Nos deleitas con un nuevo relato que nos encanta.

RELATOSJUEZ

Tres coños. Uno asalvajado. Otro depilado en forma de triángulo. El tercero completamente rasurado. Cada cual con su olor y sabor peculiar. El primero descansa entre piernas estilizadas. Piernas gruesas envuelven al segundo. El tercero se deja querer por piernas excesivamente delgadas. Esos coños y piernas es todo lo que veo sentado debajo de la mesa. Formo parte de un juego de alcohol y sexo. La conocí en la fiesta de unos amigos comunes. Entablamos conversación con facilidad. La fotografía de un zapato con tacón de aguja en una de las paredes deslizó la charla hacia el sexo y la dominación. Me dejó hablar. Renegué del cuero, del látex y las fustas. Pero reconocí que la sumisión se encontraba entre mis fantasías más recurrentes. Me apretó con fuerza la nuca en el camino a mi casa en coche. “Vas a ser obediente, ¿verdad?”. Un cúmulo de sensaciones desconocidas…

Ver la entrada original 733 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s