“Si te libras de las cadenas sociales tienes un mundo de sensaciones por descubrir” | Una pareja liberal cuenta su primera vez

En una de mis visitas a Barcelona tuve la oportunidad de conocerles en persona. Me impresionaron. Su naturalidad y sinceridad me conquistó. ¡Esto es lo que yo quiero mostrar! pensé justo en ese momento y no dudé en proponerles un encuentro para saber todo de su experiencia como pareja liberal. Tenía tantas preguntas… ¿cómo se empieza una aventura así? ¿cómo se sienten y recuerdan las primeras veces? ¿dónde encuentras el lugar perfecto para ti? ¿cómo repercute abrir tu sexualidad a tu relación de pareja?

Pero además de todo esto lo que yo quería transmitir es que ser una pareja liberal puede ser, y en este caso lo ha sido, muy positivo para la propia  relación de pareja si existe la comunicación, respeto y sinceridad adecuada. Hay que desmitificar y alumbrar las oscuridades que a veces se ponen entorno a las relaciones abiertas y hacer ver que es una manera más de disfrutar del sexo.

¿Habré conseguido mostrar la cara real de tener una relación de pareja liberal?

  • ¿Cómo fue el comienzo de abrir vuestras sexualidades?

El comienzo de nuestra curiosidad se originó mientras veíamos una película porno, de repente nos dimos cuenta de que aquello nos proporcionaba más diversión que morbo, que es lo que buscábamos en realidad. De ahí surgió la pregunta de ¿Cómo sería ver a alguien haciendo el amor de verdad?

Investigando por internet encontramos una serie de locales de intercambio de pareja y decidimos ir a echar un vistazo, pero solo para saciar nuestra curiosidad por el mundo sexual ajeno al nuestro.

Tras un periodo de reflexión e investigación, encontramos un local que en las redes sociales lo describían como “muy light” y pensamos que sería el más apropiado para lo que nosotros queríamos hacer.

El día que lo visitamos había una fiesta y estaba lleno de parejas, nada más entrar, la chica de la recepción nos mostró todo el local y nos explicó sus normas, ya que fuimos sinceros y le dijimos que nunca habíamos visitado ningún local de intercambio, que ésta era nuestra primera vez.

Nos quedamos en la discoteca del local, había mucha gente, todos vestidos muy sexys y bailando muy sensual, las parejas empezaban a jugar unas con otras, miradas, besos, caricias, incluso vimos alguna felación en la barra. Nosotros estuvimos casi toda la noche en una esquinita observando todo aquello, ya que no era a lo que estábamos acostumbrados, porque es poco o nada habitual en las discotecas verticales (el término vertical se refiere a las discotecas comunes, en las que no interactúas con nadie de forma horizontal). Pero en un momento determinado de la noche, en el que la gente empezó a dispersarse, nos asaltó la curiosidad por ir a mirar la zona de camas que la chica de recepción nos había mostrado cuando llegamos al club. Recordamos sobre todo la impresión que nos causaron los gemidos de la gente que ya se oían cuando ibas subiendo las escaleras, y como nos mirábamos los dos, asombrados y sobrecogidos por lo que estábamos viviendo. Cuando nos asomamos a las camas y vimos a la gente practicando sexo nos dio mucho morbo, era como una gran orgía, de repente nos empezaron a subir los calores y no sabíamos bien donde ponernos o que hacer, pero conforme transcurría la noche empezábamos a estar más cachondos, más tranquilos y más envueltos en ese ambiente tan sensual que se respiraba y acabó haciendo que viésemos aquello con mucha más normalidad. Con el aumento de nuestro apetito sexual decidimos practicar sexo allí nosotros también, aunque fue en un cuarto pequeñito que no había nadie y que quedaba bastante discreto.

Al final de la noche ambos coincidíamos en que aquella experiencia había que repetirla porque había sido muy morboso y lo habíamos pasado muy bien.

Nuestra segunda vez fue un poco igual, aunque esta vez empezamos antes a jugar entre nosotros y le dedicamos más tiempo a esto y menos a la discoteca. La diferencia la marcó el hecho de que mientras nosotros nos divertíamos juntos entró otra pareja en este cuarto, estaban desnudos, muy discretos se pusieron a nuestro lado, para iniciar un juego conjunto y la chica acarició la espalda de Peter, que en ese momento se asustó, se giró y les dijo que queríamos seguir solos y no buscábamos nada con nadie. Ellos comprendiendo a la perfección nuestros deseos, se dieron media vuelta y se fueron a otro lugar del club. Peter se quedó tan impactado y abrumado con aquellas caricias que enseguida llegó al orgasmo, sólo con el recuerdo de esa sensación, esa caricia en la espalda que ni siquiera es una zona erógena, fue una sensación muy distinta, novedosa y diferente a las que estábamos acostumbrados a vivir a solas.

De ahí surgió el deseo de Peter de que probásemos en tener nuestra primera experiencia junto a otras personas, le había gustado tanto la sensación que había experimentado que no quería que dejásemos escapar la oportunidad de vivirla juntos, queríamos experimentar todo ese mundo de sensaciones nuevas y placenteras.

Y así de fortuito fue nuestro inicio de una relación abierta, ya que quizás si esa pareja no hubiese entrado y no hubiese tocado su espalda, no nos hubiésemos planteado abrirnos a nuevas posibilidades.

  • ¿Qué os impulsó a hacerlo?

Quizás lo que nos impulsó fue el gesto de la espalda que comentábamos. Pero también tuvo mucho que ver en nuestra decisión una agradable charla con una pareja veterana con la que quedamos a través de una red social para tomar unas copas con ellos. Nosotros teníamos muchas dudas de si queríamos entrar o no en este mundillo porque no veíamos la necesidad de incorporar más personas a nuestra relación, pero ellos se ofrecieron a explicarnos las normas no escritas sobre este interesante mundo liberal y sus experiencias más destacadas, por si podían servirnos a nosotros también. Nos hicieron un poco de maestros, explicándonos todos los truquillos del mundillo, aunque para nosotros lo mejor de aquella charla quizás fue el hecho de que nos hicieran plantearnos el mundo liberal como un juguete más de nuestra lista de juguetes sexuales. Nos ayudaron a cuestionarnos nuestra sexualidad compartida, plantearon la duda de por qué no dejar que alguien entrase en nuestra vida sexual y jugase con nosotros igual que nosotros hacíamos con los juguetes sexuales, sin entrar para nada en nuestra vida sentimental o emocional, ya que, queramos o no, son dos mundos que han de viajar en paralelo para poder disfrutar un poco más de todas estas aventuras.

Las primeras veces siempre nos dejan recuerdos como los nervios, las dudas, el cómo será…

  • ¿Cómo fue la primera vez que practicasteis sexo con otras personas?

