El estrés que sufrimos diariamente por el trabajo, las preocupaciones  y el ritmo que nos imponemos que nos hace ir corriendo todo el día de un lado para otro ya tienen solución. Solo con un beso. Durante el tiempo que juntamos nuestros labios con los de otra persona enviamos muchísima información genética.

Cuando besamos a una persona nuestro nivel de cortisol, que es la hormona que nos produce el estrés, se reduce notablemente haciendo que el cuerpo se relaje y sienta una desconexión de todas las preocupaciones que rondaban en nuestra cabeza. En el caso de los hombres este acto hace que suban sus niveles de oxitocina y se sientan más apegados sentimentalmente. Pero no son las únicas ventajas, ya que este contacto nos dispara las endorfinas que nos hacen sentir placer, aumenta la presión sanguínea , se dilatan las pupilas, se acelera el ritmo cardíaco y la respiración, incrementando el volumen de oxígeno en la sangre y haciendo que nos sintamos con más energía.

Todos estos síntomas que nos produce el simple acto de intercambiar saliva con otra persona hace que estemos más motivados a tener una relación sexual. Y está producido por las sustancias químicas que recibimos y que nos indican si inconscientemente sentimos atracción por el o por ella o no lo vemos como una pareja. Pero, dejando la química a un lado, está claro que el beso es un primer filtro para el amor o mejor dicho para tener sexo.

Para saber cómo debemos besar o cuales son los besos más utilizados tenemos la filematología, que es la ciencia que estudia los tipos de besos. El kamasutra afirma que al besar expresamos sentimientos, emociones y pasiones. Por eso variamos entre los besos rápidos, lentos o suaves.  Algunos de los besos que podemos practicar para encender a nuestras parejas son:

– Beso ladeado: Inclinando las cabezas para que las bocas puedan conectarse mejor.

– Beso inclinado: Uno de los dos echa la cabeza hacia atrás y el otro u otra comienza a besarle y se para en su boca. Es una forma muy sensual de besar.

– Beso directo: Los labios se encuentran directamente y se mordisquean y se recorren.

– Beso presión: Los labios se presionan durante un corto periodo de tiempo.

– Beso superior: Uno besa la parte de arriba de la boca y el otro la de abajo.

– Beso palpitante: Uno besa repetidasveces los labios de su pareja llegando a las comisuras y repitiéndolo. Es un beso divertido que puede iniciar la relación o acabarla.

 

A besos entiendo a veces no

Los tipos de besos pueden ser tan variados como los tipos de relaciones, pueden servir para encender la llama, para recordar lo mucho que nos deseamos, usarlos tras una buena sesión de sexo o simplemente para decir cosas sin pronunciar ni una palabra. Hay miles de besos y para hacerlos especiales podemos dramatizarlos, creernos estar en Casablanca e inclinar a nuestra pareja y besuquearla, besar todo su cuerpo o sus pechos o recorrer con la lengua, una parte muy importante del beso. Se puede usar como anticipo de un gran beso recorriendo los labios y una vez dentro moverla al compás de la de nuestra pareja para jugar con ellas y excitarnos.

Los besos deben ser húmedos, pasionales, debemos variar su intensidad y hacerlos suaves o fuertes y esto se transmitirá al resto de nuestros cuerpos y comenzará el baile de la pasión. Con solo un beso podemos saber y sentir todo un universo de pasiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s