¿Por qué usar juguetes sexuales?

Si todavía no te has atrevido a usar un juguete en tus actividades sexuales, hoy te voy a dar unas cuantas razones para que no dudes en hacerte con uno.

¿Por qué es bueno usar un sextoy?

El uso de juguetes sexuales, tanto en solitario como con otra persona, nos hace tener sensaciones diferentes al puro contacto corporal. Si cuando nos tocamos en solitario incorporamos un juguete, nos ayudará a ir conociéndonos un poco mejor. A medida que lo vayas usando irás comprobando cuáles son las zonas o puntos que más placer te dan, cuál es la técnica que mejor te funciona y qué es lo que realmente te gusta hacer.

Algunos beneficios…
  • Mejora de tu actividad sexual. Nuestras vidas sexuales van más allá de las relaciones sexuales con otras personas. El sexo no es solo el coito con penetración, sino que sexo es todo aquello que nos excite y nos guste. Y como sobre gustos no hay nada escrito, tú mismx eliges lo que te gusta, te excita y te hace sentir bien. Incorporando un juguete sexual te hace sentir otras sensaciones y esas sensaciones nos animan a estar más activxs sexualmente. Actividad llama actividad y por eso si nos sentimos activos querremos más. ¿No os ha pasado que algunos días estáis perezosxs y ni siquiera os apetece tener sexo? (vamos a confesar que aunque el sexo es de lo que más nos gusta, algún día nos da un poco de pereza ponernos a ello) y si nos dejamos caer en la pereza… la actividad decae y como con la actividad, pereza llama a pereza. Pero si encontramos nuevas formas de complacernos entonces estaremos deseando que llegue ese momento de tranquilidad y placer.
  • Mayor satisfacción. El mundo de la juguetería erótica está creciendo cada vez más. Hay todo tipo de juguetes que se adaptan a las necesidades y gustos de casi todxs. Tanto si consigues tus orgasmos de forma externa como internamente, hay un juguete para ti. Si lo de la vibración no te va mucho puedes optar por juguetes más «analógicos». Y si lo que quieres es conseguir orgasmos más rápidos, los juguetes que incluyen vibración son perfectos. Mi consejo es que si es tu primera vez con un juguete, optes por uno que sea funcional de las dos maneras. Es decir, que te resulte útil tanto interna como externa mente y en modo vibración como sin vibración. Os propongo que echéis un vistazo a éste, es KAYA Rabbit Vibe de PicoBong. Un vibrador que funciona tan bien apagado como encendido y que toca varios puntos tanto dentro como fuera. Otro similar a este también cumpliría el objetivo.
KAYA Rabbit Vibe de PicoBong
  • Conocerte mejor. Sí, ya te habrás dado cuenta con las anteriores razones que utilizando un juguete vas a conocerte mejor sexualmente. Experimentar con diferentes juguetes y formas de jugar te permite conocer mejor tu cuerpo, qué es lo que le estimula y cuáles son tus puntos que más placer te dan. De esta forma cuando compartas tu vida sexual sabrás qué es lo que quieres y cómo lo quieres. Así seguro que será más satisfactorio.
  • Conseguir más orgasmos. Además de conocerte mejor, estar más activx y mantener tu actividad sexual de una forma sana, los juguetes te ayudarán a conseguir más orgasmos. Tanto solx como acompañadx un juguete nos ayuda a conseguir el orgasmo más fácilmente. A veces cuando estamos con otra persona no siempre conseguimos el orgasmo como nos gustaría, si proponemos utilizar un juguete que excite a las dos partes el orgasmo vendrá solo y nos da muchas opciones de jugar de formas diferentes.
  • Mejora las relaciones en pareja. Soy una defensora de la vida íntima en solitario, pero si te encuentras en una relación de pareja también hay que cuidarla. No descuides tu vida sexual en solitario por la de la pareja, pero tampoco al revés. Hay que encontrar un término medio. ¿Qué aporta un sextoy a tu vida sexual en pareja?
    • Le da innovación al sexo. Aún en las posturas más tradicionales hacerlo con un juguete lo hace más interesante.
    • Hace que sea más divertido. Por ejemplo, ¿ y si una de las partes se pone un huevo vibrador y la otra se encarga del mando?.
    • Más y más placer. Orgasmos asegurados, ganas de probar cosas nuevas, nuevos rincones de tu cuerpo a explorar… los límites los pones tú.
    • Rompe la monotonía. Tanto durante la masturbación como manteniendo sexo con otra persona llega un momento en el que necesitamos algo nuevo. Reinventarnos, volver a sentir esos orgasmos que nos descubren otras partes de nosotrxs mismxs. ¿Cómo puedes hacerlo? ¡prueba con un juguete!

El uso de juguetes sexuales es muy positivo, así que, por qué no probar cómo nos sentimos utilizando uno. Ahora solo te queda decidirte cuál usar.

