Más allá del sexting | Emojibator, el emoji se hace vibrador ¡Viva la berenjena!

Confiésalo no te convencían del todo y es que eso de tener que ponerle cara a cada palabra te parecía una tontería, pero los emojis se han instalado en tu vida, en tu teclado y ahora en tu sexo. Así, como lo oyes. Cuando en tus mensajes querías ser más explícitx o calentar un poco la cosa le dabas con ímpetu a la berenjena, al plátano, al maíz, al melocotón, al chile… es que nos va de todo, así que cualquier fruta o verdura es susceptible de convertirse en herramienta sexual. Pero, ¿te imaginabas que eso traspasaría la pantalla del móvil para que la berenjena cachonda se convirtiera en un arma de orgasmos masivos? no ehhhh. Pues mira, ya puedes imaginarlo y hasta comprobarlo. Yo ya lo he hecho.

Emojibator
Emojibator

Qué queréis que os diga, no me he podido resistir. Conocí emojibator a través de las redes sociales y dije WTF! qué es esto. No me puedo creer que hayan hecho vibradores de emojis. Y efectivamente sí, los han hecho. Ya podemos masturbarnos y sacar los mensajes de contexto con emojis vibradores. Nos os creáis que los he probado y ya está. Yo tenía que saber qué pasa por la mente de alguien para coger y decir una buena mañana, ¡Voy a hacer vibrar a la gente con un emoji! Así que además de probarlos, reírme y disfrutarlos, he hablado con Joe Vela, creador y co-fundador de Emojibator.

Quien diga que el sexo no es para tomárselo a risa miente. Con los emojibator han conseguido ponerle el punto divertido al sexo. Y es que ese es el objetivo que persiguen, hacer que sea divertido, quitarle todo el peso que a veces ponemos sobre el placer y la responsabilidad del placer y dejarnos llevar por un objeto en apariencia inofensivo. 

La primera pregunta era obligatoria, ¿cómo se le ocurrió diseñar un vibrador así? “estaba buscando ideas de negocios únicas y esta comenzó como una broma. Le conté a una amiga la idea sobre el vibrador emoji de berenjena, y ella insistió en que lo hiciera, así que compré el dominio para emojibator.com al instante y el resto es historia”.

Pero, ¿por qué como un emoji? “Hablar en imágenes se entiende globalmente. Los Emojis encarnan la revolución digital donde hablamos con imágenes y creo que acercan el mundo con un lenguaje universal. Además, son omnipresentes, divertidos, tiernos y fáciles de relacionar”. 

No le vamos a negar que llaman la atención y hacen gracia. “Hemos logrado que la gente hable sobre sexo y masturbación simplemente creando un juguete sexual tonto. Debido a que los productos de Emojibator son tan accesibles, hemos podido llegar a clientes que normalmente son tímidos con respecto al auto placer y la masturbación es un acto increíblemente fortalecedor” dice Vela. 

Una vez que lo tuve cerca me pareció que bueno, el diseño es atractivo pero en el fondo es un vibrador muy sencillo con 10 modos de vibración y un solo botón. No tiene mayor misterio. ¿Por qué no hacer un diseño así pero que también rompa con las funciones a las que estamos acostumbradas?. “Diseñamos con la seguridad y satisfacción de nuestros clientes primero, así que, naturalmente, creamos un vibrador suave y liso con mucho zumbido. Crear productos únicos es un reto, pero el placer de la difusión es extremadamente gratificante” añade. 

Vela lo tiene claro, su objetivo es “simplemente tener un efecto positivo en el mundo. Podemos hacerlo con orgasmos y siendo iniciadores de conversación a la vez que promovemos la positividad sexual”. 

Go Fuck yourself, literally

Berenjena, plátano y chile son los tres modelos que podemos comprar en emojibator ¿os imagináis que pronto nos estimulemos con la nariz de la carita sonriente?, ¿has pensado en más diseños Joe? “Siempre. ¡Ninguno que pueda compartir todavía! Hemos expandido nuestra tienda para incluir pasties inspiradas en emojis realmente lindas de Pastease, así como también productos de otros socios como Dicture y AfterCourse”. Ya… pero, ¿cualquier emoji puede ser un vibrador?Seguro, ¿por qué no? Una cosa que espero difundir es que cada cuerpo es diferente. Una forma o estimulación que no funciona para alguien puede ser increíblemente excitante y orgásmica para otra persona. Diferentes estilos para diferentes personas. Animo a todos a experimentar con diferentes formas”. 

