Así se usan los juguetes sexuales anales 👌👈

El sexo anal es una práctica que está infravalorada. ¿Por qué? porque se le ha colgado una muy mala fama y no hace falta que os explique el porqué… si sacamos los encuentros sexuales de los genitales los llevamos directamente al ano por cercanía y porque tiene esa connotación sexual. Sin embargo, todavía tenemos muchas dudas de cómo disfrutar del sexo anal.

En el post de la semana pasada os di las 3 claves que, para mí, son imprescindibles para disfrutar a través de nuestros anos y es que si no nos auto exploramos y conocemos no podremos saber qué es lo que nos gusta sexualmente hablando. Hoy doy un paso más y me sincero con vosotrxs.

Diversual, sex shop online de obligada visita por su gran variedad de productos, me lanzó un reto. Me propuso traspasar mis límites y probar a tener sexo anal con juguetes especialmente diseñados con este fin. La verdad que la idea me tentó y no voy a negar que ya tenía ganas de probar algún plug anal. Gracias a su colaboración conseguí ponerlo en práctica y he de decir que la experiencia ha sido como la imaginé: placentera y satisfactoria.

Juguetes sexuales anales

Elegir un juguete anal es muy sencillo, tan solo hay que tener éstos puntos en cuenta:

  • El material. Que siempre sea de buena calidad y nos de confianza.
  • La dureza. Ni muy duro ni muy blando. Que sea fácil de introducir, si es que queremos introducirlo, y de sacar claro.
  • El tamaño. Vamos paso a paso, de menos a más y siempre sin forzar.
  • La lubricación. Si no usamos juguetes debemos optar por un lubricante a base de silicona, sino uno de base a agua pero que sea resistente y duradero. Nunca dejaremos que la zona anal se seque.

Pero seguro que os queda mucho más claro si os lo enseño, así que abajo os dejo el vídeo donde os cuento cómo elegir un juguete sexual anal y cuál ha sido mi experiencia.

Si os ha picado el gusanillo aprovechad porque con el código #ARSEROTICAS11 tenéis un 11% de descuento en cualquier producto de Diversual. 

Preparadxs, sentidos, ¡ya!

Lo confieso. Necesito vacaciones urgentemente. No pido mucho, solo una escapadita, un pequeño retiro espiritual y sexual para recuperarme, renovar fuerzas y recordar qué es eso del buen sexo con tiempo y dedicación. A las puertas de unos días de fiesta no he podido evitar pensar en mis necesidades corporales y en ponerme como objetivo marcar un tiempo para disfrutar de un (o mejor unos) buenos encuentros eróticos.

Tengo claro lo que busco para mi próxima escapada, quiero nuevas experiencias y creo que he encontrado el kit perfecto para ello. Me encanta descubrir nuevos rincones de placeres y tiendas eróticas, sexshops, que me sorprendan y me ofrezcan otro tipo de juguetería erótica. Porque vamos a ser sinceras, ya tenemos muy vistos los vibradores y dildos de siempre y a veces sienta bien descubrir que somos capaces de disfrutar eróticamente con productos sencillos. Por eso, os voy a enseñar qué es lo que he encontrado en Mundo Erótico, mi último fichaje.

Parece un neceser cualquiera, pero no lo es. Detrás de su apariencia seria y simple, hay todo un mundo de sensaciones encapsulado. Que no os engañe el tamaño de cada uno de los productos que hay dentro de él, porque lo bueno concentrado es doblemente bueno. Es el kit para parejas perfecto para mí y para esa escapada de la que os hablo y para en la que tú también estás pensando. Te cabe en un bolso, en la maleta de mano e incluso en el bolsillo del abrigo. Es como una chistera de mago, parece poca cosa pero nunca sabes lo que va a salir de ella. Kamasutra ha hecho realidad mis deseos, conjugar productos sencillos, excitantes y que puedes llevar a cualquier parte.

Kamasutra, kit de viaje romántico y de lujo

Revolución de sentidos

Con tan solo correr la cremallera el ambiente ya se contagia de los muy diversos estímulos que encierra. El olor lo impregna todo y es que es uno de los objetivos de este Kit Kamasutra Romántico de lujo, seducir a través de los sentidos y el olfato es uno de los más poderosos. Lo primero que saco de él es la vela. Blanca e inmaculada, huele a relax. Ya activada mi nariz la piel se me eriza pensando en los pequeños botes que voy acumulando sobre la cama. Una crema corporal con la textura perfecta para un masaje sensual, aceite corporal besable con aroma a vainilla, un lubricante y mi parte favorita polvos corporales. Ya os habréis dado cuenta de que aquí lo que importa hoy es el cuerpo y sentir. La piel va a ser mi órgano sexual. Y más aún cuando me deje recorrer con el plumero que remata el kit.

Me ha llamado la atención que tras la descripción de cada producto se indica que son besables. Muchas veces llamamos comestible al producto erótico que podemos chupar y comer, pero éste nuevo término me ha enamorado. Todos ellos son aptos para el consumo, exceptuando la vela y el plumero.

Lo importante está en el interior

Cada una de las delicias románticas tiene una particularidad. La crema, por ejemplo, no es una crema cualquiera, es un soufflé corporal de vainilla francesa. Esto quiere decir que su textura es diferente a la de una crema corporal, es sedosa, más densa pero no pegajosa. Deja una capa de suavidad sobre la piel y un olor muy agradable. No demasiado empalagoso.

Crema soufflé de vainilla

El love liquid o lubricante es un gel natural clásico. No tiene un olor intenso, no es pegajoso y fluye muy bien. Es muy cómodo de usar porque podemos regular la cantidad que cae y tiene un tamaño muy práctico. Además de de base a agua, así que lo podemos utilizar con juguetes sexuales y es compatible con preservativos de látex.

La textura perfecta

El Oil love o aceite de amor tiene una sutil fragancia a crema de vainilla. El frasco me recuerda a lo pequeños perfumes franceses. Tiene un diseño bonito, lo que ayuda a crear un ambiente romántico y sensual. Es besable, así que nos da mucho juego para extenderlo por el cuerpo, soplar sobre él o probarlo sobre diferentes zonas corporales. Seguro que ya se os ha ocurrido algún juego de pareja con el aceite amoroso.

Aceite con aroma a vainilla

Los polvos corporales me fascinan. Creo que aportan mucha diversión y son un producto que hace que juguemos de otra manera, por eso me alegro de que no se hayan olvidado de ellos en un kit romántico para parejas como éste. Es un botecito pequeño pero que le da un toque diferente al conjunto. ¡Solo puedo pensar en hacer dibujos sobre el cuerpo y lamer! Os aviso que es adictivo.

Como colofón la vela y el plumero son los complementos ideales. Después de masajear, soplar y lamer, pasar el plumero por las zonas erógenas es el clímax absoluto. Si os ha conquistado este kit solo con leer mi experiencia, ya veréis cuando lo probéis. Os dejo que copiéis mi idea, cojáis la maleta, metáis el kit erótico de lujo para parejas y poco más. Encended la vela, apagad la luz y dejaros sentir. Y… si quieres hacerlo más intenso, a la vez que vais excitando sentidos, id anulando otros como por ejemplo la vista.

El imperio de los sentidos

Y ahora si me disculpáis, voy a preparar mis merecidas mini vacaciones.

Cada producto es una sensación