Haz la guerra a la rutina

Con el otoño llega la vuelta a la rutina, los madrugones, las tareas acumuladas y el estrés de tener que llegar a todo. Nos cuesta sacar tiempo para nosotros y nosotras mismas, para disfrutar de un momento de tranquilidad y placer. Y como les sucede a las hojas en ésta época del año, nuestra vida sexual decae un poco.

Tras el periodo estival en el que hemos disfrutado más de las siestas con jugueteos tontos, de las noches sin prisa redescubriendo nuevas formas de disfrutar y de los paseos bajo la luz de la luna, ahora toca reinventarse. A pesar de que sea una tarea complicada, es necesario sacar algo de tiempo para uno/una misma o para la pareja, hay que reorganizar agendas y saber guardar un espacio para alimentar nuestros cuerpos. Y no… no me refiero a darnos un atracón, sino un buen revolcón.

A veces cuesta sacar nuevas ideas y creemos que ya lo hemos inventado todo en la cama, pero siempre hay algo nuevo que seguro no has hecho todavía. No es necesario estudiarse el Kamasutra, ni probar la postura más complicada. Tampoco tienes por qué acudir a técnicas que no terminan de convencerte, tan solo tienes que saber crear un espacio nuevo dentro del que ya tienes.

Una manera muy sencilla de conseguir esa sensación es reacomodar el ambiente. Prueba a sustituir pequeñas cosas y colocar elementos que te hagan sentirte más deshinibido/a. Por ejemplo, pon velas aromáticas, enciende una vara de incieso con un olor que te agrade o simplemente llena la cama de cojines para que al tirarte sobre ella sientas esa sensación de caer sobre una nube.

En cuanto al terreno más puramente sexual, los pequeños detalles marcan la diferencia. Mi recomendación es que pruebes nuevos sabores sexuales. Así, como lo oyes. Si te preguntas cómo puedes cambiar el sabor u olor de tu sexo, realmente es muy sencillo. Hoy en día existen en el mercado muchos productos que nos pueden echar una mano para conseguirlo.

Durante esta etapa de readaptación a la vida cotidiana he optado por utilizar nuevos geles de masaje y lubricantes Durex para que las experiencias sexuales, aunque sean con la misma pareja, parezcan completamente diferentes. Parece que es una tontería, pero sin dañar demasiado la economía, con un pequeño gesto como usar nuevos geles, se consiguen unos resultados no aptos para todos los públicos.

masaje sensual

Por un lado, tengo que deciros que el clásico masaje puede llegar a ser algo asombroso. Tan solo necesitas un gel fluido, suave y que te resulte agradable al tacto como el gel de masaje 2 en 1. Extiéndelo por cualquier zona y para darle un toque diferente da u ofrece el masaje con tu propio cuerpo. Si además optas por tapar los ojos, la sensación de placer será mucho mayor. Éste es un buen comienzo, pero ya que nos ponemos a innovar… se puede optar por algún producto más novedoso. ¿Has probado alguna vez un lubricante con efecto cosquilleante como el Durex Play Frescor? Si es que no, realmente te lo recomiendo. La mezcla es extraordinaria. Es como el efecto calor, pero con un toque de frescor, la sensación de excitación está asegurada. Se puede disfrutar en pareja, pero te aseguro que en tus momentos íntimos de placer a solas, es un buen recurso.

En cuanto a los sabores, si eres de los/las que les gusta probar nuevos ingredientes y experimentar con el gusto, atrévete con las frutas. Los sabores que puedes encontrar en cualquier establecimiento son muy variados. Desde el de fresa con un aroma y sabor intenso, cereza un poco más suave y ¡hasta incluso de aloe vera! Éste último es perfecto para los que tienden a la irritación por la fricción y para pieles sensibles. Por último, si pefieres ir poco a poco porque acabas de empezar a probar este tipo de productos, puedes optar por un lubricante clásico que sea similar a la lubricación natural, o incluso uno que te ayude a alargar el momento de placer.

Como conclusión, haz que tu vida sexual sea divertida en todas las épocas. Siempre es un buen momento para probar cosas nuevas e introducir una pizca de excitación extra. Si tienes una rutina para el día a día, ¿por qué no incluir el sexo en ella? ¡Lánzate a experimentar!

masaje erótico

Sexo anal para principiantes

Si llevas tiempo dándole vueltas, pero no te decides por eso de que tal vez sea doloroso o porque no estás muy segurx de si te va a gustar o no, lo primero que debes saber es que si lo haces bien el sexo anal puede resultarte realmente placentero. Contrariamente de lo que se suele decir, esta práctica sexual resulta altamente satisfactoria tanto para hombres como para mujeres, así que vete olvidándote de los prejuicios. En el caso de los hombres es la única forma de penetración y durante ésta se tocan zonas y se experimentan sensaciones que no se pueden sentir con ninguna otra práctica. En el caso de las mujeres, aunque tengas o hayas tenido sexo con penetración, de esta manera será completamente diferente. Y sí también se producen orgasmos.

