Un juguete para ti y tu pareja | Multifun 2

Si te ha gustado este juguete tanto como a Sacia Sex Shop mi review, podéis conseguirlo con un 20% de descuento.

¿Cómo conseguir un juguete sexual barato?

Visita su web y busca este juguetito. Si te gusta y quieres probarlo como yo al pagar introduce el código #ARSSATISFYER20 y automáticamente te saldrá mucho más barato.

 

💌 El Deseo femenino | ¿Verdad o mercancía?

Hace tiempo que llevo pensando en algo que me pega muy de cerca. He dudado mucho sobre si escribir esto o no, pero siento la imperiosa necesidad de criticarme de manera constructiva.

Deseo femenino

Aquí empieza todo. El deseo de las mujeres, y me refiero a las mujeres como socialmente lo entendemos, ha estado relegado a un segundo plano, escondido y estigmatizado. Ha sido objeto de vergüenza y hasta sinónimo de enfermedad mental. Afortunadamente esto ya no sucede, se ha dado la vuelta y ahora el deseo es un objeto que todas queremos tener y alcanzar.

Hablamos de deseo muchas veces en singular como si fuera un aura que no somos capaces de tocar. Sin embargo, esta palabra no se puede entender sin su plural, deseos. No hay un deseo igual a otro, igual que no hay una mujer igual a otra. Hay tantos deseos como mujeres, como sexualidades y como maneras de entender nuestros cuerpos y placeres, así que cuando empezamos hablando de deseo ya empezamos mal.

Los deseos se han homogeneizado tanto que parece que todas las mujeres desean de la misma manera, a través de las mismas formas y llegan al orgasmo por las mismas vías.

Deseo, ¿qué te ha pasado?

El otro día comentaba en las redes sociales que la cómoda que compré para guardar mi arsenal erótico ya se ha quedado pequeña. Ahora estoy en un proceso de estrategia de ver dónde puedo ir apilando cajas. Es curioso, porque la mayoría de nosotras descubrimos nuestros cuerpos con nuestras manos o a lo sumo con un objeto cotidiano que hacía las veces de juguete sexual. Y de repente no hay placer sin #sextoys. 

Los juguetes eróticos parecen la panacea a todos lo problemas relacionados con las sexualidades. Si no tienes deseo, cómprate un vibrador. Si entre tu pareja y tú el erotismo ha decaído, invertid en un juguete para parejas. Si no te gustas, este juguete te va a hacer que te mueras de deseo por ti. Yo que no tengo espacio para mis juguetes digo que esto no es la solución.

No voy a negar que los juguetes sexuales nos han hecho cambiar el chip, repensar las maneras en las que nos relacionamos eróticamente y que muchas veces son una herramienta fantástica. Pero, no son la panacea a todo. Si hay problemas entre las parejas, está muy bien pensar en reavivar la vida sexual, pero también hay que hablar, hay que analizar y ver por qué se da esa situación. Si no me quiero, no me atraigo, un vibrador rabbit con 10 velocidades y ultrasonidos vaginales no me va a hacer que me mire al espejo con más amor.

¿Sabéis qué es lo que le ha pasado de verdad al deseo y al sexo? que se ha capitalizado. Se ha convertido en un objeto con el que comerciar y ganar dinero. Y de nuevo quiénes son el objeto de consumo, las mujeres. A las mujeres nos han dicho que está muy bien explorarse, pero que una ayudita no viene mal y ahí empezó todo. ¿Cuáles son los juguetes sexuales que más se fabrican? los dildos y vibradores. Y si hilamos más fino, y aunque esto va cambiando, con un diseño fálico. Las mujeres son el público mayoritario para el que se producen juguetes sexuales. Cuando la industria se ha dado cuenta de que nos gusta compartirlos en pareja, entonces se les ocurrió crear juguetes para parejas (heterosexuales claro) y después vienen los juguetes para que los hombres tengan también sus momentos. Pero pensando en qué… en mujeres. Porque aquí la mujer aparece en las dos caras, en la de consumir y en la de ser consumida. Somos las clientas potenciales, pero también nuestro cuerpo se usa como reclamo para otro tipo de juguetes destinados a otros públicos.

