Aunque sea un rato | Sexbloggers Meeting 2017

Una mirada, una palabra bastó para atraerme.

Esta historia comienza hace unos meses cuando de repente veo una imagen que llama mi atención. Automáticamente entro en ese perfil de Instagram y en mi cabeza empiezan a volar muchas especulaciones e ideas. ¿Puede que vaya a suceder otra vez?. Sí, sospechas confirmadas, algo se está preparando y esta vez no me lo pienso perder.

Las fotos, los vídeos, los tweets y algún que otro comentario nos van informando de lo que acontece en el momento y nos dejan recuerdos de lo que fue, pero para poder ver todo eso, detrás hay mucho trabajo, horas invertidas, nervios, deseos y espectativas. Organizar un evento como éste necesita de muchos contactos, actividad frenética y una buena predisposición a dar tu tiempo para conseguir un fin. Todo parece muy bonito visto desde fuera, pero hay que tener en cuenta todo el trabajo que va después, por eso momentos como los que he vivido este fin de semana no habrían sido posibles sin el compromiso de muchas personas. En este caso Jugando con Eros y Ubal Araque llevaron la voz cantante, Alexandra y el propio director del Museo Erótico de Barcelona también quisieron estar frente a nosotrxs, pero detrás quedan todos los apoyos que reciben tanto profesionalmente como personalmente, además de las marcas que nos apoyan y nos premian para que no perdarmos el rumbo, conseguir una sexualidad sana, natural y positiva.

Para mi es como un campo donde semillas diferentes van cayendo, la tierra les tapa la visibilidad y entonces ellas luchan por crecer, subir y salir adelante para que quienes pasen por ese campo vean que ahí esta creciendo algo. Un jardín repleto de plantas diversas y diferentes que crecen al unísono para formar un entorno agradable en el que colaboran y trabajan codo con codo para un mismo fin. A veces reciben abono y agua fresca que les estimula para no rendirse, para ver que merece la pena y que aunque a veces las pisan, hay que volver a conseguir la verticalidad y subir de nuevo. No siempre el entorno es positivo, ni el tiempo ni la vida juegan a nuestro favor, pero cuando el compromiso y las ganas siguen intactas, no hay nada que pueda hacernos callar.

Esto es un manera muy particular de ver nuestra comunidad. La unión hace la fuerza y aunque cada persona es un mundo dentro de su mundo y formando parte de otro más grande, tener momentos compartidos y charlas casi infinitas provoca un resultado espectacular: Sentirte parte de algo.

Como ya os habréis dado cuenta, estoy hablando del Sex Blogger Meeting II celebrado en Barcelona el pasado fin de semana. Yo, mis espectativas y ganas no nos lo pensamos y allí nos plantamos. ¿Qué esperaba de este encuento? pues la verdad no lo tego muy claro. Fui con la mente abierta y dispuesta a recibir. Y eso fue exactamente lo que ocurrió.

El evento transcurrió a lo largo de la tarde del viernes y durante todo el sábado. Caras nuevas, voces, miradas, regalos… iban llegando a mis pupilas. No os voy a negar que me hizo muchísimas ilusión que Bijoux Indiscrets, Adrien Lastic, FeelzToys, Nuei y el Museo Erótico de Barcelona no quisieran perdérselo y formaran parte de los partners del evento, pero lo que más me gusto fue cómo me sentí. No, no es fácil sentirse a gusto y en confianza dentro de un gurpo de personas al que acabas de conocer. Pero, tras un intercambio de presentaciones y breves conversaciones era como si lo que estábamos haciendo sucediera cada mes. Esa sensación de estar acompañada, amparada y llena de buenas vibraciones es muy difícil de describir.

Nada más llegar y tras comprobar que estaba en la lista y recibir mi pack de bienvenida, Ana Lombardia de Sexo en la Piel y yo nos subimos a un pene gigante, metálico y mecánico. Tras una foto y muchas risas allá vamos, al patio del museo, donde la gente se reunía en grupitos y se giraba con cada apertura de puerta. Caras y nombres que solo conocía a través de Internet se convirtieron en certezas físicas y entonces se desencadenó todo. Presentaciones, fotos, risas, miradas cómplices, agradecimientos… hubo tiempo para todo. La tarde noche en el museo fue una buena primera toma de contacto. Shows interesantes como el de Las hermanas del desorden, agradecimientos de los anfitriones y ronda de sorteos y premios, invitados de honor como Valérie Tasso, tours por la exposición y sobre todo muchos intercambios de besos, abrazos, gracias y más gracias.

Pack de bienvenida

El sábado ya con el ritmo metido en el cuerpo empezamos fuerte por la mañana. El día estuvo repleto de Workshops de escritura erótica a cargo de Georgina Burgos, cómo poetenciar nuestros blogs con los consejos y habilidades de Victoria Rodriguez y Wasakk, y otro sobre Shibari de mano de Jordi Lucena del Club Rosas Cinco. Todxs nos aportaron mucho y nos dieron ganas de más. De seguir, de practicar, las ideas surgían en la cabeza y las notas se agolpaban para que a la vuelta nada se quede por el camino. La tarde estuvo dedicada a la muetras de novedades y juguetes y Valérie Tasso nos presentó su último libro Sexo 4.0, un análisis de las relaciones que van mucho más allá del sexo físico, de cómo la sociedad, el poder, la política… influyen en la sexualidad y esta neutraliza lo no normativo. Ubal Araque nos mostró con un unboxing en directo la nueva cara de FeelzToys que promete muchos buenos momentos. Adrien Lastic presentó en primicia nuevos proyectos y productos y después Nuei llenó de sabor la sala con sus lubricantes y geles de masaje tan originales y especiales como ellos. Nos hicieron reír, saborear y no voy a negar que en algunos momentos excitarnos un poco.