Y allá voy yo

Tengo un plátano y una berenjena listos para estrenar. Lo primero que me llama la atención es su tamaño (4.84″ x 1.22″). Son son muy grandes, caben en la palma de la mano. Los he comparado con una bala vibradora y con un huevo, y diría que es más o menos el intermedio entre ambos para que os hagáis una idea.

 

 

El tacto es agradable, están fabricados en silicona y son muy pero que muy sencillos de utilizar. Tan solo hay que apretar la puntita de arriba y empieza a vibrar. Tiene 10 modos diferentes. Para cambiar hay que volver a pulsar y así vas recorriendo cada uno de ellos. Cuando llegas al último al volver a pulsar se queda en stop.

El punto negativo es que funciona a pilas de botón. La mayoría de juguetes ya son recargables por USB u otras formas similares, por lo que tener que volver a las pilas no me gusta mucho.

 

 

¿Cómo usarlo?

Sirve tanto para la estimulación interna como externa, pero al no tener un tamaño muy grande no nos lo podemos meter mucho. Además, por la forma que tiene al penetrar no se agarra muy bien, así que yo aconsejo más su uso externo. El tamaño es perfecto para llevarlo de viaje. Puedes comprar la funda diseñada para el emojibator y meterlo en el bolso, ¡es como una funda de gafas! Además, es resistente al agua por lo que se puede usar en la ducha y la bañera.

Cestas de la compra divertidas

Sin duda para mí es un sextoy gracioso ideal para personas que aún no han probado a satisfacerse con juguetes o para hacer un regalo. Para quien no está muy en contacto con la juguetería erótica regalarle algo así puede descolocarle un poco y a nosotrxs divertirnos mucho.

La risa y las bromas están aseguradas, así que yo creo que Emojibator ha conseguido su objetivo, el sexo es divertido y más con juguetes así.

*No he podido evitar pensar que la lámina de Healthy diet le va perfecto!

Healthy diet with emojibator

 

De todo lo que ha pasado por mi cama me quedo con esto

Ho ho ho

La compulsividad, el ritmo cardíaco acelerado y el come cocos de qué compro ya están aquí. Bueno, tranquilidad, intentaremos superarlo y sino, moriremos en el intento. Ya sé que es una época muy estresante para algunas personas, pero qué queráis que os diga, yo estoy un poco acelerada y me meto enseguida en el papel. Pensando el otro día en qué decir en este post, en la planificación del fin y principio de año, me di cuenta de cuántos han pasado por mi cama. Aclaro: cuántos juguetes han pasado por mi cama (y otros sitios, pero vamos a dejarlo ahí). Y no lo puedo negar, una tiene sus favoritos.

Esa cosita que hace que sean especiales o que te han tocado el punto exacto en el momento preciso les ha puesto en el top de mis preferencias sexuales. Y por eso me he dicho, ¡voy a hacer un ranking, mi ranking, de los mejores juguetes del 2017! He abierto los cajones de mi cómoda y aquí os traigo mi selección.

Vibra que te vibra

Voy a ser un poco clásica y voy a empezar diciendo cuáles ha sido para mi los mejores vibradores de este año.

El puesto 1 lo tengo muy claro. Me ha conquistado, se ha adaptado y dado todo por conseguir los mejores orgasmos. Para mí uno de los mejores vibradores que he usado es el Crecendo de MysteryVibe. Es muy moldeable, adopta posturas increíbles y los modos de vibración están muy bien pensados. Es sin duda mi favorito para usar sola y en compañía, y la impresión de que es un buen juguete no es sólo mía…

Crescendo de MysteryVibe

En segundo lugar es para el Impulsor de FunFactory porque es una revolución. Supera el límite de un simple vibrador añadiendo el movimiento de penetración. Es cierto que es bastante grueso y tiene un tacto peculiar, pero da una experiencia diferente. Llevo un tiempo diciendo que hay mucha novedad en cuanto a diseño de juguetes, pero no a funcionalidad. Cambian su forma física, pero en el fondo todos hacen y vibran de la misma manera. La gama de impulsores lo ha roto abriendo una nueva forma de utilizar los vibradores.

Have fun, have sex

Sin duda este año ha sido el año de los juguetes personalizables. Esos que se pueden moldear para ajustarlos a la anatomía y ponerles la forma que más nos satisfaga. Dodil es otro de ellos. En cuanto pueda os enseño cómo funciona y cómo se adapta al cuerpo. Pero os dejo la pista de que tiene puntos para convertirse en favorito.

