Hace unos pocos días estuve leyendo el blog Modela tu placer y la última entrada me llamó la atención. Habla sobre una tertulia en la que se debatirá sobre la suerte de fracasar en la sexualidad. A partir de ahí he estado pensando en esa suerte. No vamos a engañarnos, a todos nos gusta acertar a la primera y más si hablamos de temas sexuales. Que esta persona que me ha llamado la atención vaya a darme el placer absoluto, me lleve al Nirvana, que la química entre los cuerpos sea una explosión. Pero, la realidad no es así. Puede que encuentres a la persona que te haga sacar lo mejor de ti en esa situación o que sin embargo, sientas que la situación no da más de sí. Que bueno no está mal pero… no me llena del todo.

Pues si no te llena nada, esa es mi conclusión. Porque no hay que conformarse con cualquier cosa, con un “no está ma”l. De esta manera es como sentirse a medias todo el tiempo, es como si después de un gran polvo no te quedas tirado como si ya se pudiera acabar el mundo que no puedes mover ni un dedo. Ese es el sentimiento, el vencimiento total del mundo sobre ti.

Volviendo a la raíz de la cuestión, es probable que el fracaso de todas las historias anteriores nos haya hecho ir buscando esa llave que abra nuestra particular Caja de Pandora. Gracias a eso puede que hoy muchas personas tengan un sexo estupendo o incluso se hayan dado cuenta de que disfrutan más con algo que antes ni si quiera consideraban. Esto suele ocurrir por ejemplo con el sexo anal o con tener relaciones con una persona de nuestro mismo sexo, es algo que no se contempla en una relación sexual así de primeras pero que nos puede resultar mucho más satisfactorio.

En relación con esto, he estado pensado en algo, que tal vez ya he tratado anteriormente, al principio de una relación, sea sentimental o no, el sexo es fabuloso, descubrir un cuerpo nuevo es toda una experiencia. Todo resulta novedoso y excitante y se siente ese ardor que se siente en las primeras relaciones sexuales. Pero, en contraposición con esto, yo propongo. ¿qué es mejor el sexo casual con personas desconocidas o estar poco tiempo con cada una o el sexo con alguien con quien llevamos tiempo y que conoce nuestros secretos sexuales y sabe lo que más nos gusta? Todo tiene sus pros y sus contras, claro está. El placer de descubrir frente al de saber con qué te vas a encontrar es algo difícil de superar, pero es cierto que la imaginación no tiene límites y por muchas veces que hayas tenido sexo con alguien siempre hay algo nuevo que hacer y sorpresas que preparar. Al final con el tiempo se van dando situaciones en las que das en el clavo con lo que más le gusta al otro y acabas aprendiendo lo que le puede apetecer en ese día y eso es de valorar. Y en este caso los fracasos también suponen un triunfo ya que lo que no te ha gustado lo eliminas de la lista y lo que te ha gustado tienes la oportunidad de perfeccionarlo.

Y tú, ¿por qué te inclinas?

8 comentarios en “El fracaso fue la victoria

  1. Prefiero el segundo caso: estar un poco de tiempo antes del sexo. Y eso, porque es mejor conocer a la persona. Claro, pedirle su certificado de salud sexual, es demasiado duro (escucha Scarlett), pero al menos, saber su (verdadera) situación sentimental. Porque siempre ocurre lo mismo: ¿Y qué pasa si somos compatibles sexuales, pero cada uno tiene su “rollo”? O si ella es bisexual y le está poniendo los cuernos a su GF. O, algo peor, quiere algo rapidito contigo, porque quiere un donador de semen gratuito. O es una esposa insatisfecha sexualmente, etc. Por otra parte, estar mucho tiempo con alguien, digamos unos 3 o 4 meses, en mi caso, ya no me excita. Prácticamente ya es mi amiga y tengo una regla: no follar amigas. Y en el primer caso: con tanta promiscuidad, no es sólo peligroso sino suicida.

    Me gusta

    1. Pero no me refiero al tiempo de antes sino de tiempo teniendo relaciones rexuales. Que en mi opinion van mejorando el sexo, en comparacion con un polvo sin mas que es como surge, que tambien puede ser bueno, no digo que no.

      Me gusta

      1. Eso depende MUCHISIMO de las dos personas. No se puede generalizar. Pero, por mi experiencia, si el varón es moderado, digamos apasionado, pero no, acelerado, y la chica es apasionada, pero no ansiosa, desde el comienzo pueden tener encuentros largos y placenteros. Pero, claro, encontrar a es@ chic@ es bien difícil. Y supongo que en las relaciones homosexuales será igual. Más que conocimiento mutuo, que es importante, la propia personalidad es también crítica. A una chica “delicada”, no te las vas a tirar rápidamente porque se te va el tren. Igual en sentido opuesto.

        Me gusta

  2. Me encantó tu post. En respuesta a tu pregunta final: En estado de soltería me gusta acceder a alguna especie de amiga con beneficios -no precisamente tan amiga pero no una desconocida-. Debe ser por timidez, o por evitar el rechazo. Lo cierto es que sin ataduras el sexo es más atrevido. Y no importan las motivaciones que le lleven a aceptar, importa que se pueda repetir para volver a disfrutar a mayor nivel.

    Me gusta

  3. Bueno, yo es que no tengo elección hoy en día, cuando la tenía pues tampoco me ponía a pensarlo, el sexo de aqui te pillo aqui te mato es tan raro, para quienes usamos cuerpos no demasiado bien acabados, que cuando te toca resulta estimulante, cuando hay confianza, tiempo, también es cierto que hay eso, confianza, vas más tranquilo al asunto 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s