Después de la conversación con esa pareja nos atrevimos a quedar con otra, de nuestra edad, que también estaba empezando a experimentar. En principio nos pusimos muchos límites, solo queríamos experimentar lo que podíamos sentir tocándonos mientras lo hacíamos entre nosotros. Los cuatro revueltos, por decir algo. Acordamos que no habría nada de sexo oral, ni penetración, solo serían besos, caricias y poco más, ya que era para probar qué sentíamos y que experimentábamos viendo a nuestra pareja con otra persona. Decidimos quedar en el local que ya habíamos frecuentado un par de veces y tras unas copas acabamos los cuatro en un cuartito besándonos, tocándonos… Y la verdad es que te choca un poco ver a tu pareja con otra persona, pero también lo recuerdas muy morboso. Tienes una mezcla de sensaciones muy fuerte. Quizás lo que más recuerdo es estar muy pendiente de cómo estaba mi pareja e intentar leer en sus gestos si se encontraba tan a gusto como yo o si le estaba gustando tanto como me estaba gustando a mí.

Pero al final de la noche nos dimos cuenta de que nos habíamos puesto demasiados límites y que ambos nos habíamos quedado con las ganas de romperlos.

Lo que es muy importante, después del encuentro con otras personas, es la comunicación en la pareja, para saber lo que la otra parte ha sentido y poder consensuar de nuevo esos límites, que nos parecieron excesivos y que sin duda ninguno de los dos quería que fuesen tan estrictos.

Debo añadir (Peter) que la primera vez que penetré a otra chica delante de mi pareja fue también impactante, al igual que verla a ella siendo penetrada. Me excitaba ver su cara de placer, pero por dentro algo me decía que eso estaba mal. Nos educan en base a unos prejuicios sociales y religiosos en los cuales reprimen cualquier práctica sexual que salga de los “cánones estándar”. Tras analizarlo y comprobar que a medida que quedábamos con otras parejas el placer que nos proporcionan las prácticas liberales seguía aumentando, me di cuenta de que si te libras de esas “cadenas sociales” tienes un mundo de sensaciones por descubrir.

  • Cuando realizáis los encuentros, lo hacéis siempre en pareja ¿o cada uno de vosotros también tiene encuentros en solitario?

Cada pareja lo vive a su manera, no hay unas prácticas establecidas para todos, porque al igual que en el sexo convencional, cada uno tiene sus gustos. Seguramente si le preguntas esto mismo a cualquier otro, puedes encontrar opiniones muy diversas.

Nosotros lo hemos hecho alguna vez, porque nos gusta probarlo todo, pero no es lo que más nos gusta, por lo tanto, aunque no lo descartamos, es algo que queda un poco en segundo plano y nos dedicamos más a practicar cosas en las que los dos podamos participar.

Para nosotros lo morboso de estas prácticas es poder ver a tu pareja disfrutar con alguien y poder participar o interactuar en cualquier momento, o recordar todo lo que has visto luego en la intimidad cuando estamos a solas y volverte de nuevo loco de placer con todos esos momentos que has visto.

Pero en este mundillo podría decirse que hay dos catálogos disponibles, el de cosas que te gustan o te apetecen y el de cosas que no te gustan o no te apetecen en según qué momentos y lo más interesante de estos catálogos es que no dejan de cambiar, porque hay tantas variables que influyen en lo que haces y lo que no, es todo tan cambiante y tan efímero, que estos catálogos nunca acaban de estar definidos del todo.

  • ¿Os denominaríais como una pareja Swinger (parejas que hacen intercambio con otras parejas)?

No, ya que una pareja swinger solo hace intercambio con otras parejas, en nuestro caso el termino sería liberal, ya que realizamos también orgías, tríos con chicas o chicos indiferentemente y demás prácticas que no están contempladas en el término swinger.

  • ¿Cómo os ha repercutido como pareja sexual y sentimental incluir en vuestras relaciones sexuales a otras personas?

Como pareja sexual nos ha enriquecido muchísimo porque todas las prácticas que realizas o aprendes con otras personas, luego las pones en práctica con tu pareja. Así que tenemos una gran variedad de posturas y técnicas sexuales. Además las sensaciones que transmiten los recuerdos (de haber visto a tu pareja con alguien más) que vienen a la mente cuando ya estás en la intimidad, a solas, son imposibles de obtener si no hubieses permitido a esa persona externa practicar sexo con nosotros.

A nivel emocional nos ha unido mucho también porque la comunicación y la confianza que has de tener con tu pareja para llevar a cabo estas prácticas es muy intensa, si no hay un nivel muy alto de comunicación no funciona, lo hemos visto muy de cerca, que las parejas que no están basadas en la comunicación, la confianza y la sinceridad acaban dejándolo porque la relación no se sostiene. En nuestro caso nos ha ayudado a reforzar y consolidar esos pilares, que ya teníamos construidos.

  • ¿Cuál es la clave, para vosotros, para que una pareja disfrute de su sexualidad abierta sin que se vea deteriorada la relación que mantienen entre ellos?

Bueno para nosotros no hay una clave diferente a la que pueda tener una pareja que no sea liberal, ya que el problema en la mayoría de los casos, son las carencias y las puede haber tanto en un terreno como en el otro.

Básicamente para que una pareja funcione necesitas respeto, sinceridad y comunicación y eso es igual en todo tipo de parejas. Si hay carencias en alguno de esos aspectos la pareja falla.

  • ¿Es fácil encontrar lugares o formas para contactar con personas que también están abiertas a experimentar?

Existen locales liberales que están dedicados en exclusiva para este tipo de prácticas y para contactar existen diferentes redes sociales. En ellas puedes conocer gente liberal o swinger con una cierta discreción. Cada uno tiene un perfil que es como una carta de presentación, fotografías, qué buscas, orientación sexual, etc.

Dentro de estas redes sociales se utiliza el sistema de verificaciones. Las verificaciones son unas valoraciones que realizan otros usuarios sobre ti. Con este sistema te aseguras que ese perfil es real, que se han conocido en persona. Además, puedes obtener más información sobre su forma de ser, actitud, carácter, fogosidad, experiencia, prácticas que realiza…

  • ¿Hay lugares específicos para quedar y realizar los encuentros o se hace más en privado?

Por ejemplo, solo en Barcelona ciudad hay unos seis o siente clubs con una oferta muy variada, cada uno con una filosofía propia. Según los gustos de cada persona, frecuentas unos u otros. Hay algunos para un público más entrado en años, otros para más jóvenes, algunos con piscina o zona de juegos más exclusivas y otros potencian más la discoteca.

También hay gente que solo queda en los locales para conocer a otras personas y los encuentros los hacen más en privado porque prefieren más intimidad. Va en función de cada pareja.

  • Cuando quedáis con otras personas, una vez conseguido el contacto, ¿quedáis directamente para tener sexo o seguís un “protocolo”?

