¡Mira mamá hago mi propio sextoy!

¡Sí! por fin lo he hecho.

Tenía muchísimas ganas de dar forma a mi propio sextoy y gracias a The Dodil he fabricado mi propio juguete. Bueno dicho así parece que he diseñado uno y sí es así, pero no. He diseñado uno, pero solo para mi.

The dodil es una de las marcas que se han sumado a la revolución de los juguetes sexuales moldeables. Son juguetes que tienen un mecanismo interno al que le podemos dar la forma que más nos guste o que mejor se adapte a nuestros cuerpos. Tengo que confesar que hace tiempo que lo tengo en casa, pero quería enseñarlo bien, así que me he puesto con ello y me he lanzado a haceros un vídeo de cómo usar y crear tu propio The Dodil.

Aquí está. También lo podéis ver directamente en YouTube y si os apetece os suscribís a mi canal. Luego os cuento cuál ha sido mi experiencia con él.

 

Ahora en mis carnes

Cuando supe que este tipo de juguetes existía y que cada vez hay más, yo solo tengo dos, me pareció una idea genial. Hay mucha gente a la que los dilos habituales no les convence porque son demasiado rectos, rígidos o la forma no es lo suficientemente ergonómica. Con este tipo de sextoys eso está solucionado porque tú mismx puedes darle la forma que más te guste.

Lo que más me gusta es eso. Poder hacerlo como quieras. También me parece muy original el packing. Ya sabéis que para mi la presentación del producto es súper importante y esa idea del termo me gustó mucho. Es cierto que para guardarlo es un poco estorbo, pero eso ya es otra historia.

El vídeo lo hice directamente, no lo había probado antes. Y no tenía muy claro si los tiempos de espera eran acertados y no. Como os cuento hay que tenerlo en agua hirviendo 30 min. Yo tuve que dejarlo más porque aún tenía alguna parte dura. Una vez que está blando la sensación es muy rara. Podría decir que es como un pene flácido al que puedes moldear como quieras y luego ¡pum! que se ponga duro así tal cual. Más o menos… A mi me costó darle la forma. No es como la plastilina que lo aprietas y se queda, tiende a volver a su forma original, así que en cuando le haces una marca debes usar la cuerda para que se mantenga. O si optas por una forma más sencilla, como simplemente ponerle la punta hacia un lado u otro, pásalo por agua fría rápidamente antes de que cambie de nuevo.

No es un juguete de usar en un impulso. Si lo quieres usar tienes que organizarte antes porque tienes que contar que el agua hierva, que esté media hora dentro, los saques, le des forma y lo dejes enfriar. Vamos casi 1 hora para tenerlo listo. Para un aquí te pillo como que no. La solución, un día que te apetezca juguetear y te sientas creativx te pones a ello y le das la forma, luego lo guardas así y ¡listo! Cuando lo vayas a usar ya está preparado.

El tacto es muy similar a otros juguetes de silicona. Pero cuando está blando es una sensación muy rara a la vez que gustosa. Es algo que hay que probar porque es difícil de describir.

Como dildo está bien. Jugar con sus formas nos da la oportunidad de variar las zonas que tocamos por dentro y por fuera. Es su punto más positivo. Así en original, pues sin más, pero claro el punto que tiene es ese, la forma que tú le das.

Me parece un juguete muy original. Al principio parece bonito pero un poco soso, luego cambia cuando te implicas en el proceso de creación.  Y lo mejor de todo, cada vez que lo vuelvas a hervir puedes ¡volver a estrenar un dildo nuevo!

Ideas

  • Dale una forma muy diferente a nada que hayas probado a ver qué punto te descubres
  • Si tienes pareja sorpréndelx con un diseño y compartidlo
  • Úsalo como antiestrés moldeando y luego quítate el estrés que te quede con él en la cama
  • Pon su recipiente visible en casa, es muy bonito. Ya verás como llama la atención. A ver qué explicaciones das…

*Nunca te introduzcas el dildo cuando lo acabes de sacar del agua hirviendo.

*No penetres ni te penetres con él en estado blando

*No utilices lubricantes de silicona

*Cuando lo hiervas no uses utensilios metálicos, nada que pueda estropear la silicona que lo recubre

 

Más allá del sexting | Emojibator, el emoji se hace vibrador ¡Viva la berenjena!

