Así se usan los juguetes sexuales anales 👌👈

El sexo anal es una práctica que está infravalorada. ¿Por qué? porque se le ha colgado una muy mala fama y no hace falta que os explique el porqué… si sacamos los encuentros sexuales de los genitales los llevamos directamente al ano por cercanía y porque tiene esa connotación sexual. Sin embargo, todavía tenemos muchas dudas de cómo disfrutar del sexo anal.

En el post de la semana pasada os di las 3 claves que, para mí, son imprescindibles para disfrutar a través de nuestros anos y es que si no nos auto exploramos y conocemos no podremos saber qué es lo que nos gusta sexualmente hablando. Hoy doy un paso más y me sincero con vosotrxs.

Diversual, sex shop online de obligada visita por su gran variedad de productos, me lanzó un reto. Me propuso traspasar mis límites y probar a tener sexo anal con juguetes especialmente diseñados con este fin. La verdad que la idea me tentó y no voy a negar que ya tenía ganas de probar algún plug anal. Gracias a su colaboración conseguí ponerlo en práctica y he de decir que la experiencia ha sido como la imaginé: placentera y satisfactoria.

Juguetes sexuales anales

Elegir un juguete anal es muy sencillo, tan solo hay que tener éstos puntos en cuenta:

  • El material. Que siempre sea de buena calidad y nos de confianza.
  • La dureza. Ni muy duro ni muy blando. Que sea fácil de introducir, si es que queremos introducirlo, y de sacar claro.
  • El tamaño. Vamos paso a paso, de menos a más y siempre sin forzar.
  • La lubricación. Si no usamos juguetes debemos optar por un lubricante a base de silicona, sino uno de base a agua pero que sea resistente y duradero. Nunca dejaremos que la zona anal se seque.

Pero seguro que os queda mucho más claro si os lo enseño, así que abajo os dejo el vídeo donde os cuento cómo elegir un juguete sexual anal y cuál ha sido mi experiencia.

Si os ha picado el gusanillo aprovechad porque con el código #ARSEROTICAS11 tenéis un 11% de descuento en cualquier producto de Diversual. 

Sexo anal en 3 pasos | Las claves para empezar 💦

¡Sí! por fin os cuento mi experiencia con el sexo anal. No estoy muy de acuerdo cuando se habla de sexo anal con esos imperativos que se construyen alrededor como por ejemplo que es imprescindible hacerse determinadas limpiezas. Por eso, hoy en mi nuevo vídeo os cuento qué tres pasos son fundamentales para disfrutar del sexo anal de forma real y natural.

Sigue estos 3 pasos para disfrutar de tu cuerpo y déjate de parafernalias:

👌 Quiérete, estimula tu cuerpo y disfruta de su diversidad.

💩 La naturalidad es la clave del disfrute.

👂 Nunca olvides la comunicación si tienes encuentros con otras personas.

 

La estética del porno

¿Qué ves cuando estás mirando porno?

¿Te has hecho esta pregunta alguna vez? cuando estamos frente a una pantalla vemos mucho más que las figuras principales. Si hablamos de porno, los actores y actrices centran toda nuestra atención, pero ¿es importante todo lo que les rodea o es mero atrezzo al que nadie presta atención? Esto también podemos aplicarlo a cualquier otra escena, por ejemplo en las películas la fotografía es una de las partes esenciales, porque además del guión, las actuaciones y el ritmo del film, lo que termina de rematar si es una película de calidad es la escenografía, los escenarios, vestuario, decoración… todo lo que construye una visión estética.

Para mí en el porno ocurre lo mismo. Cuentan tanto las personas que protagonizan las escenas, como el dónde se encuentran y la forma en la que está grabada la película. No es lo mismo una cámara fija ante la cual dos o más personas mantiene relaciones sexuales, que una trayectoria que nos va introduciendo en la situación y nos hace trasladarnos mentalmente a ese momento. A la hora de traspasarlo a nuestro imaginario erótico, este punto también es importante, porque cuando fantaseamos recurrimos a esas experiencias que hemos visto o vivido y no es lo mismo imaginarlo en cualquier parte, que en un entorno que hace que la situación sea más placentera.

Con el auge de las redes sociales y sobre todo la red social de la imagen por excelencia, sí hablo de Instagram, el entorno, la calidez y todo lo que rodea al objeto o sujeto principal, cobra gran relevancia. Cuando mostramos juguetes o películas para adultos sucede lo mismo. Se necesita de esa atracción para atraer las miradas y posicionar el elemento como algo seductor y atractivo.