En nuestro caso, por ejemplo, nos gusta conocer a la persona tomando un café o unas copas para así charlar y conocernos antes de jugar. Pero no hay un protocolo establecido, ya que según la situación o el entorno puedes realizar una cosa u otra. También influye el estado de ánimo, ya que hay momentos en los que apetece más conocer a la persona y luego jugar y otros momentos en los que vas a jugar directamente y “a lo que surja”.

  • ¿Y cómo elegís a las personas con las que puede haber un futuro encuentro?

Principalmente nos llama la atención el físico, ese es el primer filtro. Y luego tras charlar, te das cuenta si hay ese “feeling” que necesitas para llegar más lejos.  La otra parte también tiene que tener esa atracción hacia nosotros, por eso a veces es muy difícil llegar hasta el final.

  •  No es común que las personas hablen de sus deseos sexuales hacia otra persona que no sea su pareja, lo que es algo natural, ¿por qué creéis que sucede esto?, ¿vosotros lo habéis externalizado o es algo que os quedáis para vuestra vida íntima?

Nosotros creemos que aquí influyen factores individuales y sociales sin tener nada que ver con el mundo liberal. Nos referimos a que muchas parejas no son sinceras entre sí por miedos o inseguridades. Si paseando por la calle se cruza una chica o chico con un estereotipo que atrae a una de las dos partes, ¿por qué se debe ocultar eso? Si ocultas que has sentido atracción física hacia esa persona, no estás siendo sincero. Quizás por miedo a que la otra persona se sienta inferior o despreciada, pero no tiene nada que ver. Eso son inseguridades intrínsecas que no aportan nada positivo, pues estás reprimiendo emociones que tu cuerpo ha sentido. Yo prefiero ser sincero y admitir que la persona que se cruzó en nuestro camino me resulta atractiva. Eso no significa que deje de querer a mi pareja, o que la vea como la más hermosa de todas. Pero como te decimos, no tiene nada que ver con el mundo liberal. Al principio de nuestra relación, antes de iniciarnos en esta aventura, ya nos comportábamos así de sinceros el uno con el otro. Socialmente nos inculcan desde pequeños que la atracción física va arraigada al amor y son dos conceptos completamente diferentes.

*Quiero darles las gracias públicamente porque me ha encantado charlar con ellos y he aprendido muchísimo.

Los felices años 20 del erotismo en Barcelona

¿Qué es el erotismo?

Si preguntáramos qué es el erotismo cada unx de nosotrx daríamos una respuesta. La herencia cultural, la sociedad en la que vivimos y otros factores nos hacen tener una idea sobre lo erótico, los deseos y placeres. Al margen de todo esto y con una gran habilidad para conjugar las diferentes nociones de erotismo El Museo Erótico de Barcelona ha conseguido superar la mayoría de edad con un objetivo cumplido, acercar el erotismo a la sociedad de manera educativa, divertida y rompiendo tabúes. En el último Sex Blogger Meeting nos dieron la noticia de que el Museo cumple 20 años y tienen muchas cosas pensadas para sorprendernos y para mejorar, todavía más, sus salas y espacios y que la visita sea inolvidable.

Durante la primera jornada del encuentro me sorprendió mucho cómo el Museo Erótico de Barcelona muestra el erotismo desde muy diferentes perspectivas, desde obras de arte de Picasso y Dalí, pasando por estrellas de cine que fueron iconos eróticos hasta las salas especializadas en el erotismo de otras culturas y cómo nuestros antepasados disfrutaban del sexo. ¿Sabías que el erotismo tiene olores? pues si te das un paseo por el Museo, lo descubrirás. ¿Sabías que hay máquinas simuladoras de penetración? sí, y se usaban… esto si no lo ves no puedes hacerte a la idea de cómo son, yo al menos no lo imaginaba y al verlas me quedé boquiabierta.

Ahora no nos llama tanto la atención que exista un museo entero dedicado al erotismo, pero hace 20 años, tal vez sí que sorprendió un poco que un local en medio de las Ramblas de Barcelona abriera sus puertas y ventanas, sacara una Marylin Monroe al balcón a dejar volar su vestido e invitarnos a adentrarnos en la historia del erotismo.

He hablado con el Museo y les he hecho recordar cómo fueron esos primeros años e imaginar cómo serán los próximos.

  • ¿Qué les llevó a abrir este espacio?

El creador del Museo Erótico de Barcelona era un coleccionista de arte erótico que trabajaba en el sector y que tenía muchos contactos y gracias a esto recibía cuantiosas donaciones de personas importantes del mundo erótico como por ejemplo una colección entera de látigos que Domina Zara le regaló.

Tras una gran trayectoria profesional unida a su red de contactos e intereses por mostrar el erotismo, decidió abrir una galería que acabó convirtiéndose en un museo.

  •  ¿Por qué es un museo dedicado al erotismo y no a la sexualidad en general?

El erotismo es el punto intermedio entre lo sensual, lo educativo y lo erótico. Hemos apostado por este término por la fina interpretación que hace la gente de él. Por ejemplo, para nosotros el erotismo es una mujer desnuda, pero tal vez para un francés el erotismo es la época victoriana, porque el erotismo significa algo diferente para cada cultura y por eso nos centramos en el erotismo, porque es un aspecto diferente y que es interpretable de muy variadas maneras para cada persona y así nos permite jugar con el pasado y el presente. El sexo y la sexualidad es más explícita y no se adapta a lo que nosotros queremos transmitir.

  • ¿Cuál es la idea de erotismo que quieren transmitir desde el Museo?

Historia, sexualidad y apostar por su parte más divertida es lo que queremos mostrar, porque las vidas privadas también pueden ser divertidas.

El erotismo tiene una gran trayectoria histórica por la que se puede navegar y descubrir datos muy curiosos. No se puede etiquetar y convertirlo en tabú porque ha existido desde siempre y forma parte de nuestros imaginarios. Por otro lado, recurrimos al erotismo como punto de atracción porque se ve como algo más fino, elegante y sutil, y esa es la idea que nosotros queremos transmitir.

  • ¿Por qué en Barcelona y no otra ciudad española?

Barcelona tiene una historia muy bonita en relación al erotismo, era una ciudad de tránsito como Pompeya. Gracias a su apertura al mar facilitó la entrada a diferentes culturas y también desarrolló el mercado de la prostitución. Se convirtió en una de las ciudades principales donde se ofrecían estos servicios a los que acudían marineros y gente de paso. Por todo su pasado, por su cultura abierta y porque aquí el erotismo está muy arraigado a causa de toda esta historia que forma parte de sus calles, el director del museo creyó que era el lugar perfecto para nuestro Museo Erótico.

  • ¿Cómo fueron los primeros años del museo?

El museo ha sido muy bien acogido desde el principio, sobre todo por parte del público profesional. Después hubo una temporada en el que la gente lo conocía, lo visitaba y así, alrededor de los diez primeros años, se fue dando a conocer pero sin muchos sobre saltos, aunque siempre ofreciendo muchas actividades. Pero desde hace un tiempo estamos aumentando el número de visitantes cada mes rompiendo el record anterior. Cada mes el número de personas que pasan por el museo se dispara y sigue subiendo. Los últimos seis años han sido en continuo crecimiento.

