¿Cómo elijo el mejor anticonceptivo para mí?

¿Cuántas vueltas le estás dado a si te cambias de anticonceptivo o si el que usas es el mejor para ti? con unas preguntas muy simples te vas a aclarar un poco más

La información básica la conocemos, pero ¿cómo decidir qué anticonceptivo es el mejor? Por si acaso se nos ha escapado algo, hacemos un repaso y aclaramos las diferencias entre anticonceptivos hormonales y no hormonales.

¿Cómo funcionan los anticonceptivos hormonales?

Los anticonceptivos hormonales son básicamente moléculas sintéticas parecidas a las que regulan el ciclo menstrual de forma natural. En este tipo de anticonceptivo se combinan progestágenos y estrógenos. Lo que hacen es inhibir la ovulación, espesan el moco cervical y disminuyen el grosor del endometrio. De esta manera se evita el embarazo.

¿Qué efectividad tienen los anticonceptivos hormonales?

Este tipo de anticonceptivos tienen una efectividad muy alta siempre y cuando los utilicemos adecuadamente

¿Cuáles son los anticonceptivos hormonales?

Si este es el método anticonceptivo por el que te inclinas, las opciones son el anillo vaginal, el parche anticonceptivo, el implante subcutáneo, el DIU hormonal y la píldora.

Si eres de las que no quiere oír ni hablar de los hormonales, las opciones se reducen bastante, pero tu cuerpo no sufrirá efectos secundarios.

¿Cuáles son los anticonceptivos no hormonales?

En el caso de las mujeres tenemos el diafragma, el DIU de cobre y el preservativo interno o femenino.

¿Qué efectividad tienen los anticonceptivos no hormonales?

Cada uno tiene una tasa de efectividad diferente, pero todos ellos son seguros. Eso sí, usándolos adecuadamente. Además, con estos anticonceptivos no sólo nos protegen de los embarazos no deseados, sino también de las infecciones de transmisión genital y sexual (ETS e ITGS).

¿Cómo sé cuál es anticonceptivo adecuado para mí?