Confiésalo no te convencían del todo y es que eso de tener que ponerle cara a cada palabra te parecía una tontería, pero los emojis se han instalado en tu vida, en tu teclado y ahora en tu sexo. Así, como lo oyes. Cuando en tus mensajes querías ser más explícitx o calentar un poco la cosa le dabas con ímpetu a la berenjena, al plátano, al maíz, al melocotón, al chile… es que nos va de todo, así que cualquier fruta o verdura es susceptible de convertirse en herramienta sexual. Pero, ¿te imaginabas que eso traspasaría la pantalla del móvil para que la berenjena cachonda se convirtiera en un arma de orgasmos masivos? no ehhhh. Pues mira, ya puedes imaginarlo y hasta comprobarlo. Yo ya lo he hecho.

Emojibator
Emojibator

Qué queréis que os diga, no me he podido resistir. Conocí emojibator a través de las redes sociales y dije WTF! qué es esto. No me puedo creer que hayan hecho vibradores de emojis. Y efectivamente sí, los han hecho. Ya podemos masturbarnos y sacar los mensajes de contexto con emojis vibradores. Nos os creáis que los he probado y ya está. Yo tenía que saber qué pasa por la mente de alguien para coger y decir una buena mañana, ¡Voy a hacer vibrar a la gente con un emoji! Así que además de probarlos, reírme y disfrutarlos, he hablado con Joe Vela, creador y co-fundador de Emojibator.

Quien diga que el sexo no es para tomárselo a risa miente. Con los emojibator han conseguido ponerle el punto divertido al sexo. Y es que ese es el objetivo que persiguen, hacer que sea divertido, quitarle todo el peso que a veces ponemos sobre el placer y la responsabilidad del placer y dejarnos llevar por un objeto en apariencia inofensivo. 

La primera pregunta era obligatoria, ¿cómo se le ocurrió diseñar un vibrador así? “estaba buscando ideas de negocios únicas y esta comenzó como una broma. Le conté a una amiga la idea sobre el vibrador emoji de berenjena, y ella insistió en que lo hiciera, así que compré el dominio para emojibator.com al instante y el resto es historia”.

Pero, ¿por qué como un emoji? “Hablar en imágenes se entiende globalmente. Los Emojis encarnan la revolución digital donde hablamos con imágenes y creo que acercan el mundo con un lenguaje universal. Además, son omnipresentes, divertidos, tiernos y fáciles de relacionar”. 

No le vamos a negar que llaman la atención y hacen gracia. “Hemos logrado que la gente hable sobre sexo y masturbación simplemente creando un juguete sexual tonto. Debido a que los productos de Emojibator son tan accesibles, hemos podido llegar a clientes que normalmente son tímidos con respecto al auto placer y la masturbación es un acto increíblemente fortalecedor” dice Vela. 

Una vez que lo tuve cerca me pareció que bueno, el diseño es atractivo pero en el fondo es un vibrador muy sencillo con 10 modos de vibración y un solo botón. No tiene mayor misterio. ¿Por qué no hacer un diseño así pero que también rompa con las funciones a las que estamos acostumbradas?. “Diseñamos con la seguridad y satisfacción de nuestros clientes primero, así que, naturalmente, creamos un vibrador suave y liso con mucho zumbido. Crear productos únicos es un reto, pero el placer de la difusión es extremadamente gratificante” añade. 

Vela lo tiene claro, su objetivo es “simplemente tener un efecto positivo en el mundo. Podemos hacerlo con orgasmos y siendo iniciadores de conversación a la vez que promovemos la positividad sexual”. 

Go Fuck yourself, literally

Berenjena, plátano y chile son los tres modelos que podemos comprar en emojibator ¿os imagináis que pronto nos estimulemos con la nariz de la carita sonriente?, ¿has pensado en más diseños Joe? “Siempre. ¡Ninguno que pueda compartir todavía! Hemos expandido nuestra tienda para incluir pasties inspiradas en emojis realmente lindas de Pastease, así como también productos de otros socios como Dicture y AfterCourse”. Ya… pero, ¿cualquier emoji puede ser un vibrador?Seguro, ¿por qué no? Una cosa que espero difundir es que cada cuerpo es diferente. Una forma o estimulación que no funciona para alguien puede ser increíblemente excitante y orgásmica para otra persona. Diferentes estilos para diferentes personas. Animo a todos a experimentar con diferentes formas”. 