  • ¿Cuál era el objetivo del Museo? ¿Se han cumplido las expectativas?

Ahora mismo nuestra meta es hacer que el museo se convierta en una cadena. Estamos trabajando en ello y esto nos está llevando mucho tiempo y trabajo, queremos que se convierta en una referencia y mostrar a todo el mundo la bonita historia del erotismo. Otro de los objetivos que tenemos es sobrepasar los cien mil visitantes anuales y este año ya lo hemos alcanzado. Desde que se creó nos propusimos varios retos que poco a poco y gracias al enorme esfuerzo que hacemos ya los estamos cumpliendo. Pero esto no nos hace pararnos, porque estamos intentando mejorar continuamente y ya tenemos en mente nuevas experiencias que ofrecerles a todas las personas que visiten el museo, ahora el reto es unir el erotismo con las nuevas tecnologías y que los y las visitantes se vayan con una experiencia indescriptible.

  • 20 años  de actividad es mucha experiencia ¿qué momento destacáis de todos estos años?

Es difícil y nos centraríamos en tres puntos, uno, que nos marcó mucho fue la organización del primer Sex Blogger Meeting, otro la colaboración con el Museo erótico de Amsterdam del que ahora somos socios oficiales y tenemos muchas sinergias conjuntas y por último, las grandes inversiones que hemos hecho en los últimos cinco años, como las obras de arte de Picasso, que son auténticas y las fucking machine.

  • ¿Hay alguna sala o espacio expositivo que llame más la atención o sea el favorito del público?

No hay solo una, podemos decir que la que más les atrae y les sorprende son tres, la de las fucking machine, la sala de los récord sexuales y la sala de las películas del rey Alfonso XIII. Quieren comprarlas y llevárselas a casa, es impresionante la expectación que crea.

  • ¿Creéis que abrir espacios como el vuestro ayuda a naturalizar el sexo y hacer que los tabúes vayan desapareciendo?

Sí, por supuesto. Hemos trabajado mucho para suavizar la línea entre divertido, explícito y educativo para que sea agradable a todo el mundo pero que también les aporte nuevos conocimientos y curiosidades. Cuando la gente sale del museo nos agradece que les mostremos algo que para ellos era tabú de una manera tan natural y divertida. Esto lo hacemos combinando las salas para que la visita vaya cambiando de grados, las impresiones varíen, las imágenes se combinan para que la atención nunca decaiga y al final resulte un paseo por el erotismo a través de las culturas y la historia que aporte a los visitantes una experiencia enriquecedora de manera amena y satisfactoria y salgan con un buen sabor de boca.

  • En vuestra opinión y tras tantos años de experiencia ¿ha cambiado la sociedad con respecto al erotismo y la sexualidad?

La verdad que no mucho. La gente se atreve a experimentar mucho más eso sí, pero no a hablar sobre el tema, sigue siendo un tabú. Tienen mucho miedo de las etiquetas que pone la sociedad a la sexualidad y al erotismo. Aún son reacios a ser sinceros con sus deseos y a mostrar cómo viven su vida íntima por ese juicio que hace la sociedad.

  •  ¿Cuál es la pieza estrella del museo?

¡Qué complicado! Las películas del Rey Alfonso XIII son una de las piezas claves. Es exclusiva y siempre atrae muchísimo. Crea mucha curiosidad y es uno de los puntos más atractivos del museo.

  •  ¿Tenéis algo preparado para celebrar esta fecha tan especial?

Queremos compartirlo con todo el mundo que nos visite y por eso hemos decidido no acotarlo a una fecha sino hacer celebraciones a lo largo de todo el año. Una vez que lo lancemos, habrá muchísimas sorpresas, visitas exclusivas para las personas que se acerquen al museo… Queremos hacer tanto  y compartirlo con todas las personas que pasan por nuestro espacio que no podemos desvelar nada, así que habrá que estar atentos a todas nuestras redes sociales y web para que nadie se pierda nada.

Ahora tengo ganas de volver a visitar el Museo Erótico de Barcelona porque siempre hay algo nuevo que descubrir, os dejo alguna imágenes para que os hagáis a la idea de qué os espera cuando os acerquéis a visitarlo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

” La letra, la atmósfera, la rabia, iban de mi estómago a mis dedos” | Imagina que eres Dios

Abro una página y al mismo tiempo le doy al play. ¿Has probado a ponerle música a las palabras del libro que tienes entre las manos?

Hay libros que te susurran al oído, que te empapan, te calan hasta los huesos y sus historias se quedan ahí dentro para, el día menos pensado, recordarte que eso existe, que forma parte de una historia de ficción cargada de realidad. Imagina que eres Dios es uno de ellos. Al abrirlo una playlist te sugiere que antes de ponerte a leer te quites todos los prejuicios, que abras la mente y la pongas en blanco para enterarte bien de lo que te va a contar.

Creo que puedo decir que los sentimientos que se apoderaron de mí al leer Imagina que eres Dios fueron, por una parte, la indignación, la rabia, la desesperación porque ocurriera algo ya que organizara el caos y, por otra, la tristeza de saber que detrás de cada palabra no hay una invención pura, sino que ha bebido mucho de la verdad cotidiana.

Ésta es una historia que traspasa las paredes de tu casa para meterte en la que podría ser la de tu vecina, tu prima, tu tía o cualquier otra mujer con la que te cruzas cada día y saludas por pura costumbre y educación. Las líneas nos hacen viajar por una ciudad, por un pueblo, por las calles por las que yo particularmente ando todos los días. Como si de una ruta guiada se tratara nos abre una forma diferente de ver cómo cada unx al pisar el mismo suelo carga con una mochila llena de cuestiones diferentes. A partir de entonces la mirada cambia y ya el rostro afable de esa chica a la que ves en la parada del autobús cada mañana ya no vuelve a parecerte igual.

Imagina que eres Dios es la obra ganadora del IV Premio de Novela Tandaia. Tras mucho andar por la vida, por la literatura y practicar con muy diversos relatos, el autor Guillermo V. Estiballes dio en el clavo. Empezó a hilar una historia que presumía de ser adictiva, y así es. No es solo un rumor, es cierto. Es una novela ágil y contundente a la vez que engancha desde el principio por ese querer saber más, qué va a pasar, qué viene ahora, cómo va a salir de ésta. Entre golpes, lágrimas, gritos, a veces visos de alegría y otras de decepción te va empujando hacia un final imaginable pero sorprendente. Todo contado desde un narrador descriptivo, relajado y paciente que va contando poco a poco la historia de Laura, una joven que vive con su abuela, su padre y un pasado del que parece no saber mucho pero que marca su día a día y designará su futuro. Cada uno tiene muy bien estipulado cuál es su puesto, cuáles son sus acciones y nadie puede cambiarlo. Con unos personajes muy bien perfilados es muy fácil meterse en la trama, creerse un personaje más al que nadie ve pero que es testigo de todas las escenas. Estás fuera de la casa sabiendo lo que Laura hace y al vez pensando qué está ocurriendo en el hogar porque en tu cabeza ya se ha instalado su vida, su cotidianidad y te permites hacer de adivinx diciéndote a ti mismo qué es lo que va a ocurrir antes de leerlo, antes de que el narrador te escupa a la cara con la siguiente escena.

