Los felices años 20 del erotismo en Barcelona

¿Qué es el erotismo?

Si preguntáramos qué es el erotismo cada unx de nosotrx daríamos una respuesta. La herencia cultural, la sociedad en la que vivimos y otros factores nos hacen tener una idea sobre lo erótico, los deseos y placeres. Al margen de todo esto y con una gran habilidad para conjugar las diferentes nociones de erotismo El Museo Erótico de Barcelona ha conseguido superar la mayoría de edad con un objetivo cumplido, acercar el erotismo a la sociedad de manera educativa, divertida y rompiendo tabúes. En el último Sex Blogger Meeting nos dieron la noticia de que el Museo cumple 20 años y tienen muchas cosas pensadas para sorprendernos y para mejorar, todavía más, sus salas y espacios y que la visita sea inolvidable.

Durante la primera jornada del encuentro me sorprendió mucho cómo el Museo Erótico de Barcelona muestra el erotismo desde muy diferentes perspectivas, desde obras de arte de Picasso y Dalí, pasando por estrellas de cine que fueron iconos eróticos hasta las salas especializadas en el erotismo de otras culturas y cómo nuestros antepasados disfrutaban del sexo. ¿Sabías que el erotismo tiene olores? pues si te das un paseo por el Museo, lo descubrirás. ¿Sabías que hay máquinas simuladoras de penetración? sí, y se usaban… esto si no lo ves no puedes hacerte a la idea de cómo son, yo al menos no lo imaginaba y al verlas me quedé boquiabierta.

Ahora no nos llama tanto la atención que exista un museo entero dedicado al erotismo, pero hace 20 años, tal vez sí que sorprendió un poco que un local en medio de las Ramblas de Barcelona abriera sus puertas y ventanas, sacara una Marylin Monroe al balcón a dejar volar su vestido e invitarnos a adentrarnos en la historia del erotismo.

He hablado con el Museo y les he hecho recordar cómo fueron esos primeros años e imaginar cómo serán los próximos.

  • ¿Qué les llevó a abrir este espacio?

El creador del Museo Erótico de Barcelona era un coleccionista de arte erótico que trabajaba en el sector y que tenía muchos contactos y gracias a esto recibía cuantiosas donaciones de personas importantes del mundo erótico como por ejemplo una colección entera de látigos que Domina Zara le regaló.

Tras una gran trayectoria profesional unida a su red de contactos e intereses por mostrar el erotismo, decidió abrir una galería que acabó convirtiéndose en un museo.

  •  ¿Por qué es un museo dedicado al erotismo y no a la sexualidad en general?

El erotismo es el punto intermedio entre lo sensual, lo educativo y lo erótico. Hemos apostado por este término por la fina interpretación que hace la gente de él. Por ejemplo, para nosotros el erotismo es una mujer desnuda, pero tal vez para un francés el erotismo es la época victoriana, porque el erotismo significa algo diferente para cada cultura y por eso nos centramos en el erotismo, porque es un aspecto diferente y que es interpretable de muy variadas maneras para cada persona y así nos permite jugar con el pasado y el presente. El sexo y la sexualidad es más explícita y no se adapta a lo que nosotros queremos transmitir.

  • ¿Cuál es la idea de erotismo que quieren transmitir desde el Museo?

Historia, sexualidad y apostar por su parte más divertida es lo que queremos mostrar, porque las vidas privadas también pueden ser divertidas.

El erotismo tiene una gran trayectoria histórica por la que se puede navegar y descubrir datos muy curiosos. No se puede etiquetar y convertirlo en tabú porque ha existido desde siempre y forma parte de nuestros imaginarios. Por otro lado, recurrimos al erotismo como punto de atracción porque se ve como algo más fino, elegante y sutil, y esa es la idea que nosotros queremos transmitir.

  • ¿Por qué en Barcelona y no otra ciudad española?

Barcelona tiene una historia muy bonita en relación al erotismo, era una ciudad de tránsito como Pompeya. Gracias a su apertura al mar facilitó la entrada a diferentes culturas y también desarrolló el mercado de la prostitución. Se convirtió en una de las ciudades principales donde se ofrecían estos servicios a los que acudían marineros y gente de paso. Por todo su pasado, por su cultura abierta y porque aquí el erotismo está muy arraigado a causa de toda esta historia que forma parte de sus calles, el director del museo creyó que era el lugar perfecto para nuestro Museo Erótico.

  • ¿Cómo fueron los primeros años del museo?

El museo ha sido muy bien acogido desde el principio, sobre todo por parte del público profesional. Después hubo una temporada en el que la gente lo conocía, lo visitaba y así, alrededor de los diez primeros años, se fue dando a conocer pero sin muchos sobre saltos, aunque siempre ofreciendo muchas actividades. Pero desde hace un tiempo estamos aumentando el número de visitantes cada mes rompiendo el record anterior. Cada mes el número de personas que pasan por el museo se dispara y sigue subiendo. Los últimos seis años han sido en continuo crecimiento.

