Encuentros Corporales- Relato Erótico

Es por la tarde y el sol comienza a caer. El agua del mar refleja los últimos rayos de luz y se aproxima con fiereza. Se va comiendo la arena y se lleva con cada embestida pequeños trozos de recuerdos que se han quedado plasmados en la tierra. El camino a casa se hace largo por el viento que azota la cara. A pesar de ser finales de junio el frío aún cala a través de la ropa y se empeña en contradecir al incipiente verano.

Introduce la llave en la puerta y al abrirla siente una extraña sensación. Todo está oscuro, no hay ningún ruido. Se para un segundo para escuchar más atentamente y comprobar si debe tener cuidado por si ella está dormida. Sigue hacia adelante recorriendo el pequeño pasillo. Se quita el abrigo y lo cuelga en el perchero. Se deshace de los zapatos. Pasa a la habitación y se quita la ropa que echa sobre una butaca de color magenta. Se queda en bragas y camiseta. Se acerca al salón de nuevo caminando por el último tramo del corredor. Entra y vislumbra a través de las sombras los pies de ella que asoman por el extremo del sofá.  Se estiran y encogen escondiéndose de nuevo. No dice nada. Se aproxima por detrás, el respaldo aún no le deja ver el cuerpo que queda sumergido en el hueco del sofá. Gira por un lado y la ve tumbada, abandonada al placer de sus manos. La mira, la observa en silencio. No está segura de si se ha percatado de su presencia. Está semi vestida. Lleva una camiseta rosa de algodón que utiliza para dormir y una braguitas azules con lunares que enmarcan la cadera con un lazo al costado. Ve como introduce la mano por entre la ropa interior y pasa sus dedos abriéndose paso entre los labios. Gime levemente. Siente su respiración un poco acelerada. Con la otra mano acaricia muy sutilmente uno de sus pechos. No lleva sujetador, lo que hace que caigan sobre su tronco y reposen en toda su plenitud. Estira las piernas posándolas en el reposabrazos del sofá. Apoya los pies elevando las rodillas y aumentando el hueco entre sus piernas para dejar un espacio más amplio a sus manos.

Termina de girar alrededor del sofá y decide sentarse en el sillón que queda justo en frente de éste. Es una perspectiva fantástica de la escena que tiene ante sus ojos. Se sienta y se deja resbalar acomodándose. La excitación comienza a recorrer su cuerpo. Siente como los fluidos empiezan a emerger de ella. Su culotte de encaje negro retiene su excitación. Se va mojando cada vez más. Le apetece tocarse y acompañar a su compañera desde esa breve distancia, pero se contiene. Siente cierta satisfacción en mantener su ardor y alargarlo hasta que no pueda más. Está concentrada en los sonidos, quejidos y gemidos que provienen del sofá. La mira con atención. Se detiene en cada gesto. Recorre con su mirada la silueta convertida en puro deseo en ese momento. El vientre se le abulta con la respiración. La cintura se agita con el movimiento que se acompasa con el de las manos. Las piernas se abren y se cierran. Eleva la barbilla para dejar caer la cabeza hacia atrás cuando el placer se intensifica. En ese momento gira la cabeza. Sonríe mirando a su observadora  que sigue sentada en el sillón. Abandona su onanismo y se levanta. Se acerca despacio. Se sienta sobre ella frente a frente. Se besan apasionadamente, ferozmente. Las lenguas se buscan y se entrelazan hablando un idioma que solo el cuerpo entiende. Se agitan el pelo metiendo las manos entre los mechones. Se acarician la cara. Dejan deslizar las manos por el cuello, por los pechos, hasta detenerse en los muslos. Palpan la excitación de la otra. La lubricación cala por completo sus manos. La saliva les sabe a sexo. Los cuerpos les huelen a pasión. Se abrazan con ternura.