Me llevo mucho aprendido y mucho por poner en práctica y mejorar, pero lo que más he metido en mi mochila son momentos. Momentos fugaces de confesiones, de conversaciones que no querían acabarse, de risas, de personalidades desveladas y eso que nosotrxs llamamos desvirtualizar. Romper la barrera de las pantallas y ponernos, cara, cuerpo y voz. Y así, ahora, cuando vea el trabajo de cada unx de mis compañerxs pensaré en cómo sonaba su voz y en algo suyo que se haya quedado grabado en mi retina.

Como decía antes, todo esto no hubiera sido posible sin la confianza de todos los patrocinadores y sin el esfuerzo de mucha gente, los más visibles Gemma de Jugando con Eros y Ubal Araque. Gracias por poner todo de vuestra parte, por dejar horas de sueño y de muchas otras cosas para volcarlas en dos días estupendos. Gracias al Museo Erótico por prestarse y ser tan acogedor. Ahora se encuentra en un momento muy especial y en Ars Eroticas lo vamos a celebrar muy pronto. A Adrien Lastic por ponernos en frente a una de las estrellas de su equipo que siempre nos hace sonreír e implicarnos con la marca. A FeelzToy por sus regalos y por no querer perderse el encuentro. A Bijoux Indiscrets por poner siempre ese toque de sofisticación y subir el nivel y muy especialmente a Nuei porque me cautiva cada vez que los veo y nos hace relamernos, y no solo figuradamente, con sus sabores envolventes y su diseño divertido.

Pero quiero dar especialmente las gracias a todas las personas que fuisteis y con las que pude hablar. Eché en falta algunas personas a las que les tengo que agradecer mucho y me hubiera encantado abrazar. Fue un placer enorme compartir ese momento con vosotras y estoy muy muy agradecida por que queráis formar parte de mis proyectos como el de las Totebags. Ver que os gustan y que las luzcáis tan bien me renueva y me hace pensar que aún puedo seguir un poco más.

Me dio pena el fin del encuentro no solo por abandonar Barcelona, sino por tener que esperar a que podamos volver a vernos. Seguramente me haya olvidado algún nombre, son lapsus que me pasan mientras escribo, pero os prometo que me acuerdo y que no olvido a nadie. Así que de nuevo gracias por vuestras palabras y detalles Mamá no leas, Maryasexora, Verónica Vivero, Ana Lombardía, Zoraida Granados, Christine Erotic, Isabel de Sexplícitamente Hablando, Espe de Sexualmente, Fenix Darte de Porsigrafía, Violeta, Ahani Canela, Elisa de Nuei Cosmetics, Domnina V.S. de Kafeina Girl, Wasakk, La maleta de Carmen, Fenix Darte de Porsígrafia

Y ahora por vuestra culpa estoy enganchada a los productos y especialemente a las cuerdas, invierto mi tiempo libre en conseguir hacer bien los nudos básicos… os iré mostrando los resultados.

¡Hasta la próxima compañerxs!

Aquí algunos momentos del encuentro. Podéis ver más en mi perfil de Twitter, Facebook e Instagram

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Encuentro con… Flamma | “Debemos ampliar esas sensaciones que tanto te hacen disfrutar”

Flamma. Es la nueva palabra que tienes que añadir a tu buscador. Flamma es un lugar donde encontrar ideas, placer y  sorpresas que harán que nuestras vidas sexuales se vuelvan más divertidas. No es solo una tienda online de juguetería erótica. Su propósito es convertirse en tu lugar de confianza donde puedes acudir siempre que quieras, no solo para comprar algo nuevo, sino para disfrutar del placer de muy diferentes maneras. Es el rincón donde podrás descubrir que tu sexualidad tiene muchas caras. En Flamma se han propuesto tratar la sexualidad y el sexo de una manera natural y sin rodeos. “Debemos ampliar esas sensaciones que tanto te hacen disfrutar. Para ello hemos explorado muchas soluciones y hemos logrado algo increíble”, afirman desde su web.

Nos esperan muchas sorpresas y artículos que no hay en otras shops online de este tipo, como las Secret Boxes. Aún tendremos que esperar un poco para descubrirlas, pero algo me dice que valdrá la pena… Como no me podía quedar con las ganas de ver qué hay detrás de todo esto, he hablado con Fernando, uno de los creadores de Flamma, y ésto es lo que me ha contado. ¿Quieres saber cómo, por qué y qué nos ofrece Flamma? Pues aquí lo tienes.

Flamma Secret Boxes

 

¿Quién está detrás de Flamma?

Detrás de Flamma estamos Carmen y Fernando, dos almerienses que un día decidimos dar un giro y a nuestras vidas y hacer lo que nos gusta. Con estudios de arte, diseño, arquitectura y pasión por el erotismo y la sexualidad, quisimos vincular ambos conceptos y crear Flamma.