Es fácil de leer pero cuesta digerirla, no por sus palabras, pero sí por su fondo. Está pensada para mentes atrevidas y lectorxs ávidos de una forma diferente de contar la vida. Duele leerla y es inevitable sentirla, pero merece la pena. No pude evitar querer saber qué hay detrás del libro, qué vivencias impulsaron a plasmar toda esta historia sobre el papel y cómo se fue fraguando la vida de Laura, por eso le propuse al autor, Guillermo V. Estiballes, que desnudara su alma de escritor kinki y aquí está todo lo que me ha contado.

  • Imagina que eres Dios es tu primera novela publicada y viene con el apellido Tandaia, y es que es la obra ganadora del IV Premio de Novela Tandaia. ¿Cómo fue ese proceso de presentarla a un certamen literario y llegar hasta el final?

Todo vino gracias a la insistencia de mi gran amiga Itziar Tejedor. Nunca creí en la honestidad de los concursos y certámenes pero ella me insistía cada dos por tres. Se pasó mucho tiempo (supongo) buscando y enviándome bases para que concursase con Imagina. Un buen día, hastiado por su insistencia, la hice caso y envié el borrador a éste en concreto y, mira tú por dónde, gané el primer premio.

  • ¿Te esperabas este reconocimiento, cómo recibiste la noticia?

En absoluto. Cuando se cerró el plazo para presentar las obras anduve indagando un poco en el concurso. Cuando me enteré que habían sido presentadas más de 200 novelas en ediciones anteriores… te puedes imaginar, me consolé con el típico: lo importante es participar. Antes siquiera de saber que había ganado tuve mi primer subidón de autoestima e, incluso, un pequeñísimo rayo de esperanza. Porque la editorial publicó, una semana antes del fallo, los nombres de las cinco obras finalistas y sus autorías. Ahí fue cuando empecé a indagar en las personas contra las que competía y, madre mía, todas ellas son personas eruditas en letras. Periodistas, lingüistas, académicas, historiadoras… Vamos, que ni de palo. Con estar ahí, entre las cinco primeras, me daba con un canto en los dientes. ¡Hasta salimos a celebrarlo con amigos, como si ya hubiera ganado sólo por estar ahí! Fue a la semana y pico cuando, estando en el trabajo, me llamaron de la editorial para darme la noticia, felicitarme y darme la bienvenida a Tandaia. ¡Imagínate! Casi la lío en el trabajo, de la euforia que sentí…

  • Es una historia escrita con rabia, desde dentro, en la que aparecen muchas situaciones que, parecen diferentes, pero que en el fondo tienen algo en común. ¿Cómo surge este libro?

Surge de un taller de escritura al que tuve la suerte de poder asistir, en la Semana Negra de Gijón. Uno de los días apareció, con su aura, la enorme Elia Barceló y nos estuvo dando lecciones sobre cómo escribir juvenil. Como colofón nos encargó una tarea sencilla: para el día siguiente debíamos escribir un relato juvenil, con unas ciertas características muy precisas. Esa misma noche, tras una buena juerga (algo ineludible si participas en SN de uno u otro modo), sentado en un incómodo sillón en la casa del Piles de mi amiga Nat, surgió un relato magnífico titulado Laura. Cuando lo leí al día siguiente en el aula, en lugar de hacer comentarios al respecto, correcciones, consejos, etc., todos se quedaron callados. Ni siquiera Marcelo Luján, el profesor de ese año, quiso hacer comentario alguno. Más tarde, esa misma noche, comentando con los colegas del curso, resultó que nadie había dicho nada, no porque no hubiera nada que decir ni porque no les hubiese gustado, sino que se hizo el silencio porque todos se quedaron clavados a su sitio, impresionados. Piensa que la mayoría… por no decir todos los participantes, escribieron sobre amoríos, exámenes, peleas con amigos y todas esas cosas que suelen aparecer como tema principal en género juvenil y, por lo visto, el abuso hacia una menor no entraba a priori en sus ideas. Al llegar a mi casa convertí ese relato en un capítulo, el segundo de esta historia, dándole un enfoque algo más duro y situándolo ya en la villa del Nervión. De ahí a escribir una novela entera, fue todo vomitar, gritar y llorar hasta tenerla terminada.

  • ¿Qué te lleva a contar esta historia?

Aquella noche en el Piles, casualmente, justo cuando me devanaba los sesos buscando el tema en cuestión para el relato del día siguiente, en la aplicación del ordenador (¿Spotifi? Soy un cibertarugo, para que lo sepas) empezó a sonar un tema de Parabellum que me tortura desde que soy chaval: Imaginas. La canción habla sobre Laura, una joven a la que su padre visita por las noches. No sé, se prendió una llama en mi interior y empecé a escribir sobre esa canción sin pensar muy bien en el qué ni en el cómo. Así que podríamos decir que el alcohol y el punk me llevaron a contar la historia de Laura.

  • ¿Es una obra de ficción al completo o hay algo de tu realidad en ella?

En todas las casas de cuecen habas y en la mía, a calderadas. Hay algo de realidad, por supuesto. He sufrido mucho escribiendo según qué partes de la historia pero, en realidad, nada comparado con el infierno que se describe aquí.
Como dice mi colega y amigo Román Sanz Mouta: Excepto la realidad, todo está basado en una ficción. Y todos, todos, todos los personajes, son (re)creaciones…

  • La violencia está presente casi en cada frase del libro de una manera u otra. ¿Por qué de todas las violencias que hay en el día a día y que pasan desapercibidas y aceptadas por la sociedad, eliges ésta?

Porque si tuviera que escribir en un solo libro sobre todas, incluso sobre, solamente, dos o tres de ellas, el Quijote se quedaría pequeño en extensión. Esta es la Historia de Laura, la historia que Parabellum imaginó y a la que puso música y rabia. No llegué a pensar en salir de ese patrón. Éste es mi homenaje a ese grupo que tantos saltos me hizo dar en su día (y aún hoy también). Y porque, supongo, este tipo de violencia ni siquiera está aflorando en la sociedad. Tenemos la suerte de que poco a poco la gente va tomando consciencia de la continua violencia que se ejerce hacia las mujeres pero, por ahora, poco o nada se habla de la violencia hacia los vástagos. No sé si por ser tabú aún en estos días o porque un chiquillo es prácticamente incapaz de hacerse oír pero, sé de buena tinta que, en la mayoría de las ocasiones, la violencia… el autoritarismo doméstico tanto físico como psicológico, se ejerce antes sobre los pequeños que sobre la mujer. Me atrevo a decir que es la primera batalla a ganar cuando se es un demonio hijo de puta que quiere tener todo bajo su dominio.

