Las relaciones sentimentales y sexuales, ya sean por separado o en conjunto suponen un momento crucial para nuestras vidas. O así es para la mayoría de las personas.

El primer beso, las primeras caricias, las primeras masturbaciones, las primeras aproximaciones al sexo con otra persona… son situaciones que se esperan que pasen alguna vez y para la cual nos preparamos o simplemente estamos ansiosas y ansiosos de que nos pasen.

En este blog hay sexo a raudales, me encanta hablarlo y practicarlo más, pero hay un tema del que hace tiempo que pienso y sobre el que me he estado informando. Las actividades sexuales de una persona con diversidades. Es un tema que no se nos muestra diariamente y que cuando pensamos en las relaciones sexuales nunca nos paramos a pensar cómo es para estas personas las relaciones afectivo-amorosas.

Hace un tiempo se presentó la película YO también, fue un film con éxito ya que trataba sobre este tema y durante el cual se narra la historia de un hombre con Síndrome de Down que busca a una pareja y que quiere ser visto como cualquier otra persona. Aquí podemos ver la lucha que mantiene con la sociedad para que a la hora de estar con otra persona o de buscar el amor o tener relaciones sexuales, no se le trate diferente. En este caso la película se centra mucho en el sentimentalismo y en los vínculos que se crean entre el protagonista y una mujer, pero básicamente basados en el amor y el cariño.

Pero lo que a mi más me llama la atención es el sexo. Su sexualidad, la forma en la que descubren su cuerpo y lo que es más complicado cuando quieren compartirlo con otra persona. Solo sexo, como podemos buscar cualquiera de nosotras y nosotros. Perder la virginidad, mantener relaciones sexuales esporádicas con diferentes personas.

He encontrado dos películas que se centran en esta parte en particular. Son “Las sesiones” y “Hasta la vista“. Coinciden en un cosa: la dificultad para perder la virginidad. En las sesiones el protagonista solo puede mover la cabeza y necesita ayuda para todo en su vida diaria y en “Hasta la vista”, los protagonistas tienen diferentes necesidades. Uno coincide con el anterior, otro está impedido en la mitad inferior de su cuerpo y el tercero es ciego.

En las dos todos los personajes son vírgenes y quieren dejar de serlo por ello buscan la manera de hacerlo. Son historias que cautivan al espectador y que te dejan pensativo/a ante la díficil situación.

Como contrapunto, añado una película más: “Seis puntos sobre Emma“. En este caso la protagonista es una chica ciega que en la aventura de relacionarse sexualmente se queda embarazada.

Casi siempre al hablar de este tema o de mostrarlo al público se hace desde la visión masculina con el problema de la masculinidad llevada a cabo a través del sexo y querer complacer a las mujeres. Pero es muy importante la visión femenina. La forma de querer ser una persona activamente sexual y no que por ello desencadene una situación de buscar una pareja y formar una familia.

Imagen

Un comentario en “Quiero tener sexo

  1. Un tema fascinante, sobre el que siempre faltan aportes interesantes (algo parecido a lo que ocurre con la sexualidad de los viejitos…). Le daré una mirada a las pelis que propones. Gracias!!! 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s