Se dice que siempre ha estado ahí, que es la profesión más antigua del mundo. Se la ha defenestrado y ahora, más que nunca se está erotizando. Es la prostitución, un historia de amor/odio.

La prostitución es un trabajo que existe, que está ahí y no se puede esconder. Ya he hablado anteriormente sobre la legalización, pero lo que me ha llevado a escribir esta entrada es la curiosa transformación que de un tiempo a esta parte está sucediendo en la visión de esta profesión. Es un sector más en todo lo que llamamos la industria del sexo. Casi medio millón de personas se dedican al sexo, es un tema recurrente en películas y series, pero en el retrato que se hace se comete un terrible error, se muestra una profesión idealizada y erótica. Hay dos formas de prostituirse, de manera voluntaria y forzada y resulta que el 90% de las personas que la ejercen es de forma forzada.

Prostitución

 

En este sector del sexo se pueden distinguir diferentes niveles. Desde la que se ejerce en la calle, en locales, en pisos, en carreteras, las que se hacen a través de los anuncios por palabras de los periódicos, elevando el nivel hasta casa de citas, hoteles especializados en alojamiento para llevar a cabo la noche de pasión hasta la prostitución de lujo. La idealización o más bien la erotización de la prostitución nos hace pensar y tener una idea idealizada de ella. Creemos que es una forma de sexualidad cara y exótica. Como de alto standing, que ejercen mujeres extremadamente bellas y los clientes son ejecutivos trajeados de alto poder adquisitivo y todo en esas escenas de sexo es Glamour y en ello se basan muchas veces las fantasías sexuales. Secret Diary of a Call Girl es un ejemplo de todo esto. Pero la realidad no es como la pintan, la prostitución en muchos de los casos es una forma de sobrevivir y de ganar dinero en tiempos en los que es muy difícil encontrar otro trabajo. El perfil de una/un prostituto/a es muy variado. Hay personas con estudios superiores que su forma de seguir avanzando y mantenerse hasta encontrar un trabajo que sea de su especialidad, es introducirse en este mundo para ganar algo de dinero. Muchas mujeres, y feminizo la profesión porque en la mayoría de los casos es ejercida por mujeres, son obligadas a realizar estas labores por estar de forma ilegal en un país y no tener otra forma de sustentarse o porque se encuentran en un callejón sin salida y no tienen otra opción. Por otro lado, hay personas que lo utilizan como una forma de tener dinero extra y lo realizan de vez en cuando, por periodos o solo los fines de semana. Se ha escrito mucho sobre el tema. Yo os recomiendo que si os llama la atención, consultéis los libros, Yo Puta de Isabel Piano, Quiero ser puta y Las ocultas: Una experiencia de la prostitución. En estos tres libros se da una visión fiel y real de lo que es estar prostituyéndose, qué supone para una persona que esta sea tu forma de vivir y cómo repercute.

Dándole la vuelta a la tortilla surge la pregunta de ¿qué lleva a una persona a contratar los servicios de otra en la cama?. ¿Es puro sexo, es una fantasía más, la soledad o puede ser un daño colateral de la sociedad en la que vivimos?.  En el libro Las ocultas se dice que el 80% de los hombres ha ido alguna vez de putas y es que en algunos países los primeros encuentros sexuales se hacen así. La forma más habitual de introducirse en el mundo del sexo, el porno y la prostitución y no olvidemos que a veces también van de la mano. Otro aspecto que se da casi por hecho, pero que tal vez no nos paramos mucho a pensar es que la mayoría de las personas que la ejercen son mujeres y los que consumen hombres. También hay hombres que se prostituyen, y en este caso sí que se idealiza. Tenemos los claros ejemplos de Gigolós y acompañantes. Justo ahora se va a estrenar la película Fanding Gigolo de Woddy Allen y con ella se puede hacer un gran repaso de esta figura en el cine encarnada por sex simbols como Richard Gere o Clark Gable por ejemplo. Las clientas, mujeres con poder adquisitivo y que se sienten solas, ellos hombres apuestos y con cuerpazos que se dedican a ello porque el sexo les corre por las venas. Y dónde queda la prostitución de hombres para hombres, mujeres para mujeres, transexuales, bisexuales… y el turismo sexual. Para este último la recomendación es la trilogía de las películas Paraíso. Una de ellas se titula Paraíso Amor y trata el tema del turismo sexual en África.

Pero hay que ser realistas y ver que el mundo de la prostitución tiene un trasfondo social y económico muy grande. Poderes que superan a personas y que se convierten en meros objetos por ser pagadas. O a caso qué es la prostitución más que una forma de dominación del hombre o la mujer con dinero que ordena y manda a otra persona que se ponga a su servicio. Y cuando el dinero es la conexión entre dos personas el respeto y la decencia quedan en el más absoluto olvido. En cuanto al tratamiento, es todo un mundo aparte. Los principales modelos que hay ahora mismo son, el prohibicionista, que es el que se lleva a cabo en países como China y EE.UU.; Abolicionista, así se trata en Francia e Italia y el reglamentarista como es el caso de Holanda. En el primero no hay contemplaciones, se prohibe totalmente, en el segundo se toman medidas para erradicarlo y el tercero se hacen unas reglas que lo pongan en un cierto orden. ¿Cuál es la mejor opción? Ahí está la cuestión.

Por otro lado, la visibilización que se hace de la prostitución como ya he dicho generalmente cae en la idealización. Joven y Bonita,una de las últimas películas en hacerlo. Hay muchas películas sobre el tema, yo os propongo Ellas, en la que una periodista se introduce en este mundillo para investigar y conocerlo desde dentro.

4 comentarios en “En la sombra

  1. La prostitución está orientada al hombre, es indudable, no solo la mayoría de quienes ejercen la prostitución son mujeres, sino que la mayoría de la minoría de hombres también prestan servicio a otros hombres.
    Habría que profundizar en el por qué-

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s