Volviendo al puro porno, podemos hacer una comparativa para ver cómo cambia la situación. Pensemos en una escena de una película porno mainstream. He escogido el sexo anal como ejemplo porque creo que es una práctica que atrae visualmente pero con la que seguimos teniendo muchos tabúes en la realidad. ¿Por qué? porque se muestra como algo un poco sucio, casi como una parafilia que como un acto sexual más. Hay una escena de un corto que me hizo pensar en esto. El corto pertenece a una de las series de XConfessions de Erika Lust. Una pareja formada por un hombre y una mujer tienen sexo anal. Él se lo practica a ella. Como esta directora nos tiene acostumbradx, toda la escena es bonita, la cama, las sábanas, el entorno habla por si mismo. Mucha luz, claridad, el blanco lo enmarca todo haciendo que en nuestra mente se abra una sensación de placidez, de serenidad y placer puro. Es sexo anal, pero a lo bonito. Ahora nos vamos a una escena de sexo anal de una película en la que no se cuida tanto el escenario. Puede ser desde lo más cutre cutrísimo del mundo hasta algo incluso un poco raro, pasando por una inocuidad total. Dos personas, anos, dildos, vibradores, penes, puños… elijase lo que se desee y penetre. Fin.

Para verlo más claro confrontamos estas dos imágenes. Una de una película de Internet que podemos encontrar en canales tipo YouPorn y la otra perteneciente a la serie de XConfessions que os comentaba.

Pero no solo la estética del porno está centrada en el escenario, sino que la ropa que visten los actores y actrices y cómo son éstos, también es importante. Que se ajusten a la realidad, más o menos, que den una idea de la diversidad de cuerpos, formas, tamaños, vellos… que hay, que no se ajusten a un solo patrón, que además suele ser una visión estereotipada.  Y de aquellas ideas estos imaginarios. Pubis depilados 100%, tetas grandes en cuerpos pequeños, vientres planos, músculos marcados, penes grandes, largos y gruesos, labios vaginales marcados y de una sola forma. Todo esto traspasa las pantallas y se reproducen en los cuerpos de las personas que cuando vemos que no nos ajustamos a ese canon pensamos que no somos tan buenxs o aptxs para tener un buen sexo y resultar atractivxs.

Antes hablaba de lo bonito. Lo bonito es ese halo que todo lo rodea e invade. Fotos con iluminación perfecta, imágenes oníricas, salones, camas y sexo que rozan el éxtasis de la belleza. Yo defino lo bonito como esa sensación que nos invade cuando algo nos agrada y nos hace sentirnos bien, acogidos. Las nuevas etiquetas como #hygge nos han hecho unificar nuestros idearios bonitos ¡hasta en eso! Lo bonito es una cafetería un tanto vintage, con una decoración cuidada pero que parezca que ha sido sacada del contenedor de enfrente y muchas cosas más, pero creo que ya me entendéis a lo que me refiero. Pues en el sexo pasa lo mismo. Yo creo que es importante cuidar esos detalles. Sin intención de desmerecer el sexo que surge de repente cuando estás tiradx en el sofá con la ropa de estar en casa o un pijama viejo pero con el que te sientes tan a gusto, el pelo revuelto y todo tirado por ahí. Esos polvos no debemos olvidarlos, pero este impulso bonito me hace pensar en lencería, en estética sexy que lo invade todo y que hace que la excitación venga por el mero placer visual. No hay que olvidar que somos muy visuales y que ver nos pone. Así que, si lo que vemos nos gusta, nos agrada, eso también puede transformarse en deseo y excitación. ¿O a caso no hay algo que te excite que no sea puramente sexual? El olor de una flores, la cama cubierta de cojines, la cocina llena de harina… ¡Vamos confiesa!

Tengo que admitir que la nueva oleada de porno bonito está haciendo que las películas se ajusten a nuevas estéticas visuales. Se tienen en cuenta las piezas de decoración y el entorno del que hablábamos y se crean nuevas escenas. El siguiente paso es hacerlas más cotidianas, que se ajusten a una situación que pueda darse en la vida real y no solo la parte visual, sino las prácticas y personajes. Además de la visibilización/normalización de todos los gustos sexuales.  Me pregunto si estamos ante una nueva forma de hacer porno. Un porno que se rige por las corrientes estéticas y culturales.

¿Podríamos hablar de porno hipster?
¿Está el porno sujeto a las modas?
¿Existe el porno hygge o el hygge del porno?
¿Y el porno made in Ikea?

 

 

 

Sexo anal para principiantes

Si llevas tiempo dándole vueltas, pero no te decides por eso de que tal vez sea doloroso o porque no estás muy segurx de si te va a gustar o no, lo primero que debes saber es que si lo haces bien el sexo anal puede resultarte realmente placentero. Contrariamente de lo que se suele decir, esta práctica sexual resulta altamente satisfactoria tanto para hombres como para mujeres, así que vete olvidándote de los prejuicios. En el caso de los hombres es la única forma de penetración y durante ésta se tocan zonas y se experimentan sensaciones que no se pueden sentir con ninguna otra práctica. En el caso de las mujeres, aunque tengas o hayas tenido sexo con penetración, de esta manera será completamente diferente. Y sí también se producen orgasmos.

