¿Uno rapidito? | Zumio, orgasmos rápidos e intensos

Dime, ¿eres de lxs que te van los rapiditos? ¿Un quickie por la mañana te hace ir a trabajar con mejor ánimo?

Hoy os voy a contar el secreto del orgasmo más rápido del mundo. Dicen que un quickie debe durar 15 segundos y con eso nos quedaríamos satisfechxs. El sexo rápido nos aporta una excitación corta pero intensa y nos activa porque, como hay que concentrarse en un periodo muy corto de tiempo, nos ponemos a ello sin miramientos. Automáticamente nuestro cerebro se activa, la excitación se extiende y los fluidos empiezan a emanar. Dejamos a un lado los besos eternos y las caricias, en vez de tomar un tiempo para cada cosa, lo hacemos todo a la vez.

Hay algo que no me convence del quickie y es que por lo general, cuando hablamos de ello la penetración entra dentro del juego y cobra el mayor protagonismo. Ya sabéis que aquí somos muy sexualmente abiertxs y creemos que los encuentros eróticos son mucho más que coito. Por eso, hoy os voy a enseñar cómo tener un orgasmo intenso, rápido y sin penetración. ¿Qué necesitamos? una varita mágica.

Solo la puntita

¿Y dónde consigo yo una varita mágica del sexo? te preguntarás. Vamos a simplificarlo un poco. No penséis que vamos a coger la de Harry Potter y nos la vamos a poner en la vulva y tatatachán orgasmo completado. No va por ahí la cosa. Es todo mucho más sencillo y como te imaginarás hay un juguete sexual de por medio. Sí, así es. Hoy me apetecía contaros mi experiencia con Zumio, uno de los #sextoy que está revolucionando las camas de las mujeres.

Zumio es un juguete pensado y diseñado por mujeres para mujeres. De ahí su éxito. Ellas sabían lo que necesitaban y vieron que otras mujeres estaban en la misma situación, así que idearon un juguete sexual que cumpliera con lo que estaban buscando: orgasmos rápidos, intensos y que no hicieran mucho ruido (el juguete, lo de los orgasmos ya cada una hace lo que puede).

Por el diseño que tiene Zumio es capaz de llevarte al éxtasis con solo la puntita. Sí, esta vez sí. Sólo con su punta vas a conseguir mucho placer. Mirad como es.

Parece un bolígrafo o un aparato de higiene bucodental. Se carga en su propia base, incluye el cable para conectarlo, funda para  protegerlo y transportarlo y usarlo es sencillísimo. Tan solo tiene dos botones para apagar, encender y cambiar los modos.  Lo que Zumio ofrece de diferente a otros juguetes es que apunta con su SpiroPunta™, así se llama esa puntita maravillosa, directamente al punto clave del placer. Haciendo pequeños círculos y a la vez que zumba va haciendo que la zona se excite en poco tiempo.

Zumio en mi vulva

Ahora os voy a contar la verdad. Cuando recibí el vibrador Zumio no sabía muy bien cómo usarlo porque al ser tan finito no parece que fuera a ser tan potente. Pero lo es. Tiene mucha potencia y el movimiento de la SpiroPunta™ hipnotiza.  La primera vez que lo probé fue para estimularme en un encuentro erótico sin penetración y nada más ponerlo sobre mi clítoris el orgasmo llegó tan rápido que casi no me enteré. Puede ser que al estar ya muy excitada el orgasmo estuviera casi llegando y fue el remate, pero al acabar dije “pues sí que es rápido”. Vamos que no mienten en absoluto.

Tras probarlo varias veces y ver cómo el cuerpo reacciona a sus círculos de placer, os voy a dar unos tips para que lo disfrutéis más intensamente.

  • No vayáis directamente al clítoris. Si no estáis muy excitadas puede resultar un poco molesto. Recorred algunas de vuestras zonas erógenas con él. Usadlo como un masajeador e ir recorriendo el cuerpo hasta alcanzar la vulva.
  • Una vez que estés en la vulva probad a pasarlo primero por los labios vaginales externos. Siempre nos olvidamos de ellos, pero también da mucho placer acariciarlos y estimularlos. Luego pasad a los internos y después ya a la zona que rodea el clítoris.
  • El clítoris. Estará rogando que se lo pongas encima. Pero tranquilidad… que todo llega. Pásalo alrededor y vete acercándote poco a poco. Prueba a moverlo lentamente y combínalo dejando tu mano estática y que sea él el que se mueva solo.