¿Cómo surgió este proyecto?

Surgió de la forma más inesperada. Un día, desayunando en una terraza a pie de playa (un lugar fantástico para hacer volar la imaginación)  comenzamos a hablar sobre ideas que nos rondaban la cabeza desde hacía tiempo. Quizás fuera el café o las maravillosas vistas, pero ese día continuamos hablando y las ideas se materializaron en proyectos.

Nuestra primera intención fue lanzar la Secret Box (todavía en proceso). Sin embargo, tras estudiar las necesidades de un público exigente, nos dimos cuenta que hacía falta mucho más. La experiencia debía ser completa, no solo disfrutar de un producto interesante. También hay que informar y atender de la forma más interactiva posible. Dar vida a un lugar donde todos participemos, donde podamos expresarnos con naturalidad.

¿Qué queréis ofrecer al mundo de la juguetería erótica?

Para nosotros lo fundamental es desarrollar un espacio atractivo, con un diseño alegre y divertido, donde el usuario se sienta invitado a expresar su sexualidad de forma cómoda y respetuosa.

Además, queremos fomentar nuevas experiencias como las Secret Boxes. Formas de despertar emoción y generar nuevas sensaciones.

A veces, como usuarios, nos hemos sentido apáticos ante un mercado carente ideas. Si bien es cierto que las opciones para disfrutar nuestra sexualidad son variadas, casi nunca tenemos tiempo para cogernos un fin de semana romántico o desplazarnos para ver un espectáculo erótico de interés.

Por eso queríamos dar vida a opciones con las que disfrutar cómodamente desde el hogar. Y que a su vez aportasen novedades a todos aquellos usuarios que quieran disfrutar del sexo pero se vean limitados por una vida cargada de responsabilidades.

¿Creéis que los juguetes están cambiando la forma de disfrutar del sexo?

Hace unos años la sexualidad era un tema tabú. Algo de lo que se hablaba con pudor y cierta vergüenza. Donde la información era escasa y, en muchos casos, sesgada.

Hoy, gracias a muchísima gente que se esfuerza por fomentar el diálogo, personas que entienden el sexo como una práctica saludable, estos tabús se están rompiendo.
Los juguetes son tan solo una consecuencia de este cambio. Una forma más para expresar nuestra sexualidad y disfrutar de nuestras relaciones. Una herramienta que nos ayuda a descubrirnos a nosotros mismos, mientras gozamos del placer que nos ofrecen.

 

Ahora solo nos queda pasarnos por su página y dejarnos influir por su positivismo y también por las buenas ideas que nos dan en su blog.

 

 

Resiliencia Cromática, el arte de la sororidad

Tengo el placer de empezar el mes de mayo con un encuentro muy especial. Gracias a Nerea Ortega he podido acercarme a este bonito e importante proyecto formado por muchas mujeres, Resiliencia Cromática. Pintando el alma. Para lxs que no lo conocéis Resiliencia Cromática es una iniciativa mediante la cual el baile se convierte en arte pintado con el movimiento y la sensaciones que emanan de las bailarinas.

“En ese instante se crea un entorno embriagador donde fluyen esencias, sensaciones, colores y mucho más”

 

Pero Nerea lo explica mucho mejor, así que aquí va todo lo que me ha contado sobre esta iniciativa.

  • Me gustaría empezar dando a conocer esta iniciativa, ¿cómo surge el proyecto Resiliencia Cromática?

Para hablar del principio del proyecto y de cómo surgió la idea hay que tirar un pelín hacia atrás… unos tres años ya, y la idea surgió a partir de muchas conversaciones sobre poder enseñarle al mundo aquello qué sentimos las mujeres a través de la danza, buscando así el empoderamiento de las mismas para transmitirle a todas aquellas personas que desde la distancia están observando, ya que muchas veces, ese contenido pierde significado difuminado por la técnica y estética del mismo, dejando a un lado todas aquellas sensaciones que la bailarina profesa y muestra fervientemente en cada uno de los trazos y dibujos de la danza.

En la búsqueda de cómo pintar el alma, cómo empoderarse y dejar una marca a través del recuerdo, fue así que surgió la idea de concebir la danza como un gran lienzo en blanco; un sinfín de posibilidades en las que la bailarina iría desnudándose a través de los colores que siente dependiendo del lugar, la melodía y su estado emocional.

Así fue como, hace ya un año, seis mujeres que han dedicado parte de su vida a diferentes disciplinas de la danza decidieron formar parte de estas sesiones pintándose el alma.

  • ¿Quién o quiénes forman parte de él?

Si hablamos de las mujeres que han participado activamente en el proyecto te diré que todo empezó entre Ingrid Canturri, fotógrafa amateur de Tarragona y yo, mientras la idea maduraba, se apuntó sin dudarlo Maria José Traviesa, una de las musas del proyecto.

Las demás mujeres son Sandra, Ángela, Chantal e Irene, antiguas compañeras de diferentes disciplinas artísticas a las que me he dedicado. Y la tercera fotógrafa amateur es Anna V.

Si a lo que nos referimos es a las entidades que han apoyado el proyecto desde el inicio o se han ido sumando aportando su granito de arena son: Associació Dhides, Assexora’tgn, l’Hora Violeta, Oficina Jove del Tarragonès, Sexeducando y El placer es mío.