  • El libro nos invita con una descripción detallada a imaginarnos cómo sucede cada escena. ¿Fue fácil plasmar las situaciones que viven los personajes del libro para hacer a las y los lectores creerse parte de ellas?

Antes he hablado sobre vomitar, gritar y llorar al escribir. Te diré que vivo en pleno monte, rodeado de árboles y matorrales. Bien, pues, a lo largo de la tarea de escribir Imagina, ayudado de un hacha bastante pequeña derribé un pino de algo más de medio metro de diámetro. Era mi vía de escape ante toda la mierda que tenía que sacar de mí para poder imaginar y vivir algunas escenas. Fue duro pero rápido. En cuestión de tres meses, todo había terminado… para el árbol no, él apenas me duró tres o cuatro semanas. Y eso que solamente asestaba tres o cuatro hachazos a cada arrebato. Pido perdón al espíritu de esa inocente criatura, y le doy las gracias también.

  • La novela es más que la historia de una chica, es casi una guía no turística de Bilbao, sus barrios e, incluso, de algunas tradiciones. ¿Cabría esta historia en cualquier otro lugar o está intrínsecamente relacionada con el Botxo?

¿Qué si cabría en otro lugar? Y en otra época, otro país, otro continente, otra dimensión e, incluso, otras razas, reales o fantásticas. Imagina que eres Dios se perpetúa cada día, a cada instante, en todas y cada una de las poblaciones humanas, a lo largo de su historia como especie. Ahora mismo, sea cual sea el momento, en multitud de lugares, se está desarrollando una, dos o todas las situaciones que se describen en la novela.
No sólo eso, seguro que a muchas personas les están pasando cosas que ni tú ni yo podríamos llegar a imaginar. Tal es la miseria del ser humano.

  • Lo Divino se repite constantemente a lo largo de la novela. Todos los personajes acaban teniendo a Dios en su boca o pensamiento alguna vez. ¿Por qué?

Porque el libro se titula Imagina que eres Dios. Porque, en mi opinión, mucha de la culpa del machismo intrínseco de esta sociedad recae en la religión. Y no sólo me refiero al cristianismo, no. Soy de la opinión que las religiones se inventan con el fin de mantener temerosos a sus creyentes, de establecer normas de conducta a través del miedo y la opresión. Pero, sobre todo, dios está muy presente en esta narración porque la base de ella reside en la abuela y su cesión como ente educador, como ejemplo en la casa. Ella es una mujer creyente, que no temerosa, de su dios y, por ende, todos los que la rodean llevan consigo una base de educación católica.

  • ¿Por qué imaginarnos ser Dios? ¿Es un una advertencia para quien se atreva a leer este libro porque va a meterse en él de lleno hasta creerse omnisciente de toda la historia?

No, no lo creo. Imagina que eres Dios es la letra del estribillo de la canción del grupo de Barakaldo. Siempre entendí que imagina que eres dios se refería a que, una persona que somete y tortura a un ser querido, en el fondo, se piensa un dios dentro de su entorno, un ser omnipotente que da y quita a su antojo y al que hay que tener contento y a tu favor porque si no, te castigará. El estribillo final reza: Imaginas que eres dios, imaginas salvación. Imaginas que eres dios, imagínate el perdón, refiriéndose al padre de Laura, la protagonista.

  • Cada capítulo está encabezado por un fragmento de una canción, es una idea original que me ha gustado mucho. ¿Cómo se te ocurrió esto?

Al principio, la novela se iba a titular Imagina que eres Dios (una historia de rabia Punk). Quise contar lo que a Laura le sucedía dentro de un contexto callejero muy similar al de mi infancia y juventud: siempre dando botes por el Casco Viejo, por Otxarkoaga, Bolueta, Rekalde, Irala. Colándome en el tren para ir a Baraka o a Portu, de fiesta. Siempre por garitos punkis y roqueros, siempre con el punk y la música radical como banda sonora de mi vida. Por eso decidí hacerlo de este modo, porque cuando empecé en serio con ella, con la novela, me vinieron a la cabeza innumerables temas de multitud de grupos que describían cada una de las escenas de la historia.
Así surgió: imaginaba una historia y buscaba los temas que me hablaban sobre ella. Después los escuchaba y elegía de entre ellos los que mejor lo reflejaban o más me hacían hervir, sentir, vibrar, saltar. Entonces destacaba un párrafo de ese tema, lo plasmaba sobre el papel y, antes de escribir una sola frase, escuchaba la canción una y otra vez hasta que el ritmo se introducía en mi interior. La letra, la atmósfera, la rabia, iban de mi estómago a mis dedos sin pasar por la cabeza. De ahí que, al principio del libro, como recomendación, sugiero que antes de leer cada capítulo, uno escuche el tema en cuestión que le da título; porque el ritmo de la canción es el ritmo de los párrafos a leer a continuación.
La gente que lo ha hecho y después me lo ha contado , me dice que la intención surte su efecto de manera implacable. Eso me hace muy feliz.

  • ¿Se puede decir que es un libro con banda sonora?

No se puede decir. Se debe decir y proclamar a los ocho vientos. Imagina que eres Dios es la novela con la mejor banda sonora escrita hasta la fecha. Aun así, lamento que tantos y tantos títulos se hayan quedado en el tintero. Decirte que, al acabar, Imagina contaba con veinte capítulos. Me deshice de seis por ir directamente al meollo y dejarme de rodeos, pero se quedaron Reincidentes, Piperrak, EH Sukarra, Koma, Platero y tú y Berri Txarrak. Es una pena.

  • ¿Qué fue antes, la canción o el capítulo?

La canción, siempre la canción. Existe una chica con la que la cantaba a menudo, cuando apenas teníamos 12 años, en el colegio, en el parque, en los billares… bueno, cantábamos esa canción y todo el repertorio de Parabellum. Pero, esa en concreto, siempre fue nuestra preferida.
Nos unía de alguna forma porque, entendí mucho más adelante, a los dos nos decía cosas muy fuertes y nos lanzaba un mensaje acerca de situaciones vividas en los hogares de cada uno… al menos eso creo.
No lo sé pero, si algún día nos volvemos a reunir, será de las primeras cosas que le pregunte.
Me acuerdo de ti, Vanessa Sañudo Garbayo, cada vez que escucho esta canción.

  • Y ahora, ¿qué? Después del marrón de Susanita, ¿cuál es el próximo tema?