En el punto exacto

No sin mi estimulador de clítoris. Así son mis encuentros eróticos ahora. Siempre, siempre, siempre hay uno a mano. El primero que probé y que me fascinó es Better Than Chocolate 2 de Nomi Tang y es mi número 1 del ranking de estimuladores de clítoris. Me tiene enamorada. Para mí es el único que de verdad tiene la posibilidad de poner una vibración muy baja. Esto es algo muy importante, sobre todo cuando es un juguete especialmente diseñado para el clítoris. Lo he hablado con más mujeres y todas coincidimos en que los vibradores y estimuladores tienen demasiada potencia y saturan. Necesitamos que los grados de vibración sean más amplios porque, sobre todo al principio, el cuerpo nos pide algo suavecito. Éste ha conseguido eso, o al menos para mí. Pero lo que más me fascina es su forma. Se adapta perfectamente a la vulva, encaja como si fuera una pieza de puzzle.

Antes de que penséis que estoy loca y que por qué no lo he incluido, aquí está el súper succionador de clítoris Satisfyer en el puesto 2. Tiene loca a toda la comunidad de sexblogger y yo me preguntaba por qué hasta que lo probé. Y sí, tengo que admitirlo que estimula el clítoris de una forma muy diferente. En vez de ser un vibrador tal cual, ejerce unas ondas sobre la piel que hace que no sepas muy bien que está pasando ahí abajo. Y creo que ahí radica su éxito, en la diferencia. En provocar una sensación diferente y difícil de describir.

Satisfyer Next Generation

Por partida doble

Un poco manida la expresión, ya lo sé, pero es lo que me sugiere el 2x de Adrien Lastic, tiene el puesto 1 y único de esta sección (de momento. Estoy en el laboratorio probando más). Un doble vibrador con dos cabezas unidas por un cable fino y flexible. Es una sensación excitante compartirlo con otra persona y sentirte unida. Tiene mando a distancia lo que le da puntos extra para tener las manos y el resto del cuerpo más libre. Es bastante cómodo, tiene un tacto agradable, fácil de usar y sirve para varias prácticas sexuales.

2X Adrien Lastic

Ha sido difícil elegir solo dos para cada categoría porque todos tienen algo que les hace diferentes. Me dejo mucho por el camino pero en los rankings hay que ser estricta y sacar solo lo más llamativo. No quiero cerrar el post sin recomendaros que probéis Neo de LoveSecrets porque aunque parezca un vibrador más, el control por voz es una pasada. Lea de Feelztoys es al uso un conejito más, pero la verdad que tiene algo en su curvatura que cuando lo utilizas no es igual que cualquier otro vibrador Rabbit. Además de la curvatura el tamaño cambia según las zonas y no sé que es exactamente pero al uso es muy diferente. Otro de sus puntos positivos es el tacto, es increíble. Cada vez que lo saco y se lo enseño a alguien alucina con la textura que tiene. De verdad que engancha, es hasta desestresante acariciarlo.

 

 

 

 

El estilo que pide tu cama | Ovo Lifestyle Toys

El nuevo arte de juguetes, de estilo de vida y de lujo”

Así es como Ovo lifestyle Toys nos presenta sus productos. Hoy os traigo una review muy especial. Me siento como cuando se guarda algo muy valioso y estás esperando el momento para abrirlo y mostrarlo. Y lo que hoy os voy a mostrar son dos juguetes fascinantes que pertenecen a una de las marcas de juguetería más punteras del momento.

Gracias a Ovo Lifestyle Toys me he podido acercar a un nuevo mundo de juguetes sexuales. Juguetes eróticos diseñados al detalle, con un resultado espectacular y que llevan consigo una garantía de 15 años.

Conocía esta marca a través de las redes sociales, me llamó la atención su diseño, la calidad y el mimo con el que presentan sus productos, pero sobre todo la garantía que ofrecen. Hasta ahora no había visto que un sextoy tuviera tanto años de garantía.

Ovo Lifestyle Toys es una empresa que busca satisfacer a los clientes más exigentes. A aquellos que buscan la diferencia.

“Hemos creado algo totalmente nuevo para personas exigentes, que conceden importancia al diseño y que buscan belleza y perfección”.

