Jugar en pareja o juegos de pareja, ¡tú decides!

La monotonía en la pareja es un factor que afecta a más de la mitad de las relaciones que han convivido juntos durante más de 4 años. Siendo un problema tan frecuente en las parejas de hoy en día, cada vez son más las que intentan buscar soluciones que les ayuden a romper con esta rutina de monotonía y aburrimiento. Muchas de ellas deciden incorporar juegos a sus relaciones sexuales pero, ¿qué alternativas tenemos y hasta qué punto son efectivas?

Todos hemos escuchado hablar de juegos sexuales que, si bien en ocasiones no nos hacen experimentar nada nuevo, sí que funcionan bien como complemento en esas relaciones que, tras varios años, comienzan a planteársenos como rutinarias.

Los ejemplos más evidentes podrían ser los típicos dados que nos proponen algo tan sencillo como cambiar de postura; o los dados sexuales, que nos presentan opciones de tocar, acariciar, masajear, chupar, etc. en distintas zonas del cuerpo; o incluso juegos que nos presentan un laberíntico recorrido por decenas de posturas (algunas casi imposibles) incluidas en el Kamasutra.

No obstante, hay juegos que van un poco más allá, y que nos ofrecen propuestas algo más complejas y elaboradas, permitiendo estrechar lazos con tu pareja, descubrir nuevos gustos y disfrutar mucho más del sexo en pareja.

Un claro ejemplo es Coupletition, un nuevo juego sexual para parejas que promete romper por completo con la rutina y el aburrimiento creando una experiencia basada en la competencia y la confianza con tu pareja. A continuación, vamos a explicar brevemente en que consiste y porque creemos que es una forma sencilla, barata y divertida de darle una vuelta a tus relaciones sexuales en pareja.

Coupletition consta de 15 pruebas en las que competirás con y contra tu pareja en la búsqueda de los Couplepoints. Iréis acumulando estos Couplepoints o puntos a lo largo de los distintos niveles y, finalmente, permitirán que uno de los dos se lleve un fantástico premio que vosotros mismos decidiréis. ¿Interesante verdad? Pues aún hay más.

Este juego diseñado en Barcelona ha pensado en todo, y para que no hagáis todas las pruebas de golpe, establece un periodo de descanso obligatorio que dilatará la experiencia hasta un mínimo de 15 intensos y divertidos días. Nada de jugar y volver a meter el juego en el cajón hasta la próxima vez que os acordéis (como sucede con la mayoría de las propuestas que encontramos en el mercado); en Coupletition disfrutaréis de un mínimo de 15 encuentros llenos de diversión donde jugaréis a todo tipo de pruebas: desde sexting, roleplays y bondage hasta planear y dirigir vuestra película porno perfecta.

La pre-venta de Coupletition está ya disponible en la plataforma Verkami, desde el 22 de octubre. Allí podréis obtener una unidad del juego a un precio muy reducido antes de que se ponga a la venta oficialmente, además de poder obtener kits especiales solo disponibles durante la pre-venta.

Estáis a un par de clics de darle un giro a vuestras relaciones sexuales, ¿a qué esperáis?

By Coupletition

Sexo y chocolate | Better than chocolate 2 by Nomi Tang

¿Puede haber algo mejor que una onza de chocolate bueno derritiéndose en la boca? Esa sensación de fundirse sobre la lengua y que va calando las mejillas por dentro, traspasando los dientes y envolviendo la boca con ese sabor tan agradable.

¡Pues lo hay! no soy muy de tópicos y cuando se dice eso de que el chocolate sustituye al sexo… yo digo ¿por qué hay que sustituir nada? si podemos tener las dos cosas a la vez. Y yo ahora os propongo ¿y si añadimos un tercero? estoy pensando en un ménage à trois. Sí, es lo que estáis pensado, os traigo una review literalmente Better than chocolate 2, uno de los productos estrella de Nomi Tang.