El próximo tema, si te refieres dentro de la historia de Imagina que eres Dios, no te lo voy a cantar porque desvelaría en gran medida el final del libro. Pero es una canción de Reincidentes titulada La historia se repite.
Si la pregunta va dirigida hacia qué será lo próximo que escriba, te diré que Cementerio judío de Federico García Lorca es lo que me tortura desde enero de este año.
La nueva historia, en la que ya estoy trabajando, bebe de las mieles de Poeta en Nueva York, del maestro gaditano. Pero, sobre todo, de ese poema en cuestión. Va a ser algo diametralmente opuesto en cuanto a voz narrativa, atmósfera, personajes y situaciones vividas pero espero y confío en que deje a la altura del barro a Imagina que eres Dios.
El tiempo, amiga mía, sólo el tiempo dirá si yerro o estoy en lo cierto

Aunque sea un rato | Sexbloggers Meeting 2017

Una mirada, una palabra bastó para atraerme.

Esta historia comienza hace unos meses cuando de repente veo una imagen que llama mi atención. Automáticamente entro en ese perfil de Instagram y en mi cabeza empiezan a volar muchas especulaciones e ideas. ¿Puede que vaya a suceder otra vez?. Sí, sospechas confirmadas, algo se está preparando y esta vez no me lo pienso perder.

Las fotos, los vídeos, los tweets y algún que otro comentario nos van informando de lo que acontece en el momento y nos dejan recuerdos de lo que fue, pero para poder ver todo eso, detrás hay mucho trabajo, horas invertidas, nervios, deseos y espectativas. Organizar un evento como éste necesita de muchos contactos, actividad frenética y una buena predisposición a dar tu tiempo para conseguir un fin. Todo parece muy bonito visto desde fuera, pero hay que tener en cuenta todo el trabajo que va después, por eso momentos como los que he vivido este fin de semana no habrían sido posibles sin el compromiso de muchas personas. En este caso Jugando con Eros y Ubal Araque llevaron la voz cantante, Alexandra y el propio director del Museo Erótico de Barcelona, organizadores del evento, también quisieron estar frente a nosotrxs, pero detrás quedan todos los apoyos que reciben tanto profesionalmente como personalmente, además de las marcas que nos apoyan y nos premian para que no perdamos el rumbo, conseguir una sexualidad sana, natural y positiva.

Para mÍ es como un campo donde semillas diferentes van cayendo, la tierra les tapa la visibilidad y entonces ellas luchan por crecer, subir y salir adelante para que quienes pasen por ese campo vean que ahí esta creciendo algo. Un jardín repleto de plantas diversas y diferentes que crecen al unísono para formar un entorno agradable en el que colaboran y trabajan codo con codo para un mismo fin. A veces reciben abono y agua fresca que les estimula para no rendirse, para ver que merece la pena y que aunque a veces las pisan, hay que volver a conseguir la verticalidad y subir de nuevo. No siempre el entorno es positivo, ni el tiempo ni la vida juegan a nuestro favor, pero cuando el compromiso y las ganas siguen intactas, no hay nada que pueda hacernos callar.

Esto es un manera muy particular de ver nuestra comunidad. La unión hace la fuerza y aunque cada persona es un mundo dentro de su mundo y formando parte de otro más grande, tener momentos compartidos y charlas casi infinitas provoca un resultado espectacular: Sentirte parte de algo.

Como ya os habréis dado cuenta, estoy hablando del Sex Blogger Meeting II celebrado en Barcelona el pasado fin de semana. Yo, mis espectativas y ganas no nos lo pensamos y allí nos plantamos. ¿Qué esperaba de este encuentro? pues la verdad no lo tego muy claro. Fui con la mente abierta y dispuesta a recibir. Y eso fue exactamente lo que ocurrió.

El evento transcurrió a lo largo de la tarde del viernes y durante todo el sábado. Caras nuevas, voces, miradas, regalos… iban llegando a mis pupilas. No os voy a negar que me hizo muchísimas ilusión que Bijoux Indiscrets, Adrien Lastic, FeelzToys, Nuei y el Museo Erótico de Barcelona no quisieran perdérselo y formaran parte de los partners del evento, pero lo que más me gusto fue cómo me sentí. No, no es fácil sentirse a gusto y en confianza dentro de un grupo de personas al que acabas de conocer. Pero, tras un intercambio de presentaciones y breves conversaciones era como si lo que estábamos haciendo sucediera cada mes. Esa sensación de estar acompañada, amparada y llena de buenas vibraciones es muy difícil de describir.

Nada más llegar y tras comprobar que estaba en la lista y recibir mi pack de bienvenida, Ana Lombardia de Sexo en la Piel y yo nos subimos a un pene gigante, metálico y mecánico. Tras una foto y muchas risas allá vamos, al patio del museo, donde la gente se reunía en grupitos y se giraba con cada apertura de puerta. Caras y nombres que solo conocía a través de Internet se convirtieron en certezas físicas y entonces se desencadenó todo. Presentaciones, fotos, risas, miradas cómplices, agradecimientos… hubo tiempo para todo. La tarde noche en el museo fue una buena primera toma de contacto. Shows interesantes como el de Las hermanas del desorden, agradecimientos de los anfitriones y ronda de sorteos y premios, invitados de honor como Valérie Tasso, tours por la exposición y sobre todo muchos intercambios de besos, abrazos, gracias y más gracias.

Pack de bienvenida

El sábado ya con el ritmo metido en el cuerpo empezamos fuerte por la mañana. El día estuvo repleto de Workshops de escritura erótica a cargo de Georgina Burgos, cómo potenciar nuestros blogs con los consejos y habilidades de Victoria Rodriguez y Wasakk, y otro sobre Shibari de mano de Jordi Lucena del Club Rosas Cinco. Todxs nos aportaron mucho y nos dieron ganas de más. De seguir, de practicar, las ideas surgían en la cabeza y las notas se agolpaban para que a la vuelta nada se quede por el camino. La tarde estuvo dedicada a la muestras de novedades y juguetes y Valérie Tasso nos presentó su último libro Sexo 4.0, un análisis de las relaciones que van mucho más allá del sexo físico, de cómo la sociedad, el poder, la política… influyen en la sexualidad y esta neutraliza lo no normativo. Ubal Araque nos mostró con un unboxing en directo la nueva cara de FeelzToys que promete muchos buenos momentos. Adrien Lastic presentó en primicia nuevos proyectos y productos y después Nuei llenó de sabor la sala con sus lubricantes y geles de masaje tan originales y especiales como ellos. Nos hicieron reír, saborear y no voy a negar que en algunos momentos excitarnos un poco.

Me llevo mucho aprendido y mucho por poner en práctica y mejorar, pero lo que más he metido en mi mochila son momentos. Momentos fugaces de confesiones, de conversaciones que no querían acabarse, de risas, de personalidades desveladas y eso que nosotrxs llamamos desvirtualizar. Romper la barrera de las pantallas y ponernos, cara, cuerpo y voz. Y así, ahora, cuando vea el trabajo de cada unx de mis compañerxs pensaré en cómo sonaba su voz y en algo suyo que se haya quedado grabado en mi retina.