Y allá voy yo

Tengo un plátano y una berenjena listos para estrenar. Lo primero que me llama la atención es su tamaño (4.84″ x 1.22″). Son son muy grandes, caben en la palma de la mano. Los he comparado con una bala vibradora y con un huevo, y diría que es más o menos el intermedio entre ambos para que os hagáis una idea.

 

 

El tacto es agradable, están fabricados en silicona y son muy pero que muy sencillos de utilizar. Tan solo hay que apretar la puntita de arriba y empieza a vibrar. Tiene 10 modos diferentes. Para cambiar hay que volver a pulsar y así vas recorriendo cada uno de ellos. Cuando llegas al último al volver a pulsar se queda en stop.

El punto negativo es que funciona a pilas de botón. La mayoría de juguetes ya son recargables por USB u otras formas similares, por lo que tener que volver a las pilas no me gusta mucho.

 

 

¿Cómo usarlo?

Sirve tanto para la estimulación interna como externa, pero al no tener un tamaño muy grande no nos lo podemos meter mucho. Además, por la forma que tiene al penetrar no se agarra muy bien, así que yo aconsejo más su uso externo. El tamaño es perfecto para llevarlo de viaje. Puedes comprar la funda diseñada para el emojibator y meterlo en el bolso, ¡es como una funda de gafas! Además, es resistente al agua por lo que se puede usar en la ducha y la bañera.

Cestas de la compra divertidas

Sin duda para mí es un sextoy gracioso ideal para personas que aún no han probado a satisfacerse con juguetes o para hacer un regalo. Para quien no está muy en contacto con la juguetería erótica regalarle algo así puede descolocarle un poco y a nosotrxs divertirnos mucho.

La risa y las bromas están aseguradas, así que yo creo que Emojibator ha conseguido su objetivo, el sexo es divertido y más con juguetes así.

*No he podido evitar pensar que la lámina de Healthy diet le va perfecto!

Healthy diet with emojibator

 

Sexo y chocolate | Better than chocolate 2 by Nomi Tang

¿Puede haber algo mejor que una onza de chocolate bueno derritiéndose en la boca? Esa sensación de fundirse sobre la lengua y que va calando las mejillas por dentro, traspasando los dientes y envolviendo la boca con ese sabor tan agradable.

¡Pues lo hay! no soy muy de tópicos y cuando se dice eso de que el chocolate sustituye al sexo… yo digo ¿por qué hay que sustituir nada? si podemos tener las dos cosas a la vez. Y yo ahora os propongo ¿y si añadimos un tercero? estoy pensando en un ménage à trois. Sí, es lo que estáis pensado, os traigo una review literalmente Better than chocolate 2, uno de los productos estrella de Nomi Tang.

Nomi Tang llama la atención por sus diseños y calidad, pero sobre todo por este juguetito que os voy a enseñar hoy. Lo han llamado literalmente así: Mejor que el chocolate/ Better than chocolate. Es un estimulador externo que puede utilizarse por todo el cuerpo y encaja perfectamente con la forma del pubis, lo que hace que cumpla muy bien su misión. Es un sextoy muy versátil porque sirve como masajeador, puede pasarse por cualquier zona erógena y después ir dejándolo bajar poco a poco hasta su destino. Como decía, y es algo que me ha asombrado, su forma se adapta perfectamente al pubis. Lo primero que hice al tenerlo en mis manos fue tocarlo, ver su textura, su forma de activarse y desactivarse y como la forma me llamaba tanto la atención lo coloqué directamente sobre el monte de Venus para ver como quedaba. Sí, como quien se prueba una camiseta, pero yo lo hago con los juguetes. Y me quedaba a la perfección, ni hecho a medida. Es una de sus características que más valoro, la capacidad de ajustarse a las curvas corporales.