Puede que siguiendo estos pasos rompas con los 15 segundos que dura un quickie, pero bueno alguna vez nos podemos dar el lujo de tardar un poco más, ¿no?. No creáis que duraréis mucho con él en la mano, porque aunque lo alarguemos los orgasmos con Zumio van a ser rápidos e intensos. 

Este juguete fue creado por una mujer que es madre y que necesitaba tener orgasmos rápidos y que el juguete no hiciera mucho ruido. Creo que el objetivo lo ha conseguido. Por eso es el regalo perfecto para mujeres a las que no les gustan los juguetes sexuales grandes y que no tienen mucho tiempo para dedicarse al placer. 

Zumio no es solo un juguete para usarlo en solitario, utilizarlo en pareja también es muy divertido. ¿Sabéis esos momentos de tensión en los que necesitas liberarte sea como sea? la solución: coges a Zumio, te relajas un poco, te masturbas y como nueva. Yo no abogo por las prisas a la hora de disfrutar, pero si no hay otra opción, esta es una buena manera de no renunciar al autoplacer. En pareja úsalo como un estimulador de clítoris o como masajeador. Es súper divertido jugar a escribir con él por el cuerpo y luego introducirlo en la relación sexual.

En resumen, si te gustan los orgasmos rápidos y buenos Zumio puede ser una buena opción para ti. Si no tienes mucho tiempo y quieres algo discreto pero placentero, también te sirve. Y si quieres rodear tu cuerpo de zumbiditos que te lleven al éxtasis, cógelo rápido y disfruta. Vamos, ¡que nos vale para todas!

Aquí os dejo su web donde os cuentan más secretos sobre él.

 

 

Desire “un juego hecho por las parejas, para las parejas”

 

Vibra el móvil, aparto la mirada de la pantalla del ordenador para posar mis ojos en la del móvil. Una notificación. En la pantalla leo: X te ha enviado un reto, ¿aceptas? Por supuesto que acepto. Rasco la pantalla como si fuera un boleto de la tómbola, igual me ha tocado el gran premio de la tarde. El texto dice: Coge las cuerdas y átame bien fuerte esta noche. Utiliza mi cuerpo a tu antojo y luego devórame. Disculpad, pero he de recoger mi ropa interior, acabo de perderla.

Es Desire una aplicación para móviles destinada a poner una nueva llama a la pasión entre la pareja. Hace tiempo que descubrí esta App, no lo puedo evitar, no paro de enredar y en uno de mis enredos por la red vi una gran lista de aplicaciones para mejorar o darle una vuelta a las relaciones sexuales y una de ellas era Desire. Pero no fue hasta que la volví a ver en un programa de televisión cuando decidí instalarla en mi móvil. La descargué, le eché un vistazo rápido y decidí probarla con mi pareja. Ahora es una herramienta más para probar cosas nuevas, provocarnos fuera y dentro de casa o para no olvidarnos de lo que más nos gusta hacer.

Aplicaciones sexuales hay muchísimas, ya he perdido la cuenta. Para ligar, para conseguir el polvo de una noche, para las citas a ciegas, para chicas, para chicos, para vegetarianxs, para veganxs, para frikis, para ser infiel, para coquetear… ¿y para parejas? Pues también las hay, pero la verdad que bastante sencillas y básicas. Los típicos dados de posturas y retos llevados al universo 2.0, el Kamasutra modo móvil, el sorteo de las posturas para ver cuál toca hoy… pero ninguna de ellas aportaba nada realmente especial o que al menos no haya visto hasta ahora. Eso es lo que me gustó de Desire. Se presenta de una forma divertida, es intuitiva, te hace tomar un rol activo y te incentiva a pensar en nuevos juegos. Pero lo que realmente me gusta de ella es que no importa qué tipo de pareja seas. A la hora de elegir tu avatar, la posibilidad de poner cómo es cada unx es totalmente libre. Perdonad que insista en esto, pero es que la mayoría dan por hecho que las parejas que las van a utilizar son heterosexuales y hay que ir a productos específicos para la comunidad LGTB+ para poder encontrar un producto en el que no importe la orientación sexual.