Como decía antes, todo esto no hubiera sido posible sin la confianza de todos los patrocinadores y sin el esfuerzo de mucha gente, los más visibles Gemma de Jugando con Eros y Ubal Araque. Gracias por poner todo de vuestra parte, por dejar horas de sueño y de muchas otras cosas para volcarlas en dos días estupendos. Gracias al Museo Erótico por prestarse y ser tan acogedor. Ahora se encuentra en un momento muy especial, ya que este año cumple una fecha muy especial, y en Ars Eroticas lo vamos a celebrar muy pronto. A Adrien Lastic por ponernos en frente a una de las estrellas de su equipo que siempre nos hace sonreír e implicarnos con la marca. A FeelzToy por sus regalos y por no querer perderse el encuentro. A Bijoux Indiscrets por poner siempre ese toque de sofisticación y subir el nivel y muy especialmente a Nuei porque me cautiva cada vez que los veo y nos hace relamernos, y no solo figuradamente, con sus sabores envolventes y su diseño divertido.

Pero quiero dar especialmente las gracias a todas las personas que fuisteis y con las que pude hablar. Eché en falta algunas personas a las que les tengo que agradecer mucho y me hubiera encantado abrazar. Fue un placer enorme compartir ese momento con vosotras y estoy muy muy agradecida por que queráis formar parte de mis proyectos como el de las Totebags. Ver que os gustan y que las luzcáis tan bien me renueva y me hace pensar que aún puedo seguir un poco más.

Me dio pena el fin del encuentro no solo por abandonar Barcelona, sino por tener que esperar a que podamos volver a vernos. Seguramente me haya olvidado algún nombre, son lapsus que me pasan mientras escribo, pero os prometo que me acuerdo y que no olvido a nadie. Así que de nuevo gracias por vuestras palabras y detalles Mamá no leas, Maryasexora, Verónica Vivero, Ana Lombardía, Zoraida Granados, Christine Erotic, Isabel de Sexplícitamente Hablando, Espe de Sexualmente, Fenix Darte de Porsigrafía, Violeta, Ahani Canela, Elisa de Nuei Cosmetics, Domnina V.S. de Kafeina Girl, Wasakk, La maleta de Carmen, Fenix Darte de Porsígrafia

Y ahora por vuestra culpa estoy enganchada a los productos y especialmente a las cuerdas, invierto mi tiempo libre en conseguir hacer bien los nudos básicos… os iré mostrando los resultados.

¡Hasta la próxima compañerxs!

Aquí algunos momentos del encuentro. Podéis ver más en mi perfil de Twitter, Facebook e Instagram

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Encuentro con… Flamma | “Debemos ampliar esas sensaciones que tanto te hacen disfrutar”

Flamma. Es la nueva palabra que tienes que añadir a tu buscador. Flamma es un lugar donde encontrar ideas, placer y  sorpresas que harán que nuestras vidas sexuales se vuelvan más divertidas. No es solo una tienda online de juguetería erótica. Su propósito es convertirse en tu lugar de confianza donde puedes acudir siempre que quieras, no solo para comprar algo nuevo, sino para disfrutar del placer de muy diferentes maneras. Es el rincón donde podrás descubrir que tu sexualidad tiene muchas caras. En Flamma se han propuesto tratar la sexualidad y el sexo de una manera natural y sin rodeos. “Debemos ampliar esas sensaciones que tanto te hacen disfrutar. Para ello hemos explorado muchas soluciones y hemos logrado algo increíble”, afirman desde su web.

Nos esperan muchas sorpresas y artículos que no hay en otras shops online de este tipo, como las Secret Boxes. Aún tendremos que esperar un poco para descubrirlas, pero algo me dice que valdrá la pena… Como no me podía quedar con las ganas de ver qué hay detrás de todo esto, he hablado con Fernando, uno de los creadores de Flamma, y ésto es lo que me ha contado. ¿Quieres saber cómo, por qué y qué nos ofrece Flamma? Pues aquí lo tienes.

Flamma Secret Boxes

 

¿Quién está detrás de Flamma?

Detrás de Flamma estamos Carmen y Fernando, dos almerienses que un día decidimos dar un giro y a nuestras vidas y hacer lo que nos gusta. Con estudios de arte, diseño, arquitectura y pasión por el erotismo y la sexualidad, quisimos vincular ambos conceptos y crear Flamma.

¿Cómo surgió este proyecto?

Surgió de la forma más inesperada. Un día, desayunando en una terraza a pie de playa (un lugar fantástico para hacer volar la imaginación)  comenzamos a hablar sobre ideas que nos rondaban la cabeza desde hacía tiempo. Quizás fuera el café o las maravillosas vistas, pero ese día continuamos hablando y las ideas se materializaron en proyectos.

Nuestra primera intención fue lanzar la Secret Box (todavía en proceso). Sin embargo, tras estudiar las necesidades de un público exigente, nos dimos cuenta que hacía falta mucho más. La experiencia debía ser completa, no solo disfrutar de un producto interesante. También hay que informar y atender de la forma más interactiva posible. Dar vida a un lugar donde todos participemos, donde podamos expresarnos con naturalidad.

¿Qué queréis ofrecer al mundo de la juguetería erótica?

Para nosotros lo fundamental es desarrollar un espacio atractivo, con un diseño alegre y divertido, donde el usuario se sienta invitado a expresar su sexualidad de forma cómoda y respetuosa.

Además, queremos fomentar nuevas experiencias como las Secret Boxes. Formas de despertar emoción y generar nuevas sensaciones.

A veces, como usuarios, nos hemos sentido apáticos ante un mercado carente ideas. Si bien es cierto que las opciones para disfrutar nuestra sexualidad son variadas, casi nunca tenemos tiempo para cogernos un fin de semana romántico o desplazarnos para ver un espectáculo erótico de interés.

Por eso queríamos dar vida a opciones con las que disfrutar cómodamente desde el hogar. Y que a su vez aportasen novedades a todos aquellos usuarios que quieran disfrutar del sexo pero se vean limitados por una vida cargada de responsabilidades.

¿Creéis que los juguetes están cambiando la forma de disfrutar del sexo?

Hace unos años la sexualidad era un tema tabú. Algo de lo que se hablaba con pudor y cierta vergüenza. Donde la información era escasa y, en muchos casos, sesgada.

Hoy, gracias a muchísima gente que se esfuerza por fomentar el diálogo, personas que entienden el sexo como una práctica saludable, estos tabús se están rompiendo.
Los juguetes son tan solo una consecuencia de este cambio. Una forma más para expresar nuestra sexualidad y disfrutar de nuestras relaciones. Una herramienta que nos ayuda a descubrirnos a nosotros mismos, mientras gozamos del placer que nos ofrecen.

 

Ahora solo nos queda pasarnos por su página y dejarnos influir por su positivismo y también por las buenas ideas que nos dan en su blog.