Arte y erotismo han ido desde la antiguedad muy unidos. Los cuerpos desnudos o que dejaban al descubierto alguna parte eran en sí mismo la obra de arte erótica que escandalizaba en muchas ocasiones a la sociedad. Hoy en día ver cuerpos completamente desnudos en fotografías, en el cine o en cualquier soporte pocas veces nos llama especialmente la atención. El arte puede convertirse en sensual, en erótico, pero ¿cuándo lo erótico traspasa la frontera de convertirse en pornografía?

Es una escala que va aumentando, podemos decir que se comienza con lo sensual y erótico (aunque no es lo mismo), comienza la picardía, va aumentando de grado hacia algo más explícito y va derivando en pornografía. Ésta seria la visualización de actos sexuales explícitos o cuerpos desnudos que se muestran casi en ese momento.

El erotismo en mi opinión es algo necesario en la vida diaria de las personas ya que nos hace evadir un poco la cotideanidad y sus problemas y trasladarnos a un mundo de onirismo y satisfacción (aunque en principio solo sea mental).

El arte puede entenderse de muchas maneras y puede reproducirse de cualquier forma. El cine es arte, el teatro es arte, la escritura, la poesía… y si cada uno diera su opinión puede ser arte hasta la comida que acaba de preparar. Pero cuando se pronuncia la palabra arte la mayoría de las personas pensamos en cuadros, esculturas y cada día más en fotografía.

En SC Gallery en Bilbao tuvieron expuestos unos cuadros del artista Boris Hoppek en los que le rinde culto al coño. Así es, son fotografías en las que el objeto a contemplar en esta parte íntima de las mujeres. ¿Arte, erotismo o pronografía?

El cuerpo de la mujer ha sido y es uno de los objetos de inspiración para los artistas que dibujaban, pintaban y esculpian a sus musas desnudas en poses insinuantes y contorneadas. Digo objeto porque, aunque excepcionalmente, las mujeres siempre son musas, pocas son artistas y un gran trabajo sobre esta reivindicación están haciendo Guerrilla Girls.

Si sientes curiosidad o te atrae la idea de convertirte en el objeto del arte erótico puedes contactar con profesionales para que te enseñen o te hagan un trabajo basado en el culto a tu cuerpo en situaciones erótico sensuales.

Puede existir una línea muy fina entre lo que es arte erótico y pornografía e incluso habrá personas que ver un cuerpo desnudo lo califiquen de pornográfico. Los cuerpos desnudos son en sí una obra de arte. Pero las obras hay que tocarlas, no como en los museos, hay que explorarlas, conocerlas y saber todo de ellas para poder decir que somos expertos en arte. En el arte de nuestros cuerpos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s