¿Cómo funciona?

La aplicación es gratuita tanto para Android como para IPhone. Al instalar y abrir la aplicación debes registrarte. Creas tu perfil rellenando unos datos y eligiendo un muñequito/a que será tu imagen y tu pareja debe hacer lo mismo en su dispositivo. Os ponéis en contacto y ya está la pareja oficialmente formada en la aplicación. No hay perfiles públicos, todo es privado. Lo que suceda, se escriba y se envíe a través de ella queda solo entre lxs dos.

Una vez metidxs en faena podemos encontrar una serie de retos ya creados recopilados en diferentes bloques. Hay más de 20 categorías, como Dulce amor, De viaje, Roles y fantasías, Vestuario, Cocina, Riesgo que nos vean, Bajo mi control, En la distancia… solo por el título ya os podéis hacer una idea de qué retos puede haber dentro de cada una de ellas. Cada reto tiene un número de puntos. Cuánto más picante y arriesgado sea, más puntos obtendrás. Hay un escala de calificación en orden ascendente de menos a más picante Mild/Spicy/Hot/ Chili que marca en qué franja se encuentran y también en qué nivel estás tú. Entra en una, elige el reto con el que quieres sorprenderlx, ponle un límite de tiempo (puede ser para el mismo día, para hacer durante esa semana, el fin de semana…) y dale a enviar a tu pareja. La otra persona recibirá una notificación con el reto. Si la acepta la cuenta atrás se activará. Una vez completada la tarea debe confirmar que ha sido realizada y así ganará los puntos que le corresponden. En la pantalla principal de la app verás la comparativa de puntos entre tú y tu pareja.

Hay algunas categorías a las que no podrás acceder si no tienes un número determinado de monedas, por eso hay que jugar mucho. Cuantos más retos vayas haciendo más categorías se te irán abriendo.

Si quieres intimar más, tienes disponible un chat privado con tu pareja. Como hemos dicho al principio todo queda oculto.

Por otra parte, también podemos encontrar planes en Madrid y Barcelona. Por si quieres añadirle un plus y salir por ahí con un plan ya pactado y un reto entre manos.

Además, si eres de lxs que tú te lo guisas, tú te lo comes… tienes la posibilidad de escribir tus propios retos. Lo escribes, lo diseñas y lo mandas a tu pareja. ¡Si es que hay opciones para todxs!

El número de usuarios y usuarias ha dado un salto increíble y la comunidad pedía a gritos conocer las fantasías y retos que los demás usuarixs utilizaban, por ello se ha creado una comunidad en la que los y las usuarias pueden compartir retos. Por si alguna vez nos falta un poco de imaginación. Puedes unirte a ella y ver qué es lo que proponen otras personas. Esto no implica que sepan qué es lo que haces tú en tu perfil. Tan solo es una especie de tablón en el que se ponen mensajes.

Otra opción es elegir uno de los retos propuestos por otro usuarix, sin necesidad de entrar en el chat de la comunidad, con esta opción podremos estar enviando a nuestra pareja un reto creado al otro lado del mundo.

Cuanto más uses la aplicación más cosas descubres porque las novedades van surgiendo a cada paso. Cada vez hay más categorías, más retos, más propuestas.

Es una aplicación muy completa y que ofrece ideas para todos los gustos, pero una de las cosas que más me gusta es que con tan solo agitar el móvil tu pareja recibe automáticamente tu señal de que te apetece uno rapidito. Agita el móvil para un Quicky. Muy útil…

Desire desde dentro

Marta Plaza es cofundadora de Desire y nos cuenta algunos de los detalles internos de la aplicación. Esto es lo que le hemos preguntado.

  • Desire es ya una aplicación afianzada en el mundo de las Apps para parejas, ¿cuántas personas estimáis que la utiliza?

Ya son más de 250.000 descargas en varios países entre los que destacan España y Estados Unidos.