Lo primero que debes tener en cuenta es que es una zona un pelín más delicada y que si nunca antes has andado por ahí atrás debes tomártelo con paciencia e ir experimentando poco a poco. Te sugiero que tantees el terreno primero. Que tu, si lo vas a hacer solx, o tu pareja si estás acompañadx deslice sus dedos o bien desde la parte delantera, desde la vagina o desde la trasera, surcando tu pompis y dejándose caer siguiendo la línea de tus nalgas. Las caricias siempre son importantes porque a través de ellas nuestro cuerpo se va preparando y notamos como la excitación va en aumento. Es como la alarma que nos avisa que el fuego está creciendo. Rodear la zona, tocarla, acariciarla suavemente… incluso podemos jugar con un lubricante o con lo que se nos ocurra, como un hielo, para hacer más divertido el momento. Recuerda que si esto te produce placer, pero no quieres ir más allá, también puede quedarse como un juego sin que se produza una penetración completa.

Resultado de imagen de iniciacion sexo anal

Si por el contrario te está gustando tanto que quieres descubrir más, puedes hacerlo de diferentes maneras. Puedes hacerlo oralmente. Lo siento pero aquí, a no ser que seas contorsionistx, vas a necesitar la ayuda de otra persona. El sexo oral es algo maravilloso y en esta zona todavía más. Recuerda que es una parte que tal vez no hayas estimulado mucho así que todo será como casi la primera vez. Buscar una postura en la que te sientas cómodx, es lo más importante. Separa tus nalgas para que el acceso sea mejor y que tu acompañante vaya aproximándose poco a poco. Un mordisquito en el culo nunca está demás… Igual que con las manos, es mejor ir ganando posiciones con besos, lametones, que la punta de la lengua se vaya acercando hasta llegar al ano. Una vez alcanzado nuestro objetivo podrá lamer con más intensidad. Profundizar un poco más con la lengua o no ya es cosa vuestra.

Si lo que deseas es que haya penetración, el dedo es una herramienta excelente. Mucho cuidado con las uñas. Deben estar cortas y que no arañen, pues es una piel muy sensible y las heridas que se puedan producir dentro pueden molestarnos mucho en el día a día. El lubricante es un elemento imprescindible en la penetración anal, ya que no es como una vagina en la que se segrega lubricación natural. No te cortes y utiliza una buena cantidad y si ves que en cualquier momento es necesario añadir más, no lo dudes.

La vibración siempre ayuda a estimular así que si tienes un juguete vibrador a mano puedes pasarlo por la zona e introducirlo poco a poco. Hay juguetes especialmente pensados para primerizos en el sexo anal, como los Plugs o las Bolas anales o tailandesas . No solo existen los dilatadores sino que también hay vibradores y dildos hergonómicos que se adapatan mejor a esta parte del cuerpo o que pueden utilizarse tanto vaginalmente como anal. Además, y son muy recomendables, puedes optar por los que vibran en el clítoris y puedes tanto usarlos para la penetración anal como vaginal. Puedes probar con alguno, tal vez para comenzar te resulte más cómodo. En cuanto a la penetración ya sea con un pene o un dildo (o cualquier juguete ) el juego dentro-fuera debes hacerlo despacio y con suavidad. Como hemos dicho es una zona muy sensible y se irrita con facilidad. Si luego quieres usar el juguete para la vagina lávalo bien. La higiene, al igual que en cualquier práctica, es muy importante. En el recto residen muchas bacterias y si no tenemos cuidado pueden pasar a otras zonas próximas de nuestro cuerpo. El sexo anal, igual que el vaginal y oral, es fuente de enfermedades de transmisión sexual y una zona con muchas bacterias y fácilmente irritable en la que se pueden hacer pequeñas heridas casi sin darnos cuenta, así que utiliza protección.

Toma nota de estos consejos:

– Para hacerlo más estimulante y ya que es una práctica que no a todo el mundo le convence, se puede empezar con una ducha relajante en la que se aproveche a ir tocando el cuerpo y así también limpiarlo.

– Comienza con las caricias para ir subiendo la temperatura, los dedos y que la boca también jugueteen por la zona. Si estás decididx a que haya algún tipo de penetración, te sugiero que comiences con los dedos. Tal vez para la primera vez es suficiente y ya más adelante puede probar con pequeños objetos y juguetes.

– Utiliza lubricante sin ninguna duda. Te facilitará mucho el trabajo. Si no estás acostumbradx utilizalo con un masaje sensual recorriendo el cuerpo e insistiendo más en esta zona.

– Busca posturas en las que sea más fácil acceder al ano y en la que ambas partes, si estás en compañía, os sintáis cómodos.

– La limpieza es muy muy importante. Además de estar limpix lava muy bien lo que hayas utilizado una vez que termines. Y si lo vas a hacer con alguien y le sugieres que su lengua pase por ahí o sus dedos te llamen desde dentro, seguro que te agradece que antes te hagas un pequeña limpieza para que salgan sin rastro alguno.

– Y el último pero no menos importante es que lo disfrutes y lo cuentes porque el sexo anal es puro placer y debemos desterrar los prejuicios que lo rodean.

 

Ahora… a jugar!

Resultado de imagen de iniciacion sexo anal