Love you first

 Punto por punto

El punto G, el punto A, el punto P, y todos los puntos suspensivos se alcanzan con un juguete. En el post del otro día, Sergio Fosela nos enseñaba como alcanzar un orgasmo cervical con un masaje manual. Y es que parece que los diferentes puntos de nuestros cuerpos no son alcanzables si no nos ayudamos de un objeto externo especialmente diseñado. Hay juguetes Gs (ahora llamo así a los juguetes para el punto G), hay juguetes para provocar la eyaculación femenina, hay juguetes para el orgasmo vaginal, para el clitoriano… y así la lista se va incrementando.

A mi me gustan los juguetes, no lo voy a negar, además de que me dan de comer, pero creo que hemos llegado a un punto en el que necesitamos pararnos y pensar. Lo que de verdad importa es educar en sexualidad y darnos cuenta de que nuestros cuerpos son poderosos y que lo que este mundo necesita es IMAGINACIÓN. De la falta de ella se derivan muchos de los problemas a los que nos enfrentamos en la vida íntima. Nos aburrimos, se nos acaba el deseo, ¿no será que nos hemos vuelto menos imaginativas?. La asociación de erotismos y placer con penetración y orgasmos ha hecho que relacionemos el deseo directamente con ello. Nos cuesta disfrutar de un acto erótico sin que acabe en orgasmo y es que el orgasmo no es el fin de la práctica, es sólo el comienzo.

Mujeres al borde de un ataque de capitalismo

Así me sentía yo el otro día. Cuando se me encendió la luz y pensé en que el deseo de las mujeres se ha capitalizado para hacer dinero. Cada vez me encuentro con más tiendas eróticas online que son producto de la oportunidad. El sexo y el deseo vende y ahora a eso se han sumado los juguetes sexuales porque se está asociando la idea de placer a la de comprar algo que nos lo de. Hay mucha gente que como extra a su vida planta una web donde vender productos, ¿cuáles? pues los que se venden más. Sin preguntarse si ella o él puede aportar con esa nueva página una forma diferente de darse placer por ejemplo no alimentando al mercado que usa el cuerpo de la mujer como reclamo sexual. El propósito no es otro que subirse al tren de la oportunidad sexual.

¿Solo cuentan los likes al deseo?

Pero cuidado

Con todo esto no quiero decir que los juguetes sexuales no sean buenos ni nada así, creo que son una manera fantástica de compartir momentos con nosotras mismas y con otras. Con lo que no estoy de acuerdo es con el todo vale por aprovechar el tirón del éxito. Por eso, cuando quieras un juguete erótico:

👉 Pregúntate qué es lo que quieres o necesitas. Para qué es, porque igual un diseño puede servirte para muchos usos y no tienes que comprar 5.

👉 Experimenta con tu cuerpo, tócate. Que el juguete sea algo accesorio y no lo principal. En cuanto a las relaciones de pareja aplica la misma lógica.

👉 ¿Dónde y a quién compras? La ética cuenta también en este caso. Al igual que lo aplicamos a la compra de comida y ropa, ¿por qué no hacerlo con nuestra intimidad?. Juguetes hechos responsablemente, pensando en el bienestar de productores y consumidores.

👉 Disfruta, pero no dejes que tu deseos y placeres se conviertan en un objeto con el que mantener este sistema.

My vibes are mine

Cookie, el 🐙 más divertido y placentero de Svakom

No todo van a ser conejitos en la juguetería erótica. Svakom ha tenido una idea estupenda, simular el movimiento de los tentáculos de un pulpo para estimular unas de las zonas más sensibles y placenteras del cuerpo: el clítoris y los pezones.

Gracias a Be your Lover he tenido la oportunidad de probar unos de los juguetes más diferentes que hay, Cookie de Svakom. Ya lo había cotilleado yo, no os creáis, y enamorada me tenía, pero a veces estos sextoys que parecen tan bonitos no son muy funcionales a la hora de la verdad, pero este no es el caso. Cookie es bonito, suave, fácil y placentero.

