Menstruar por los ojos y otras curiosidades sobre la regla ðŸ‘ï¸

MENSTRUAR

¡Qué palabra! 9 letras y miles de formas de vivirla, sentirla, mostrarla, ocultarla y concebirla. Cada cultura la asume (o la esconde) de una manera y todavía hoy hay muchos mitos sobre la menstruación y los ciclos que viven las personas menstruantes. Voy a empezar por el principio, ¿de dónde viene la palabra menstruación? Parece ser que la palabra es de origen latino y está compuesta por diferentes partes que hacen que tenga el significado que le damos. Si partimos de su grafía en latín menstruuu podemos sacar que la primera parte mensis, relacionada con una raíz indoeuropea quiere decir mes, ciclo lunar. Después tenemos tres sufijos -estris, que indica propio de (haciendo alusión al tiempo), -uus, relación activa o pasiva con el término, y por último -ción, que indica acción. Con un poco de lógica y pensando en nuestro vocabulario podemos ver como cada parte va construyendo la palabra.

El ciclo menstrual.

Pero vamos a lo interesante del post de hoy, ¿sabéis que se puede menstruar por diferentes vías y que las bebés también pueden tener la menstruación?

Menstría neonatal

La menstría es la primera regla que tienen las personas menstruantes, pero hay casos en que ésta sucede al poco de nacer la bebé. Tiene una explicación muy sencilla, no es que a la recién nacida le baje la regla como nos sucede a las adultas o a las adolescentes en su primer sangrando, sino que el sangrado neonatal es debido a las hormonas transmitidas por el cuerpo gestante. Aunque parezca sorprendente esto es algo natural y bastante habitual. El cuerpo que ha gestado a la criatura tiene un elevado nivel de estrógenos lo que causa un ensanchamiento del útero provocando una leve pérdida de sangre.  Del mismo modo, se puede producir una inflamación de los pechos y pezones y la secreción de leche.

Menstruación Vicariante

¿Te imaginas que comienza a salir tu flujo vaginal por otros orificios de tu cuerpo? es posible y se llama menstruación vicariante. La menstruación vicariante consiste en que el sangrado menstrual se realiza por otros orificios corporales como los ojos o los oídos. Cada uno recibe un nombre, por ejemplo que el flujo menstrual sea expulsado por la nariz se denomina meloplanía y el que sucede en los ojos hemorragia conjuntival.

Cuando sucede esto la sangre no procede del útero, sino que es una hemorragia debida al aumento de permeabilidad capilar que se produce durante el periodo. Ottovary E. y Norn M. (1991) estudiaron este fenómeno analizando las lágrimas de 125 mujeres. «Las lágrimas del 18% de las mujeres en edad fértil contenían sangre; el 7 % de las embarazadas también daba positivo y sin embargo todas de las mujeres en fase menopaúsica dieron negativo. Este fenómeno puede asociarse a diferentes grados de alteraciones vasculares. Estas lágrimas de sangre en ocasiones también van asociadas al sangrado de orejas, nariz o pezones».

Caca y menstruación

Ir al baño más de lo habitual cuando tienes la regla es algo totalmente normal. Ahora que ya no te sientes tan rara por pasarte más de la mitad del día en el toilette cuando estás menstruando, te cuento por qué sucede. La culpa de que ocurra esto está en dos hormonas las prostaglandinas y la progesterona. 

Durante el ciclo las prostaglandinas aumentan y/o disminuyen junto a los cambios que el cuerpo realiza favoreciendo determinados procesos y cambios. Como resumen súper rápido os diré que estas hormonas son metabolitos del ácido araquidónico que ejercen su efecto sobre las células que las originan y adyacentes.  Los resultados de la unión con un receptor pueden ser muy diferentes. Desde la inhibición de la agregación plaquetaria, efecto vasodilatador en el sistema circulatorio, regulación de la secreción y motilidad del aparato intestinal y respiratorio, contracción uterina, la ovulación, mediador de procesos inflamatorios, fiebre, hasta participar en la inmunidad, el cáncer, etc. ¡Ahí es nada! Pero centrándonos en lo que nos interesa, con ese aumento y/o disminución hay dos cosas muy importantes que sucen: La rotura del folículo ovárico, (estructura que alberga al óvulo en el ovario) y la Luteolísis, regresión del cuerpo lúteo (estructura vestigio del cuerpo folicular tras la ovulación).

Como las prostaglandinas aumentan durante la menstruación hacen que se produzcan las contracciones uterinas e incluso se las vincula con la dismenorrea, el dolor menstrual.  No hay que olvidar que estas hormonas también interfieren en las células adyacentes y como en nuestros cuerpos todo está todo muy bien colocado y conectado al aumentar las prostaglandinas y  producirse éstas contracciones el intestino, que no queda lejos, se ve afectado y ¡tachán! ya tenemos el porqué de la necesidad de ir al baño tan a menudo durante la menstruación. Si es que nuestro cuerpo es muy sabio y sabe cuando tienen que vibrar todos a la vez.

*Esta explicación no hubiera sido posible sin haber pasado por éste post de Proyecto Kahlo. 

Os dejo este vídeo que me ha gustado y que resume algunas cosas de las que hemos hablado hoy y otras curiosidades sobre la regla.

 

2 comentarios sobre “Menstruar por los ojos y otras curiosidades sobre la regla ðŸ‘ï¸

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.