Todas las respuestas a la Inyección anticonceptiva masculina

¿Te imaginas que un simple pinchazo fuera suficiente para mantener relaciones sin riesgo a tener un embarazo no deseado durante años?


En #NovaLife acabo de publicar un artículo sobre este tema. Por motivos de agenda no ha sido posible incluir las aportaciones de una experta uróloga, así que aquí podéis leer el artículo extendido.


No es ciencia ficción, es ya casi una realidad. Pero esta vez no somos nosotras las que vamos a tener que enfrentarnos a los sudores fríos por pensar en el pinchazo sino que está diseñada para los hombres. Estamos hablando de la primera inyección anticonceptiva para hombres.

Si la píldora anticonceptiva fue una revolución, ya nos podemos imaginar lo que va a suponer esta inyección que evita que se produzcan embarazos no deseados. Nosotras hemos llevado durante años la carga y responsabilidad de velar por la salud sexual en pareja y controlar nuestros cuerpos para evitar quedarnos embarazadas, como si fuera sólo cosa de una. Y ahora, por fin, la balanza se equilibra un poco y son ellos los que tienen que ocuparse de este asunto.

La píldora suspuso una liberación sexual para las mujeres, aunque más tarde se fueron conociendo todos los efectos que iría dejando en nuestros cuerpos. Fue un momento de explosión del deseo y el placer femenino. Estuvo bien, pero los años y los avances nos han hecho ver que hay otras maneras de conseguir el mismo objetivo sin que nuestros cuerpos sufran.

Este no es el primer intento para que sean ellos quienes tomen las riendas de la precaución, pero como todos contenían algún efecto secundario, no han resultado exitosos. Cruzamos los dedos porque este sí lo sea, ya que es rápido, indoloro y no tiene ningún efecto adverso según los estudios oficiales.

El responsable del primer anticonceptivo masculino inyectable del mundo ha sido el Consejo Indio de Investigación Médico (ICMR), que ha ganado esta carrera a los laboratorios estadounidenses y británicos. Tiene una duración de trece años y ya ha sido enviada al Controlador General de Drogas de la India para su aprobación y lanzamiento mundial. Como nos explica la Facultativo Especialista de Urología en el hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo Sheila Almuster Domíngez, “la inyección anticonceptiva, nace con la finalidad de sustituir a la vasectomía, que es la técnica quirúrgica utilizada en la actualidad para la anticoncepción masculina permanente” y además, apunta que “la búsqueda de un método anticonceptivo duradero pero reversible en el varón es algo presente desde hace décadas, pero debido a la anatomía y fisiopatología reproductiva masculina es algo que supone todavía un reto para investigadores y médicos de hoy en día, ya que es difícil de abordar”.

Cómo funciona la inyección anticonceptiva para hombres

El anticonceptivo es una inyección no hormonal, tiene una durabilidad, según el estudio, de trece años y debe ser suministrada y aplicada por un profesional de la medicina. Está diseñada para evitar las vasectomías quirúrgicas. La tasa de éxito, un 97,3% en los 303 casos probados, y que no se hayan registrado efectos secundarios, ha ayudado a que sea una medida que se espera con expectación durante este año.

Ante los datos que arroja la investigación, la uróloga nos aclara que “actualmente no hay ningún artículo publicado que especifique la duración exacta de la inyección anticonceptiva ni cada cuanto debe aplicarse. Hay casos individualizados del tiempo que ha durado en algunos de los sujetos incluidos en el estudio, pero siempre hablaríamos de casos únicos, no de un estándar en la población estudiada, que además incluye a un número de sujetos pequeño. La variabilidad de la duración del producto, también variaría en función de la cantidad y concentración del producto aplicado (que ha sido distinta en los distintos sujetos implicados en el estudio)”.

Anticonceptivos para hombres

Cómo se aplica el anticonceptivo para hombres

Este anticonceptivo debe ser inyectado por personal médico y bajo anestesia local. El proceso de inyección dura aproximadamente unos quince minutos. Se trata de un polímero que se inyecta en el conducto deferente (el conducto que se sitúa cerca de los testículos y que contiene esperma) justo donde se une con el escroto. No se aplica directamente en el pene. Los hombres tienen un epidídimo, una estructura circular que recibe los espermatozoides inmaduros de los testículos y que los almacena. Cuando se produce la eyaculación, el semen es expulsado desde el epidídimo hacia el conducto deferente, por eso es ahí donde se inyecta directamente.

El polímero fue desarrollado en la década de 1970 y su función es la desinhibir la producción de esperma. La forma en la que trabaja es haciendo de filtro permitiendo el paso del fluido pero no de los espermatozoides. De este modo, no interfiere en la erección, eyaculación ni en el orgasmo.

La uróloga afirma que, aunque esta es la teoría, “no hay nada claro”. Existen diferentes teorías sobre como afecta a la viabilidad de los espermatozoides. “El mecanismo de acción de este polímero dentro de los conductos deferentes no se ha explicado con claridad y continúa siendo ambiguo. Puede ser que inhiba la función de los espermatozoides por cambios en el pH, ya que el polímero provoca un descenso del pH en el conducto deferente, lo que afectaría a la viabilidad de los espermatozoides. Otra de las teorías explica que el polímero podría producir alteraciones morfológicas y daño histológico a nivel de la luz de los conductos deferentes o que la azoospermia (ausencia de espermatozoides en el semen) vendría dada por la oclusión completa de la luz del conducto deferente, lo que impediría el paso de los espermatozoides”.

La píldora anticonceptiva masculina

En este campo ya se han conocido avances como la píldora anticonceptiva masculina en marzo de 2019, que se trata como la análoga a la femenina. Hubo otro intento anterior en 2016, un gel anticonceptivo creado en el Reino Unido que se aplicaba sobre los hombros. Sin embargo, no tuvieron mucho éxito. ¿Por qué? Porque tienen efectos secundarios como provocar acné, cambios de humor, dolor de cabeza y eso hace que los hombres sean reacios a probarla. Por ello, desde el ICMR aseguran que será una auténtica revolución porque es rápida, duradera y no tiene nigún efecto secundario sobre los hombres.

Sin embargo, la experta resalta que los posibles efectos adversos podrían ser “primero efectos locales: como dolor, inflamación y agrandamiento escrotal, o hematoma e infección de la zona donde se ha aplicado el producto. Hay otro tipo de efectos secundarios de mayor importancia, son aquellos que afectan a cuestiones como la mutagenicidad, la genotoxicidad y la carcinogenicidad, que se están evaluando en muchos centros de la India. Este tipo de efectos secundarios puede ser un hándicap para el desarrollo del fármaco en Europa y Estados Unidos. Además, será necesario realizar ensayos clínicos con un número mayor de pacientes y de duración prolongada en el tiempo para conocer exactamente estos efectos secundarios”.

A pesar de que parecía que la inyección anticonceptiva iba a ser algo factible a corto plazo, Sheila Almuster opina que “la búsqueda de un anticonceptivo ideal para los hombres aun está lejos de alcanzarse. El RISUG (como se conoce en inglés esta inyección) seguramente ha creado un nuevo concepto de anticoncepción con gran viabilidad y esterilidad duradera. Desafortunadamente, el avance de este polímero inyectable es lento, y los ensayos clínicos no están proporcionando suficientes conclusiones sólidas”.“Quedarán todavía muchos años para que comience su desarrollo”.