Nomi Tang llama la atención por sus diseños y calidad, pero sobre todo por este juguetito que os voy a enseñar hoy. Lo han llamado literalmente así: Mejor que el chocolate/ Better than chocolate. Es un estimulador externo que puede utilizarse por todo el cuerpo y encaja perfectamente con la forma del pubis, lo que hace que cumpla muy bien su misión. Es un sextoy muy versátil porque sirve como masajeador, puede pasarse por cualquier zona erógena y después ir dejándolo bajar poco a poco hasta su destino. Como decía, y es algo que me ha asombrado, su forma se adapta perfectamente al pubis. Lo primero que hice al tenerlo en mis manos fue tocarlo, ver su textura, su forma de activarse y desactivarse y como la forma me llamaba tanto la atención lo coloqué directamente sobre el monte de Venus para ver como quedaba. Sí, como quien se prueba una camiseta, pero yo lo hago con los juguetes. Y me quedaba a la perfección, ni hecho a medida. Es una de sus características que más valoro, la capacidad de ajustarse a las curvas corporales.

Better than chocolate2

¿Por dónde empiezo?

Su funcionamiento es muy sencillo. Antes de usarlo hay que ponerlo a cargar. Incluye un cargador con USB que podemos conectar al ordenador. Para que alcance la carga total debe estar 5 horas. Al enchufarlo se enciende una luz roja parpadeante y una vez alcanzada la carga se cambia a azul. Para accionarlo debemos presionar el botón durante unos segundos y comienza a moverse. Ahora tan solo hay que ir probándo cómo recorre el cuerpo, qué modo de vibración nos gusta más de entre las 5 que tiene, con presionar una vez el botón es suficiente. Cada vez que lo presiones pasa a un modo nuevo. Pero lo que me encanta y me enamora de Better than chocolate 2 es el rectángulo blanco que marca su cabeza, el touch slider,  donde se sitúa el botón. Ésto para mí es su característica principal y lo que lo hace muy diferente a otros juguetes de estimulación externa. Al pasar el dedo suavemente por esta parte podemos aumentar o disminuir la intensidad de la vibración. Pero de verdad. Porque sí que existen juguetes a los que les puedes cambiar la intensidad, pero no varía mucho. En éste sí, va desde casi imperceptible, muy relajante y estimulante, hasta una intensidad muy fuerte.

Tengo que decir que me gusta mucho mucho esta cualidad. A mi me suele suceder que los vibradores tienen mucha potencia, lo que está muy bien y no voy a decir que no me gusta, pero, sobre todo al principio, me colapsa un poco esa sensación de vibración intensa y me gusta bajar el nivel. Jugar con los diferentes tipos de movimientos vibratorios y a la vez gestionar la intensidad con la que lo quieres sentir, es una combinación absolutamente perfecta. Además, es muy sencillo y no interrumpe nada el juego. Al mismo tiempo que lo sujetas y juegas con él, con un leve movimiento vas cambiando la intensidad y el modo de juego. Como os digo, excelente.

En cuanto a su condición de estimulador externo, pensado para el clítoris y vagina, pero válido y diseñado para que se utilice por todo el cuerpo, es el mejor que he probado.

Cómo es Better than chocolate 2 de cerca

Hoy he ido al grano y no me he detenido mucho es sus características técnicas, eso podéis consultarlo en la página web de Nomi Tang, pero sí os diré que el tacto es muy sedoso y agradable. No se resbala de las manos ni aun cuando le ponemos lubricante. El lubricante, siempre de base de agua, viene muy bien en el momento en que va deslizándose por la vagina y el clítoris para que fluya mejor. Se puede utilizar bajo el agua, hasta 1 metro de profundidad. Otra verdad es que no hace demasiado ruido. Todos los juguetes prometen ser silenciosos, pero al final si queremos potencia, es irremediable que suene, Nomi Tang con Better than chocolate 2 lo ha conseguido. Es potente, sencillo, atractivo y silencioso.