  • ¿Cuál es el objetivo que perseguís?

El objetivo, como comentamos al principio, es empoderar a las mujeres para transmitir y exponer al mundo la resiliencia de sus vidas a través del arte.

  • ¿Por qué nombrasteis a este proyecto de esta manera, es decir, por qué Resiliencia?

Pues fue Íngrid, la que después de meses y meses dándole vueltas encontró la combinación de conceptos idónea. Resiliencia cromática, pintando el alma.

Resiliencia por el proceso revelador de cada mujer al superar y empoderarse en un mundo hostil dónde todavía hay mucho que hacer por la igualdad de género.

Y Resiliencia cromática acompañada por: Pintando el alma, ya que realmente es el proceso que se ha intentado llevar a cabo a nivel emocional con todas las participantes.

  • ¿Cómo fue el proceso creativo?

Una aventura, sobre todo eso.

Después de tener la predisposición de todas las artistas que han participado, empezamos por buscar las localizaciones que consideramos apropiadas para poder llevarlo a cabo (y los permisos pertinentes) y programamos durante más de un año las sesiones que hicimos.

Después la parte menos artística; postproducción, crowdfunding, contacto con entidades y preparación de exposiciones.

  • ¿Fue fácil mezclar la danza con la pintura?

La idea surge de diferentes danzas tribales que mezclan la pintura para enaltecer ciertas virtudes, valores etc. por lo tanto es algo que, evidentemente,  no hemos inventado, pero si es verdad que intentamos poder relacionarlo con la parte emocional de cada persona con el objetivo de intentar trabajar ciertos aspectos importantes que, a veces, cuesta encontrar la manera de abordarlos.

  • Tras hacer un crowfunding y alcanzar el objetivo económico, llegó el gran momento de mostrar el trabajo a través de exposiciones, ¿cómo ha sido todo ese camino y cuáles han sido las impresiones tras las exposiciones?

La verdad que con el automecenaje nos quedamos asombradas de la participación activa de la gente con el proyecto y estábamos animadísimas y fueron unos meses bastante intensos de preparación para darle la forma definitiva y presentarlo a diferentes entidades. Tenemos que decir que la acogida ha sido buenísima por la mayoría de asociaciones, entidades… a las que hemos acudido, presentado o se han interesado, aunque siempre haya algún que otro desengaño, no nos ha impedido conseguir y sobrepasar positivamente las expectativas iniciales.

Y las reacciones y respuestas personales han sido todas fantásticas, estamos agradecidísimas de todas las personas que han ido a las exposiciones y a las que se han puesto en contacto con nosotras después para explicarnos sus impresiones.

  • ¿Cómo os ha repercutido personalmente este proyecto?

Introducir este proyecto en nuestro día a día ha supuesto resolver un reto que nunca nos habíamos planteado de una forma tan singular; nunca hubiésemos imaginado que expresar a través de la pintura y el movimiento corporal llegaría a suponer un proceso de resiliencia para trabajar esas inquietudes, miedos y dificultades que verbalmente nos cuesta reconocer y resolver.

Después de las sesiones tanto detrás como delante de un enfoque fotográfico ha supuesto un estado de ansia para volver a realizarlo e inquietud por descubrir el resultado de esta expresión artística.

Capturar y dejarse capturar, pintarse el cuerpo y el alma, redescubrir y dejarse llevar… dejamos un poquito de nosotras y nos llevamos otro poco de cada sesión que realizamos, gracias a eso seguimos proponiéndonos nuevos retos y objetivos que esperamos, no muy tarde, poder ir alcanzando.

  • ¿Y ahora? ¿Habrá una segunda parte? ¿Nuevos proyectos?

Pues por ahora mismo no lo tenemos en mente, pero es un proyecto que nos ha aportado mucho a nivel personal y nunca cerramos la puerta a nuevas ideas, otras perspectivas o una continuación a un proyecto que ha dado tanto de sí.

  • ¿Creéis que una iniciativa como la vuestra puede trasladarse a otros ámbitos del arte o de la vida?

Jejeje, es una pregunta interesantísima que esperamos con el tiempo poder dar una respuesta más completa, pero sí, creemos que es extrapolable a otros ámbitos.

Si queréis conocer todavía mejor el proyecto, queréis dar vuestra opinión, sugerencia o adquirir  alguna de las fotografías podéis poneros en contacto con ellas en elplaceresmio.tng@gmail.com  y por supuesto nos encantará saber qué os parece, así que ¡animaros a comentar!

También las encontraréis en Facebook, Twitter e Instagram.

 

Wacky Vibes, la revolución de los sextoys de madera | Wacky Vibes, the sextoys’ revolution

La madera es un material resistente, duradero, fácil de limpiar y al que se le puede dar forma con facilidad. ¿Te imaginas que tus juguetes sexuales estuvieran hechos de este material? Pues no tienes que imaginarlo, porque son una realidad. Hay personas que se dedican a pulir y convertir en sextoys piezas de madera con resultados espectaculares, una de ellas es Silvia Picari, creadora de Wacky Vibes.