Lo primero que debes tener en cuenta es que es una zona un pelín más delicada y que si nunca antes has andado por ahí atrás debes tomártelo con paciencia e ir experimentando poco a poco. Te sugiero que tantees el terreno primero. Que tu, si lo vas a hacer solx, o tu pareja si estás acompañadx deslice sus dedos o bien desde la parte delantera, desde la vagina o desde la trasera, surcando tu pompis y dejándose caer siguiendo la línea de tus nalgas. Las caricias siempre son importantes porque a través de ellas nuestro cuerpo se va preparando y notamos como la excitación va en aumento. Es como la alarma que nos avisa que el fuego está creciendo. Rodear la zona, tocarla, acariciarla suavemente… incluso podemos jugar con un lubricante o con lo que se nos ocurra, como un hielo, para hacer más divertido el momento. Recuerda que si esto te produce placer, pero no quieres ir más allá, también puede quedarse como un juego sin que se produza una penetración completa.

Resultado de imagen de iniciacion sexo anal

Si por el contrario te está gustando tanto que quieres descubrir más, puedes hacerlo de diferentes maneras. Puedes hacerlo oralmente. Lo siento pero aquí, a no ser que seas contorsionistx, vas a necesitar la ayuda de otra persona. El sexo oral es algo maravilloso y en esta zona todavía más. Recuerda que es una parte que tal vez no hayas estimulado mucho así que todo será como casi la primera vez. Buscar una postura en la que te sientas cómodx, es lo más importante. Separa tus nalgas para que el acceso sea mejor y que tu acompañante vaya aproximándose poco a poco. Un mordisquito en el culo nunca está demás… Igual que con las manos, es mejor ir ganando posiciones con besos, lametones, que la punta de la lengua se vaya acercando hasta llegar al ano. Una vez alcanzado nuestro objetivo podrá lamer con más intensidad. Profundizar un poco más con la lengua o no ya es cosa vuestra.

Si lo que deseas es que haya penetración, el dedo es una herramienta excelente. Mucho cuidado con las uñas. Deben estar cortas y que no arañen, pues es una piel muy sensible y las heridas que se puedan producir dentro pueden molestarnos mucho en el día a día. El lubricante es un elemento imprescindible en la penetración anal, ya que no es como una vagina en la que se segrega lubricación natural. No te cortes y utiliza una buena cantidad y si ves que en cualquier momento es necesario añadir más, no lo dudes.

La vibración siempre ayuda a estimular así que si tienes un juguete vibrador a mano puedes pasarlo por la zona e introducirlo poco a poco. Hay juguetes especialmente pensados para primerizos en el sexo anal, como los Plugs o las Bolas anales o tailandesas . No solo existen los dilatadores sino que también hay vibradores y dildos hergonómicos que se adapatan mejor a esta parte del cuerpo o que pueden utilizarse tanto vaginalmente como anal. Además, y son muy recomendables, puedes optar por los que vibran en el clítoris y puedes tanto usarlos para la penetración anal como vaginal. Puedes probar con alguno, tal vez para comenzar te resulte más cómodo. En cuanto a la penetración ya sea con un pene o un dildo (o cualquier juguete ) el juego dentro-fuera debes hacerlo despacio y con suavidad. Como hemos dicho es una zona muy sensible y se irrita con facilidad. Si luego quieres usar el juguete para la vagina lávalo bien. La higiene, al igual que en cualquier práctica, es muy importante. En el recto residen muchas bacterias y si no tenemos cuidado pueden pasar a otras zonas próximas de nuestro cuerpo. El sexo anal, igual que el vaginal y oral, es fuente de enfermedades de transmisión sexual y una zona con muchas bacterias y fácilmente irritable en la que se pueden hacer pequeñas heridas casi sin darnos cuenta, así que utiliza protección.

Toma nota de estos consejos:

– Para hacerlo más estimulante y ya que es una práctica que no a todo el mundo le convence, se puede empezar con una ducha relajante en la que se aproveche a ir tocando el cuerpo y así también limpiarlo.

– Comienza con las caricias para ir subiendo la temperatura, los dedos y que la boca también jugueteen por la zona. Si estás decididx a que haya algún tipo de penetración, te sugiero que comiences con los dedos. Tal vez para la primera vez es suficiente y ya más adelante puede probar con pequeños objetos y juguetes.

– Utiliza lubricante sin ninguna duda. Te facilitará mucho el trabajo. Si no estás acostumbradx utilizalo con un masaje sensual recorriendo el cuerpo e insistiendo más en esta zona.

– Busca posturas en las que sea más fácil acceder al ano y en la que ambas partes, si estás en compañía, os sintáis cómodos.

– La limpieza es muy muy importante. Además de estar limpix lava muy bien lo que hayas utilizado una vez que termines. Y si lo vas a hacer con alguien y le sugieres que su lengua pase por ahí o sus dedos te llamen desde dentro, seguro que te agradece que antes te hagas un pequeña limpieza para que salgan sin rastro alguno.

– Y el último pero no menos importante es que lo disfrutes y lo cuentes porque el sexo anal es puro placer y debemos desterrar los prejuicios que lo rodean.

 

Ahora… a jugar!

Resultado de imagen de iniciacion sexo anal