No puedo dejar de hablaros del packing. Los juguetes cada vez son más elegantes y se nos presentan de una manera muy atractiva, y éste no es menos. Tras la caja con la marca y la imagen del producto encontramos otra caja que recuerda al empaquetado de las joyas. Se abre y tachánnn ahí está Better than chocolate 2 reposando sobre una cama de tela sedosa. Los colores son muy bonitos y la combinación es acertada. El juguete importa mucho, pero ese momento de recibirlo, desempaquetar y abrirlo se queda grabado y si todo lo que rodea al objeto nos atrae y nos va acercando a la idea de un producto cuidado seremos mucho más receptivxs ante lo que nos promete.

En cuanto a Nomi Tang, es una marca reconocida y premiada. Éste mismo juguete fue reconocido por su diseño y funcionalidad con el Reddot design award. Con sede en Hong Kong, su creador parte de la experiencia personal y del feedback de expertxs y usuarixs para ir mejorando sus diseños a los deseos de los consumidores. Es su página web se pueden ver otros juguetes y el blog donde encontrar toda la información.

Pero como decía, no creo que haya que dejar a un lado el chocolate para disfrutar de un buen sexo ni que uno sustituya al otro, así que

¿con qué chocolate acompañaríais a Better than chocolate 2?

 

Gal Pal, el arnés sin cuerdas

Sexy y poderosx es como te hace sentir el arnés sin cuerdas Gal Pal de Doc Johnson, el nuevo juguete que os traemos al Probador Indiscreto.

Se trata de un arnés sin cuerdas que se coloca introduciéndolo la parte más pequeña en la vagina. No necesita ningún tipo de amarre ya que una vez dentro, el juguete no se escapará mientras aprietes los músculos pélvicos. Además tiene una pequeña pertuberancia que se coloca justo en el clítoris. La parte que queda en el exterior podemos usarla como un strap-on para penetrar a otra persona o giarlo y, gracias a su flexibilidad, autorealizarnos una penetración anal. Con este juguete desarrollas tus músculos anales y vaginales, ayudándote a conseguir orgasmos más intensos.

Arnés

Puedes usarlo tanto en soledad como en compañía. Si estás solx puedes jugar exteriormente con sus dos puntitas e interiormente eligiendo si quieres llegar más a fondo o quedarte al principio de tu vagina.

Gal Pal está fabricado en Jelly y tiene un tacto resbaladizo y suave. La parte más larga es bastante flexible, lo que nos permite jugar con las posturas ya que se va adaptando a nuestros movimientos. Además, incorpora un potente vibrador interno con regulador de velocidad y es resistente al agua, por lo que también puedes utilizarlo en la ducha. El regulador de la velocidad es muy sencillo y a la vez es la tapa donde se ubican las pilas. Para accionarlo y apagarlo tan solo hay que girarlo. Está situado en el nexo donde se une el extremo corto y el largo quedando a la vista y siendo así más fácil su manejo mientras mantienes relaciones sexuales.

Como inconveniente o al menos así ha sido mi experiencia con este juguete, es que su textura es demasiado resbaladiza porque se desliza con excesiva facilidad y muchas veces se escapa y tienes que colocarlo de nuevo.  Es bastante engorroso ya que no puedes estar despreocupadx de que no se salga y lo vayas perdiendo y la verdad es que esto sucede con mayor frecuencia mientras penetras a tu pareja sexual.

El siguiente punto negativo es el tamaño. Sus medidas son de 16 x 3 cm y 8 x 3 cm y una vez puesto queda muy corto para la penetración. Está bien si se maneja con la mano, pero al llevarlo puesto queda algo escaso.

Como punto positivo en el extremo más largo la punta toma una forma redondeada y está compuesta por tres ondas que son muy atractivas a la hora de introducirlo tanto vaginalmente como anal. Otro valor añadido es la versatilidad de utilizarlo de muchas formas, lo que permite explorar diferentes puntos de placer.

Comenzábamos este post diciendo que era un juguete sexy y poderoso y es que así es como te hace sentir al llevarlo puesto. La razón… sentir una autopenetración al mismo tiempo que estás realizando otra.