En Wacky Vibes todos los productos son hechos a mano. Tras pasar por la mente de su creadora, las piezas van tomando forma hasta convertirse en bellos dildos, joyería BDSM, látigos, plugs, huevos… en Wacky Vibes no hay límites para la creatividad. No hay dos piezas iguales, ya que ella misma las hace e incluso pueden personalizarse para que la obra sea todavía más única.

Silvia Picari, arquitecta, diseñadora de madera y artesana, ha tenido el detalle de hacerme un hueco en su agenda y contestarme a una serie de preguntas. Como habréis podido comprobar, ella habla italiano y yo aún tengo esa asignatura pendiente, así que hemos recurrido al inglés. Por ello, el encuentro entre Wacky Vibes y Ars Eroticas ha sido en inglés.

Todo lo que hace desprende una esencia especial. El diseño es muy bonito y las formas invitan a ser tocadas. Estos juguetes son de esos que me encanta tener como decoración, observarlos, tocarlos y cogerlos para llevarlos… digamos a otros lugares.

Me parece realmente increíble y fascinante en qué puede llegar a convertirse un trozo de madera. En las manos correctas llegan a ser auténticas obras de arte para el placer. Pero, no voy a desvelar más, porque todos los secretos que esconden estos originales sextoys nos los va a desvelar ella misma.


Wood is a durable material, easy to clean and can be shaped easily. Could you imagine that your sex toys were made of this material? Because you do not have to imagine it, because they are a reality. There are people who are dedicated to polish and convert into sextoys pieces of wood with spectacular results, one of them is Silvia Picari, creator of Wacky Vibes.

In Wacky Vibes all products are handmade. After going through the mind of its creator, the pieces take shape until becoming beautiful dildos, BDSM jewelry, whips, plugs, eggs … in Wacky Vibes there are no limits to creativity. Not even any of the pieces is the same, as she herself does them and could even be customized to make the work even more unique.

Silvia Picari, architect, designer of wood and crafts, has gentlely take a moment in its busy day to answer several questions for ArsEroticas. As you can see, she speaks Italian and I still have to work on it, so we have turned to English. Therefore, the meeting between Wacky Vibes and Ars Eroticas has been in English. 

The design is absolutely beautiful and the shapes invite to be touched. These toys are the ones that I love to have as decoration, to observe them, to touch them and to take them… let’s say to other places. I find it really incredible and fascinating in what can become a piece of wood. In the right hands they become authentic works of art for pleasure. But, I will not reveal more, because all the secrets that hide these original sextoys will be revealed by herself.

  •  What made you start this project?   How did the idea come about?

This project is born from a series of experiences and gradually took shape while elaborating thoughts and personal reflections.

In part it has come out of my university study course, I am an architect and have always been passionate about product design.

I am rather intolerant of working in front of a computer and I am fascinated with handicrafts. For this reason I turned off the computer and learned woodworking. In handicrafts I found a dimension where I could fully express myself. Through my hands my ideas take form, and this gives me great satisfaction.

I chose to make sex toys, first and foremost, because I like the thought of marketing a product that serves to people’s happiness. Also, I find the topic quite interesting because it provides many opportunities to reflect the nature of human relationships and ways of loving. For me, my toys are primarily a way to share personal reflections on these issues, a pretext to talk about love and empathy. They are an invitation to reflect these issues while playing, and together in play, find a way to build a happy society.

  • Why did you choose the name Wacky Vibes?

I was looking for a name that could be understood on an international level, for this I chose English. I wanted a name almost onomatopoeic, amusing to hear, a bit comical and playful, that expresses, phonetically, the light-heartedness in which we should live our sexuality. Moreover, “Wacky” really means  “crazy, bizzare, eccentric…” a bit like this project and my choice to change direction in life and invent a rather unusual job for myself. “Vibes” like the metaphoric vibrations that wood transmits as a living material. Vibes also in the sense of mood, positive energy that I hope my objects will transmit to those who use them.

  • Why are you inclined to use wood as the main material for your creations?

I chose wood because it is special. It is eco-friendly and recyclable and my products are made by hand, therefore in a sustainable way. Because wood is alive and warm as a material. Because it is aesthetically beautiful and the turning enhances the beauty of the grain. The veins and shades of color are always different, making each piece unique. Even if produced in series, two wooden toys will never be identical to one another.

It is special because it doesn’t vibrate with a noisy electric motor, but with the hand’s natural tension, that passes through the wood’s fibers.

  • What is the production process from the moment you think of the design to the finished object?

The design is the expression of the concept innate to Wacky Vibes: these Sex toys are fun toys because sex is not a shameful act, but a light-hearted game of love.

From an ergonomic point of view, research has been done on actual products available in the market and their relative characteristics: ergonomics, dimention, material.

It takes me about 3 hours to complete each dildo. I begin by working a piece of solid wood.  I use certified woods, originating from Europe where there is greater control over the sustainable management of forests and the entire production chain. A substantial part of the working process is dedicated to the turning, wherein the wood takes shape. Then, the moulded piece is carefully sanded with different grits of sand-paper so that it is completely smooth and then polished with the residual sawdust. The last stage is the painting. The finishing and painting materials I use are all-natural water-based and are the same that are generally used for children’s toys. They are hypoallergenic, certified and compliant with the European Directive on the Safety of Toys, and in particular they respect the EN 71 normative of 2013 on the toxicity of substances present in the materials used.