Sus productos parten de una idea de diseño y se van trasformando en piezas únicas. Son creados y diseñados en Alemania. Han sido reconocidos en todo el mundo y premiados 117 veces.

“Durante los últimos meses se ha premiado a ovo con los premios de diseño más reconocidos internacionalmente. Ninguna otra empresa en todo el mundo, independientemente del sector industrial, ha obtenido tantísimos honores por sus logros de diseño. Entre ellos se incluye haber ganado 36 veces el galardón «red dot»“.

Y yo he tenido el placer de tener dos de sus juguetes en mis manos (primero). Por un lado tenemos a E4 Dual sensation vibrator, un vibrador que tiene 7 funciones, 6 niveles de velocidad y es resistente al agua. Es recargable, incluye el cable que podemos conectar por USB al ordenador, un catálogo de todos los productos de la marca tarjeta de los 15 años de garantía y otra con unas instrucciones rápidas.

Por otro lado está el mini vibrador D5. Es similar a un bala pero más largo y ovalado. Es muy sencillo de utilizar, con un diseño muy acertado, ya que se sujeta con facilidad y se mueve con soltura y agilidad sobre el clítoris. Tiene dos niveles de vibración, incluye el cable USB para conectar y como todos los productos la garantía. Se recomienda cargarlo durante 2 horas para disfrutarlo durante 1 hora. (Ya os anticipo que no vais a resistir una hora seguida, o sí, quién sabe).

Ambos juguetes están fabricados en silicona 100% y tiene un tacto muy agradable. Es realmente sorprendente la sensación que da al tocarlos.

dav

¿Empezamos por el pequeño?

En la caja se indica que puede y es recomendable usarlo acompañado del E4. Yo los he usado por separado y me ha gustado el resultado, ahora pensando en cómo sería el conjunto… seguiré haciendo pruebas. Es muy muy sencillo de usar. Tiene un botón en la parte central baja, para encenderlo presionamos durante 3 segundos y ya está. Para ir cambiando tan solo hay que presionar el mismo botón (solo tiene ese) y vamos pasando de uno a otro. Me gusta mucho su forma. Como os dije en Instagram a mi me recuerda a un bolígrafo y con su puntita puedes escribir muchas cosas por tu cuerpo. La letra no te va a salir muy bien porque temblequea un poco la mano, pero por un buen fin.

Sí que al principio me sorprendió su potencia. Parece pequeño, muy dulce en su color rosa, pero tiene una vibración muy muy potente. A mí, una estimulación demasiado directa con tanta potencia me desconcierta un poco, pero he de decir que es muy placentero. Está muy bien el juego de ir pasando de uno a otro y jugando con las intensidades. Está pensado para un uso externo, es decir para tocar por afuera y centrarlo en el clítoris. Sin embargo, yo lo he usado tanto para fuera como para dentro. En el momento culmen de la excitación introducir su puntita es una gran idea. Ahí mismo, en esa punta es donde se concentra todo su potencial.

¿Pasamos al segundo plato?

E5 es un juguete muy completo. Tiene un tamaño muy apropiado, el justo diría yo. Tiene una forma cóncava y convexa que hace que mientras se está usando pueda manejarse cómodamente el control de los botones.

Tiene un funcionamiento sencillo, en la parte inferior tiene los cuatro botones, en realidad son cuatro rallitas. Lo encendemos pulsando el que está abajo, con el signo “v” durante tres segundos y después nos ponemos a jugar. Pulsando + aumenta la intensidad de vibración y con desciende. Para cambiar el modo y explorarlo tan solo hay que darle a los que están en vertical. Se apaga pulsando durante tres segundos de nuevo el mismo botón con el que lo hemos encendido. Hay que dejarlo cargando durante 2 horas para un uso continuado de 1. Una de las cosas que me ha llamado la atención es que es más ligero de lo que parece. Al cogerlo es muy ligero y eso me gusta.

Tiene un motor muy muy potente. La verdad que me tiene un poco loca porque es una vibración demasiado intensa.

Su diseño me fascina. El mío es color rosa y la parte de atrás es plateada brillante, efecto espejo. La forma es muy atractiva y cómoda.

Una de las cosas que más valoro al utilizar sextoys es que sean cómodos, que no se resbalen con facilidad y que mientras se usan se pueda acceder bien a los botones y éstos dos juguetes lo cumplen.