  • ¿Cuál era el objetivo del Museo? ¿Se han cumplido las expectativas?

Ahora mismo nuestra meta es hacer que el museo se convierta en una cadena. Estamos trabajando en ello y esto nos está llevando mucho tiempo y trabajo, queremos que se convierta en una referencia y mostrar a todo el mundo la bonita historia del erotismo. Otro de los objetivos que tenemos es sobrepasar los cien mil visitantes anuales y este año ya lo hemos alcanzado. Desde que se creó nos propusimos varios retos que poco a poco y gracias al enorme esfuerzo que hacemos ya los estamos cumpliendo. Pero esto no nos hace pararnos, porque estamos intentando mejorar continuamente y ya tenemos en mente nuevas experiencias que ofrecerles a todas las personas que visiten el museo, ahora el reto es unir el erotismo con las nuevas tecnologías y que los y las visitantes se vayan con una experiencia indescriptible.

  • 20 años  de actividad es mucha experiencia ¿qué momento destacáis de todos estos años?

Es difícil y nos centraríamos en tres puntos, uno, que nos marcó mucho fue la organización del primer Sex Blogger Meeting, otro la colaboración con el Museo erótico de Amsterdam del que ahora somos socios oficiales y tenemos muchas sinergias conjuntas y por último, las grandes inversiones que hemos hecho en los últimos cinco años, como las obras de arte de Picasso, que son auténticas y las fucking machine.

  • ¿Hay alguna sala o espacio expositivo que llame más la atención o sea el favorito del público?

No hay solo una, podemos decir que la que más les atrae y les sorprende son tres, la de las fucking machine, la sala de los récord sexuales y la sala de las películas del rey Alfonso XIII. Quieren comprarlas y llevárselas a casa, es impresionante la expectación que crea.

  • ¿Creéis que abrir espacios como el vuestro ayuda a naturalizar el sexo y hacer que los tabúes vayan desapareciendo?

Sí, por supuesto. Hemos trabajado mucho para suavizar la línea entre divertido, explícito y educativo para que sea agradable a todo el mundo pero que también les aporte nuevos conocimientos y curiosidades. Cuando la gente sale del museo nos agradece que les mostremos algo que para ellos era tabú de una manera tan natural y divertida. Esto lo hacemos combinando las salas para que la visita vaya cambiando de grados, las impresiones varíen, las imágenes se combinan para que la atención nunca decaiga y al final resulte un paseo por el erotismo a través de las culturas y la historia que aporte a los visitantes una experiencia enriquecedora de manera amena y satisfactoria y salgan con un buen sabor de boca.

  • En vuestra opinión y tras tantos años de experiencia ¿ha cambiado la sociedad con respecto al erotismo y la sexualidad?

La verdad que no mucho. La gente se atreve a experimentar mucho más eso sí, pero no a hablar sobre el tema, sigue siendo un tabú. Tienen mucho miedo de las etiquetas que pone la sociedad a la sexualidad y al erotismo. Aún son reacios a ser sinceros con sus deseos y a mostrar cómo viven su vida íntima por ese juicio que hace la sociedad.

  •  ¿Cuál es la pieza estrella del museo?

¡Qué complicado! Las películas del Rey Alfonso XIII son una de las piezas claves. Es exclusiva y siempre atrae muchísimo. Crea mucha curiosidad y es uno de los puntos más atractivos del museo.

  •  ¿Tenéis algo preparado para celebrar esta fecha tan especial?

Queremos compartirlo con todo el mundo que nos visite y por eso hemos decidido no acotarlo a una fecha sino hacer celebraciones a lo largo de todo el año. Una vez que lo lancemos, habrá muchísimas sorpresas, visitas exclusivas para las personas que se acerquen al museo… Queremos hacer tanto  y compartirlo con todas las personas que pasan por nuestro espacio que no podemos desvelar nada, así que habrá que estar atentos a todas nuestras redes sociales y web para que nadie se pierda nada.

Ahora tengo ganas de volver a visitar el Museo Erótico de Barcelona porque siempre hay algo nuevo que descubrir, os dejo alguna imágenes para que os hagáis a la idea de qué os espera cuando os acerquéis a visitarlo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

2 comentarios sobre “Los felices años 20 del erotismo en Barcelona

  1. Si tuviera que destacar algo del museo, me quedaría también con las películas de Alfonso XIII. Fue lo que m´s me impresionó del museo. Bueno, eso y el pedazo de pene de madera del Kanamara Matsuri, vamos a ser sinceras, jajaja.
    Besicos

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.