En lencería también existen outfits básicos, para ocasiones especiales… y piezas 2×1. Y de estas últimas queremos hablaros hoy. Porque ya que compras, ya que vas a gastarte un dinerito en lencería erótica, quizás te interese saber que bien combinada, puede ir más allá de tu cama. O a la inversa: quizás prefieres pensar en ropa que sea de calle… ¡y que se transforme en un motivo para la fiesta y el desenfreno en la intimidad!

Veamos de qué estamos hablando:

Corsés: nunca pasan de moda

Consigue una imagen dura y sofisticada con un corsé (de tela, de látex, de cuero…). Puedes combinarlo con una falda corta, o muy larga, o tipo secretaria… Y si prefieries un toque más informal, unos buenos vaqueros y esas botas que tanto te gustan. ¿Bonito verdad? Un corsé no deja de ser un bonito top. Pero en cambio, cuando quieras utilizarlo como pieza erótica, dejarás a tu compañerx anonadadx: podrá apretártelo más o dedicarse a quitártelo punto por punto, corchete por corchete… Un momento único para lxs dos.

Corset de látex

Camisas transparentes: para clásicxs atrevidxs

Enséñale a tu partenaire que es lo que te va, lo que buscas… Déjale sin aliento. Una camisa transparente puede dejar ver mucho o nada. Todo depende de su grado de transparencia y de si el/la protagonista que la viste lleva más ropa debajo o no. Así las cosas, tú decides el grado de tensión a crear entre lo que se ve y lo que se intuye.

 

Medias para cualquier ocasión

 ¿Salimos? Falda corta y botas a lo Pretty Woman. Hoy, ¡la liamos! Y el toque perfecto, enfundar tus piernas con impactantes y atrevidas medias de látex negro hasta medio muslo, irresistiblemente eróticas. Si tu compañía es observadora, sabrá ver que cuando el tema se caliente… podéis dejar ir zapatos y botas y concentraros en las medias, una segunda piel irresistible con la que jugar…

 

Para las atrevidas: monos catsuit

 Son lo último: se llevan de tela, de vaquero, de lana… Pero también de látex. Son icono de erotismo, poder y sensualidad.
Si eres de las que disfruta del juego de la seducción y los roles aquí tienes una gran opción para ponerlo en práctica en tu intimidad o en una fiesta privada o de disfraces, y a triunfar. Optes por el que optes, podrás salir a la calle con ellos, con tu abrigo, gorro y botas. Y cuando decidas que tu mono también es tu juguete sexual… ¿No hay nada más sugerente que bajar la cremallera para que unx se de cuenta que debajo del mono… ¡Solo hay piel!

La prenda más irresistible

 

Batitas de estar por… ¡cama!

 Tarde de invierno. Sofá, manta y conjunto a juego: camisón lencero y batita con lazo para anudar. ¿Ideal, verdad? Pero ¿quién dice que las batas no son sexys? Si la batita es una delicada pieza semitransparente, puedes estar cómoda y sexy con la bata puesta. Y cuando el calor de la chimenea os haga efecto, quitar el camisón de por medio y lanzaros a vestir la batita a solas… o con un tanga a juego.

 

¿Muchas opciones, verdad? Pues nada, ¡feliz shopping!

Por Marta Molas de Amantis.net

2 comentarios en “Lencería erótica: al límite entre lo público y lo privado

    1. Es que Amantis es un mundo. Tienen de todo! Y las sugerencias que nos han hecho… como para decidirse con una. A todo le encuentro un momento jejeje. Gracias por tu visita! Besitos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s