Lo que más me gusta y lo que menos

El diseño, como ya he dicho me encanta. La delicadeza, elegancia y sensualidad que transmiten es un punto muy positivo. Por otra parte que sean recargables. Es muy cómodo ponerlos a cargar, dejarlos y recogerlos. Para ponerlos a cargar ambos tienen una clavija semi escondida en su cuerpo. Ahora se ve más en los juguetes de última generación, pero sigue siendo algo que me llama la atención. Casi es imperceptible, a mi a veces me cuesta encontrarle ese puntito. Lo colocas y al sacarlo, como si nada, no queda rastro de la “cicatriz”. Una maravilla.

Una pega que le pongo es que es muy fuerte la vibración y como consecuencia no es tan silencioso como parece.

Puntos a favor que te convencerán para hacerte con uno
  • Recargable con USB.
  • El cable USB tiene una etiqueta que indica a qué juguete/marca pertenece. Muy útil cuando te haces un poco de lío con los cables.
  • Son combinables. Son una pareja liberal de vibradores, a veces se juntan, otras invitan a otros amigos vibrantes y otras prefieren trabajar solos. Tú elijes.
  • El peso es ligero. Apto para viajes, escapadas o simplemente porque quieres llevarlo en el bolso/mochila/tote/riñonera sin dislocarte.
  • No tienes que leer largas instrucciones ya que son una tarjetita de cómo usarlo en 3 pasos. Fácil, sencillo y rápido.
  • La garantía, sí otra vez, ¡es que son 15 años! ¿qué nos dura ahora tanto?
  • El packing es bonito y sencillo.
  • La imagen de la caja coincide exactamente con el tamaño de juguete que está en el interior. Así no hay sorpresas.

OvoLifestyle Toys ha ganado muchos premios, ha sido reconocido por su talento y diseño, pero ¿ganará el premio más importante, el de tu cama?.

 

¿Por qué usar juguetes sexuales?

Si todavía no te has atrevido a usar un juguete en tus actividades sexuales, hoy te voy a dar unas cuantas razones para que no dudes en hacerte con uno.

¿Por qué es bueno usar un sextoy?

El uso de juguetes sexuales, tanto en solitario como con otra persona, nos hace tener sensaciones diferentes al puro contacto corporal. Si cuando nos tocamos en solitario incorporamos un juguete, nos ayudará a ir conociéndonos un poco mejor. A medida que lo vayas usando irás comprobando cuáles son las zonas o puntos que más placer te dan, cuál es la técnica que mejor te funciona y qué es lo que realmente te gusta hacer.

