Medicamentos que pueden estar afectando a tu vida sexual

¿Sabías que el medicamento que estás tomando podría ser el responsable de tu bajo deseo sexual?

Los medicamentos tiene un efecto prolongado en nuestro organismo, y por supuesto, un impacto importante en nuestra vida sexual. Bajo deseo sexual, desánimo, problemas de erección o lubricación pueden ser algunos de los efectos secundarios de la medicación.

No sólo los medicamentos que denominamos fuertes son los que causan estas alteraciones, sino que los ibuprofeno y otras pastillas que tomamos habitualmente también pueden acabar repercutiendo en tu salud sexual.

En consulta muchas veces descubrimos que bajo la falta de deseo o interés por los encuentros eróticos se encuentra, entre muchas otras razones, un tratamiento que estamos siguiendo o una pastilla a la que nos hemos abituado. Por ello, en Nova Life he publicado un artículo donde te cuento qué medicamentos afectan a tu sexualidad y cómo vivir una sexualidad placentera con tratamientos médicos.


No es nada nuevo si te decimos que donde realmente reside tu deseo es en el cerebro y por ello, la salud mental y el estado emocional están íntimamente relacionados con las ganas que tenemos de tener sexo.

Un ambiente poco favorable, un periodo de estrés o las preocupaciones hacen que estemos más pendientes de cualquier cosa menos de nuestra satisfacción sexual. Si a esto le sumamos que a veces los problemas van acompañados de medicamentos, entonces ya tenemos el cóctel perfecto para encontrar la razón. Diferentes medicamentos pueden tener efectos secundarios sexuales que alteran nuestra vida íntima. Y no son sólo los más específicos, sino que muchos de los que tomamos habitualmente pueden alterar nuestra satisfacción y modificar el apetito sexual.

¿Cómo podemos paliar los efectos secundarios sexuales de un medicamento?

Acudir a una profesional es la mejor manera de solucionarlo y aprender que, por sufrir este tipo de efectos secundarios, nuestra vida sexual no se ha acabado. Sin embargo, la mayoría de las personas se resignan a vivir en ese estado durante mucho tiempo en el que el sexo se convierte en algo secundario. Sonia García, psicóloga y sexóloga, cuenta que en su consulta ve habitualmente este problema. La falta de deseo es la cuestión por la que más le visitan y en su mayoría somos nosotras las que damos el primer paso, aunque cada vez más los hombres también están rompiendo tabúes y acuden en busca de soluciones. En cuanto a ese estado de letargo sexual a causa de los medicamentos, afirma que “Muchas mujeres lo tienen asumido como “lo normal” debido a la educación recibida y muchos hombres se sienten avergonzados por lo mismo, por la educación recibida”. Es lo que ella llama “Los enemigos del sexo” y que ha plasmado en un libro que lleva el mismo nombre donde recorre todos los obstáculos que nos impiden disfrutar de nuestra intimidad.

¿Qué medicamentos afectan a la vida sexual?