Cada vez que dos personas se están conociendo la situación comienza así, cómo será, cómo estará desnudo o desnuda, como la tendrá, cómo lo hará, y a apartir de ahí se desencadena lo inevitable… ¡las expectativas!

No siempre se necesita tener a alguien en mente para convertirnos en lo que he denominado como sexrománticos, ya que simplemente pensando en el sexo, gracias a todas las películas ya sean porno o no que nos rodean, nos hacen crearnos unas ilusiones y tener en nuetras mentes lo que es para cada uno y una el sexo perfecto. Para algunos y algunas será el sexo lento y tántrico, para otros/as las embestidas fuertes y el sexo salvaje, para otras/os el sexo oral…

Lo que quiero decir es que al fin y al cabo cuesta mucho deshacerse de esa idea romántica del sexo perfecto y cuando nos imaginamos en una situación sexual la idealizamos y acabamos completamente satisfechos. Como pasa con todo en esta vida, no siempre es así, de vez en cuando nos toca la suerte y tenemos un encuentro de lo más excitante y otras, sin embargo, resulta ser de lo más común y rutinario. Bien pues para todos los sexrománticos se inventaron los relatos y la literatura erótica en la que dejamos volar nuestras fantasías y nuestros deseos para que nadie nos fastidie nuestros deseos de que el sexo sea perfecto y nos llene donde y cuando queramos que nos llene.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s