Algunos beneficios…
  • Mejora de tu actividad sexual. Nuestras vidas sexuales van más allá de las relaciones sexuales con otras personas. El sexo no es solo el coito con penetración, sino que sexo es todo aquello que nos excite y nos guste. Y como sobre gustos no hay nada escrito, tú mismx eliges lo que te gusta, te excita y te hace sentir bien. Incorporando un juguete sexual te hace sentir otras sensaciones y esas sensaciones nos animan a estar más activxs sexualmente. Actividad llama actividad y por eso si nos sentimos activos querremos más. ¿No os ha pasado que algunos días estáis perezosxs y ni siquiera os apetece tener sexo? (vamos a confesar que aunque el sexo es de lo que más nos gusta, algún día nos da un poco de pereza ponernos a ello) y si nos dejamos caer en la pereza… la actividad decae y como con la actividad, pereza llama a pereza. Pero si encontramos nuevas formas de complacernos entonces estaremos deseando que llegue ese momento de tranquilidad y placer.
  • Mayor satisfacción. El mundo de la juguetería erótica está creciendo cada vez más. Hay todo tipo de juguetes que se adaptan a las necesidades y gustos de casi todxs. Tanto si consigues tus orgasmos de forma externa como internamente, hay un juguete para ti. Si lo de la vibración no te va mucho puedes optar por juguetes más “analógicos”. Y si lo que quieres es conseguir orgasmos más rápidos, los juguetes que incluyen vibración son perfectos. Mi consejo es que si es tu primera vez con un juguete, optes por uno que sea funcional de las dos maneras. Es decir, que te resulte útil tanto interna como externa mente y en modo vibración como sin vibración. Os propongo que echéis un vistazo a éste, es KAYA Rabbit Vibe de PicoBong. Un vibrador que funciona tan bien apagado como encendido y que toca varios puntos tanto dentro como fuera. Otro similar a este también cumpliría el objetivo.
KAYA Rabbit Vibe de PicoBong
  • Conocerte mejor. Sí, ya te habrás dado cuenta con las anteriores razones que utilizando un juguete vas a conocerte mejor sexualmente. Experimentar con diferentes juguetes y formas de jugar te permite conocer mejor tu cuerpo, qué es lo que le estimula y cuáles son tus puntos que más placer te dan. De esta forma cuando compartas tu vida sexual sabrás qué es lo que quieres y cómo lo quieres. Así seguro que será más satisfactorio.
  • Conseguir más orgasmos. Además de conocerte mejor, estar más activx y mantener tu actividad sexual de una forma sana, los juguetes te ayudarán a conseguir más orgasmos. Tanto solx como acompañadx un juguete nos ayuda a conseguir el orgasmo más fácilmente. A veces cuando estamos con otra persona no siempre conseguimos el orgasmo como nos gustaría, si proponemos utilizar un juguete que excite a las dos partes el orgasmo vendrá solo y nos da muchas opciones de jugar de formas diferentes.
  • Mejora las relaciones en pareja. Soy una defensora de la vida íntima en solitario, pero si te encuentras en una relación de pareja también hay que cuidarla. No descuides tu vida sexual en solitario por la de la pareja, pero tampoco al revés. Hay que encontrar un término medio. ¿Qué aporta un sextoy a tu vida sexual en pareja?
    • Le da innovación al sexo. Aún en las posturas más tradicionales hacerlo con un juguete lo hace más interesante.
    • Hace que sea más divertido. Por ejemplo, ¿ y si una de las partes se pone un huevo vibrador y la otra se encarga del mando?.
    • Más y más placer. Orgasmos asegurados, ganas de probar cosas nuevas, nuevos rincones de tu cuerpo a explorar… los límites los pones tú.
    • Rompe la monotonía. Tanto durante la masturbación como manteniendo sexo con otra persona llega un momento en el que necesitamos algo nuevo. Reinventarnos, volver a sentir esos orgasmos que nos descubren otras partes de nosotrxs mismxs. ¿Cómo puedes hacerlo? ¡prueba con un juguete!

El uso de juguetes sexuales es muy positivo, así que, por qué no probar cómo nos sentimos utilizando uno. Ahora solo te queda decidirte cuál usar.

Ocean Storm mini de Adrien Lastic, el huevo todopoderoso

Pequeño, compacto, versátil y muy potente. Si me dijeran que escogiera 4 palabras para describir al huevo vibrador con control remoto Ocean Storm mini de Adrien Lastic, éstos serían los adjetivos que utilizaría.

Como su propio nombre indica, es un huevo pequeño, bastante compacto, no ocupa mucho, puede llevarse en el bolso o en la maleta sin que estemos preocupadxs porque se estropee, ya que podemos meterlo en cualquier parte. El huevo viene acompañado de un mando a distancia, pero no hay ninguna conexión física visible entre ellos, la magia del control remoto hace que podamos usarlo hasta una cierta distancia. El mando sí que lleva una pila de botón, que se incluye en el pack, el huevo se conecta a través de un cable USB para cargarlo. Es perfecto porque se reduce mucho el uso de pilas.

¿Qué contiene la caja?

La caja incluye al actor principal, el huevo Ocean Storm mini. El mando a distancia, que es muy pequeño. Una bolsita blanca de satén donde podemos guardar a nuestro juguetito y llevarlo con más comodidad y seguridad. El cable USB para conectar el huevo. Una pila para el mando. Un folleto con las instrucciones en diferentes idiomas y una tarjeta donde nos indica que tiene dos años de garantía.

Pack Ocean Storm de Adrien Lastic
Pack Ocean Storm de Adrien Lastic
¿Qué nos ofrece de nuevo el Ocean Storm mini?

Lo primero que os diría es que me ha sorprendido muchísimo la potencia que tiene. Luego hay que destacar que es muy atractivo físicamente y que está hecho con materiales de muy buena calidad.

Tiene 10 modos diferentes de vibración.

Está fabricado en Abs 100% libre de phalatos.

Es muy suave al tacto y el cuerpo tiene relieves que van haciendo aros a su alrededor, lo que hace que sea muy fácil introducirlo si queremos usarlo internamente.

Es silencioso y no levanta sospechas.

Se puede utilizar tanto para la estimulación externa como interna.

El mando tiene un tamaño muy pequeño, por lo que podemos llevarlo en cualquier parte. ¡Puede usarse hasta con 10 metros de distancia!

