Hombres feministas y unicornios reales 🦄

Los hombres feministas son como los unicornios, ahora mismo están en todas partes, hasta se nos meten en la cama, como los hombres feministas. Nos hemos acostumbrado a su presencia y por eso ahora dudamos de si realmente siguen siendo un animal mitológico o existen de verdad. Con tanto boom estoy segura de que las niñas y niños ya no se plantean su existencia, creen que existen y corren libres por el campo. Como los hombres feministas.

Hace unos días tuve una de esas súper conversaciones de cocina con mi pareja. Son esas que surgen sin más, de un pensamiento que te ronda y del que sale toda una nueva teoría. ¿Los hombres feministas existen de verdad?

El feminismo ha logrado hacer que muchos hombres (voy a ser positiva y decir muchos) se replanteen qué papel tienen ellos en la sociedad. De ahí han surgido, desde los años 70, muchos grupos que defienden una nueva masculinidad y que se reúnen para cuestionarse cómo ellos colaboran para dejar de mantener este sistema patriarcal. Pero, aunque esto me parece positivo, me siguen rechinando un poco los oídos cuando un hombre habla de feminismo. Voy a ser sincera: no me gusta. No me hace ninguna gracia, ni creo que se deba dejar el espacio para que un hombre alce la voz hablando de nuestra lucha. Necesitamos aliados y aliadas, sí, pero aliados, no personas que busquen protagonismo y cojan una pancarta el día marcado o salgan en televisión cuando queda bonito.

¿Qué es un hombre feminista?

Un hombre feminista es aquel que de verdad se cuestiona el sistema en el que ha crecido y del que ha aprendido y decide cambiarlo activamente. No es arbitrario que diga activamente y es que muchos son feministas en la calle y en las reuniones pero ¿actúan de verdad cuando están ante una situación injusta o discriminatoria hacia una persona oprimida? Es fácil repetir un discurso, lo difícil es aplicarlo.

Repartir las horas de conciliación y corresponsabilidad, repartir la dedicación a temas familiares, ceder espacios y tiempos para que las mujeres puedan desarrollarse sin menos obstáculos son algunas de las cuestiones que un hombre feminista debe plantearse. Muchas veces oímos eso de “si ella puede hacer lo que quiera y yo le digo que no hace falta que haga esto o aquello” “yo le animo a que haga otras cosas” y yo les pregunto a esos hombres: ¿te has dado cuenta que no solo tienes que repartir el espacio y el tiempo con tu pareja sino que tienes que perder tus privilegios, renunciar y ceder para que ella pueda cogerlos?

Y es que ahí está la clave. Es donde duele tanto el feminismo, en el tocado y hundido de los privilegios. Si eres un hombre feminista o pretendes serlo es en ese punto donde debes actuar. Di no a tus privilegios o evítalos en la medida en la que puedas. Es cierto que nuestra sociedad está construida en base a esos privilegios y hay muchos que por mucho que tú te plantes se te imponen, pero está en tus manos deshacerlos públicamente.

Nuevas masculinidades, ¿mismos hombres?

Hay otra cosa que me preocupa y es que todo esto de las nuevas masculinidades a veces me mosquea un poco y me pregunto, ¿es una nueva forma de meterse en el feminismo? y no de forma positiva, sino buscando una nueva presencia. Ellos tiene presencia, posición y representación en todos los ámbitos de la vida social y ahora que tenemos un espacio fuerte para nosotras, han creado éste que atrae la atención casi más que el propio feminismo. No es una novedad, desde los 70´s y 80´s en España hay grupos de hombres trabajándose la masculinidad y cuestionando el heteropatriarcado, pero en estos últimos años que el feminismo ha cogido más representación mediática es donde han resurgido.

Que se preocupen por contribuir o por apoyar me parece fantástico, siempre y cuando lo hagan desde un lugar de distancia respetando quiénes son las que deben llevar la cabeza de la lucha.

Separarnos a veces resulta incomprensible para muchas y muchos, y se cree que es una respuesta infantil a la exclusión que hemos vivido y aún vivimos. Pero la realidad no es así, tristemente aún sigue siendo necesario buscar un espacio de confort para poder compartir inquietudes y crear alianzas al margen de los suyos. Y ¡qué narices! que también tenemos derecho a nuestros propios espacios donde seamos sujetas de la acción.

Una vez escuché a un hombre defender que nunca dirá que es feminista, no porque no quiera o vaya en contra del feminismo, sino porque aún no creía posible erradicar todos los privilegios que se les da a los hombres y por tanto no podría llamarse feminista porque la realidad de los hombres no lo es.

Mi primera vez

“Existen tantas sexualidades como personas y un acto sexual idéntico tiene significados diferentes para distintas personas” así es como empieza Mi primera vez, con una frase verídica y conmovedora. Este título pertenece a un libro que nos habla de la sexualidad homosexual masculina, de salir del armario, de las primeras experiencias sexuales de un hombre con otro hombre. En este libro desnudan su alma cada uno de ellos para mostrar lo duro que puede resultar decir a las sociedad que te gusta un hombre.