BDSM jewels
BDSM Jewerly
  •  What inspires you?

The first source of inspiration and the reason for which I decided to change my life and invent Wacky Vibes, is the idea that life is short and we should be passing the time we have doing the things that make us happy to be in peace with ourselves, therefore transmitting positivity to others.

I am convinced that a gesture of love is the consequence of another gesture of love, just like a hateful act is the consequence of another hateful act. Easier said than done, this is the key to live in peace with ourselves and with others.

I am inspired by playing and joking around because it makes me feel light and free to live creatively. This stimulates me to invent and model my life as I want it.

  •  What are people’s reactions to your design?

Usually, the initial reaction is surprise. The majority of people don’t expect a wooden dildo that looks like a sculpture or a toy (many don’t even expect toys made of wood). Some people don’t understand immediately that they are erotic toys. In general, the sculptural form and the colours have people perceive these toys as beautiful objects for the eye, aside from their use.

  •  Do these toys need any particular care?

Not any more than that needed for any other toy. Each piece comes finished with multiple layers of gloss finish that make it water-proof, easily washable and sanitized. They can be used with water-based or silicone lubricants. After use, it is sufficient enough to wash well with warm water, neutral soap and then dry. If looked after with care, a wooden dildo may last for years and when it has finally arrived at the end of its life cycle, it may be recycled.

  •  What is your objective in creating sex toys that differ from those usually sold?

To offer, democratically, another choice. A different product, unique and personal/personalized. An alternative, a world away from the tedious perfection of series productions. To tease the curiousity in discovering the sensation of a different material and encourage playing in a way that a wooden dildo calls far, slower, more participatory and aware, more natural.

  •  Do you think the world of erotic toys has changed in the last years?

I would say so, the motive being that along with sexual culture, the target audience has changed.

For these women, sex toys are useful instruments and important for an active sex life, conscious and rewarding. They are beautiful objects to see, expressing an idea of sexuality that is happy and lively.

Consequently the products are changing, becoming more beautiful and of higher quality. More welcoming shops are emerging, conceived not only as places to buy sex toys at random, but places dedicated to the discovery of pleasure at 360 °, where you are guided in choosing a toy that suits best, and to learn more about one’s own sexuality.

  • Do you think we need a new approach?

In my opinion I am convinced that we do, and not only for a matter of commerce. I believe that sex toys have a high educational potential and that this is the fundamental concept on which to build a new approach.

I believe that who produces and sells sex toys is not only a retailer, but above all a consultant, who has the task of guiding people in discovering their sexuality.

Presenting products using this logic, one can transmit a series of positive messages:

For example, in front of the various and numerous typologies of products, we discover that our tastes and sexual inclinations are infinite and we learn to accept and embrace diversity as an added value.

We become familiar with the anatomy of pleasure (the unknown), therefore gaining a conscious approach towards orgasm, far away from the stereotypes and the social conventions and truer to our personal way of experiencing pleasure.

We learn the importance of taking care of our sex life because it is good for our physical and spiritual health, helping us become more serene and happy, therefore more compatible with others.

I think that sex toys can become an opportunity to educate people and thus create a sexual culture made up of respect and mutual understanding, in which violence and discrimination have no reason to exist.

  • Can your products be personalized? Do you receive many requests for personalized toys?

I would say a good 30% of the products I sell are personalized. In general the colours I use and the dimensions I propose are appreciated as they are. Fortunately, tastes in regards to sexuality are infinitely varied and there is always someone who wants their dildo with their favourite colour or of a different size.

I am very happy to make personalized toys because it means making contact with the client, listening to their needs and maybe even recommending on a model or dimention. I usually try out some colours and send the photos, that way the client can see in real time how their toy is coming along, and in a sense, participate in its realization.

Eco-friendly sextoys
HandMade sextoys
  •  Where can we find your products in Spain?

At the moment unfortunately, there are no physical shops that carry my products. I’ve only recently started looking at retailers in Europe and am starting to select those that interest me most, even in Spain. Seeing as I’m on the look-out for retailers, I would like to turn the question around to you: in what shops in Spain would you like to see my products?

I would tell you Silvia that your products would fit perfectly in stores like Amantis and OhLilith, because their line is very similar to yours and they offer eco-friendly products that stimulate a positive sexuality.

What shops would you recommend to Silvia to extend Wacky Vibes and to stay a little closer?

Although we do not yet have a physical site to find them, we can buy them in your SHOP ONLINE, so you can have a look. You can follow it also in the social networks like Instagram, where it gives us much envy with its fresh products,

Yo te diría Silvia que tus productos encajarían perfectamente en tiendas como Amantis y en OhLilith, porque su línea es muy similar a la tuya y ofrecen productos eco-friendly y que estimulan una sexualidad positiva.

¿Qué tiendas le recomendaríais a Silvia para extender Wacky Vibes y que nos quede un poco más cerca?

Aunque aún no tengamos un sitio físico donde encontrarlos, sí que podemos adquirirlos en su shop online, así que podéis echarle un vistazo.

Podéis seguirla también en las redes sociales como Instagram, donde nos da mucha envidia con sus productos recién hechos.

“Me comunico a través de la sexualidad y el sexo” Un encuentro con Anahí Canela

Orgasmo: Punto culminante o de mayor satisfacción de la excitación sexual.