Así funciona Cookie de Svakom

Usarlo es súper sencillo. Solo tiene 3 botones que sirven para encender, subir y bajar la intensidad. No, no tiene diferentes patrones, tiene ritmos de movimiento. Con cada pulsación los tentáculos del pulpito se mueven más o menos rápido.

 

 

 

 

El secreto del multiorgasmo

¿Sabes cuál es el secreto para alcanzar el orgasmo? cogerlo, activarlo, colocar el clítoris entre sus patitas y dejarte sentir. Poco a poco la estimulación te va alcanzando y el clítoris le va cogiendo cariño. El orgasmo va a llegar de una forma muy especial e intensa porque este juguete no es agresivo, practica la estimulación suave.

Tiene un tamaño perfecto para llevarlo de viaje, es muy suave y seguro porque está fabricado en silicona médica ecofriendly. Incluye una bolsa de transporte, el cable para cargarlo y las instrucciones, y por supuesto la garantía.

 

 

 

 

Describir su movimiento es muy difícil, por eso os lo voy a mostrar en el siguiente vídeo para que casi sintáis lo que Cookie puede hacer.

 

Si te ha gustado Be Your Lover nos ofrece un 10% de descuento en cualquier producto de su web introduciendo el código #ArsEroticas. 

Mastrubarse con el móvil, de las apps de vibración a la funda dildo

Seguro que ya se te había pasado antes por la cabeza. Cuántas veces has pensado ¿podría usar el móvil como vibrador? La respuesta es sí y hay varias maneras de hacerlo.

Cada día estamos más unidxs a nuestro smartphones. Con él hacemos la lista de la compra, probamos cómo nos queda un peinado nuevo, estamos en contacto con muchas personas e incluso lo utilizamos para alimentar sexualmente nuestras relaciones y encuentros eróticos. ¡Cómo no iban a existir aplicaciones para convertir nuestro móvil en un vibrador! Con tan solo abrir la app store e introducir la palabra vibrador, los resultados se agolpan en la pantalla.

Hay muchas opciones, pero la verdad que todas ellas son muy similares. Casi todas están dirigidas al público femenino y siguen el mismo patrónLo que hacen estas aplicaciones es usar el propio sistema vibratorio del móvil, modificándolo un poco, haciendo que las vibraciones se combinen, y voilà ya tenemos un vibrador. En realidad es bastante simple y en sí no se diferencia mucho de un vibrador sencillo convencional.

Diréis, bueno pues si ese es su funcionamiento, también podemos hacerlo poniendo simplemente el móvil a vibrar. Sí, y seguro que muchos lo habéis probado, pero lo que ofrecen éstas aplicaciones móviles es la combinación de las vibraciones. Cuando nos instalamos una podemos ver que hay varios modos a elegir. Si queremos que vibre suave, medio o fuerte. Algunas incluso tienen un regulador de intensidad para que encuentres el punto perfecto para ti. Otra de las cosas que hacen que sea diferente a solo ponerlo a vibrar es que tienen un diseño. No he encontrado ninguna especialmente atractiva, pero sí una divertida.  Vibrador vegetal. Como su propio nombre indica son vegetales que aparecen en la pantalla y hacen que el teléfono vibre. Pero no os vayáis a pensar que da igual elegir una zanahoria que un pepino. No. Cada uno tiene un patrón de vibración diferente. Los vas probando y luego eliges de qué eres más, si de berenjena, pepino, zanahoria… perfecto para veggies.

Hacer de nuestro móvil un vibrador es relativamente sencillo y gratuito (todas las apps que yo he mirado eran gratis). Pero, en mi opinión, no es la mejor opción porque por muy buena que sea la aplicación, el nivel de vibración y la combinación de patrones, no es tan satisfactorio como usar un sextoy físico. Pero cambia todo tan rápido que ya hay algo nuevo para echar abajo mi opinión. Convertir, de verdad, el móvil en un vibrador, ¿cómo? con una carcasa o funda para móviles que puedes introducirte.

Ya tenía este post preparado cuando vi que Iria, sexblogger de Los relatos de Iria, justo había escrito sobre el tema y fue ella la que dio a conocer este súper descubrimiento. IziVibe es una carcasa para móviles con una protuberancia en la parte superior. Es necesario instalar una aplicación en el teléfono y desde ahí controlas y manejas los diferentes juegos que ofrece. Además, han pensado en todo, como bien dice Iria, sirve tanto para usarlo en solitario como en pareja y es hipoalergénica y libre de ftalatos.

