Durante los últimos días he estado haciendo unos experimentos. Hace tiempo salió en los medios de comunicación que por fin el porno también se había adaptado para las personas con dificultades visuales, ciegos y ciegas. Tras volver sobre estas noticias, me propuse disfrutar de la sexualidad de una manera diferente. “Ver” porno con los ojos tapados para comprobar y experimentar en mí misma cómo se les ofrece esta experiencia.

Lo primero que hice fue acudir a la fuente por la cual tuve conocimiento de estos recursos, el artículo de Yorokobu. Hay varias maneras de disfrutar del porno para ciegos. Las más conocidas son las ilustraciones en relieve Tactile Minds creadas por la fotógrafa canadiense Lisa Murphy y la propuesta de PornHub, que creo una página en la que se pueden añadir las descripciones en audio de las películas que hay en su web. Pero antes de todo esto, la artista sueca Nina Linde ya había creado una obra llamada Occasionally Blind y que ahora forma parte de la Biblioteca Nacional de Suecia. Porque, aunque parezca mentira, nos nos habíamos parado a pensar los pocos recursos que las personas con diversidades tienen para disfrutar del sexo. Y en concreto las personas con deficiencias visuales. Además, a ésto hay que sumarle las dificultades a las que se enfrentan para relacionarse sexualmente con otras personas que no tengan diversidades, ya que se les acaba tratando con actitudes paternalistas. Ésto hace que sus experiencias sexuales se limiten. Como dice María Enciso, invidente de nacimiento y secretaria de la Asociación Nacional de Salud Sexual y Discapacidad (ANSSYD) en el artículo de Yorokobu, «algunas personas no se dan cuenta de que quien tienen delante es primero una persona y luego un discapacitado». Como en tantas ocasiones, los límites se los ponemos desde fuera.

Desconocemos cómo sienten sexualmente las personas con diversidades y no nos damos cuenta de los obstáculos que les ponemos. Como su sexualidad no se visibiliza lo suficiente, no conocemos su imaginario erótico, sus vivencias o sus fantasías. Por eso, iniciativas como éstas son muy importantes, para que nos abran la mente a otras formas de sentir y disfrutar del sexo.

Muchas veces en nuestras relaciones jugamos a taparnos los ojos y dejarnos sentir a través de otros sentidos. Cuando los anulamos nos damos cuenta del potencial y las diferentes sensaciones que recibimos por otras partes de nuestros cuerpos. Por esta razón me he preguntado cómo sería disfrutar del porno sin utilizar la vista.

Lo primero que hice fue localizar las páginas en las que podía “ver” este porno. La iniciativa de Pornhub se basa en grabar descripciones de las películas que tiene en su web. Las personas ciegas escuchan los sonidos propios de los vídeos como los gemidos, pero no saben cómo es el entorno en el que se encuentran los actores o actrices, cómo es la escenografía , cómo van vestidos o cómo se está desencadenando la trama. Ésto es lo que intentan cubrir las descripciones grabadas. La persona que las graba y sube a la web dicta cómo es la habitación o sala, qué es lo que pasa, cómo son los gestos que hacen, cómo se mueven, qué pasa a su alrededor…

El primer paso es buscar el vídeo que corresponde a la descripción en su página. Hay algunos casos en los que el enlace está puesto junto a la pista de audio y tan solo hay que copiar y pegar. Una vez que lo tenemos hay que darle al play tanto al vídeo como a la descripción. Y entonces comienza todo. La descripción al principio dice cómo es la dirección que hay que poner en el buscador y luego empieza a narrar la historia. Hay que aclarar que estas grabaciones están hechas por personas que creen en el proyecto y cuando ven un vídeo graban una descripción de lo que están viendo y la suben a la página. Es decir, que cualquiera de nosotros y nosotras podríamos hacerlo.

Una vez visto cómo funciona, elijo un vídeo. Lo pongo en una pestaña diferente y le doy al play a los dos a la vez. Hay que tener en cuenta que los audios, tanto en Porhub como en la web de las descripciones, son en inglés. A veces no nos importa porque no siempre prestamos mucha atención al diálogo en este porno mainstream, pero claro, ahora que mi único sentido por el que estoy recibiendo la estimulación es el oído, me encuentro con esta barrera. Si te manejas muy bien en inglés y eres capaz de excitarte en otro idioma, pues no hay ningún problema, pero en mi caso, no me resultó muy atractivo.

Otro de los problemas con los que me encontré es que no todas las personas que se graban se lo toman en serio. En un caso una voz femenina estaba rodeada de más voces, lo que dificultaba estar concentrada solo en su descripción. Además, había momentos en los que le daba la risa y sus compañeras también se reían. Vamos que lo grabaron por diversión y no con el objetivo con el que está creada esta iniciativa.

Además, hay enlaces que no funcionan bien, cuesta encontrar el vídeo o da error. Así que si el título te llamó la atención o es de los pocos que te gustan, te quedas con las ganas.

Recopilando los problemas o barreras con las que me topé fueron, en primer lugar, el idioma, que todos son en inglés. Segundo, no todos los vídeo funcionan correctamente y no todas las descripciones son fieles y serias. Por otro lado, las voces narradoras no son muy sugerentes y es un poco complicado estar pendiente de la narración y del audio propio del vídeo porque al ser dos pistas diferentes se sobreponen las voces. Con todo esto, digamos que la excitación, al menos en mi caso, no fue muy intensa.

Pensé que algo tendría que haber en castellano, así que me puse a buscar, pero no encontré nada que mereciera la pena, la verdad. Sí que vi que había otras alternativas a Pornhub, como la página EroticAudio, una web de audios eróticos en la que se pueden escuchar audios de sexo hetero, bi, lésbico y gay. Hay para elegir. Tienen una suscripción gratuita en la que se pueden escuchar unos minutos tras registrarse y si te ha gustado y quieres más puedes hacerte premium.

Otra de las cosas de las que me he dado cuenta es que lo que todo lo que hay es porno mainstream. Si quieres disfrutar de otro tipo de porno, hay que conformarse con lo que escuches del propio audio porque no hay descripciones disponibles para un porno alternativo.

Tengo que reconocer que me costó un poco entender cómo debía de conectarlo todo para disfrutar de una película porno con las descripciones. Como ya he dicho, algunos enlaces no funcionan bien y buscar la película que corresponde no siempre es tarea fácil. Lo que me llevó a reflexionar que si yo, que puedo ver los clips de vídeo, me cuesta enlazar una parte con otra, una persona que no tenga familiaridad con la página y que además, se guíe por la descripción de su ordenador adaptado, se va a encontrar con muchos más problemas.

En conclusión he de admitir que no fue una experiencia muy satisfactoria sexualmente. Me llevó a replantearme todas las barreras que se encuentran las personas con diversidades, en este caso visuales, para ver una película porno. Y también me di cuenta de lo difícil que es disfrutar del porno en castellano. ¿Y si una persona además de ser ciega no domina lo suficiente otro idioma, como nos puede pasar a cualquiera? entonces esta iniciativa, en origen muy buena, no satisface a todos los públicos.

 

 

 

 

2 comentarios en “Porno para personas ciegas

  1. Por lo que leo fue toda una experiencia…
    Poco a poco espero que se vayan realizando mejoras para que todo el mundo pueda disfrutar del porno y del sexo en general.
    Me ha gustado este post.
    Besico con mayúsculas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s