¿Qué ves cuando estás mirando porno?

¿Te has hecho esta pregunta alguna vez? cuando estamos frente a una pantalla vemos mucho más que las figuras principales. Si hablamos de porno, los actores y actrices centran toda nuestra atención, pero ¿es importante todo lo que les rodea o es mero atrezzo al que nadie presta atención? Esto también podemos aplicarlo a cualquier otra escena, por ejemplo en las películas la fotografía es una de las partes esenciales, porque además del guión, las actuaciones y el ritmo del film, lo que termina de rematar si es una película de calidad es la escenografía, los escenarios, vestuario, decoración… todo lo que construye una visión estética.

Para mí en el porno ocurre lo mismo. Cuentan tanto las personas que protagonizan las escenas, como el dónde se encuentran y la forma en la que está grabada la película. No es lo mismo una cámara fija ante la cual dos o más personas mantiene relaciones sexuales, que una trayectoria que nos va introduciendo en la situación y nos hace trasladarnos mentalmente a ese momento. A la hora de traspasarlo a nuestro imaginario erótico, este punto también es importante, porque cuando fantaseamos recurrimos a esas experiencias que hemos visto o vivido y no es lo mismo imaginarlo en cualquier parte, que en un entorno que hace que la situación sea más placentera.

Con el auge de las redes sociales y sobre todo la red social de la imagen por excelencia, sí hablo de Instagram, el entorno, la calidez y todo lo que rodea al objeto o sujeto principal, cobra gran relevancia. Cuando mostramos juguetes o películas para adultos sucede lo mismo. Se necesita de esa atracción para atraer las miradas y posicionar el elemento como algo seductor y atractivo.

Volviendo al puro porno, podemos hacer una comparativa para ver cómo cambia la situación. Pensemos en una escena de una película porno mainstream. He escogido el sexo anal como ejemplo porque creo que es una práctica que atrae visualmente pero con la que seguimos teniendo muchos tabúes en la realidad. ¿Por qué? porque se muestra como algo un poco sucio, casi como una parafilia que como un acto sexual más. Hay una escena de un corto que me hizo pensar en esto. El corto pertenece a una de las series de XConfessions de Erika Lust. Una pareja formada por un hombre y una mujer tienen sexo anal. Él se lo practica a ella. Como esta directora nos tiene acostumbradx, toda la escena es bonita, la cama, las sábanas, el entorno habla por si mismo. Mucha luz, claridad, el blanco lo enmarca todo haciendo que en nuestra mente se abra una sensación de placidez, de serenidad y placer puro. Es sexo anal, pero a lo bonito. Ahora nos vamos a una escena de sexo anal de una película en la que no se cuida tanto el escenario. Puede ser desde lo más cutre cutrísimo del mundo hasta algo incluso un poco raro, pasando por una inocuidad total. Dos personas, anos, dildos, vibradores, penes, puños… elijase lo que se desee y penetre. Fin.

Para verlo más claro confrontamos estas dos imágenes. Una de una película de Internet que podemos encontrar en canales tipo YouPorn y la otra perteneciente a la serie de XConfessions que os comentaba.

Pero no solo la estética del porno está centrada en el escenario, sino que la ropa que visten los actores y actrices y cómo son éstos, también es importante. Que se ajusten a la realidad, más o menos, que den una idea de la diversidad de cuerpos, formas, tamaños, vellos… que hay, que no se ajusten a un solo patrón, que además suele ser una visión estereotipada.  Y de aquellas ideas estos imaginarios. Pubis depilados 100%, tetas grandes en cuerpos pequeños, vientres planos, músculos marcados, penes grandes, largos y gruesos, labios vaginales marcados y de una sola forma. Todo esto traspasa las pantallas y se reproducen en los cuerpos de las personas que cuando vemos que no nos ajustamos a ese canon pensamos que no somos tan buenxs o aptxs para tener un buen sexo y resultar atractivxs.

Antes hablaba de lo bonito. Lo bonito es ese halo que todo lo rodea e invade. Fotos con iluminación perfecta, imágenes oníricas, salones, camas y sexo que rozan el éxtasis de la belleza. Yo defino lo bonito como esa sensación que nos invade cuando algo nos agrada y nos hace sentirnos bien, acogidos. Las nuevas etiquetas como #hygge nos han hecho unificar nuestros idearios bonitos ¡hasta en eso! Lo bonito es una cafetería un tanto vintage, con una decoración cuidada pero que parezca que ha sido sacada del contenedor de enfrente y muchas cosas más, pero creo que ya me entendéis a lo que me refiero. Pues en el sexo pasa lo mismo. Yo creo que es importante cuidar esos detalles. Sin intención de desmerecer el sexo que surge de repente cuando estás tiradx en el sofá con la ropa de estar en casa o un pijama viejo pero con el que te sientes tan a gusto, el pelo revuelto y todo tirado por ahí. Esos polvos no debemos olvidarlos, pero este impulso bonito me hace pensar en lencería, en estética sexy que lo invade todo y que hace que la excitación venga por el mero placer visual. No hay que olvidar que somos muy visuales y que ver nos pone. Así que, si lo que vemos nos gusta, nos agrada, eso también puede transformarse en deseo y excitación. ¿O a caso no hay algo que te excite que no sea puramente sexual? El olor de una flores, la cama cubierta de cojines, la cocina llena de harina… ¡Vamos confiesa!

Tengo que admitir que la nueva oleada de porno bonito está haciendo que las películas se ajusten a nuevas estéticas visuales. Se tienen en cuenta las piezas de decoración y el entorno del que hablábamos y se crean nuevas escenas. El siguiente paso es hacerlas más cotidianas, que se ajusten a una situación que pueda darse en la vida real y no solo la parte visual, sino las prácticas y personajes. Además de la visibilización/normalización de todos los gustos sexuales.  Me pregunto si estamos ante una nueva forma de hacer porno. Un porno que se rige por las corrientes estéticas y culturales.

¿Podríamos hablar de porno hipster?
¿Está el porno sujeto a las modas?
¿Existe el porno hygge o el hygge del porno?
¿Y el porno made in Ikea?

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s