Hace poco vi una película titulada “Tengo algo que deciros”. Es una película italiana en la que un hombre proveniente de una familia burguesa se enfrenta a su realidad para confesar la vida que lleva en otra ciudad. La película tiene toques de humor y refleja muchos estereotipos. La pérdida de masculinidad por hacer determinadas cosas, el patriarcado por el que se riguen las familias italianas, sobre todo las pertenecientes a las zonas rurales donde todavía se reflejan los escalones de posiciones sociales y jerarquías. Pero tras toda esta capa se encuentra la cruda realidad. La situación de una persona que siente y piensa de diferente panera a la de su tradicional familia y que pierde toda su fuerza en cuanto pisa la casa de sus padres.

Volviendo al libro, hace tiempo hice un post de otro muy parecido pero que reflejaba la situación vivida por mujeres. Me ha parecido interesante leer los dos para tener los dos puntos de vista. Personas que se sienten atraídas por otras de su mismo sexo y cada una tiene una realidad alrededor completamente diferente a las demás.

Os animo a que les echéis un vistazo y comentéis lo que os ha parecido aqui o en FB.

 

Imagen

Recomendaciones

masturbación

En este breve post os dejo unas recomendaciones de unos libros. Algunos están con temas que ya se han tratado en otros post, pero bueno puede rervir como un refuerzo más visual.

El primero que os propongo es Turbadísimos (Magda Bandera) y trata sobre la masturbación. A lo largo de sus páginas se crean conversación sobre qué opinamos de la masturbación, cómo lo hacemos y algo muy curioso, se contraponen las opiniones de hombres y mujeres.

Los siguientes libros están relacionados con la propuesta que hice en Facebook hace unos días en la que os proponía compartir vustras fantasías para enriquecer un artículo que estoy preparando sobre este tema. El primero es Sueños Salvajes (Lisa Sussman) y el segundo, Sexo y Fantasías (Brett Kahr). Ambos hablan de las fantasías sexuales de hombres y mujeres.

sexo y fantasias TURBADISIMOS

Tu cuerpo

Imagen

Seguro que habéis visto y sigue circulando por las redes sociales un estudio en el que dice que las mujeres abandonarían el sexo por verse más delgadas y mejor. Sylvia de Béjar es una mujer que ha escrito libros sobre sexualidad y tiene una página en Facebook muy interesante. En ella hace unos días dijo lo siguiente: “El 61% de las mujeres encuestadas dijeron estar preocupadas por su cuerpo durante sus encuentros sexuales. El 51% aseguró que renunciaría al sexo durante un año a cambio de ser delgada”. “Lo peor de leer algo así es que no nos sorprende”

Y es cierto, a veces pasamos inadvertidos ante estas declaraciones. La estética y el cuidado del cuerpo es una de las cuestiones que más valoramos en las personas, a veces caemos en esta trampa olvidando lo que hay detrás. Pero aún siendo así, por qué ibamos a renunciar a algo tan maravilloso como el sexo, esa intimidad con nostros mismos o con otras personas. El momento en el que no hay nada más en el mundo que tú y tu cuerpo, ¿por unos centímetros menos de cintura?

El cuerpo femenino cambia a lo largo de los años, los cambios que se han podido producir, los embarazos… hay un libro que analiza todas estas cuestiones y que es muy interesante de leer.

Aparte de la importancia que se le da a la perfección del cuerpo, a la estética presentada en revistas, a las polémicas sobre el photoshop y otros tratamientos a los que se someten las imágenes para que sean lo mejor posible, lo que a mi me llama la atención es que una mujer deje a un lado su sexualidad por tener algo que no le gusta.

Primero hay que aceptar que somos como somos y que todas somos bellas y extraordinarias a nuestra manera. Que ahí reside el encanto, en que somos diferentes, en tu tripita o en tus lorzas, que debes aprender a disfrutar contigo frente a un espejo o en la cama con cualquiera. Porque si tú sabes apreciarte, quien esté contigo te apreciará.

Es un tema pendiente, pero aprovechando este post lo uno al hilo, hace tiempo lei que realmente nuestras parejas sexuales no se fijan en las marcas de nuestros cuerpos sino en la seguridad. En las ganas de atraer y pasarlo bien en ese momento. Eso es lo que vale, lo que tú enseñas que es la seguridad en ti misma y fuerza para defender lo que eres.

Imagen

Squirt

Hace tiempo hice un post sobre la eyaculación femenina. Cuando empiezo un tema no lo puedo dejar y además siempre acabas descubriendo cosas nuevas. Bueno como nuevo os propongo que si os interesa este tema hay hechas toda una serie de películas porno en las que se muestra la eyaculación femenina. Es cierto que es porno tradicional, la mayoría no muy considerado con la mujer y poco cuidado, pero si queréis echar un vistazo podéis por probar. Y por otro lado os dejo un artículo de S Moda en el que hablan y explican cómo se porduce, que contiene y truquitos para la eyaculación femenina.