Correrse: Liberación. Explosión física del deseo y del placer.

Squirt:  También llamada por algunxs eyaculación femenina. Es la materialización del orgasmo y correrse. Una forma de expulsar todo el deseo que guardamos en nuestros cuerpos.

Punto G: Una incógnita para muchxs. Un punto en el triángulo de las bermudas, una vez que entras en él no vuelves a salir. Para otrxs la parte interna del clítoris que si se toca y acaricia con gracia produce un gusto extremo.

Anahí Canela: Otro misterio para parte de la humanidad. Esa persona que con sus dedos va provocando squirtings y poniendo en duda la (no)educación sexual que hemos recibido.

¿Cómo? ¿Que hay más cosas que el misionero?

Llegó el día en el que tengo el placer de conocer a Anahí Canela, educadora sexual para adultxs. Conocida por sus Masterclass, talleres teóricos y prácticos sobre sexo anal, squirt o Punto G entre otros… va recorriendo la geografía estatal en busca de vaginas, penes y personas en general que quieran aprender más sobre sexualidad. Busca esa inquietud que nos hace desprendernos de una rancia educación sexual y que nos lleva por caminos sin final. Unx sabe cuándo empieza a romper las barreras de las sexualidades, pero no cuándo va acabar, si es que acaba.

Anahí confiesa que siempre ha sido muy reflexiva con la sexualidad, “la sexualidad es el 80% de mí. Desde que descubrí la sensualidad y la comunicación a través de la erotización del sexo, lo he utilizado”, pero “fue cuando empecé con el porno, alrededor del 2011, cuando me di cuenta de cuántas prácticas sexuales hay que no son comunes, como por ejemplo el squirt. Hablando sobre mi experiencia, me preguntaban mucho cómo lo hacía y un día una amiga me dijo que por qué no lo enseña a través de cursos para que todo el que quisiera aprendiera conmigo. Me di cuenta de que se me daba bien, lo explicaba bien. También empecé a usar mucho Blablacar y en todos los viajes acababa hablando de sexualidad y de mis experiencias, lo que gustaba y llamaba la atención. Entonces pensé que tenía mucho que aportar con un enfoque diferente”.

Pero, ¿fue todo así de fácil?

Desde que empecé a pensar en ello hasta que me puse a hacerlo sí que fue un proceso muy rápido. Contacté con Los Talleres de Lola, de Los Placeres de Lola, que fueron muy accesibles y me dieron la oportunidad de probar. Al principio daba 2 talleres al año, era más un hobbie que un trabajo. Pero fueron creciendo, me di cuenta de que surgían reflexiones interesantes, que me gustaba cómo lo hacía y me sentía satisfecha con el trabajo.

¿Y de dónde te vienen esas ganas de aportar tu sello a la educación sexual?

Todo lo impulsó el interés por la Teoría Queer, siempre ha estado más ligada a un ámbito más académico, pero lo que el público demanda es una explicación más accesible. Por eso me pregunté qué podía aportar yo, qué puedo hacer diferente ante esa realidad. Empecé a trabajar en ello, a plantearme cómo responder a la demanda que había y así los talleres fueron creciendo.

Ya llevas mucho tiempo dando los talleres y ahora eres toda una experta, pero ¿te acuerdas de las primeras clases?

Los nervios seguro que estaban, pero por destacar algo en concreto tengo que confesar que los grupos pequeños me ponían más nerviosa porque por mi forma de ser, me siento más cómoda en grupos grandes, aunque ahora algunos grupos como los de squirt los he limitado a 10 personas. Los otros dependen más de la temática. Recuerdo uno, que era de los primeros que daba, de gente de Tantra y me sentía como ¡Pero qué les voy a enseñar yo! Además, tuve un percance tonto, que en realidad no es nada, me salió el squirt como amarillo, no me había meado ni nada, pero en ese momento me dio el punto. Por lo demás, todo bien, me manejo con soltura y tengo facilidad para hablar y mostrar ante la gente.

¿Cómo es la dinámica de los talleres?

En los talleres hay una parte teórica y otra práctica. En la teórica no quiero hablar todo el tiempo. Es un feedback constante. Animo a que se presenten, hago una explicación breve y esquemática y voy contando cosas sobre el tema del taller junto con partes prácticas porque así se hace mucho más divertido y ameno. Surgen preguntas que vamos respondiendo y siempre se alargan los talleres porque la gente se va soltando, les surgen dudas… y eso es muy positivo. Sin llegar a cambiar el tema del taller, pero esa puerta a que surjan temas relacionados que se puedan resolver siempre está abierta.

¿Cómo es la respuesta de la gente en los talleres?

Muchas de las personas que acuden, me han dicho que aparte de aprender sobre el tema, los talleres suponen para ellxs un espacio donde poder expresarse y abrirse.

Yo creo que el éxito radica en que yo doy los talleres como cuando tengo sexo con alguien. Sin rodeos ni tecnicismos. Sencillo, claro y sobre todo práctico.

Lo que suele ocurrir es que el público se va soltando y la sesión se convierte en una tertulia sobre sexualidad. La cercanía es esencial.

¿Cómo te sientes tú cuando estás frente a un grupo de gente que ya “sabe” lo que va a pasar?