Se deshace de los abrazos que la retiene y se pone en pie para arrodillarse. Las bragas de encaje han perdido la compostura. Se las quita con sutileza y las deja caer al suelo. Le abre las piernas que apoya en cada uno de los brazos del sillón y sin previo aviso introduce su cabeza entre sus piernas. Siente como su lengua recorre la sonrisa que se le abre. La recibe húmeda. La punta de la lengua se detiene en el centro del placer que está abultado y sobresaliente. Lame los labios. Mordisquea los muslos y ella expulsa un gemido súbito.  La hace levantarse para quitarle la ropa que le queda puesta. La camiseta se quita con facilidad. Ella también la invita a desnudarse. Las bragas de lunares están un poco descosidas, con hilos colgando. Introduce un dedo en un pequeño agujerito que encuentra junto a la goma y comienza a tirar de él. Las costuras ceden. La tela se va rasgando para dejar ver un sexo poblado e hinchado, resplandeciente. Las rompe de un tirón y las deja caer como una hoja que se desprende de su rama. Se ponen frente a frente. Acarician sus hombros, sus pechos, sus vulvas. Se apoyan en una pared para besarse con frenesí. Van deslizándose por las paredes del salón hasta alcanzar el hueco de la ventana. Ésta tiene una pequeña repisa en la que se apoyan. Ya desnudas frente a frente eleva a la mirona y la coloca en el alféizar interior de la ventana. Las cortinas están corridas. El cuerpo se le pega en el cristal. Abre las piernas invitando a su amante a restregarse con su propio cuerpo. El sudor dulce resbala por sus espaldas. Las embestidas comienzan a ser tan intensas que no puede evitar arañar la espalda de su acompañante de juegos. Coge sus senos y se los mete en la boca. Succiona los pezones y los aprieta entre sus manos. Dibuja con su lengua palabras inconexas y sopla para provocarle un escalofrío.

Ven luces que iluminan de vez en cuando la ventana, pero nadie puede verlas porque están asomadas a un patio en el que solo las gaviotas prestan atención a sus movimientos. Deciden cambiarse y trasladarse a la habitación. No, la cama no es el escenario principal esta noche. De nuevo a la ventana. Apartan el sillón magenta y se aprietan junto al cristal. Un aparcamiento y las ventanas con luces encendidas son los testigos de sus aventuras. Ven aproximarse a un señor que busca un contendor en la oscuridad. Se quedan paradas, como si el hombre pudiera oírlas y sus gemidos atraer su mirada. Pero no, nadie puede oírlas. Aun así, sienten el morbo de que tal vez alguien desde la oscuridad de su cristal pueda estar observándolas.

De nuevo utilizan sus cuerpos para frotarse, para sentir la tensión de sus músculos, para saborearse. Las manos piden permiso para apretar la carne. Para bajar hasta abrir los labios y tocar el punto de inflexión. Ambas tienen el clítoris hinchado, palpitante. Ya no pueden más. El final se aproxima y no lo pueden frenar. Se dejan caer sobre la manta negra de la cama y se recorren con los labios el cuerpo entero. No pueden contener los gritos de placer, los suspiros de desesperación por alcanzar el clímax deseado. Los dedos juguetean. Traviesos se esconden dentro de ellas haciéndolas chillar. Van girando sobre sí mismas hasta colocarse una sobre otra con la cabeza encajada en el centro de sus andares. Se abren, se extienden, se relajan la una para la otra y entonces se sumergen. Como un lanzamiento perfecto hacia una piscina llena deseo bajan sus cabezas dejando que sus lenguas hagan el resto. Ahogan sus gemidos contra los labios de la vagina de la otra. No pueden gritar, solo dirigir sus respiraciones acompasadas y agitadas hacia la entrada y salida del gozo más carnal. Una de ellas no puede más y se desvanece en la boca de su compañera. Estira las piernas y se deja recorrer por el orgasmo que palpita dentro de ella y la hace agitarse. La otra entonces se destensa y se deja hacer con la satisfacción aún impregnando su boca. Sigue adelante la lengua, los dedos y el cuerpo que se introducen como un tsunami en el cuerpo aún palpitante de la fisgona. Vierte en ella toda la pasión que le ha dejado el dulce clímax. Se retuerce y se aprieta contra la cara de su amante dejándose vencer por el placer que la invade como invade el agua del mar la arena de la playa.

Encuentros corporales

La cajita de Ars Eroticas y La sonrisa de Marilyn ya está aquí. ¿Te atreves a abrirla?

Éste es un momento muy especial e importante para mí. Seguro que recordáis el encuentro que tuvimos con La sonrisa de Marilyn, un nuevo concepto de tienda en la que poder empaquetar nuestros deseos, ponerles un bonito y sugerente mensaje y entregarlo a esa persona tan especial, o por qué no autoregalarnoslo y disfrutarnos. El proyecto me cautivó desde el principio. Quedé prendada de su energía, de sus ganas de ofrecer al mundo otra cara de la sexualidad y por eso tras conocer de cerca a las maravillosas personas que se esconden detrás de La sonrisa de Marilyn, quise formar parte de este proyecto poniendo un poquito de mí.

¿Y qué es un poquito de mí? 

