo. Pero un día curioseando productos eróticos por internet, me topé con un artículo relacionado con este tema, las bolas chinas. Las descripciones prometían maravillas para perfeccionar y mantener esta zona olvidada de nuestros cuerpxs. De esto hace ya varios años. Al principio las miré con curiosidad y escepticismo. Me parecían más un juguete que un complemento de salud sexual. No las compré de inmediato, dejé reposar la idea y las investigaciones. Y un día de pronto no me lo pensé. Las famosas bolas chinas ya formaban parte de mi armario erótico.

Pero, ¿las bolas chinas son más un juguete o un complemento de salud? Para mí, son la combinación perfecta. Son una manera divertida y excitante de ejercitar el suelo pélvico sin apenas darte cuenta.

Las bolas que yo tengo son las Luna Beads de la marca LELO. Seguramente hayas oído hablar de ellas ya que es una de las marcas más conocidas en el mundo de la juguetería erótica. Se caracteriza por su calidad y diseño, ofrece productos muy atractivos que no dejan por el camino la buena calidad que se merece y necesita un juguete erótico. Yo soy la primera a la que le tientan los productos más baratos y es que tener un buen elenco de juguetes es una inversión, ya que los precios no suelen ser bajos precisamente. Pero he de admitir que aquí sí que hay que mirar bien qué y dónde se compran.

El producto es muy atractivo. La caja negra destila elegancia y las bolas rosas y azules grisáceas son realmente coquetas. El pack viene preparado para utilizarlo tanto en casa como para llevártelo de paseo. Se incluye una bolsita de satén para meterlas y echarlas al bolso. ¿Por qué no aprovechar el camino al trabajo para empezar el día con una sonrisa? Cuando quieras te las quitas, la limpias un poco y ¡a la bolsita! Es recomendable utilizar lubricante con base acuosa para introducirlas y lavarlas antes y después de usarlas. Al ponerles un poco de lubricante se deslizan mejor y cuesta menos ponerlas. Aunque no es nada difícil. Tan solo tienes que estar relajada, tomar la postura en la que más cómoda te sientas y como si de un tampón se tratara dejarlas que sigan su curso. Asegúrate que están bien adentro y que la cuerdita queda fuera. No deben molestarte en absoluto. Como si no llevaras nada. Al menos hasta que empieces a moverte un poco…

lelo-luna-beads caja

Mi pack contiene cuatro bolas, dos rosas y dos azules grisáceas de 35 mm. Cada una de ellas lleva dentro otra pequeña bolita que es lo que hace de peso. Ésta al ser menor queda “suelta” en el interior de la grande y es lo notas que se mueve. Las rosas tienen un peso diferente al azul [28 gr (rosas) y 37 gr (azules)]. Por eso si estás en modo iniciación es mejor empezar poco a poco. Primero prueba durante 15 días aproximadamente a ponerte solo una de las rosas. Para que veas cómo te sientes con ellas. Luego utiliza la silicona blanca que viene para unirlas y pon las dos rosas. Así aumentará el gramaje y el espacio que ocupan dentro de ti. Al principio te costará un poco más introducir las dos juntas, pero en cuanto las acomodes será igual de cómodo que el paso anterior. Y ya eres toda una experta en bolas chinas. Tras un tiempo utilizando las rosas, cuando te sientas preparada puedes pasar a las azules. De nuevo comenzando solo con una y luego con dos.

bolas-chinas-lelo-luna-beads

¿Qué pasa cuando uso las bolas chinas?

Sé que son beneficiosas para mi suelo pélvico porque me ayuda a fortalecerlo, pero… es que notar cómo se mueve la bolita pequeña dentro de la otra es realmente un placer. Me la pongo cuando hago yoga, cuando voy a pasear o simplemente como juego de excitación. Porque sí es un ejercicio muy bueno, pero tiene muchos más beneficios y es que podemos darle el significado que queramos en el momento en el que las usemos. Podemos utilizarlas para bailar y así ponernos a tono o simplemente para el puro entrenamiento. Está en tu mano cómo y para qué quieres utilizarlas.

Bolas chinas Vs Ejercicios de Kegel 

Las bolas chinas provocan que los músculos de la vagina se accionen y las sujeten, por ello al utilizarlas hacemos los ejercicios de Kegel de forma involuntaria. De todos modos, se puede combinar el ejercicio con el uso de las bolas. Podemos proponernos realizar los ejercicios unos días a la semana y otros dejar que las bolas trabajen por nosotras. Pero ahí no queda todo, ¡podemos hacerlo todo a la vez! Si estás muy animada y activa puedes probar a realizar los ejercicios con las bolas dentro. Introdúcelas y haz varias series contrayendo y relajando la vagina. Siéntete cómoda, relájate y lleva tu mente a esta parte de tu cuerpo.

Pero, ¿qué pasa si se te caen, si no puedes sujetarlas? Que no cunda el pánico, no pasa nada. En el caso de que las “pierdas”, tómate tu tiempo y empieza a hacer los ejercicios o a utilizar las bolas tumbada. Colócate las bolas e intenta sujetarlas. Aprieta y relaja la musculatura pélvica. Cuando hayas practicado un tiempo de esta manera ya puedes probar a ponértelas de pie y usarlas de forma vertical.

Y ahora solo queda disfrutar. El ejercicio constante hará que mejores tu musculatura pélvica, que puedas realizar presiones y nuevas estimulaciones durante el sexo y así los orgasmos sean más intensos. Te sentirás más activa pélvicamente hablando.

La recompensa y el premio final vendrá cuando lleves toda esta práctica a la cama. 

Bolas chinas LELO