Me siento como un puente entre lo académico y la vida real, entre lo extremo, lo más raro de la sexualidad que yo ocupo por completo, pansexual, género fluido, poliamor, BDSM… y la gente que quiere empezar a abrir su sexualidad. Hay que trabajar desde el punto de que nos han educado sexualmente en los extremos, en etiquetas cerradas, o eres una cosa u otra. Y no debemos pensar que lo que hacemos lo hacemos mal, sino que tenemos una educación sexual muy deficiente y no tenemos buenos referentes sobre la sexualidad. Lo que hacemos es lo que nos va bien. Si nos gusta lo repetimos y lo que no, lo dejamos, pero no hay una reflexión sobre cómo mejorar, porque no tenemos las bases del placer ni de cómo hacerlo mejor. Lo que ocurre es que en el sexo es muy fácil frustrarse, si haces algo que a una de las partes no le hace sentir cómodo o la primera experiencia no es buena ya se abandona la variación de la práctica. Hay que romper los miedos de probar cosas nuevas.

Por ejemplo suele pasar con el taller de sexo anal. Con él pretendo quitar todos los mitos del dolor, las barreras que tenemos por la educación sexual, descubrir cuál es el placer real de hacerlo y que lo hagas porque te va a dar placer.

¿Cómo es el público que va a los talleres?, ¿qué dudas les suelen surgir?

Las personas que vienen suelen tener edades comprendidas entre los 30 y 70 años, más o menos. Menores de 30 no suelen venir.

Me parece curioso que no vaya gente más joven

No no es para nada curioso. La gente joven quiere follar, si puede mucho, y no se preocupa tanto por la calidad como por la cantidad. Cuando ya estás en una relación larga te empiezan a surgir dudas de si lo estás haciendo bien, si disfrutas todo lo que puedes de tu sexualidad, si hay cosas que puedes mejorar… y te das cuenta, ampliando los conocimiento, que las relaciones sexuales no han sido tan placenteras como hubieras querido o incluso ni lo han sido. Y si lo han sido, que pueden serlo mucho más. Vienen mujeres y hombres solxs y parejas. Las parejas que vienen suelen ser más maduras, a partir de 40 años, que son segundas relaciones de las mujeres y varias de los hombres, lo que supone que están descubriendo el placer porque en las anteriores relaciones no lo habían experimentado. En cuanto a las dudas que suelen plantear, en realidad preguntas no suelen traer específicas, pero sí que se dan cuenta de que no se conocen bien a sí mismxs y en particular no se conoce el placer femenino. Ni nosotras ni los hombres que se acuestan con mujeres, es lo más relevante que veo en los talleres.

Están muy bien las técnicas que aprenden, pero lo más importante es darse cuenta del déficit de conocimientos sobre nuestra propia sexualidad. Y todo esto hay que verlo desde la diversidad. Yo siempre introduzco mi manera de ver el sexo en toda su diversidad, diversidad de orientaciones, de géneros, de prácticas… y así descubren muchas cosas más. Intento derribar el coitocentrismo, el falocentrismo y esa idea de que el sexo es follar y follar es meterla, correrse y tener un orgasmo y que ambos lleguen, sino no se ha cumplido el objetivo.

¿Cuál de los talleres es el más popular?

El de squirt es uno de los más conocidos y el que más llama la atención. Pero lo importante de los talleres es que yo enseño lo que sé y lo que practico. Y constato lo que digo en la práctica.

Me ha llamado la atención el proyecto que tienes en marcha Sex Capacitados, ¿está ya en funcionamiento?

Sex capacitados es mucho más que un speed dating diverso. Es un proyecto que tengo en mente desde hace más de 10 años. Hace tiempo que conocí a Carla Graf, una activista pro derechos de las sexualidades de las personas con diversidad. Cuando la conocí, ella ya daba charlas sobre diversidad y sexualidad, impulsó la creación de juguetes sexuales para estas personas porque los que hay no se adaptan a sus necesidades. La idea es hacer un gran estudio sobre las sexualidades de las personas con diversidades y además dar conferencias, talleres y hacer speed datings donde se vea que lo que buscamos no es ayudar a las personas con diversidades a mejorar su sexualidad, sino que ayudamos a la sociedad a tener el placer de tener sexo con todas estas personas. A no limitarse por miedo y desinformación. La inclusión no es solo por parte de las personas diversas, es por las que no la tenemos. Nosotrxs somos los que nos tenemos que incluir en su campo y dejarles que se incluyan en el nuestro. Ellxs no tienen ningún problema.

De momento no hay sesiones programadas, hay ya alguna solicitud, pero todavía lo estamos gestionando. Lo que queremos hacer con el primer dating que hagamos, no es que vengan a ligar y ya está, sino que vengan a romper barreras y crear una masa crítica con la que podamos decir que a mucha gente no le importa y quiere romper las barreras de tener relaciones sexuales con personas con diversidades. Además, para acudir no pedimos ningún perfil específico. Queremos que venga quien le apetezca y ver qué pasa.

Debe ser un campo abierto en el que todxs nos conozcamos y reconozcamos.

La conversación virtual con Anahí fue muy placentera, ahora me queda ver más de cerca uno de sus talleres, así que apuntado el reto y no le perderemos la pista.

Puedes encontrarla en su página web, donde también verás todos los talleres y servicios que ofrece, en Facebook, Twitter e Instagram.