Eso mismo me pregunté yo cuando me dispuse a pensar un producto especialmente pensado y diseñado para todxs vosotrxs. Quería expresar tanto en esa caja, que hubiera necesitado una de dimensiones incalculables. Quería transmitiros libertad, sensualidad, erotismo, arte, deseo, ternura, pasión… pero, ¿cómo se puede meter todo eso ahí? Y ¿cómo puedo expresar todo en una sola frase que enmarque la caja que va a llevar el nombre de este blog? Me parecía demasiado complicado y además, quería que fuese algo que saliera de mi interior, que al entregarla sintierais el espíritu de Ars Eroticas. No se si lo he conseguido o no, pero aquí os presento este pedacito de mi y de mi blog.

La caja se presenta con este mensaje “El orgasmo no es el único fin, pero es un buen principio”. El orgasmo suele ser el objetivo y fin primordial de las relaciones sexuales, pero ¿por qué? Con lo maravilloso que es el camino, por qué no deleitarnos en él alargándolo y llegando a nuevas sensaciones. Claro que el orgasmo está muy bien, pero… hay mucho más en nuestras sexualidades. Por eso, aunque es un fin, no es el único, y quién dice que en vez del final no pueda ser el principio…

Los productos elegidos para transmitiros este mensaje son:

  • Pintura corporal Poême de Bijoux Indiscrets.

Porque nuestro cuerpo puede ser el lienzo perfecto para crear arte. Un arte perfecto que se mezcle con las marcas de nuestra piel, que nos impregne de tinta de deseo, de erotismo, de sexo y que sirva como juego y deleite para compartir con la persona que elijamos. Y si además podemos comérnoslo a lametazos mucho mejor.

*Advertencia tiene un sabor muy peculiar y adictivo.

  • Vibrador Punto G Loveline Lacee.

Es un punto fuerte en este pack. Jugar con la excitación, con el querer y no poder… Su forma me recuerda a un algodón de azúcar, suave, esponjoso, dulce y pegajoso. ¿Te atreverías a pasarte uno por el cuerpo?  Su puntita está perfectamente diseñada para tocar puntos clave. Pero aquí hay que ser originales. Cada persona tenemos unos diferentes ¿cuál es el tuyo?

*Cuidado pues con tanto juego tal vez se convierta en un explorador y quiera partir hacia tierras más profundas.

  • Máscara Kristine de Bijoux Indiscrets.

Misterio, sensualidad y erotismo son las palabras que me vienen a la cabeza tras ver esta máscara. Enmarca la mirada para hacerla más profunda y da un halo de misterio a los juegos de alcoba. ¿Conseguirás mantenerla en su sitio durante la batalla?

Tal vez te preguntes por qué he metido este producto en la caja, ya que placer lo que se dice placer, no da directamente. Sin embargo he de admitir que es uno de los que más claro tenía. Pensé en ella desde el principio. Creo que este tipo de objetos nos dan un extra de sensualidad y personalidad. Nos hacen sentirnos sexys y ponerle al juego una pizca de algo diferente. El sexo es muy personal, hay gente a la que no le interesa demasiado utilizar juguetes y otra que no lo concibe sin accesorios, pues la máscara Kristine de Bijoux Indiscrets sirve para todo el mundo. Porque, ¿quién no se siente más seductor/a con una máscara tan original como ésta?

*El juego lo creas tú, yo te doy el instrumento. Déjate llevar por tus fantasías.

  • Perlas anales First-time de Pipedream.

Éste es el reto que os propongo. Tal vez ya lo hayáis probado y sois unxs expertxs, o por el contrario es algo que aún está ahí en vuestro imaginario erótico y todavía no habéis realizado. Pues ésta es vuestra oportunidad. Tan solo necesitáis tener ganas de probar cosas nuevas, ser atrevidxs y lanzaros a experimentar nuevas experiencias.

El sexo es un arte en el que conviven muchas técnicas. ¿Te imaginas un cuadro o una obra de arte en la que se mezclen diferentes estilos? Pues eso es para Ars Eroticas el sexo. Un lienzo en blanco en el que poder verter todo lo que nos apetezca, todo lo que nos guste y nos interese. Es una probeta de ensayo en la que mezclar ingredientes hasta conseguir la fórmula perfecta.

Esta caja tiene un propósito. Poneros a prueba. Poner a prueba vuestros deseos, vuestras fantasías, vuestras ganas de cruzar los límites y revolucionar las sábanas de vuestras camas.

Es una caja especialmente pensada para mentes altamente eróticas. Destinada a personas atrevidas y con ganas de probar nuevas experiencias sin límites”

Porque los límites solo los pones tú.

¿Os apetece jugar?

PD: Al recibir la caja y abrirla encontraréis una sorpresa que espero os haga sonreír.