Consejos de utilización:

– Si queréis explorar nuevas posturas y placeres, penetra a tu pareja hombre mientras se masturba y mientras tu también sientes la penetración.

– Prueba a girarlo y rozar el ano con su extremo más largo, puede ser muy excitante.

– Utiliza lubricante, pues parece que lo “pierde” con facilidad y si realizas mucha fricción acaba irritando.

– Te servirá como entrenamiento de tu suelo pélvico ya que si no aprietas se cae con facilidad.

– La postura del misionero es la que mejor resulta con este juguete.

download

Deséame y odiame

bondage

Muchas veces hablamos de prácticas que no solemos hacer o que nos cuesta pedir. Pero no nos paramos a pensar que igual haya más cosas que desconocemos y que no solemos hacer pero que si las probáramos nos gustarías.

Hay determinadas opciones en las relaciones sexuales que siguen siendo tabú y que se consideran como algo no muy “normal”. Así es como denominamos a lo que no solemos hacer o que está categorizado como especial. Creo que es el caso del BDSM. Para los que no les suene el término, estas siglas se refieren al Bondage y al Sadomasoquismo. Es cierto que en cuanto pronunciamos estas palabras automáticamente pensamos en algo sucio y que produce dolor. Y al mismo tiempo diferenciamos la primera de la segunda. A la primera le atribuimos más suavidad, un juego de cuerdas en el que nuestro/a amante nos ata y juega con nuestro cuerpo. Pero al oir sadomasoquismo pensamos en pegar, azotes, marcas y escenas violentas. Ambas dos según se realicen y dependiendo de la pareja, distan mucho del estereotipo.

Dentor del BDSM hay mucho más, hay juegos en los que podemos interpretar personajes, hay diversión jugando con plumas o cualquier objeto que al pasarlo por la piel haga que nos vayamos excitando poco a poco. Es una manera de seducir y de calentar. Es importante que si queremos practicarlo ambas partes estén de acuerdo y se establezcan normas. Ya que podemos hacer algo que desagrade a nuestra pareja. También es recomendable ponerse de acuerdo en una palabra clave. Durante el juego si lo hacemos bien podemos estar muy metidos en el papel y no darnos cuenta de que tal vez traspasemos alguna barrera, por ello quien no esté conforme pronuncia la palabra clave y así se detiene el juego.

En el BDSM podemos jugar a ser dominados/as y dominantes, podemos llevar a cabo ese papel que nos gustaría tener. Podemos hacerle a nuestra pareja sentirse solo nuestro por un momento o incluso si nos atrevemos, realizar con esto un material erótico para nuestra intimidad de pareja. Es cierto que dentro del BDSM hay papeles de sumiso/a y amos/as que pueden resultarnos un poco fuertes si acabamos de empezar, pero por ello es importante hablar antes de empezar y saber que es lo que nos apetece hacer.

Al principio para realizarlo no hace falta que compremos todo lo que vemos en las películas ya que al principio tal vez nos baste con tener un cuerda suave de terciopelo o de seda, un antifaz, unas esposas y si queremos una pequeña fusta. Hoy en día se juega mucho con estas prácticas y hay todo tipo de accesorios muy atractivos para incluir en nuestra caja de juguetes.

Otro cosa que podemos hacer es leer primero sobre ello y ver algún video para orientarnos. Yo os recomiendo el libro Deséame como si me odiaras. En él se plantea el tema de una forma muy natural y muy erótica. Es una forma atractiva de encontrar trucos para empezar, hay sugerencias de páginas web para ver más, fotografías interesantes… Como material audiovisual, hay videos eróticos que nos pueden conducir a la excitación y ver cómo tratan el tema. Cinco historias para ellas es una de las películas más conocidas de Erika Lust, una de estas historias aparece el BDSM realizado por un matrimonio que encuentran en él una via de escape para su vida de casados.

Os animo a que probéis a hacer alguna cosita relacionada con esta práctica para probar y seguir experimentando en vuestras vidas sexuales.

Deséame como si me odiaras
Deséame como si me odiaras