  • La comunidad de Desire, donde participan los usuarios publicando e intercambiando retos, es una gran apuesta, ¿cómo surgió la idea de crear esta comunidad y cómo está funcionando?

Empezamos el juego sin comunidad pero al poco tiempo abrimos la posibilidad de que los usuarios nos pudieran hacer sus sugerencias de retos. La comunidad nació de los propios usuarios que nos querían ayudar con sus ideas. Cuando nos enviaban las propuestas, si eran chulas, las añadíamos al juego. Pensamos que es mucho más interesante en vez de nosotros pensar en ideas, que todos lo hiciéramos y así nació la comunidad como está ahora – cada usuario tiene su perfil y puede subir todas las ideas que quiera. Salen muchas más ideas de cientos de personas pensando que de un pequeño equipo. Ahora Desire es un juego hecho por las parejas, para las parejas.

  • ¿Qué objetivos teníais cuando surgió la idea de crearla?

Pensamos que sería una forma para que las parejas tuvieran siempre nuevos retos, cada día hay ideas nuevas para llevar a cabo con la pareja y eso es genial. Ahora en la App hay más de 15.000 retos escritos por la comunidad. Las parejas nos siguen pidiendo mejoras de la comunidad, y estamos en ello. Ahora por ejemplo, los retos más chulos de la comunidad, los añadimos a las categorías.

  • Este intercambio de ideas, ¿podría dar lugar a que los propios usuarios y usuarias se interesaran en realizar también intercambios de pareja? ¿es una opción que se puede o podría contemplar en la aplicación?

No es una opción que contemplemos en el juego, ya que pensamos en Desire como una App para dos. Pero ¡cada pareja puede hacer lo que quiera! En los retos privados, no hay ningún tipo de filtro.

  • Al principio los usuarios solo contábamos con los retos ya establecidos, ¿de dónde surgía la inspiración para crear esos retos?

Del propio equipo de Desire. La inspiración venía del día a día, de lo que pensábamos que podría interesar a los usuarios y de lo que pensábamos que nos gustaría hacer a nosotros también con nuestra pareja.

  • Hay retos ya creados listos para enviar, otros, fruto de las propuestas de los usuarios y los escritos de forma privada entre los dos miembros de la pareja. De estas tres, ¿cuál es la que más se utiliza?

Pues ésta es la proporción diaria de los retos que se envían, el 60% son de categorías, el 20% es escrito por uno mismo y el 20% retos de comunidad.

  • Y de las más de 20 categorías que hay en la aplicación, ¿hay alguna que sea la más popular?

El TOP 5 en orden de mayor a menor popularidad es: dulce amor, rolePlay y fantasía, vestuario, bajo mi control y riesgo de que nos vean

  • ¿Cuál es la valoración que hacéis de la Aplicación desde su creación hasta ahora?

¡Muy positiva! Cada día recibimos mensajes de las parejas que juegan a Desire, mensajes que escriben públicamente en Google Play y en la App Store explicando lo mucho que les gusta la App, lo bien que se lo pasan y como les ha cambiado la vida y ¡nos encanta! Para nosotros la forma de valorar el juego es a través del feedback que nos dan las parejas que juegan a él.

  • ¿Nos puedes adelantar con qué nos sorprenderá Desire próximamente?

La versión de iPhone pronto tendrá ¡chat! En Android ya lleva un tiempo disponible el chat privado con la pareja. Un chat en el que se borran los mensajes. Las novedades en ambas plataformas – Android y iPhone – serán temas relacionados con la comunidad (hasta aquí puedo leer, jeje). Además, de nuevas categorías que irán apareciendo, estamos a punto de lanzar dos nuevas.

  • ¿Y alguna anécdota que os haya pasado con ella?

¡Muchas! La última fue hace poco. Estábamos en un evento y empezamos a explicar Desire a un grupo de gente ahí y antes de decir el nombre de la App, uno de ellos dice: ‘I know it, Desire, I play with my girlfriend’. Era una pareja británica que jugaba a la App. Encontrarnos con parejas que juegan a Desire es un subidón de energía y adrenalina.

Desire42