Uso el móvil para masturbarme

No lo he podido evitar. Cuando estuve investigando sobre las aplicaciones para convertir el móvil en un vibrador, me puse a leer los comentarios. Hay algunos creadorxs de estos juegos que especifican que es recomendable usarlos para masajear el cuerpo, estimular… pero no introducirlo. Pero la realidad no es así. Muchas chicas comentaban sus experiencias y daban su opinión sobre si la app era buena o no y la mayoría de ellas se introducían el smartphone en la vagina para masturbarse. 

La verdad es que no me ha convencido mucho esto de usar la vibración del móvil para masturbarse. Puede ser una idea para un momento de juego, pero no como una herramienta cotidiana para alcanzar el placer. Creo que podemos conseguirlo de muchas otras formas, aún sin comprar un juguete sexual.  Por una parte no me parece que, por muy buena que sea la aplicación, sea realmente satisfactoria y por otra, eso de ponerte el teléfono en la vulva o vagina… no lo veo mucho. Ahora, si estás decidida a hacerlo, por favor ponle un condón. Hay que darse cuenta de que el teléfono móvil está lleno de bacterias, que lo apoyamos en muchos sitios y por mucho que lo limpiemos no es apto para introducírnoslo. Así que, al menos colócale un preservativo y asegúrate de que no tenga ningún accesorio que se te pueda quedar dentro. Dándole la vuelta a la situación, he pensado que tal vez para personas que no tengan contacto con el mundo de la juguetería erótica o les de vergüenza, es una manera de probar cómo les sientan estos estímulos a sus cuerpxs. Por ejemplo a los hombres. Aunque todas están dirigidas hacia las mujeres o los juegos en pareja, también servirían para usarlo con un pene.

Uses o no el móvil como masturbador, no te olvides del sentido común y hacerlo siempre siendo responsable con tu cuerpo.

Sexo seguro incluso con tu teléfono. Pónselo

 

 

 

¿Uno rapidito? | Zumio, orgasmos rápidos e intensos

Dime, ¿eres de lxs que te van los rapiditos? ¿Un quickie por la mañana te hace ir a trabajar con mejor ánimo?

Hoy os voy a contar el secreto del orgasmo más rápido del mundo. Dicen que un quickie debe durar 15 segundos y con eso nos quedaríamos satisfechxs. El sexo rápido nos aporta una excitación corta pero intensa y nos activa porque, como hay que concentrarse en un periodo muy corto de tiempo, nos ponemos a ello sin miramientos. Automáticamente nuestro cerebro se activa, la excitación se extiende y los fluidos empiezan a emanar. Dejamos a un lado los besos eternos y las caricias, en vez de tomar un tiempo para cada cosa, lo hacemos todo a la vez.

Hay algo que no me convence del quickie y es que por lo general, cuando hablamos de ello la penetración entra dentro del juego y cobra el mayor protagonismo. Ya sabéis que aquí somos muy sexualmente abiertxs y creemos que los encuentros eróticos son mucho más que coito. Por eso, hoy os voy a enseñar cómo tener un orgasmo intenso, rápido y sin penetración. ¿Qué necesitamos? una varita mágica.

Solo la puntita

¿Y dónde consigo yo una varita mágica del sexo? te preguntarás. Vamos a simplificarlo un poco. No penséis que vamos a coger la de Harry Potter y nos la vamos a poner en la vulva y tatatachán orgasmo completado. No va por ahí la cosa. Es todo mucho más sencillo y como te imaginarás hay un juguete sexual de por medio. Sí, así es. Hoy me apetecía contaros mi experiencia con Zumio, uno de los #sextoy que está revolucionando las camas de las mujeres.

Zumio es un juguete pensado y diseñado por mujeres para mujeres. De ahí su éxito. Ellas sabían lo que necesitaban y vieron que otras mujeres estaban en la misma situación, así que idearon un juguete sexual que cumpliera con lo que estaban buscando: orgasmos rápidos, intensos y que no hicieran mucho ruido (el juguete, lo de los orgasmos ya cada una hace lo que puede).