 

Nuevo cartel para #Cuerpxs

Poco a poco vamos dando a conocer nuestro proyecto #Cuerpxs mediante el cual queremos combatir la normatividad y las etiquetas sobre nuestros espacios corporales. Creemos en la defensa de las bellezas personales, y no en las establecidas. Por ello, hace tiempo lanzamos este proyecto y para seguir recibiendo fotografías de todas las personas que quieran participar hemos diseñado un nuevo cartel.

El propósito de este cartel es que circule. Podéis descargarlo, imprimirlo y pegarlo allí donde queráis. También podéis pedirlo por mail y os lo enviaremos. A través de las redes sociales también podéis compartir nuestro contenido y ayudarnos a llegar más lejos.

¿Nos ayudáis?

Proyecto Cuerpxs inglés

Aquí tenéis otra versión en castellano PROYECTO CUERPXS

CUERPXS

Esta semana Ars Eroticas ha cumplido 3 años y por ello queremos celebrarlo por todo lo alto.

¿Qué se nos ha ocurrido? ¡Usar nuestros CUERPXS!.

Desde el blog hacemos un llamamiento a todas las cuerpas, cuerpos, cuerpes, cuerpxs… que quieran participar junto con nosotrxs. Se trata de crear una galería fotográfica en la que visibilicemos la Belleza real, particular. La que reside en cada milímetro de nuestras pieles estriadas, arrugadas y marcadas. Mostremos las curvas, las rectas, las cicatrices, los moratones, el paso de la vida. Nos enseñan a disimular la tripa, no marcar el culo, vestir de manera adecuada y estar siempre “lo mejor posible”. Por ello, nos unimos a muchos otros proyectos que viajan por las redes para mostrar al mundo que NOSOTRAS somos las que decidimos cómo lo mostramos y qué mostramos. Porque sí, porque nos da la gana.

¿Cómo puedes participar?

Es muy sencillo. Tan solo necesitas una cosa, tu cuerpx. Hazte una foto, tan explícita como quieras, que esté en la mejor calidad posible y utiliza tu cuerpx o parte de él para enviar el mensaje que desees. Puedes ayudarte de hojas con mensajes, carteles, fotografías… lo que encuentres. Puedes reivindicar lo que te apetezca.

¿No se te ocurre nada?

Muestra tus cicatrices. Reivindica a través de tu piel, porque no debemos olvidar que el heteronormativismo, la violencia, la belleza impuesta, la desigualdad de género, las fobias… nos van marcando y eso hay que sacarlo.

¿Qué haremos con el material?

Las fotografías podéis enviarlas a la dirección de correo arseroticas@gmail.com Las iremos recopilando y subiéndolas a una galería fotográfica de cuerpxs que crearemos en el Blog. Son totalmente ANÓNIMAS. Bajo ningún concepto se publicará el nombre de la persona ni ningún otro dato similar. Por ello, las imágenes pueden ser todo lo impersonales (pero sí significativas) que queráis.

Si todavía necesitas un poco más de inspiración… aquí os dejo unos links con proyectos similares para que cojáis algunas ideas.

Ayúdanos a que este proyecto sea visible y anímate a participar. Lúchemos contra la normatividad.

Porque tú eres PERFECTX

Galería de Cuerpos

Ivaginando se vive mejor

!Ya están aquí! !!Ya han llegado!!

Los encuentros Ivaginarios 2015 ya tienen su programa. Mundo Ivaginario ha hecho una vez más un esfuerzo extra por dejarnos a todos y a todas atónitas/os con un programa muy, pero que muy prometedor.

!Apunta!

¿Dónde? En Txirbilinea

¿Cuándo? El 23  y 24 de Octubre

Mundo Ivaginario es un lugar de encuentro, de conocimiento, autoconocimiento y de desarrollo personal. Sus iniciativas provocan la deconstrucción de lo establecido y nos hacen ver que el arte, el feminismo y las sexualidades son un campo a explorar con infinidad de posibilidades.

El fin principal de crear estos encuentros es “desmontar las estructuras rígidas, estancas y poco permeables que rigen las diferentes áreas de la vida en la sociedad”. Por ello en el programa que nos han presentado para la próxima cita, tendremos la oportunidad de conocer más de cerca la iniciativa Yes We Fuck, participar en talleres de Bondage práctico “de atar por casa” y disfrutar de Performance y exposiciones.

Si todavía no conoces la iniciativa de Mundo Ivaginario, te recomiendo que eches un vistazo a su blog porque en él puedes encontrar temas muy interesantes. También puedes estar en contacto con ellas a través de Facebook.

En este video de su participación en las I Jornadas Sexológicas de Sexopol, podrás conocerlas un poco más,

!!Anímate a Ivaginar tu Mundo!!Mundo Ivaginario