Las medidas son 8cm de largo y 3.2cm de contorno.

Es resistente a las salpicaduras de agua. Puede usarse en el agua pero no es recomendable sumergirlo durante mucho tiempo.

¿Cómo lo uso?

Lo primero de todo no hagáis como yo. En cuanto me llegó, con toda mi ilusión e impaciencia, que es bastante, abrí la caja donde venía, tiré todo y saqué el tesoro. ¡Ajá! ya lo tenía en mis manos. Abro la caja, lo saco… y empiezo a darle vueltas. Miro la forma que tiene, los relieves, compruebo si pesa mucho, lo toco y retoco… y veo que en la caja un pelín escondida va la pila y el mando. Quiero ver ya cómo vibra, así que empiezo a toquitear el mando. ¡No! Así no va. Lo primerísimo es poner a cargar el huevo. Sacamos el cable USB, abrimos la parte superior del huevo donde lleva el cable y ahí hay un agujerito, la clavija Jack. Pues lo metemos bien y a conectar el USB. No lleva enchufe, yo lo puse directamente al ordenador. Una luz roja se enciende cuando se está cargando y una vez completada la carga ésta se apaga. Debe cargarse 90 minutos para usarlo durante 40 aproximadamente.

Aquí viene la advertencia. Yo quería usarlo ya, sin estudiarme el manual. Mal, muy mal. Hay que leerlo, que tampoco es muy largo y no nos va a llevar mucho tiempo. Aunque no es complicado de usar, tiene sus peculiaridades, de ahí la importancia de leer. Lo primero que hay que hacer para empezar a usarlo es apretar el botón que tiene el huevo en el interior, junto a la clavija de carga, durante unos segundos. 1 vibración indica que ya está conectado. Ahora cogemos el mando a distancia, le ponemos la pila y presionamos el botón pequeño y pulsamos sucesivamente el grande (Donde está la A) para ir cambiando el modo de vibración.

Como veis no es difícil, pero… hay que tener un pelín de paciencia. Dejarlo cargar el tiempo indicado y no olvidarse de apretar el botón interior para que haya conectividad entre las dos partes.

Para desactivarlo cuando ya lo queramos dejar de usar, de nuevo abrimos el Ocean Storm mini y pulsamos el botón. Cuando notemos que vibra 2 veces, ya está desactivado. Luego, se presiona el botón pequeño del mando. Y fin. Todo apagado.

Así al principio parece un poco rollo tanto botón para activar y desactivar, pero luego cuando lo hayas usado un par de veces ya no se te olvida. O sí… Por eso cuando queramos usarlo hay que acordarse de:

  1. ¿Lo he cargado bien? no sea que se pare en el momento menos indicado…. ya sabes de que te hablo
  2. ¿Tiene el mando la pila puesta?
  3. ¿He accionado el botón interior que hace que se conecten?
  4. Comprueba que el huevo obedece al mando

Y luego estoy yo. Mi primer contacto fue torpe, muy torpe. Como os contaba saqué todo y yo muy lista quería usarlo ya. Pero no, la paciencia es la madre de la ciencia y hay que seguir los pasos indicados y leer las instrucciones. Bueno pues tuve que parar y leer bien todo. Vale. Sigo. Voy a ponerle la pila al mando. ¡Pero qué diablos! No había manera de deslizar la tapita para ajustarle la pila. Lo intenté e intenté y nada. Así que lo dejé cargando para cuando vinieran los refuerzos. Al menos el huevo estaría cargado. Llegan los refuerzos y hacemos un nuevo intento. ¡Cómo puede ser que un mando tan pequeño me esté poniendo tan a prueba!. ¡Ay por fin! Con un poco de fuerza bruta y enfado lo abro y le pongo la pila. Lo acciono y GUAUUUU ¡pero cómo vibra! Así, al principio me parece que silencioso no es tanto, y que para ser mini tiene una potencia enorme. Bueno, ya sé como funciona.

Mi experiencia

Tras ese inicio con altibajos llegó el día en el que decido usarlo como juego de pareja (cuidado incluye anécdota). Una de las cosas que más me gusta de este tipo de juguetes es que vale para cualquier ocasión. Puede usarse individual o colectivamente. Puedes compartirlo o no. Sirve para tooodas las personas, ya que es un tamaño muy bueno para estimular cualquier zona y si se quiere usar internamente puede asomarse al orificio que te apetezca.