Better than chocolate2
¿Por dónde empiezo?

Su funcionamiento es muy sencillo. Antes de usarlo hay que ponerlo a cargar. Incluye un cargador con USB que podemos conectar al ordenador. Para que alcance la carga total debe estar 5 horas. Al enchufarlo se enciende una luz roja parpadeante y una vez alcanzada la carga se cambia a azul. Para accionarlo debemos presionar el botón durante unos segundos y comienza a moverse. Ahora tan solo hay que ir probándo cómo recorre el cuerpo, qué modo de vibración nos gusta más de entre las 5 que tiene, con presionar una vez el botón es suficiente. Cada vez que lo presiones pasa a un modo nuevo. Pero lo que me encanta y me enamora de Better than chocolate 2 es el rectángulo blanco que marca su cabeza, el touch slider,  donde se sitúa el botón. Ésto para mí es su característica principal y lo que lo hace muy diferente a otros juguetes de estimulación externa. Al pasar el dedo suavemente por esta parte podemos aumentar o disminuir la intensidad de la vibración. Pero de verdad. Porque sí que existen juguetes a los que les puedes cambiar la intensidad, pero no varía mucho. En éste sí, va desde casi imperceptible, muy relajante y estimulante, hasta una intensidad muy fuerte.

Tengo que decir que me gusta mucho mucho esta cualidad. A mi me suele suceder que los vibradores tienen mucha potencia, lo que está muy bien y no voy a decir que no me gusta, pero, sobre todo al principio, me colapsa un poco esa sensación de vibración intensa y me gusta bajar el nivel. Jugar con los diferentes tipos de movimientos vibratorios y a la vez gestionar la intensidad con la que lo quieres sentir, es una combinación absolutamente perfecta. Además, es muy sencillo y no interrumpe nada el juego. Al mismo tiempo que lo sujetas y juegas con él, con un leve movimiento vas cambiando la intensidad y el modo de juego. Como os digo, excelente.

En cuanto a su condición de estimulador externo, pensado para el clítoris y vagina, pero válido y diseñado para que se utilice por todo el cuerpo, es el mejor que he probado.

Cómo es Better than chocolate 2 de cerca

Hoy he ido al grano y no me he detenido mucho es sus características técnicas, eso podéis consultarlo en la página web de Nomi Tang, pero sí os diré que el tacto es muy sedoso y agradable. No se resbala de las manos ni aun cuando le ponemos lubricante. El lubricante, siempre de base de agua, viene muy bien en el momento en que va deslizándose por la vagina y el clítoris para que fluya mejor. Se puede utilizar bajo el agua, hasta 1 metro de profundidad. Otra verdad es que no hace demasiado ruido. Todos los juguetes prometen ser silenciosos, pero al final si queremos potencia, es irremediable que suene, Nomi Tang con Better than chocolate 2 lo ha conseguido. Es potente, sencillo, atractivo y silencioso.

No puedo dejar de hablaros del packing. Los juguetes cada vez son más elegantes y se nos presentan de una manera muy atractiva, y éste no es menos. Tras la caja con la marca y la imagen del producto encontramos otra caja que recuerda al empaquetado de las joyas. Se abre y tachánnn ahí está Better than chocolate 2 reposando sobre una cama de tela sedosa. Los colores son muy bonitos y la combinación es acertada. El juguete importa mucho, pero ese momento de recibirlo, desempaquetar y abrirlo se queda grabado y si todo lo que rodea al objeto nos atrae y nos va acercando a la idea de un producto cuidado seremos mucho más receptivxs ante lo que nos promete.

En cuanto a Nomi Tang, es una marca reconocida y premiada. Éste mismo juguete fue reconocido por su diseño y funcionalidad con el Reddot design award. Con sede en Hong Kong, su creador parte de la experiencia personal y del feedback de expertxs y usuarixs para ir mejorando sus diseños a los deseos de los consumidores. Es su página web se pueden ver otros juguetes y el blog donde encontrar toda la información.

Pero como decía, no creo que haya que dejar a un lado el chocolate para disfrutar de un buen sexo ni que uno sustituya al otro, así que

¿con qué chocolate acompañaríais a Better than chocolate 2?