Por el diseño que tiene Zumio es capaz de llevarte al éxtasis con solo la puntita. Sí, esta vez sí. Sólo con su punta vas a conseguir mucho placer. Mirad como es.

Parece un bolígrafo o un aparato de higiene bucodental. Se carga en su propia base, incluye el cable para conectarlo, funda para  protegerlo y transportarlo y usarlo es sencillísimo. Tan solo tiene dos botones para apagar, encender y cambiar los modos.  Lo que Zumio ofrece de diferente a otros juguetes es que apunta con su SpiroPunta™, así se llama esa puntita maravillosa, directamente al punto clave del placer. Haciendo pequeños círculos y a la vez que zumba va haciendo que la zona se excite en poco tiempo.

Zumio en mi vulva

Ahora os voy a contar la verdad. Cuando recibí el vibrador Zumio no sabía muy bien cómo usarlo porque al ser tan finito no parece que fuera a ser tan potente. Pero lo es. Tiene mucha potencia y el movimiento de la SpiroPunta™ hipnotiza.  La primera vez que lo probé fue para estimularme en un encuentro erótico sin penetración y nada más ponerlo sobre mi clítoris el orgasmo llegó tan rápido que casi no me enteré. Puede ser que al estar ya muy excitada el orgasmo estuviera casi llegando y fue el remate, pero al acabar dije “pues sí que es rápido”. Vamos que no mienten en absoluto.

Tras probarlo varias veces y ver cómo el cuerpo reacciona a sus círculos de placer, os voy a dar unos tips para que lo disfrutéis más intensamente.

  • No vayáis directamente al clítoris. Si no estáis muy excitadas puede resultar un poco molesto. Recorred algunas de vuestras zonas erógenas con él. Usadlo como un masajeador e ir recorriendo el cuerpo hasta alcanzar la vulva.
  • Una vez que estés en la vulva probad a pasarlo primero por los labios vaginales externos. Siempre nos olvidamos de ellos, pero también da mucho placer acariciarlos y estimularlos. Luego pasad a los internos y después ya a la zona que rodea el clítoris.
  • El clítoris. Estará rogando que se lo pongas encima. Pero tranquilidad… que todo llega. Pásalo alrededor y vete acercándote poco a poco. Prueba a moverlo lentamente y combínalo dejando tu mano estática y que sea él el que se mueva solo.

Puede que siguiendo estos pasos rompas con los 15 segundos que dura un quickie, pero bueno alguna vez nos podemos dar el lujo de tardar un poco más, ¿no?. No creáis que duraréis mucho con él en la mano, porque aunque lo alarguemos los orgasmos con Zumio van a ser rápidos e intensos. 

Este juguete fue creado por una mujer que es madre y que necesitaba tener orgasmos rápidos y que el juguete no hiciera mucho ruido. Creo que el objetivo lo ha conseguido. Por eso es el regalo perfecto para mujeres a las que no les gustan los juguetes sexuales grandes y que no tienen mucho tiempo para dedicarse al placer. 

Zumio no es solo un juguete para usarlo en solitario, utilizarlo en pareja también es muy divertido. ¿Sabéis esos momentos de tensión en los que necesitas liberarte sea como sea? la solución: coges a Zumio, te relajas un poco, te masturbas y como nueva. Yo no abogo por las prisas a la hora de disfrutar, pero si no hay otra opción, esta es una buena manera de no renunciar al autoplacer. En pareja úsalo como un estimulador de clítoris o como masajeador. Es súper divertido jugar a escribir con él por el cuerpo y luego introducirlo en la relación sexual.

En resumen, si te gustan los orgasmos rápidos y buenos Zumio puede ser una buena opción para ti. Si no tienes mucho tiempo y quieres algo discreto pero placentero, también te sirve. Y si quieres rodear tu cuerpo de zumbiditos que te lleven al éxtasis, cógelo rápido y disfruta. Vamos, ¡que nos vale para todas!

Aquí os dejo su web donde os cuentan más secretos sobre él.