#Yohablodesexo ¿te unes al reto?

En estos días en los que nos están llamando la atención sobre el consumo de pornografía en niñas, niños y adolescentes a una edad cada vez más temprena veo más necesario que nunca hacer una llamada de atención a la necesidad de hablar sobre sexualidad de una forma natural y sin tabúes.

Hablar de sexualidad, de nuestros deseos, encuentros y placeres debería ser tan común como contarnos qué vamos a comer hoy. Muchas veces no nos da ningún apuro hablar de determinadas cosas con cualquier persona, pero, sin embargo cuando se trata de algo relacionado con el sexo automáticamente crece una barrera que nos hace pensarnos dos veces si hablar de ello. ¿Por qué? por verguenza, por el qué dirán, por los tabúes y creencias que tenemos tan asumidas que automáticamente hace que pensemos que “ese tema” tiene que quedarse en casa.

No hablar de determinadas cuestiones, como ocurre en el terreno sexual, hace que sintamos que nosotras somos diferentes, que a veces nos pasa algo raro o que somos las únicas que estamos en esa tesitura. Romper con todo esto es tan fácil como hablar de ello. Si desde que somos pequeñas no hubieran hablado de sexualidad de manera sincera y sin prejuicios disfrutaríamos de una sexualidad más sana y positiva.

#Yohablodesexo

Bajo esa etiqueta Diversual me lanzó un reto. Me gusta apostar por una educación sexual positiva, sin renunciar a todas las experiencias que hemos tenido (buenas o malas) porque eso es lo que nos contruye y por supuesto, apostando por la naturalidad. A menudo, con personas a las que ayudo a crecer eróticamente o en los cursos de educación sexual, veo que lo que más nos cuesta es hablar de ello. Exteriorizarlo es el primer paso, pero también el más complicado. La sensación de por fin hablar de algo con naturalidad es como cuando un asunto te preocupa mucho y tienes la oportunidad de sacarlo. Esa sensación de volver a respirar sin opresión.

¡Hablemos de sexo! es la propuesta y reto que os lanzamos desde Diversual, tienda de productos eróticos, y ArsEroticas. Hemos lanzado una serie de retos que os contamos a través de mi perfil de Instagram. Cada día, a través de stories, os contaré bajo #Yohablodesexo un aspecto relacionado con mi intimidad que todavía no haya contado y os propondré que vosotras y vosotros hagáis lo mismo respondiendo a mis mensajes. ¿Te atreves a romper los tabúes y a hablar de sexo? Hemos empezado el día 10 y acabaremos el 17 de Junio con una publicación especial que incluirá una sorpresilla.

¿Qué hacemos con el porno que ven las niñas y niños?

No he podido evitar ver muy relacionada el reto que tenemos entre manos esta semana con las noticias sobre el consumo de pornografía entre los jóvenes. En primer lugar creo que, al igual que hacemos en otros aspectos de la vida, lo que hay que hacer es educar. Educar mentes y miradas críticas y hablar de sexualidad desde que nuestras hijas e hijos son pequeños. Introducirlo como algo natural dentro de las conversaciones de la familia, la pareja, las amistades… En cuanto al consumo, el porno va a seguir estando ahí y muchas veces no podremos evitar que llegue a ellas y ellos porque no siempre podemos controlarlo todo. ¿Qué podemos hacer entonces? educarles. Enseñarles la diferencia entre ficción y realidad. El respeto entre personas, el consentimiento, los placeres, deseos y prácticas. Hablarles de lo que pueden ver para que cuando lo vean lo entiendan y sepan descifrarlo y valorarlo.

¿Cómo les hablamos de sexo?

Yo ya me he puesto manos a la obra a hablar de sexo sin tapujos. ¡Te espero en Instagram y mañana en YouTube para seguir con el reto #Yohablodesexo! y gracias a Diversual por el apoyo y la iniciativa para promover una educación sexual más sana y positiva.

Así se usan los juguetes sexuales anales 👌👈

El sexo anal es una práctica que está infravalorada. ¿Por qué? porque se le ha colgado una muy mala fama y no hace falta que os explique el porqué… si sacamos los encuentros sexuales de los genitales los llevamos directamente al ano por cercanía y porque tiene esa connotación sexual. Sin embargo, todavía tenemos muchas dudas de cómo disfrutar del sexo anal.

En el post de la semana pasada os di las 3 claves que, para mí, son imprescindibles para disfrutar a través de nuestros anos y es que si no nos auto exploramos y conocemos no podremos saber qué es lo que nos gusta sexualmente hablando. Hoy doy un paso más y me sincero con vosotrxs.

Diversual, sex shop online de obligada visita por su gran variedad de productos, me lanzó un reto. Me propuso traspasar mis límites y probar a tener sexo anal con juguetes especialmente diseñados con este fin. La verdad que la idea me tentó y no voy a negar que ya tenía ganas de probar algún plug anal. Gracias a su colaboración conseguí ponerlo en práctica y he de decir que la experiencia ha sido como la imaginé: placentera y satisfactoria.

Juguetes sexuales anales

Elegir un juguete anal es muy sencillo, tan solo hay que tener éstos puntos en cuenta:

  • El material. Que siempre sea de buena calidad y nos de confianza.
  • La dureza. Ni muy duro ni muy blando. Que sea fácil de introducir, si es que queremos introducirlo, y de sacar claro.
  • El tamaño. Vamos paso a paso, de menos a más y siempre sin forzar.
  • La lubricación. Si no usamos juguetes debemos optar por un lubricante a base de silicona, sino uno de base a agua pero que sea resistente y duradero. Nunca dejaremos que la zona anal se seque.

Pero seguro que os queda mucho más claro si os lo enseño, así que abajo os dejo el vídeo donde os cuento cómo elegir un juguete sexual anal y cuál ha sido mi experiencia.

Si os ha picado el gusanillo aprovechad porque con el código #ARSEROTICAS11 tenéis un 11% de descuento en cualquier producto de Diversual.