¿Os acordáis de todos los pasos que había que seguir para conectarlo y que funcione bien? pues yo no. Con la emoción y esas cosas que suceden… se me olvidaron los pasos pre uso del huevo. Sabía que estaba cargado, de eso sí me acordaba, pero no del botón interior, el mando… (el mando al menos tenía pila). Empezamos bien. En el momento en el que no se ve reacción del huevo me acuerdo de todo lo que hay que hacer, así que cojo el huevo me pongo modo déjame a mi, que yo sé cómo ponerlo y ahora ya sí que está listo.

Vibra muchísimo. Optamos primero por usarlo como masajeador y estimulador de zonas. Y luego ya… va al meollo de la cuestión. Vibra muy fuerte para mi gusto. Tengo que admitir que a veces la vibración intensa y directa me molesta un poco y es tan rápida que uyyy y casi ni me he enterado. Por eso, lo que hicimos con el Ocean Storm mini es usarlo rodeando las zonas y tocando justo en los punto de vez en cuando. Así se alarga mucho más el placer y se disfruta.

Me gustan sus formas, me gusta como se mueve, me gusta como anda por mi cuerpo y me gusta como me acompaña hasta el final.

Se acabó la función. ¿Y ahora? vamos a ver una peli, y relajarnos (todavía más). Y nuestro compañero de juegos se queda sobre una cajonera junto a la cama. La batalla fue muy dura y los restos están esparcidos. En ese preciso momento no nos apetece ponernos a re-colocar así que nos apoyamos sobre los cojines y le damos al play.

Ya va la anécdota… En el momento álgido de la película cuando el misterio lo envuelve todo, en la oscuridad de la habitación y bajo el sonido de la respiración del protagonista de la película bibibibi se pone algo en la cajonera a vibrar con un sonido que ese momento parecía cualquier cosa y moviéndose por la superficie tirándolo todo, yo intentaba parar la película que no quería hacerme caso, mientras buscábamos el interruptor de la lámpara. El susto fue mayúsculo. Después de chillar y asustarnos estuvimos riéndonos como 15 minutos. Pero, ¿qué pasó? pues tras unas serias indagaciones, parece que tras la batalla el mando se quedó escondido bajo mi cojín y como no habíamos hecho el proceso de desactivación (otra vez lo olvidé) al moverme un poquito debí de darle al botón lo que puso en marcha al Ocean Storm mini.

Moraleja: cuando acabes con él desactívalo. Desactiva el mando. Lávalo. Guárdalo y déjalo cargando para la próxima vez. Y sino, acuérdate de cargarlo, porque cuando lo vayas a usar te encontrarás con una desagradable sorpresa.

Lección aprendida.

Y ya para acabar os cuento qué es lo que me gusta del mini huevo vibrador Ocean Storm de Adrien Lastic y qué no.

Me gusta su diseño y forma. Yo tengo el rosa y me hace mucha gracia porque parece que tiene como brillantina, eso me encanta, I LOVE THE GLITTER. Es muy suave, resbala bien y es compatible con lubricantes al agua.

El control remoto es perfecto (incluso cuando no quieres).

Es mi primer juguete de Adrien Lastic, siempre he leído buenas críticas de sus productos, pero con éste he comprobado que lo que hacen, lo hacen bien y con una buena calidad.

También me gusta que se puede llevar a cualquier parte, incluye bolsa y es muy cómodo. No ocupa nada y el mando mucho menos.

Lo que no me convence del todo es que vibra mucho al principio, pero bueno por sacarle algo, porque por lo general está muy bien. Sí que hace un poco de ruido. Con uso interior no se nota casi, pero externo si se oye un poco la vibración.

En el agua sumergido aún no lo he probado. Aunque como os decía no se recomienda sumergirlo demasiado tiempo. Así que cuando te apetezca usarlo en el agua, puedes cambiar la esponja por el huevo en la ducha, que también es un buen juego.

Los huevos vibradores y en concreto éste me parecen una buena opción para animar nuestra vida sexual. Tanto solxs como acompañadxs. E incluso para primeras experiencias con juguetes es un buen recurso ya que es pequeño, manejable, discreto y muy atractivo.

El mío es de huevovibrador.es, una tienda online especializada en huevos vibradores que ofrece una gran variedad, consejos e ideas de cómo utilizarlos y una atención al cliente impecable. Además, hay mucha variedad de precios, así que se adapta a cualquier bolsillo.